El Pen­tá­gono está uti­li­zan­do Hai­tí como cam­po de entre­na­mien­to para Afga­nis­tán- Michel Chossudovsky

Un infor­me recien­te de [la revis­ta] Stars and Stri­pes [1] reve­la la natu­ra­le­za de la ope­ra­ción mili­tar esta­dou­ni­den­se en Hai­tí. Se ha des­ple­ga­do en Hai­tí uni­da­des de com­ba­te de Iraq y Afga­nis­tán bajo la ban­de­ra de una ope­ra­ción huma­ni­ta­ria. A la inver­sa, Hai­tí tam­bién se está uti­li­zan­do como cam­po de entre­na­mien­to mili­tar para fuer­zas sin expe­rien­cia en esce­na­rios del combate.

Según el infor­me de Stars and Stri­pes (14 de mar­zo de 2010) [2], “los mari­nes des­ple­ga­dos a Hai­tí para pro­por­cio­nar ayu­da de emer­gen­cia tras el devas­ta­dor terre­mo­to de enero ya están sien­do adies­tra­dos para luchar en Afganistán”.

Los mari­nes de la Uni­dad 22 del Cuer­po Expe­di­cio­na­rio de Mari­nes que fue­ron des­pla­za­dos a Hai­tí inme­dia­ta­men­te des­pués del terre­mo­to están sien­do des­ple­ga­dos aho­ra a Afga­nis­tán. De hecho, la deci­sión de enviar­los a Afga­nis­tán se tomó antes de su des­plie­gue en Haití:

«Un gru­po peque­ño de mari­nes tomó por asal­to varios edi­fi­cios peque­ños de cemen­to den­tro del alam­bre de espino en su cam­po en la cos­ta mien­tras que sus cama­ra­das desem­pe­ña­ban los pape­les de insur­gen­tes afga­nos y hacían dis­pa­ros al tiem­po que enta­bla­ban com­ba­te con sus com­pa­ñe­ros en un simu­la­cro de ata­que. Al día siguien­te, cuan­do el tenien­te gene­ral Den­nis J. Hej­lik al man­do de la II Fuer­za del Cuer­po Expe­di­cio­na­rio de Mari­nes visi­tó a los mari­nes en la cos­ta, ala­bó el buen tra­ba­jo que habían hecho en Hai­tí y les pre­gun­tó: “¿Qué es lo siguien­te que haréis cuan­do vayáis a casa?”. “Afga­nis­tán”, res­pon­die­ron. Mien­tras los heli­cóp­te­ros Huey zum­ba­ban sobre sus cabe­zas, Hej­lik habló de la recien­te ofen­si­va de Mar­jah y aña­dió que para el verano habría 20.000 mari­nes. “Uste­des se uni­rán a ellos esta pri­ma­ve­ra”, dijo a los mari­nes en Carre­four. Uno de ellos, el sar­gen­to Timothy Kelly, 23 años, de Johns­ton City, Ill., afir­mó que los miem­bros de su uni­dad se habían ente­ra­do de su misión en Afga­nis­tán jus­to antes de reci­bir órde­nes de enca­mi­nar­se a Haití».

El adies­tra­mien­to en Hai­tí “está enca­mi­na­do hacia tác­ti­cas de bata­llas de pro­xi­mi­dad”: “Sólo un par [de mari­nes del escua­drón de Kelly] tie­nen expe­rien­cia en Iraq o Afga­nis­tán”, dijo. […] “Aquí tene­mos muchos tipos que no van a estar aquí para este des­plie­gue afgano. Los que están, tam­bién pode­mos hacer que entren en este modo de pen­sar. Otro mari­ne de Carre­four, el sol­da­do de pri­me­ra cla­se Keith Cobb, 23 años, de Soso, Mis­sis­sip­pi, afir­mó que en el des­plie­gue afgano sería la pri­me­ra vez que esté en una zona de gue­rra. “Quie­ro matar a los terro­ris­tas y librar­nos de los malos, pero pre­fe­ri­ría estar aquí por­que sé que des­pués de esto me voy a casa”, dijo”.

La bata­lla de pro­xi­mi­dad se está luchan­do con uni­da­des de com­ba­te peque­ñas “que ata­can al enemi­go con armas per­so­na­les de alcan­ce muy cor­to”. El adies­tra­mien­to impar­ti­do en Hai­tí está enfo­ca­do a uti­li­zar­se tan­to en gue­rra urba­na como en ope­ra­cio­nes con­tra los insurgentes.

El 25 de mar­zo el ejér­ci­to esta­dou­ni­den­se infor­mó de que se habían reti­ra­do del país a unos 2.200 mari­nes, impli­ca­dos en ayu­da huma­ni­ta­ria en Haití.

El papel del ejér­ci­to canadiense

El ejér­ci­to cana­dien­se ha adop­ta­do un mode­lo simi­lar. Se uti­li­za Hai­tí como pla­ta­for­ma de lan­za­mien­to para asig­nar un nue­vo des­tino a tro­pas de com­ba­te al tea­tro de la gue­rra en Orien­te Medio.

Las tro­pas cana­dien­ses ini­cial­men­te des­pla­za­das a Hai­tí bajo un man­da­to huma­ni­ta­rio están sien­do envia­das a Afga­nis­tán: “Los sol­da­dos del 22 Regi­mien­to Real dis­pon­drán sólo de dos sema­nas antes de tener que cam­biar su cen­tro de acti­vi­dad de pro­por­cio­nar ayu­da de emer­gen­cia en Hai­tí a un adies­tra­mien­to inten­si­vo de com­ba­te para una gira en Afga­nis­tán, afir­mó el coman­dan­te de las tro­pas cana­dien­ses en el extran­je­ro” (Natio­nal Post, 23 de febre­ro de 2010). Sin embar­go, el adies­tra­mien­to de las fuer­zas cana­dien­ses en Hai­tí se impar­ti­rá en Cana­dá, antes de su desplazamiento.


Notas

[1] http://​www​.stri​pes​.com/

[2] http://​www​.stri​pes​.com/

Michel Chos­su­dovsky es pro­fe­sor (emé­ri­to) de eco­no­mía en la Uni­ver­si­dad de Otta­wa y direc­tor del Cen­tro de Inves­ti­ga­ción sobre la Glo­ba­li­za­ción, Mon­treal, que alber­ga la pre­mia­da pági­na web www​.glo​bal​re​search​.ca. Es autor del best-seller inter­na­cio­nal The Glo­ba­li­sa­tion of Poverty and The New World Order y cola­bo­ra­dor con la Ency­clo­pae­dia Bri­tan­ni­ca. Es miem­bro de la Comi­sión [de Inves­ti­ga­ción] de los Crí­me­nes de Kua­la Lum­pur y ha gana­do el Pre­mio de Dere­chos Huma­nos de la Socie­dad para la Pro­tec­ción de los Dere­chos Civi­les y la Dig­ni­dad Huma­na, Ber­lín, Ale­ma­nia. Ha sido ase­sor de gobier­nos de paí­ses en vías de desa­rro­llo y ha tra­ba­ja­do como con­sul­tor de varias orga­ni­za­cio­nes inter­gu­ber­na­men­ta­les, inclu­yen­do UNDP, ILO, UNFPA, WHO y el Ban­co de Desa­rro­llo Afri­cano. Sus obras se han tra­du­ci­do a más de vein­te idiomas.

Glo­bal Research. Tra­du­ci­do del inglés para Rebe­lión por Bea­triz Mora­les Bastos

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.