[email protected] a la muga – LAB Sin­di­ka­tua

Año tras año la cele­bra­ción del Abe­rri Egu­na ha veni­do cons­ti­tu­yen­do el prin­ci­pal refle­jo de la situa­ción polí­ti­ca en Eus­kal Herria. Un pue­blo al que se le nie­ga su exis­ten­cia y su iden­ti­dad, con un terri­to­rio divi­di­do y con la impo­si­bi­li­dad de ejer­cer el dere­cho a deci­dir libre y demo­crá­ti­ca­men­te su futu­ro, nece­sa­ria­men­te tie­ne que dar­le al Abe­rri Egu­na un cariz rei­vin­di­ca­ti­vo. Más allá de una mera cele­bra­ción, este día es expre­sión de una iden­ti­dad y, sobre todo, mues­tra de un deseo de vivir en un futu­ro como nación.

Asi­mis­mo, la mane­ra de cele­brar el Abe­rri Egu­na tam­bién es una mues­tra del camino que que­re­mos reco­rrer des­pués para impul­sar y hacer reali­dad la rei­vin­di­ca­ción que plan­tea­mos en este día. Este año lo cele­bra­re­mos con un espí­ri­tu de tra­ba­jo común, por enci­ma de par­ti­dis­mos y con la con­fian­za pues­ta en la ciu­da­da­nía a la hora de dise­ñar las nue­vas bases para la cons­truc­ción de nues­tro pue­blo. Esto sig­ni­fi­ca situar los intere­ses de la nación por enci­ma de intere­ses de par­ti­do, es decir, cons­truir puen­tes entre aber­tza­les de dife­ren­tes sen­si­bi­li­da­des en torno a los obje­ti­vos comu­nes prin­ci­pa­les que poda­mos com­par­tir y dar­les prio­ri­dad fren­te a otras cues­tio­nes. Al fin y al cabo, abrir las puer­tas, sin mie­do y con ilu­sión, al camino de la alian­za entre los hom­bres y muje­res que nos recla­ma­mos inde­pen­den­tis­tas.

Eus­kal Herria debe hacer fren­te a todos los pro­ble­mas estruc­tu­ra­les que obs­ta­cu­li­zan y limi­tan su exis­ten­cia. Tene­mos que hacer reali­dad el ejer­ci­cio del dere­cho a deci­dir nues­tro futu­ro en liber­tad. Debe­mos crear los recur­sos y medios para poder tomar y poner en prác­ti­ca deci­sio­nes en mate­ria polí­ti­ca, jurí­di­ca, social, eco­nó­mi­ca y en todos los ámbi­tos que con­di­cio­nan nues­tra reali­dad colec­ti­va. Eus­kal Herria nece­si­ta un esta­do pro­pio para exis­tir y vivir con iden­ti­dad pro­pia en el mun­do del siglo XXI.

Pero, por enci­ma de esas coor­de­na­das gene­ra­les y estruc­tu­ra­les, el Abe­rri Egu­na de 2010 tie­ne una impor­tan­cia pro­pia pre­ci­sa­men­te por­que tene­mos que empe­zar a abrir puer­tas para cam­biar esas coor­de­na­das de raiz, para supe­rar la situa­ción de nega­ción y opre­sión impues­tas a Eus­kal Herria en las últi­mas déca­das.

Los agen­tes polí­ti­cos y socia­les que esta­mos inten­tan­do supe­rar el blo­queo polí­ti­co de los últi­mos años, debe­mos situar la cita del Abe­rri Egu­na como un paso más a dar en el con­tex­to actual con vis­tas a hacer reali­dad el cam­bio polí­ti­co en Eus­kal Herria. El Abe­rri Egu­na es para el aber­tza­lis­mo un momen­to de res­pon­sa­bi­li­dad, de apa­re­cer ante nues­tro pue­blo y ante el mun­do tal y como somos, y de refle­xio­nar sobre la mane­ra de afron­tar como pue­blo los retos que tie­ne nues­tra nación.

Eus­kal Herria tie­ne que cons­truir y cul­mi­nar un pro­ce­so demo­crá­ti­co para supe­rar la situa­ción de blo­queo y, resol­vien­do el con­flic­to polí­ti­co, hacer reali­dad el cam­bio polí­ti­co que recla­ma­mos. Es res­pon­sa­bi­li­dad de los dife­ren­tes agen­tes invo­lu­cra­dos adqui­rir com­pro­mi­sos y dar pasos efec­ti­vos, y ofre­cer a la ciu­da­da­nía vas­ca cau­ces de impli­ca­ción y pari­ci­pa­ción.

Con moti­vo del Abe­rri Egu­na 2010 que­re­mos mani­fes­tar los siguien­te:

- LAB se une a la con­vo­ca­to­ria rea­li­za­da por la red «Inde­pen­den­tis­tak» en Hen­daia e Irun, y ani­ma­mos a la cla­se tra­ba­ja­do­ra a movi­li­zar­se y rei­vin­di­car que somos una nación y que recla­ma­mos un esta­do pro­pio.

Este lla­ma­mien­to, por el carác­ter popu­lar de sus con­vo­can­tes, su plan­ta­mien­to abier­to y su con­te­ni­do, naci­do del reco­no­ci­mien­to de la reali­dad nacio­nal de Eus­kal Herria y que sitúa su apues­ta por el cam­bio polí­ti­co que pre­ci­sa­mos en la cons­truc­ción de un esta­do pro­pio, reune todos los ingre­dien­tes para cele­brar el Abe­rri Egu­na que Eus­kal Herria pre­ci­sa en esta coyun­tu­ra.

- Eus­kal Herria nece­si­ta un pro­ce­so demo­crá­ti­co. La ciu­da­da­nía, los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras, nece­si­ta­mos un pro­ce­so demo­crá­ti­co. Eus­kal Herria pre­ci­sa un cam­bio polí­ti­co y social y es impres­cin­di­ble la par­ti­ci­pa­ción de los agen­tes polí­ti­cos, socia­les y sin­di­ca­les en la cons­truc­ción del pro­ce­so. En ese camino, reno­va­mos nues­tro com­pro­mi­so des­de el ámbi­to que nos corres­pon­de.

El papel del sin­di­ca­lis­mo es impor­tan­te, por una par­te para que en el impul­so del cam­bio polí­ti­co Eus­kal Herria pue­da con­se­guir los ins­tru­men­tos nece­sa­rios que garan­ti­cen los dere­chos de la cla­se tra­ba­ja­do­ra, y por otra para que el cam­bio polí­ti­co con­tem­ple e inclu­ya el cam­bio de mode­lo social que nece­si­ta nues­tro pue­blo.

- Eus­kal Herria será lo que deci­da­mos sus hom­bres y muje­res. Nues­tra es la legi­ti­mi­dad y nues­tra la fuer­za para dar la vuel­ta a la situa­ción actual y crear nue­vas reali­da­des.

La pala­bra y la deci­sión de Eus­kal Herria son los ejes de futu­ro. No lo impe­di­rán ni la repre­sión, ni la opre­sión, ni la nega­ción… Con esos com­po­nen­tes ‑pala­bra y deci­sión- se tie­ne que cons­truir el futu­ro. Demo­cra­cia y liber­tad serán los sím­bo­los de la Eus­kal Herria futu­ra y la cla­se tra­ba­ja­do­ra será el prin­ci­pal motor del pro­ce­so.

- Lla­ma­mos a tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras y al con­jun­to de la socie­dad a sumar­se a la diná­mi­ca en favor del cam­bio polí­ti­co y social, a unir­se en favor de la cons­truc­ción nacio­nal y social de Eus­kal Herria.

La fuer­za y el pro­ta­go­nis­mo ciu­da­da­nos, la volun­tad y la deci­sión popu­la­res, serán los fac­to­res deci­si­vos de este pro­ce­so. Debe­mos afron­tar el reto des­de hoy mis­mo y, tras el Abe­rri Egu­na, ten­dre­mos una bue­na opor­tu­ni­dad para dar nue­vos pasos.

En Eus­kal Herria, a 30 de mar­zo de 2010

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *