Enri­que Álva­rez Aal­de ex-pre­so polí­ti­co del PCE® y enfer­mo incu­ra­ble, en ries­go de ser des­alo­ja­do del hos­pi­tal en el que lle­va ingre­sa­do 11 años- SRI

Ulti­ma­tum repre­si­vo de la CRUZ ROJA a cin­co enfer­mos cró­ni­cos, entre ellos al expre­so polí­ti­co gra­ví­si­ma­men­te enfer­mo Enri­que Álva­rez Abalde

SRI

La Fis­ca­lía «actua­rá» si los cin­co enfer­mos que per­ma­ne­cen toda­vía en el hos­pi­tal de la Cruz Roja de Vigo no aban­do­nan sus ins­ta­la­cio­nes antes del mar­tes día 6 de abril, con­for­me al ulti­ma­tum que se ha dado sobre el cie­rre de las instalaciones.
«La Fis­ca­lía debe velar por el esta­do de esas per­so­nas gra­ve­men­te enfer­mas», apun­tan los defen­so­res del hospital.

O Ser­gas bus­ca resi­den­cias para reco­lo­car a los 70 pacien­tes que había en el hos­pi­tal, que la Cruz Roja deci­dió des­man­te­lar ale­gan­do que es defi­ci­ta­rio. Pero cin­co enfer­mos se han nega­do a mar­char­se si no les con­fir­man por escri­to que los reco­lo­ca­rán en otro cen­tros de Vigo, rúbri­ca a la que se nie­ga la Admi­nis­tra­ción. La «ofer­ta» de la Xun­ta con­sis­te en tras­la­dar a dos pacien­tes a Aldán (Can­gas) y a otros tres, pro­vi­sio­nal­men­te, a la resi­den­cia O Piñei­ral, situa­da en la sali­da a Madrid. El cos­to men­sual nor­mal por interno en el Piñei­ral supera los dos mil euros. La Xun­ta está dis­pues­ta a fir­mar un con­cier­to con esta resi­den­cia para abo­nar par­te de los gas­tos. «Pero no sabe­mos cuan­to dura­rá este con­cier­to», seña­la Mari­sol Gon­zá­lez, com­pa­ñe­ra de Enri­que Álva­rez Abal­de, cla­ra­men­te preo­cu­pa­da por el futu­ro de este expre­so polí­ti­co vigués del PCE® gra­ví­si­ma­men­te enfermo.

Enri­que estu­vo ¡¡nue­ve años en pri­sión!! con­de­na­do por per­te­nen­cia al Par­ti­do Comu­nis­ta de Espa­ña (recons­ti­tui­do), y lle­va once años en el hos­pi­tal a con­se­cuen­cia de una escle­ro­sis múl­ti­ple. Su com­pa­ñe­ra tra­ba­ja todas las maña­nas y a las tar­des acu­de pun­tual­men­te a visi­tar a Enri­que. «Per­so­nal­men­te no creo que ven­ga la poli­cía a sacar a los enfer­mos en padio­la», dice esta mujer, mili­tan­te del ámbi­to antirepresivo.
Al hos­pi­tal de la Cruz Roja (una de las ONG-mul­ti­na­cio­na­les más pode­ro­sas del Esta­do) se le otor­ga­ban 1.9 millo­nes de euros de sub­ven­ción, pero ellos piden medio millón más y alu­den a sus difi­cul­ta­des eco­nó­mi­cas para poder cerrar el hospital.

Comu­ni­ca­do del Soco­rro Rojo Inter­na­cio­nal de Galiza

¡¡Resis­ten­cia has­ta el final!!

Enri­que Álva­rez Abal­de es uno de los seten­ta enfer­mos que la Cruz Roja Espa­ño­la de Vigo (30 millo­nes de bene­fi­cios el año pasa­do a nivel Esta­tal) va a ser expul­sa­do del hos­pi­tal por­que la Xun­ta de Gali­za no les da todo el dine­ro que piden para «man­te­ner­lo». Los enfer­mos están sien­do tras­la­da­dos a hos­pi­ta­les leja­nos de sus fami­lias (Lugo, León…) que, en muchos casos, no podrán visi­tar­los no ya dia­ria­men­te debi­do a su gra­ve­dad, sino des­pues de lar­gos meses.

Enri­que Álva­rez Abal­de, Comu­nis­ta que luchó en el cam­po de la soli­da­ri­dad con los pre­sos polí­ti­cos, fue encar­ce­la­do, bajo una fal­sa acu­sa­ción, en los pri­me­ros años 80. Cuan­do lle­va­ba cin­co años en la cár­cel comen­zó a sufrir los pri­me­ros sín­to­mas de un pro­ce­so de escle­ro­sis múl­ti­ple que, des­pues de ser pues­to en liber­tad, le obli­gó a ingre­sar a media­dos de los 90 en ese hos­pi­tal de for­ma per­ma­nen­te, debi­do a su gra­ví­si­mo esta­do gene­ral dege­ne­ra­ti­vo de salud.

Enri­que cono­ce muy bien, a pesar de sus limi­ta­cio­nes físi­cas terri­bles, a la mayo­ría de los tra­ba­ja­do­res que aho­ra van a ser víc­ti­mas tam­bién, como los enfer­mos ingre­sa­dos, del aban­dono de la Cruz Roja y de la Xun­ta de Gali­za, que no pare­cen dis­pues­tos a pro­cu­rar una solu­ción alter­na­ti­va al peche cie­rre del hospital.

Des­de su total inmo­bi­li­dad, Enri­que nos lla­ma a la soli­da­ri­dad. El que dedi­có sus mejo­res años de su vida y su salud a pro­cu­rar apo­yo de todo tipo para los hom­bres y muje­res encar­ce­la­dos por luchar por un mun­do mejor y más jus­to, requie­re aho­ra la ayu­da de todas las per­so­nas de bue­na bon­dad y soli­da­rias para defen­der a dichos enfer­mos y el tra­ba­jo de sus cuidadores.

¡No al cie­rre del Hos­pi­tal de la Cruz Roja de Vigo!

¡Por una sani­dad públi­ca y digna!

¡SOLIDARIDAD con Enri­que Álva­rez Abalde!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.