Qui­tar la capu­cha al capi­ta­lis­mo, a los polí­ti­cos y medios de infor­ma­ción para extir­par sus intere­ses de cla­se – Pedro Eche­va­rria V.

1. La sema­na pasa­da el dia­rio Refor­ma –perió­di­co dere­chis­ta pro­pie­dad de fami­lias inmen­sa­men­te ricas- mos­tró la foto de un acti­vis­ta ita­liano como si fue­ra Mar­cos (el diri­gen­te del EZLN); afir­mó tener en su poder las prue­bas con las que demos­tra­ría los nexos ETA-EZLN. Mien­tras tan­to en la radio y la TV se repe­tían las noti­cias como si fue­ra algo espec­ta­cu­lar y, para­le­la­men­te, bus­ca­ban des­pres­ti­giar y poner por los sue­los a la ETA, tal como tam­bién qui­sie­ron hacer­lo con­tra los heroi­cos gue­rri­lle­ros de las FARC. Sin embar­go, el ciu­da­dano Leuc­cio Rizz, cuya foto exhi­be el dia­rio Refor­ma como si fue­ra el supues­to Sub Coman­dan­te Mar­cos sin capu­cha, ape­nas se ente­ró de la publi­ca­ción, envió una enér­gi­ca répli­ca al perió­di­co de marras acu­sán­do­lo de men­ti­ro­so e inclu­si­ve de la posi­bi­li­dad de poner una deman­da por per­jui­cios personales.

2. Lo que me pare­ció impor­tan­te es que el ciu­da­dano ita­liano seña­ló: Reco­noz­co mi soli­da­ri­dad e incon­di­cio­nal admi­ra­ción al Ejér­ci­to Zapa­tis­ta de Libe­ra­ción Nacio­nal por la defen­sa que hacen de los dere­chos de los Pue­blos Indí­ge­nas, al Sub Coman­dan­te Insur­gen­te Mar­cos como Revo­lu­cio­na­rio, así como a las comu­ni­da­des zapa­tis­tas por su valen­tía y resis­ten­cia en el pro­ce­so auto­nó­mi­co como Pue­blos Indí­ge­nas. Qui­zá por ello deci­dió denun­ciar las calum­nias del perió­di­co y de paso tra­tar de fre­nar la inmen­sa cam­pa­ña inter­na­cio­nal que se ha desa­rro­lla­do con­tra los vale­ro­sos lucha­do­res socia­les de la ETA. Tan fuer­tes han sido las calum­nias con­tra esta orga­ni­za­ción que has­ta el gobierno de Chá­vez –que ha pro­cla­ma­do luchar por el socia­lis­mo del siglo XXI- pare­ce haber­se enre­da­do al expul­sar de Vene­zue­la al vas­co-ale­mán Wal­ter Wendelin.

3. Los due­ños de los perió­di­cos, radio y TV dere­chis­ta –que son el 99 por cien­to de los medios- sólo tie­nen dos cosas en su men­te: 1) ganar en cada gol­pe muchos millo­nes de pesos y 2) defor­mar o ter­gi­ver­sar cual­quier noti­cia para difa­mar a sus enemi­gos en polí­ti­ca, eco­no­mía o ideo­lo­gía. El audi­to­rio, al care­cer de una men­te crí­ti­ca pre­pa­ra­da para refle­xio­nar, dis­cer­nir, com­pa­rar, es fácil­men­te enga­ña­do por los medios y pue­de ver­se en el 90 por cien­to de la gen­te que repi­te, inclu­so las mis­mas pala­bras y fra­ses- que leyó o escu­chó. Yo fui pro­fe­sor duran­te 42 años y –a pesar de poner a pen­sar y cues­tio­nar a “mis” alum­nos- sen­tí que los medios de infor­ma­ción esta­ban muy por enci­ma de mis inten­cio­nes de que se con­vir­tie­ran en crí­ti­cos y refle­xi­vos. Mucho más que esta­ban acos­tum­bra­dos a que los pro­fe­so­res les ponían las calificaciones.

4. ¿Son la ETA, las FARC, el EZLN o el EPR una bola de locos socia­lis­tas o rebel­des que se les anto­jó un día cons­truir un gru­po arma­do ponien­do todos los días en peli­gro sus vidas? ¿Pue­de com­pa­rár­se­le a ellos la cla­se polí­ti­ca que cobra gigan­tes­cos sala­rios, hace nego­cios, goza de enor­mes pri­vi­le­gios y, en lugar de poner en jue­go sus vidas, son pro­te­gi­dos por miles de guar­da­es­pal­das o gua­ru­ras? Cada una de las orga­ni­za­cio­nes arma­das en el mun­do han sur­gi­do por­que los cami­nos lega­les para la libe­ra­ción del pue­blo, así como las luchas para evi­tar la explo­ta­ción y la opre­sión han sido cerra­dos. En Méxi­co hay liber­tad para mani­fes­tar­se, pro­tes­tar y par­ti­ci­par en elec­cio­nes, pero siem­pre y cuan­do no pon­gas en jue­go la domi­na­ción de la cla­se polí­ti­ca, del sis­te­ma de gobierno y de explo­ta­ción. Mien­tras no ten­gas fuer­za pue­des has­ta men­tar­les la madre.

5. En tan­to seas un indi­vi­duo gri­tan­do con­tra el gobierno te man­ten­drán como loqui­to; la bron­ca es cuan­do orga­ni­zas una fuer­za, cuan­do empie­zas a repre­sen­tar “un peli­gro” para el sis­te­ma. Pri­me­ro te man­dan lla­mar para com­prar­te a ti y al gru­po; lue­go para ame­na­zar­te y adver­tir­te; lue­go des­atan una cam­pa­ña para des­pres­ti­giar­te y lue­go vie­ne la repre­sión inven­tan­do las mil acu­sa­cio­nes que quie­ran: que te encon­tra­ron armas, que escon­días dro­ga, que pro­te­gías a gue­rri­lle­ros o cual­quier inven­to que los medios de infor­ma­ción pudie­ran difun­dir como prue­ba para que te encar­ce­len o ase­si­nen por medio de lo que se cono­ció hace más de un siglo en Méxi­co como la “ley fuga”, es decir, “que­ría fugar­se y lo tuvi­mos que matar”. Esto es, la bur­gue­sía gober­nan­te no se anda con jue­gos; para ellas son asun­tos de Esta­do que ponen en peli­gro su dominación.

6. Aun­que al inte­rior de la izquier­da hones­ta hayan dife­ren­cias en cuan­to a la estra­te­gia polí­ti­ca de lucha con­tra la explo­ta­ción y la opre­sión, no pue­de haber duda que los miem­bros de la ETA, FARC, EZLN, EPR, bata­llan con otras for­mas de lucha que deben ser igual de res­pe­ta­das. ¿Quién dijo que la huel­ga gene­ral, el sin­di­ca­lis­mo, los boi­cots, las movi­li­za­cio­nes en las calles, los pro­ce­sos elec­to­ra­les, las nego­cia­cio­nes entre gru­pos, son los “úni­cos” cami­nos pro­ba­dos para que la pobla­ción alcan­ce su libe­ra­ción? Lo que hace la cla­se domi­nan­te es acu­sar a todos los rebel­des de vio­len­tos, tal como se acu­só a Bolí­var, San Mar­tín, Hidal­go, More­los y a todos aque­llos revo­lu­cio­na­rios que en dife­ren­tes momen­tos lucha­ron con­tra el sis­te­ma eco­nó­mi­co y polí­ti­co esta­ble­ci­do. De Mar­cos sabe­mos mucho, pero tras las caras de los polí­ti­cos se escon­de mucho cinismo.

7. El capi­ta­lis­mo es una socie­dad con grue­sa capu­cha que es nece­sa­rio arran­cár­se­la para lue­go des­nu­dar sus fal­se­da­des y tram­pas. Tras la cara apa­ren­te­men­te des­cu­bier­ta de cada empre­sa­rio, polí­ti­co o cura risue­ño hay todo un pen­sa­mien­to o una ideo­lo­gía del des­po­jo de rique­zas con­tra los pro­duc­to­res. ¿Aca­so los Clin­ton, Bush, Oba­ma, Sali­nas, Fox, Cal­de­rón, cuan­do can­di­da­tos no se pre­sen­ta­ron como blan­cas palo­mi­tas para lue­go en el poder con­ver­tir­se en hie­nas carro­ño­sas? El pue­blo jue­ga con capu­chas, pasa mon­ta­ñas y más­ca­ras, pero su úni­ca y real iden­ti­dad es el tra­ba­jo y la hones­ti­dad. La cla­se domi­nan­te usa mil más­ca­ras para poder ponér­se­las y qui­tár­se­las al rit­mo de sus intere­ses eco­nó­mi­cos, polí­ti­cos y sus nego­cios. Las pre­sio­nes del impe­rio yan­qui, con ame­na­zas de inva­sión, están cau­san­do efec­to y Chá­vez no pue­de ser víc­ti­ma de ellos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.