[email protected] a la muga – LAB Sindikatua

Año tras año la cele­bra­ción del Abe­rri Egu­na ha veni­do cons­ti­tu­yen­do el prin­ci­pal refle­jo de la situa­ción polí­ti­ca en Eus­kal Herria. Un pue­blo al que se le nie­ga su exis­ten­cia y su iden­ti­dad, con un terri­to­rio divi­di­do y con la impo­si­bi­li­dad de ejer­cer el dere­cho a deci­dir libre y demo­crá­ti­ca­men­te su futu­ro, nece­sa­ria­men­te tie­ne que dar­le al Abe­rri Egu­na un cariz rei­vin­di­ca­ti­vo. Más allá de una mera cele­bra­ción, este día es expre­sión de una iden­ti­dad y, sobre todo, mues­tra de un deseo de vivir en un futu­ro como nación.

Asi­mis­mo, la mane­ra de cele­brar el Abe­rri Egu­na tam­bién es una mues­tra del camino que que­re­mos reco­rrer des­pués para impul­sar y hacer reali­dad la rei­vin­di­ca­ción que plan­tea­mos en este día. Este año lo cele­bra­re­mos con un espí­ri­tu de tra­ba­jo común, por enci­ma de par­ti­dis­mos y con la con­fian­za pues­ta en la ciu­da­da­nía a la hora de dise­ñar las nue­vas bases para la cons­truc­ción de nues­tro pue­blo. Esto sig­ni­fi­ca situar los intere­ses de la nación por enci­ma de intere­ses de par­ti­do, es decir, cons­truir puen­tes entre aber­tza­les de dife­ren­tes sen­si­bi­li­da­des en torno a los obje­ti­vos comu­nes prin­ci­pa­les que poda­mos com­par­tir y dar­les prio­ri­dad fren­te a otras cues­tio­nes. Al fin y al cabo, abrir las puer­tas, sin mie­do y con ilu­sión, al camino de la alian­za entre los hom­bres y muje­res que nos recla­ma­mos independentistas.

Eus­kal Herria debe hacer fren­te a todos los pro­ble­mas estruc­tu­ra­les que obs­ta­cu­li­zan y limi­tan su exis­ten­cia. Tene­mos que hacer reali­dad el ejer­ci­cio del dere­cho a deci­dir nues­tro futu­ro en liber­tad. Debe­mos crear los recur­sos y medios para poder tomar y poner en prác­ti­ca deci­sio­nes en mate­ria polí­ti­ca, jurí­di­ca, social, eco­nó­mi­ca y en todos los ámbi­tos que con­di­cio­nan nues­tra reali­dad colec­ti­va. Eus­kal Herria nece­si­ta un esta­do pro­pio para exis­tir y vivir con iden­ti­dad pro­pia en el mun­do del siglo XXI.

Pero, por enci­ma de esas coor­de­na­das gene­ra­les y estruc­tu­ra­les, el Abe­rri Egu­na de 2010 tie­ne una impor­tan­cia pro­pia pre­ci­sa­men­te por­que tene­mos que empe­zar a abrir puer­tas para cam­biar esas coor­de­na­das de raiz, para supe­rar la situa­ción de nega­ción y opre­sión impues­tas a Eus­kal Herria en las últi­mas décadas.

Los agen­tes polí­ti­cos y socia­les que esta­mos inten­tan­do supe­rar el blo­queo polí­ti­co de los últi­mos años, debe­mos situar la cita del Abe­rri Egu­na como un paso más a dar en el con­tex­to actual con vis­tas a hacer reali­dad el cam­bio polí­ti­co en Eus­kal Herria. El Abe­rri Egu­na es para el aber­tza­lis­mo un momen­to de res­pon­sa­bi­li­dad, de apa­re­cer ante nues­tro pue­blo y ante el mun­do tal y como somos, y de refle­xio­nar sobre la mane­ra de afron­tar como pue­blo los retos que tie­ne nues­tra nación.

Eus­kal Herria tie­ne que cons­truir y cul­mi­nar un pro­ce­so demo­crá­ti­co para supe­rar la situa­ción de blo­queo y, resol­vien­do el con­flic­to polí­ti­co, hacer reali­dad el cam­bio polí­ti­co que recla­ma­mos. Es res­pon­sa­bi­li­dad de los dife­ren­tes agen­tes invo­lu­cra­dos adqui­rir com­pro­mi­sos y dar pasos efec­ti­vos, y ofre­cer a la ciu­da­da­nía vas­ca cau­ces de impli­ca­ción y paricipación.

Con moti­vo del Abe­rri Egu­na 2010 que­re­mos mani­fes­tar los siguiente:

- LAB se une a la con­vo­ca­to­ria rea­li­za­da por la red «Inde­pen­den­tis­tak» en Hen­daia e Irun, y ani­ma­mos a la cla­se tra­ba­ja­do­ra a movi­li­zar­se y rei­vin­di­car que somos una nación y que recla­ma­mos un esta­do propio.

Este lla­ma­mien­to, por el carác­ter popu­lar de sus con­vo­can­tes, su plan­ta­mien­to abier­to y su con­te­ni­do, naci­do del reco­no­ci­mien­to de la reali­dad nacio­nal de Eus­kal Herria y que sitúa su apues­ta por el cam­bio polí­ti­co que pre­ci­sa­mos en la cons­truc­ción de un esta­do pro­pio, reune todos los ingre­dien­tes para cele­brar el Abe­rri Egu­na que Eus­kal Herria pre­ci­sa en esta coyuntura.

- Eus­kal Herria nece­si­ta un pro­ce­so demo­crá­ti­co. La ciu­da­da­nía, los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras, nece­si­ta­mos un pro­ce­so demo­crá­ti­co. Eus­kal Herria pre­ci­sa un cam­bio polí­ti­co y social y es impres­cin­di­ble la par­ti­ci­pa­ción de los agen­tes polí­ti­cos, socia­les y sin­di­ca­les en la cons­truc­ción del pro­ce­so. En ese camino, reno­va­mos nues­tro com­pro­mi­so des­de el ámbi­to que nos corresponde.

El papel del sin­di­ca­lis­mo es impor­tan­te, por una par­te para que en el impul­so del cam­bio polí­ti­co Eus­kal Herria pue­da con­se­guir los ins­tru­men­tos nece­sa­rios que garan­ti­cen los dere­chos de la cla­se tra­ba­ja­do­ra, y por otra para que el cam­bio polí­ti­co con­tem­ple e inclu­ya el cam­bio de mode­lo social que nece­si­ta nues­tro pueblo.

- Eus­kal Herria será lo que deci­da­mos sus hom­bres y muje­res. Nues­tra es la legi­ti­mi­dad y nues­tra la fuer­za para dar la vuel­ta a la situa­ción actual y crear nue­vas realidades.

La pala­bra y la deci­sión de Eus­kal Herria son los ejes de futu­ro. No lo impe­di­rán ni la repre­sión, ni la opre­sión, ni la nega­ción… Con esos com­po­nen­tes ‑pala­bra y deci­sión- se tie­ne que cons­truir el futu­ro. Demo­cra­cia y liber­tad serán los sím­bo­los de la Eus­kal Herria futu­ra y la cla­se tra­ba­ja­do­ra será el prin­ci­pal motor del proceso.

- Lla­ma­mos a tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras y al con­jun­to de la socie­dad a sumar­se a la diná­mi­ca en favor del cam­bio polí­ti­co y social, a unir­se en favor de la cons­truc­ción nacio­nal y social de Eus­kal Herria.

La fuer­za y el pro­ta­go­nis­mo ciu­da­da­nos, la volun­tad y la deci­sión popu­la­res, serán los fac­to­res deci­si­vos de este pro­ce­so. Debe­mos afron­tar el reto des­de hoy mis­mo y, tras el Abe­rri Egu­na, ten­dre­mos una bue­na opor­tu­ni­dad para dar nue­vos pasos.

En Eus­kal Herria, a 30 de mar­zo de 2010

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.