Boltxe Kol­ke­ti­boa denun­cia ata­que con «virus» a ABP, her­ma­na pagi­na de contrainformacion


El fas­cis­mo adop­ta nue­vas for­mas de ata­que y una de ellas es el tra­tar de silen­ciar voces que le son moles­tas. En los ulti­mos años, el auge de las pagi­nas webs que mues­tran la otroa reali­dad que el impe­ria­lis­mo pre­fie­re que no se vea ha ori­gi­na­do una nue­va for­ma dea­ta­ques facistas..los ciberataques.
Una de las mejo­res pagi­nas de este tipo es ABP noti­cias y duran­te varios dias ha esta­do fue­ra de jue­go debi­do a un ata­que ciber­ne­ti­co con virus, sin duda des­de algu­na sinies­tra ofi­ci­na del gobierno colom­biano o de sus amos yankees.
Os deja­mos sin mas con la expli­ca­cion que dan ellos mis­mos, [email protected] compañ[email protected] de ABP. Des­de Boltxe Koek­ti­boa un abra­zo y un giño com­pli­ce a ABP
…«Nues­tra Agen­cia fue bom­bar­dea­da duran­te la sema­na san­ta con un virus tro­yano, uti­li­za­do fre­cuen­te­men­te para extraer infor­ma­ción, mani­pu­lar­la y/​o sabo­tear­la. Lue­go de varios días de com­ba­te, el virus fue extin­gui­do de la pági­na y de nues­tros equi­pos. Fotos e imá­ge­nes subi­dos al ser­vi­dor duran­te toda la sema­na se encon­tra­ban con­ta­mi­na­dos, empe­ro, el pun­to o la fuen­te del con­ta­gio se encon­tra­ba en un artícu­lo publi­ca­do hace más de dos sema­nas sin que los anti­vi­rus anun­cia­ran nada, titu­la­do El Club Nogal, otro fal­so posi­ti­vo y es escri­to por un cola­bo­ra­dor asi­duo de la ABP que siempre…nos ha pedi­do pro­te­ger su iden­ti­dad por sobra­das razones.
Si bien el con­te­ni­do de dicho artícu­lo des­en­mas­ca­ra una vie­ja men­ti­ra sobre la auto­ria de las FARC en el aten­ta­do al Club el Nogal en Bogo­tá, tema al que la pren­sa colom­bia­na le dio un cubri­mien­to des­co­mu­nal, hoy se ha guar­da­do com­ple­to silen­cio sobre lo que aquí se reve­la. Agra­de­ce­mos la soli­da­ri­dad de los com­pa­ñe­ros y com­pa­ñe­ras de Kaos en la Red y de ANNCOL que difun­die­ron la denun­cia en sus res­pec­ti­vos medios y ofre­cie­ron sus espa­cios para repli­car la infor­ma­ción pro­du­ci­da por nues­tros cola­bo­ra­do­res y corresponsales.
A con­ti­nua­ción repu­bli­ca­mos el artícu­lo com­ple­to y ani­ma­mos a nues­tros cola­bo­ra­do­res colom­bia­nos a con­ti­nuar corrien­do el velo de la igno­mi­nia». (Redac­ción ABP/​Caracas)
Club el Nogal otro fal­so posi­ti­vo
por ABP Colombia
ABP/​25/​03/​2010

El apar­ta­men­to de Martha Lucia Ramí­rez fue asal­ta­do por los mili­ta­res /​Hoy ABP Colom­bia entre­ga como pri­mi­cia a los lec­to­res una noti­cia que en su día se ocul­tó a los medios de infor­ma­ción y que la pro­ta­go­nis­ta con­tó el día de elec­cio­nes a quie­nes depar­tían con ella en el ins­tan­te en que la radio infor­ma­ba que había sido derro­ta­da en lo que la pren­sa lla­ma la Con­sul­ta Conservadora.
La carac­te­rís­ti­ca de los ocho años de Uri­be es que no ha pasa­do un día de estos dos lar­gos perio­dos sin que sal­ga a la luz por lo menos un escán­da­lo de corrup­ción, de par­ti­ci­pa­ción de pesa­dos nar­co­tra­fi­can­tes, de para­mi­li­ta­res en el círcu­lo mas cer­cano a Uri­be, de crí­me­nes; un gobierno que ante la inuti­li­dad fren­te a la Gue­rri­lla mues­tra ase­si­na­dos a humil­des pobla­do­res como supues­tos gue­rri­lle­ros muer­tos en com­ba­te. Un pre­si­den­te que fué ele­gi­do gra­cias a la coac­ción que ejer­cie­ron sobre la pobla­ción los gru­pos para­mil­ta­res y que lue­go los legalizó.
Pase­mos a los hechos. En agos­to del 2002, Alva­ro Uri­be nom­bró como minis­tra de Defen­sa a Mar­ta Lucía Ramí­rez; con ese nom­bra­mien­to, élla, por moti­vos de segu­ri­dad se fué a vivir a un apar­ta­men­to en el Club el Nogal.
La nue­va minis­tra des­cu­brió al lle­gar a su nue­vo des­pa­cho que la corrup­ción cam­pea­ba en el Minis­te­rio y en todas las depen­den­cias mili­ta­res, la minis­tra qui­so inves­ti­gar cada caso, cre­yen­do que con­ta­ba con el res­pal­do del gobierno. No se daba cuen­ta la minis­tra que era par­te del gobierno más corrup­to y cri­mi­nal de la his­to­ria de Colombia.
Un vier­nes 7 de febre­ro de 2003, seis meses des­pués de nom­bra­da, el Club el Nogal es des­trui­do por una bomba.
Mien­tras los bom­be­ros actua­ban sofo­can­do el incen­dio, los mili­ta­res asal­ta­ban y des­ocu­pa­ban el apar­ta­men­to de la minis­tra de Defen­sa en don­de se guar­da­ban los archi­vos sobre los casos de corrup­ción que empe­za­ba a descubrir.
Sie­te años des­pués, derro­ta­da en la Con­sul­ta con­ser­va­do­ra cuen­ta a sus ami­gos sobre sus des­ven­tu­ras con el gobierno de Uri­be y quien escri­be esta nota, escu­cha de boca de la exmi­nis­tra el tes­ti­mo­nio de su Valle de Lágri­mas des­co­no­ci­do para la mayo­ría de los mor­ta­les del país del Sagra­do Corazón.
En el Club el Nogal tenían el pues­to de man­do las AUC en don­de dise­ña­ban la pági­na de Inter­net y allí se reu­nian con sus socios los que figu­ra­ban como minis­tros de Uri­be, para citar uno de tan­tos: Fer­nan­do Lon­do­ño Hoyos.
El ‘autor’ mate­rial del aten­ta­do, como en un cuen­to de Gabriel Gar­cía Már­quez, des­co­no­cía que lle­va­ba en su auto la car­ga explo­si­va que pro­vo­ca­ría la des­truc­ción del inmue­ble y que el gobierno adju­di­có a las Fuer­zas Gue­rri­lle­ras quie­nes des­min­tie­ron su auto­ría, pero, igual que el caso del ‘Cóllar Bom­ba’ el apa­ra­to des­in­for­ma­dor del régi­men sigue afir­man­do que fue la insur­gen­cia la auto­ra del atentado.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.