Cuba­de­ba­te entre­vis­ta a Ricar­do Alar­cón, pre­si­den­te del par­la­men­to cubano

En 1991, el gobierno de los Esta­dos Uni­dos des­cla­si­fi­có un gru­po de docu­men­tos refe­ri­dos a Cuba duran­te el perío­do de 1958 has­ta 1960. Uno de esos tex­tos cons­ti­tu­ye el ori­gen de la más recien­te cam­pa­ña mediá­ti­ca con­tra la Isla.

-Este enor­me libro se publi­có por el Depar­ta­men­to de Esta­do en 1991. En la pagi­na 850, el docu­men­to 481 es el Pro­gra­ma de acción encu­bier­ta en con­tra del régi­men de Cas­tro, como ellos le lla­man a la Revo­lu­ción Cuba­na. La mayor par­te del tex­to está tacha­do, o sea, es aún secre­to, pero voy a leer lo que dicen estas tres líneas: El pri­mer reque­ri­mien­to es la crea­ción de una opo­si­ción cuba­na al régi­men de Cas­tro y el segun­do es des­atar una pode­ro­sa ofen­si­va de pro­pa­gan­da en nom­bre de esa opo­si­ción para real­zar­la.

Según apa­re­ce aquí, el Pro­gra­ma de acción encu­bier­ta tie­ne cua­tro párra­fos fun­da­men­ta­les. Algo del pri­me­ro y el segun­do están des­cla­si­fi­ca­dos, el ter­ce­ro y el cuar­to son aún secre­tos. ¿Qué dia­blos habrá ahí? En otras pala­bras, este docu­men­to vale más por lo que no dice, que por lo que dice. Según ellos hay mucho más con­te­ni­do del pro­gra­ma encu­bier­to que no fue des­cla­si­fi­ca­do, pero lo que dice es muy reve­la­dor. La base de todo el plan es crear una opo­si­ción y en segun­do lugar una pode­ro­sa ofen­si­va de pro­pa­gan­da para levan­tar­la. ¿No te sue­na fami­liar? Habla­mos de mar­zo de 1960

Es muy intere­san­te ver lo que pasó cuan­do se dis­cu­tió este docu­men­to en la Casa Blan­ca. El pre­si­den­te Eisenho­wer le hizo jurar a todos los pre­sen­tes (miem­bros del Con­se­jo de Segu­ri­dad Nacio­nal) que nun­ca reco­no­ce­rían haber cono­ci­do lo leí­do y escu­cha­do; pero al día siguien­te el pre­si­den­te lla­mó al direc­tor de la CIA y lo ins­tru­yó a que nun­ca más lle­va­ra docu­men­tos sobre las ope­ra­cio­nes encu­bier­tas con­tra Cuba a las reunio­nes del Con­se­jo de Segu­ri­dad Nacio­nal. Solo hablar­las direc­ta­men­te con él. Con­clu­sión: ni Dios sabe cuan­tas otras cosas están ocul­tas.

Pero lo esen­cial des­de el prin­ci­pio era crear una opo­si­ción e inflar­la con la pro­pa­gan­da.

-¿Fue­ron estos los pri­me­ros pla­nes encu­bier­tos del gobierno de Esta­dos Uni­dos con­tra Cuba?

Recuer­da cuan­do el Padre de la Patria escri­bió que el secre­to de la polí­ti­ca nor­te­ame­ri­ca­na es apo­de­rar­se de Cuba; eso está en un men­sa­je a la emi­gra­ción cuba­na en Nue­va York, sobre la impor­tan­cia de la soli­da­ri­dad del pue­blo nor­te­ame­ri­cano, pero les reco­mien­da la vigi­lan­cia fren­te al gobierno.

¿Por qué lle­ga a esa con­clu­sión? Espa­ña arti­lla­ba sus bar­cos en Esta­dos Uni­dos, uti­li­za­ba los puer­tos nor­te­ame­ri­ca­nos para orga­ni­zar el blo­queo con­tra Cuba. Así impi­die­ron la ayu­da de los emi­gra­dos a los patrio­tas en la isla y el avan­ce del orien­te a occi­den­te.

Los patrio­tas tenían que afron­tar la per­se­cu­ción y la pri­sión. En varios docu­men­tos que pre­sen­tó ante el Con­gre­so, el pre­si­den­te Uli­ses Grant insul­tó y ame­na­zó a los emi­gra­dos cuba­nos, afir­man­do que le impon­drían los mayo­res cas­ti­gos si inten­ta­ban hacer algo con­tra su alia­da Espa­ña.

Con Mar­tí se va a repe­tir lo mis­mo. Recor­de­mos La Fer­nan­di­na y los insul­tos. Los cuba­nos y los lati­no­ame­ri­ca­nos debe­ría­mos releer a cada rato el artícu­lo Vin­di­ca­ción de Cuba.

Siem­pre Esta­dos Uni­dos tra­tó de aplas­tar y repri­mir a la emi­gra­ción cuba­na que fue muy impor­tan­te, sin embar­go, a par­tir de 1959 se dedi­can a orga­ni­zar a los batis­tia­nos. Par­te de este plan tam­bién es orga­ni­zar gru­pos de exi­lia­dos cuya prin­ci­pal fun­ción será ser­vir de cober­tu­ra a la acti­vi­dad opo­si­to­ra den­tro de Cuba.

La his­to­ria de Esta­dos Uni­dos con rela­ción a Cuba es la de un país agre­sor que siem­pre ha tra­ta­do de aplas­tar a esta nación y ade­más la ha des­pre­cia­do. Lo dijo en su tiem­po Cés­pe­des, lo dijo en su tiem­po Mar­tí, el cubano que mejor cono­ció a Esta­dos Uni­dos, que vivió gran par­te de su vida allá.

-¿Por qué un docu­men­to tan secre­to se da a cono­cer casi cua­ren­ta años des­pués?

-Recuer­da la fecha. En 1991 era un hecho el derrum­be del cam­po socia­lis­ta; muchos esta­ban con­ven­ci­dos de que la Revo­lu­ción Cuba­na tenía sus días con­ta­dos. Como espe­ra­ban el des­plo­me comien­zan a publi­car infor­ma­cio­nes que son dis­po­ni­bles hoy para cual­quie­ra.

-La lógi­ca indi­ca que cuan­do una estra­te­gia no da resul­ta­dos se cam­bia. ¿Por qué no ha suce­di­do eso con la polí­ti­ca de acción encu­bier­ta con­tra cuba des­pués de cin­cuen­ta años?

-El poe­ta mexi­cano, Octa­vio Paz, que no era hom­bre de izquier­da ni sim­pa­ti­zan­te de la Revo­lu­ción Cuba­na, una vez defi­nió la polí­ti­ca nor­te­ame­ri­ca­na con dos pala­bras: arro­gan­cia e igno­ran­cia. Pero esa com­bi­na­ción los ha lle­va­do a per­sis­tir en polí­ti­cas y acti­tu­des falli­das.

Cuba es una peque­ña isla ambi­cio­na­da por Esta­dos Uni­dos des­de los fun­da­do­res de esa nación, que nos con­si­de­ra­ron siem­pre como una colo­nia, como un súb­di­to. Eso está com­pro­ba­do en la his­to­ria des­de Jefer­son has­ta Oba­ma, por­que cuan­do Oba­ma pide que Cuba sea de una u otra mane­ra, está actuan­do como si fue­ra el due­ño de este país.

Jefer­son que­ría apo­de­rar­se de Cuba. Murió des­pués de dejar la pre­si­den­cia man­dán­do­le car­tas a su suce­sor insis­tien­do en el tema. La Flo­ri­da no per­te­ne­cía aún a los Esta­dos Uni­dos cuan­do ya dicho pre­si­den­te con­si­de­ra­ba que había que agre­gar Cuba a los naci­dos en Esta­dos Uni­dos. La con­si­de­ra­ron cla­ve des­de el prin­ci­pio. Eso es un dato par­te de nues­tra his­to­ria que no pode­mos olvi­dar.

-Sin embar­go, los pla­nes de Esta­dos Uni­dos con­tra cuba nun­ca logra­ron ser tan “encu­bier­tos”

-Sí, pero fíja­te como se empe­ña en ocul­tar­la, por­que te hablan del tema como si fue­ra entre cuba­nos en el que ellos no tie­nen nada que ver.

No hace mucho las Damas de Blan­co reco­no­cie­ron que San­tia­go Álva­rez, un terro­ris­ta con­fe­so que aca­ba de salir de la cár­cel, les envió un che­que estan­do en pri­sión; por­que la CÍA y la AID tam­bién le dan recur­sos a algu­nos gru­pos con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rios para que se encar­guen de enviar­los a Cuba.

Reci­bir o dar recur­sos finan­cie­ros a un terro­ris­ta es un deli­to terri­ble en Esta­dos Uni­dos. Pero San­tia­go Álva­rez no es musul­mán, no tie­ne ori­gen ára­be y por lo tan­to pue­de hacer todas esas cosas.

Hace poco cual­quier nor­te­ame­ri­cano de la Flo­ri­da pudo ver la mar­cha en apo­yo a estas seño­ras que les gus­ta tan­to tran­si­tar por las calles de La Haba­na. Posa­da Carri­les no se escon­dió, se vis­tió tam­bién de blan­co en apo­yo a la “disi­den­cia” cuba­na.

El año pasa­do se publi­có un infor­me de la AID sobre la nece­si­dad de ser más cui­da­do­sos en los datos pre­sen­ta­dos para cubrir a sus fuen­tes, por­que eran acti­vi­da­des ile­ga­les, pero aún así, se sabe que hay una par­ti­da del pre­su­pues­to de la Agen­cia para esto. Exis­ten moti­vos para con­ven­cer­se de que exis­ten par­ti­das más impor­tan­tes, pero que no se saben por ser par­te de las acti­vi­da­des encu­bier­ta que Eisenho­wer pidió man­te­ner bajo silen­cio.

Hay una dis­cu­sión en Washing­ton sobre eso. Hace unos meses se publi­có un infor­me cri­ti­can­do algu­nos aspec­tos de la eje­cu­ción del pre­su­pues­to de la AID. Como ocu­rre entre los delin­cuen­tes, par­te de esos fon­dos lo uti­li­za­ban algu­nos vivi­do­res en Mia­mi en lugar de enviar­lo a sus agen­tes en Cuba.

¿Qué se dis­cu­te aho­ra? ¿Poner fin a esa inje­ren­cia? No. Se dis­cu­ten las medi­das que se deben tomar para que el dine­ro lle­gue de mane­ra más efi­cien­te. Es un secre­to a voces que la pren­sa cono­ce per­fec­ta­men­te bien, saben tam­bién que hay un plan, que hay ins­truc­cio­nes. Como dijo Noam Chomsky, la prin­ci­pal carac­te­rís­ti­ca de las cor­po­ra­cio­nes mediá­ti­cas es la dis­ci­pli­na; nun­ca se equi­vo­can en seguir las líneas fun­da­men­ta­les. Pue­den apa­ren­tar disen­sio­nes, pero en lo fun­da­men­tal siguen el tri­llo que se les indi­can.

-Esa dis­ci­pli­na es evi­den­te por estos días, cuan­do se publi­ca tan­to sobre las Damas de Blan­co y los supues­tos pre­sos polí­ti­cos. ¿El obje­ti­vo en este caso será dar­le a estos gru­pos la legi­ti­mi­dad que no encuen­tran en la pobla­ción cuba­na?

-Pue­de tener varios obje­ti­vos. Uno de ellos enca­mi­na­do a dañar las rela­cio­nes de Cuba con el mun­do exte­rior, tra­tar de debi­li­tar­nos en ese terreno don­de han teni­do gran­des derro­tas

Hay un tema que quie­ro resal­tar. Esos medios que se des­bo­can hablan­do con­tra Cuba y a favor de los supues­tos pre­sos, man­tie­nen un silen­cio sepul­cral ante el caso de nues­tros cin­co com­pa­ñe­ros pre­sos en Esta­dos Uni­dos. Mien­tras eso suce­de, todos los medios de pren­sa nor­te­ame­ri­ca­nos hablan aho­ra sobre la situa­ción de estos mer­ce­na­rios paga­dos duran­te cin­cuen­ta años con el dine­ro de los tra­ba­ja­do­res y los empre­sa­rios esta­dou­ni­den­ses ¿Tie­nes una idea de cuan­to habrán gas­ta­do en cin­cuen­ta años, sin con­trol y sin audi­to­ría? Recor­de­mos que a la CIA nadie la audi­ta.

Yo creo que bus­ca ante todo dañar la ima­gen de Cuba, tra­tar de fal­si­fi­car lo que real­men­te sig­ni­fi­ca la Revo­lu­ción Cuba­na, y no nos enga­ñe­mos, no es por­que ellos estén vivien­do en un jar­dín de rosas, sino por­que el sis­te­ma y la filo­so­fía polí­ti­ca que pre­va­le­ce en Esta­dos Uni­dos están en cri­sis.

Es una inde­cen­cia hablar de la des­gra­cia­da muer­te de Zapa­ta como si fue­ra una res­pon­sa­bi­li­dad de Cuba. A ese señor nadie lo obli­gó a decla­rar­se en huel­ga de ham­bre. No era un pre­so polí­ti­co, no esta­ba en la famo­sa lis­ta que todos los medios tie­nen y explo­tan cons­tan­te­men­te. Lo incor­po­ran como disi­den­te cuan­do des­cu­bren que podían con­ver­tir­lo en un ins­tru­men­to para su cam­pa­ña. Des­gra­cia­da­men­te per­dió la vida.

¿Cuán­tas vidas ha sal­va­do la Revo­lu­ción? ¿Cuán­tas vidas ha ayu­da­do a sal­var aquí y fue­ra del mun­do? Posi­ble­men­te sea Cuba el país que más dig­ni­fi­que a la vida, que más res­pe­te la vida, que más ayu­de a la gen­te a vivir.

Yo diría que aque­llos que alien­tan y ensal­zan a los que se han pres­ta­do a esta ope­ra­ción mediá­ti­ca con­tra Cuba, son res­pon­sa­bles por las vidas de esas per­so­nas, por la del señor Zapa­ta y por cual­quier otra que se pro­duz­ca.

-Sor­pren­dió ver el silen­cio de la pren­sa inter­na­cio­nal, cuan­do la Tele­vi­sión cuba­na tras­mi­tió un repor­ta­je des­mon­tan­do las men­ti­ras en torno a la muer­te de Zapa­ta.

-Por eso te digo que tie­nen res­pon­sa­bi­li­dad con la muer­te. Creo que es lamen­ta­ble que ese señor haya muer­to, me pare­ce absur­do.

Com­pren­do qué pue­de haber fun­cio­na­do en su men­te. Por sus ante­ce­den­tes pena­les no le pue­den dar una visa a Esta­dos Uni­dos, sin embar­go, en cuan­to asu­me la con­di­ción de disi­den­te pasa a ser un héroe y se lim­pia­ba su expe­dien­te delic­ti­vo. Qui­zás eso, acom­pa­ña­do por la pro­pa­gan­da que reci­bía, lo alen­ta­ba a per­sis­tir.

Yo he vis­to cosas que real­men­te harán hablar las pie­dras, como decía el Qui­jo­te. El señor pre­si­den­te del Par­la­men­te Euro­peo hizo una decla­ra­ción pidién­do­le a Cuba que pusie­ra en liber­tad a los pre­sos polí­ti­cos, espe­cial­men­te a Fari­ñas, que aún se man­tie­ne en huel­ga de ham­bre.

Fari­ñas esta­ba en su casa y en algún momen­to fue tras­la­da­do al hos­pi­tal con su con­sen­ti­mien­to y el de su fami­lia. Algu­nos perio­dis­tas más obje­ti­vos fue­ron a entre­vis­tar­lo allá en San­ta Cla­ra y des­cri­ben como salu­da­ba a las per­so­nas, veía tele­vi­sión, leía el perió­di­co Gran­ma, habla­ba por telé­fono con cuan­ta per­so­na lo qui­sie­ra lla­mar. Tie­ne al pie de la cama una enfer­me­ra las 24 horas del día.

En una de esas entre­vis­tas Fari­ñas dijo que reci­bía un tra­to de exce­len­cia en el hos­pi­tal don­de está, que todo el mun­do lo cono­ce. No te olvi­des que esa es la huel­ga de ham­bre núme­ro 23. Aho­ra, pre­sen­tar­lo como un super­hé­roe es una for­ma de esti­mu­lar­lo a que se man­ten­ga en su posi­ción.

Recor­de­mos a la famo­sa Dama de Hie­rro, la seño­ra Mar­ga­ret That­cher, cuan­do aque­llos com­ba­tien­tes irlan­de­ses que eso sí eran pre­sos polí­ti­cos por­que lucha­ban por la inde­pen­den­cia de su patria, se decla­ra­ron en huel­ga de ham­bre. Ella dijo allá ellos, si esco­gie­ron no comer que no coman y todos murie­ron sin tan­ta publi­ci­dad, sin tan­ta lla­ma­de­ra por telé­fono, sin nin­gu­na decla­ra­ción del Par­la­men­to Euro­peo. Toda­vía está por pro­du­cir­se la pri­me­ra decla­ra­ción de esa ins­ti­tu­ción auto­cri­ti­cán­do­se por haber calla­do fren­te a la muer­te de los irlan­de­ses.

-¿En el caso de Euro­pa es solo doble rase­ro? ¿No per­sis­te allí la men­ta­li­dad de metró­po­lis y el des­pre­cio por esta par­te del mun­do?

-Fran­ca­men­te metró­po­lis bien segun­do­nas. La posi­ción común de Euro­pa no es más que un acto de subor­di­na­ción a los nor­te­ame­ri­ca­nos y una cobar­día. La Ley Helms Bur­ton fue una bofe­ta­da con­tra Euro­pa y el res­to del mun­do al impo­ner cas­ti­gos ile­ga­les con­tra empre­sas euro­peas. Euro­pa pro­tes­tó, se ras­gó las ves­ti­du­ras, ame­na­zó con lle­var el asun­to a la Orga­ni­za­ción Mun­dial del Comer­cio y lo lle­vó… pero nada más por un rati­co.

Esta­dos Uni­dos pre­sio­nó y lle­ga­ron a un enten­di­mien­to. Washing­ton les dijo duran­te la pre­si­den­cia de Clin­ton que iba a con­si­de­rar la posi­bi­li­dad de modi­fi­car algu­nos aspec­tos de la ley y han pasa­do ya quin­ce años y no han modi­fi­ca­do ni una coma. A cam­bio de eso Euro­pa coope­ra­ría con Esta­dos Uni­dos en la pro­mo­ción de la “demo­cra­cia” y los “dere­chos huma­nos” en Cuba. Esa es la esen­cia de la posi­ción común.

Dos veces al año el pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos tie­ne que emi­tir una comu­ni­ca­ción para que no comien­cen los jui­cios con­tra las empre­sas que invier­ten en Cuba, por­que es par­te de la Ley Helms Bur­ton. Dos veces al año, Clin­ton, Bush y aho­ra Oba­ma cer­ti­fi­can ante el Con­gre­so que es con­ve­nien­te sus­pen­der el ini­cio de esos jui­cios por­que garan­ti­zan la coope­ra­ción euro­pea para cum­plir sus obje­ti­vos en Cuba.

Euro­pa ha sido y es cóm­pli­ce subal­ter­na de la polí­ti­ca nor­te­ame­ri­ca­na con­tra Cuba.

-¿Qué le suce­de­ría a alguien que estu­vie­ra en huel­ga de ham­bre en Esta­dos Uni­dos, entra­ra en cri­sis y fue­ra a un hos­pi­tal?

-Ten­dría un gran pro­ble­ma por­que lo pri­me­ro que tie­nes que hacer en un hos­pi­tal de Esta­dos Uni­dos es pasar por la ofi­ci­na en la que tie­nes que expli­car como vas a pagar tu aten­ción. Ten­dría que mos­trar tu segu­ro y por supues­to la cate­go­ría de huel­ga de ham­bre no se cubre en nin­gu­na par­te. En Esta­dos Uni­dos mue­re mucha gen­te de ham­bre sin que­rer pasar ham­bre y a quien se le ocu­rra esa locu­ra no le van a dar un sue­ro en nin­gún hos­pi­tal.

Aquí se hace con estos per­so­na­jes ¿Quién lo hace? El úni­co pue­blo del mun­do que es obje­to de una gue­rra eco­nó­mi­ca que inclu­ye la prohi­bi­ción de que empre­sas nor­te­ame­ri­ca­nas nos ven­dan fár­ma­cos y equi­pos médi­cos. A pesar de eso este país man­tie­ne un sis­te­ma de salud que no pue­den soñar muchos nor­te­ame­ri­ca­nos, euro­peos o los ciu­da­da­nos de algu­nos paí­ses de Amé­ri­ca Lati­na que tie­nen la des­ver­güen­za de pre­sen­tar a Cuba como si tuvie­ra algu­na res­pon­sa­bi­li­dad.

Nin­guno de ellos pue­den expli­car cómo están sus pre­sos y todos tie­nen pre­sos polí­ti­cos. Nin­guno de ellos haría algo para sal­var­le la vida a alguien que se le ocu­rrie­se una locu­ra seme­jan­te.

¿Tú pue­des ase­gu­rar­me a mí que no hay algún pre­so en Esta­dos Uni­dos que se haya decla­ra­do en huel­ga de ham­bre? No podrías hacer­lo, por­que nin­gún medio de pren­sa se ocu­pa de dar esa infor­ma­ción, pero ten­go enten­di­do que unos cuan­tos lo han hecho por deses­pe­ra­ción ante las tor­tu­ras y los mar­ti­rios que le impu­sie­ron en la base de Guan­tá­na­mo. ¿Y los que man­dan a las cár­ce­les secre­tas de las CIA en todo el mun­do? Nadie pue­de tener la menor idea de cuan­tos han muer­tos de ina­ni­ción o de tor­tu­ras en esas pri­sio­nes.

En el caso cubano es muy sen­ci­llo. Rápi­da­men­te apa­re­ce la pren­sa, las cáma­ras y los micró­fo­nos. Como hon­gos se repro­du­cen. ¿Eso es casual? No, tie­ne que ver con la par­te ocul­ta de este plan de polí­ti­ca encu­bier­ta.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *