Aten­ta­dos en el metro de Mos­cú, Rusia. Múl­ti­ples ver­sio­nes que no des­pe­jan la sos­pe­cha de una pues­ta en esce­na de la “estra­te­gia de la ten­sión” en vís­pe­ras de las elec­cio­nes gene­ra­les

Bort­ni­kov, res­pon­sa­ble del FSB, indi­có que en los aten­ta­dos en el metro mos­co­vi­ta están impli­ca­dos gru­pos del Cáu­ca­so nor­te. La inves­ti­ga­ción no ha hecho más que arran­car, pero el FSB ya diri­ge a la opi­nión públi­ca por esa pis­ta, como ver­sión prin­ci­pal.

El minis­tro de Exte­rio­res Ser­guei Lavrov tam­bién hizo públi­cas sus supo­si­cio­nes. “No pode­mos excluir nada”, decla­ró ante la pre­gun­ta de si con­si­de­ra­ba posi­ble que las explo­sio­nes se hubie­sen eje­cu­ta­do con apo­yo des­de el extran­je­ro. “Todos sabe­mos que entre la fron­te­ra de Paquis­tán y Afga­nis­tán hay un terri­to­rio que es “tie­rra de nadie” don­de se han hecho fuer­tes las orga­ni­za­cio­nes terro­ris­tas”, decla­ró Lavrov. En su opi­nión es pre­ci­sa­men­te ahí don­de se dise­ñan muchos aten­ta­dos y no sólo en los paí­ses cer­ca­nos, “a veces esos cami­nos con­du­cen al Cáu­ca­so”.

El perió­di­co “Mos­kovsky Kom­so­mo­lets” (MK) desa­rro­lla una nue­va ver­sión. El rota­ti­vo pre­su­po­ne que en la orga­ni­za­ción de los aten­ta­dos pue­da estar impli­ca­do Pavel Koso­la­pov, de ori­gen ruso, pero con­ver­ti­do al islam más radi­cal.

“Los nue­vos aten­ta­dos lle­van una fir­ma sor­pren­den­te­men­te pare­ci­da al aten­ta­do de 2004, en el tra­yec­to entre las esta­cio­nes “Pave­lets­ka­ya” y “Avto­za­vods­ka­ya”. El perió­di­co recuer­da que el men­tor direc­to del sui­ci­da que eje­cu­tó el aten­ta­do fue pre­ci­sa­men­te Koso­la­pov. A su gru­po se le atri­bu­yen varios aten­ta­dos impor­tan­tes. “MK” seña­la que es la pri­me­ra vez tras la muer­te de Sha­mil Basa­yev, que el terro­ris­mo vuel­ve a Mos­cú. “Es posi­ble que ese medio en el que se mue­ven las orga­ni­za­cio­nes clan­des­ti­nas haya hecho cre­cer a un terro­ris­ta com­pa­ra­ble a Basa­yev”.

Por supues­to sólo la inves­ti­ga­ción podrá deter­mi­nar si se han pla­nea­do esta vez otra serie de aten­ta­dos, como ocu­rrie­ra en el 2004. Enton­ces tam­bién hubo aten­ta­dos en el metro, lue­go explo­sio­nes en avio­nes, para ter­mi­nar con Bes­lán y el “for­ma­teo” com­ple­to del sis­te­ma polí­ti­co ruso que le siguió, en for­ma de la tan cacarea­da “ver­ti­cal de poder”.

Las supo­si­cio­nes rela­cio­na­das con los aten­ta­dos en el metro del 29 de mar­zo y la posi­ble eje­cu­ción en Rusia de la “estra­te­gia de la ten­sión”, es decir de la acti­vi­dad terro­ris­ta que ten­ga como fin cam­bios polí­ti­cos de gran alcan­ce, diri­gi­dos por los ser­vi­cios secre­tos (no impor­ta si pro­pios o extran­je­ros), es una ver­sión a tener muy en cuen­ta.

En Rusia, entre los ele­men­tos de eje­cu­ción de esa “estra­te­gia de la ten­sión” cabría seña­lar, la vola­du­ra de los blo­ques de vivien­das (agos­to-sep­tiem­bre de 1999), la tra­ge­dia del tea­tro Nord-Ost (octu­bre de 2002), el fes­ti­val de rock “Kryl­ya” (julio de 2003), Bes­lán (sep­tiem­bre de 2005). El terro­ris­mo gene­ró mie­do en la socie­dad y per­mi­tió lle­var a cabo cam­bios auto­ri­ta­rios en el régi­men polí­ti­co.

La ero­sión del lide­raz­go de “Rusia Uni­da” y por ende de Putin como diri­gen­te de ese par­ti­do es algo cons­ta­ta­do en las elec­cio­nes regio­na­les del 14 de mar­zo de 2010, es una fuer­te señal que la socie­dad man­dó al tán­dem gober­nan­te. ¿Cuá­les son las con­clu­sio­nes que se extraen de esto? ¿De qué fuer­zas o cla­nes son res­pues­ta las explo­sio­nes en el metro? ¿Aca­so son sólo un “salu­do” des­de el Cáu­ca­so (ver­sión de Bort­ni­kov) o de la fron­te­ra de Afga­nis­tán y Paquis­tán (ver­sión de Lavrov)?

¿Las explo­sio­nes del 29 de mar­zo en Mos­cú tie­nen lugar en un esce­na­rio de exci­ta­ción men­tal entre las éli­tes, rela­cio­na­da con el dile­ma del segun­do man­da­to de Med­vé­dev o el ter­ce­ro de Putin? La inves­ti­ga­ción de la ver­sión sobre la posi­bi­li­dad del comien­zo de la pues­ta en esce­na de una “nue­va estra­te­gia de la ten­sión” en vís­pe­ras de las elec­cio­nes fede­ra­les de 2011 – 2012, repre­sen­ta una impor­tan­te tarea para el Par­ti­do Comu­nis­ta y toda la opo­si­ción patrió­ti­ca de izquier­das. ¿Enca­jan estos suce­sos en la posi­bi­li­dad de con­ti­nui­dad de un esce­na­rio iner­te de la pró­xi­ma cam­pa­ña elec­to­ral o esta­mos ante el pre­sa­gio de su futu­ra frac­tu­ra?

El tema de la moder­ni­za­ción del país, tan publi­ci­ta­do por Med­vé­dev, que­da aho­ra des­pla­za­do del foco del deba­te públi­co. Por aho­ra el pre­si­den­te en lugar de moder­ni­za­ción se ve obli­ga­do a hablar de fie­ras terro­ris­tas y de pro­me­sas para exter­mi­nar­las. En estas con­di­cio­nes no hay espa­cio ni tiem­po ni para la cam­pa­ña pre­si­den­cial que anun­cia­ba poner orden en el gobierno de Putin, como tam­po­co son opor­tu­nas las con­ver­sa­cio­nes e ini­cia­ti­vas sobre los tími­dos pasos ten­den­tes a libe­ra­li­zar el sis­te­ma polí­ti­co.

En resu­men, habre­mos de seguir muy aten­tos la evo­lu­ción de los acon­te­ci­mien­tos, así como al trans­cu­rrir de este “com­ba­te” infor­ma­ti­vo entre Med­vé­dev y Putin por el domi­nio de la peque­ña pan­ta­lla en estos trá­gi­cos días. Es algo de vital trans­cen­den­cia para el PCFR y toda la opo­si­ción patrió­ti­ca de izquier­das. Es impres­cin­di­ble estar pre­pa­ra­dos ante los más impre­vi­si­bles vira­jes que se pue­dan dar en la polí­ti­ca rusa.

Del infor­me del PCFR​.ru

La his­to­ria de los aten­ta­dos en el metro coin­ci­de sor­pren­den­te­men­te con las situa­cio­nes de mayor ten­sión en la his­to­ria polí­ti­ca de Rusia. Todas las ver­sio­nes y supo­si­cio­nes exi­gen un aná­li­sis escru­pu­lo­so.

¿Para que votá­se­mos con el cora­zón? La vís­pe­ra de la pri­me­ra vuel­ta de la pre­si­den­cia­les entre Ziu­ga­nov y Yel­tsin, el 11 de junio de 1996. El pri­mer aten­ta­do en la his­to­ria del metro, en la his­to­ria moder­na de la Fede­ra­ción de Rusia, se pro­du­jo el 11 de junio de 1996 en el tra­yec­to entre las esta­cio­nes “Tuls­ka­ya” y “Naga­tins­ka­ya”. La explo­sión suce­dió a las 21 h., bajo uno de los asien­tos del vagón de cola. Hicie­ron explo­sión 500 gr de tri­li­ta. Hubo 4 muer­tos y 12 heri­dos.

El 19 de diciem­bre de ese mis­mo año tuvo lugar una explo­sión en el metro de San Peters­bur­go. 400 gr de tri­li­ta deto­na­ron cun­do el metro reco­rría el tra­yec­to entre las esta­cio­nes “Pla­za Lenin” y “Vygors­ka­ya”. Por for­tu­na no hubo víc­ti­mas, el vagón a las 0:10 h. de la media­no­che iba vacio.

¿Pre­pa­ran­do el “default” eco­nó­mi­co? La impre­sión cau­sa­da por los aten­ta­dos debía opa­car la impre­sión de la pér­di­da de aho­rros

El 1 de enero de 1998 en la esta­ción “Tret­ya­kovs­ka­ya” explo­tó un arte­fac­to de fabri­ca­ción case­ra y esca­sa poten­cia: Hubo tres heri­dos hos­pi­ta­li­za­dos de diver­sa con­si­de­ra­ción.

El 8 de agos­to de 2000 un arte­fac­to hizo explo­sión en el paso de pea­to­nes sub­te­rrá­neo bajo la pla­za “Push­kins­ka­ya”, don­de se encuen­tran tam­bién las entra­das al metro de las esta­cio­nes “Tvers­ka­ya” y “Push­kins­ka­ya”. La bom­ba deto­nó en hora pun­ta, sobre las 18 h. Hubo 7 muer­tos y 53 heri­dos. Muchos sufrie­ron cor­tes por la rotu­ra de esca­pa­ra­tes de las tien­das colin­dan­tes.

Con la ope­ra­ción anti­te­rro­ris­ta en el Cáu­ca­so como fon­do.

Medio año más tar­de, el 6 de febre­ro de 2001 hubo otra explo­sión en la esta­ción de metro “Bie­lo­rrus­ka­ya-Kol­tse­va­ya”. La explo­sión ocu­rrió en hora pun­ta a las 18:50. La bom­ba había sido colo­ca­da bajo uno de los ban­cos de már­mol fren­te al lugar don­de se detie­ne el pri­mer vagón. 9 per­so­nas resul­ta­ron heri­das por las esquir­las, entre ellas dos niños.

En vís­pe­ras de la bata­lla por el segun­do man­da­to de Putin

Jus­to 3 años des­pués, el 6 de febre­ro de 2004, un terro­ris­ta sui­ci­da, deto­nó la car­ga que lle­va­ba en el segun­do vagón, que en ese momen­to reco­rría el tra­yec­to entre las esta­cio­nes “Avto­za­vods­ka­ya” y “Pave­lets­ka­ya”. Para aumen­tar la car­ga des­truc­ti­va el explo­si­vo esta­ba reple­to de tor­ni­lle­ría. Murie­ron 41 per­so­nas, y 134 resul­ta­ron heri­das. La inves­ti­ga­ción esta­ble­ció que el terro­ris­ta era un joven de 21 años, Anzor Izha­yev, de la región de Kara­cha­ye­vo-Cher­que­sia.

¿Ensa­yo de Bes­lán?

Medio año más tar­de, el 31 de agos­to de 2004, otra terro­ris­ta sui­ci­da hizo explo­tar la bom­ba que lle­va­ba a la entra­da de la esta­ción de metro “Rizhs­ka­ya”. Como resul­ta­do hubo 11 muer­tos y cer­ca de 40 heri­dos. Según la inves­ti­ga­ción en la explo­sión murió tam­bién el orga­ni­za­dor del aten­ta­do, tam­bién natu­ral de Kara­cha­ye­vo-Cher­que­sia, Niko­lai Kip­ke­yev.

¿Segun­do man­da­to de Med­vé­dev o ter­ce­ro de Putin? ¿Comien­zo de una nue­va “estra­te­gia de la ten­sión” ante las elec­cio­nes de 2011 – 2012?

El 29 de mar­zo de 2010 dos bom­bas hicie­ron explo­sión en el metro de Mos­cú. La pri­me­ra explo­sión tuvo lugar en la esta­ción “Lubian­ka” a las 7:57 h., y la segun­da en “Park Kul­tury” a las 8:37 h. Como resul­ta­do de las dos explo­sio­nes murie­ron 38 per­so­nas y 70 fue­ron hos­pi­ta­li­za­das.


Ser­guei Óbu­jov es dipu­tado en la Duma por el PCFR. Tra­ba­ja como direc­tor adjun­to del Cen­tro de Inves­ti­ga­cio­nes de la Cul­tu­ra Polí­ti­ca de Rusia. Doc­tor en cien­cias polí­ti­cas, es espe­cia­lis­ta en el estu­dio de los pro­ce­sos y cri­sis de los paí­ses de Euro­pa del Este y de Rusia, así como en el aná­li­sis de la opi­nión públi­ca y de cam­pa­ñas elec­to­ra­les.

Kprf​.ru. Tra­du­ci­do del ruso para Rebe­lión por Josa­fat S. Comín

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *