La refor­ma inco­mo­da al PSOE y no alte­ra a la izquier­da aber­tza­le por Ramón Sola

La últi­ma refor­ma legal para extre­mar la ile­ga­li­za­ción apro­ba­da por el Gobierno de Zapa­te­ro ha pro­vo­ca­do cier­ta inco­mo­di­dad en el pro­pio PSOE, a tenor de las decla­ra­cio­nes rea­li­za­das ayer por José Anto­nio Pas­tor o por Odón Elor­za. Des­de el sec­tor afec­ta­do, por con­tra, Xan­ti Kiro­ga dijo que el ata­que «es una abe­rra­ción, pero no nos pone nerviosos».

El nue­vo paque­te de medi­das apro­ba­do el vier­nes por el Con­se­jo de Minis­tros para extre­mar la pre­sión sobre la izquier­da aber­tza­le sólo ha deja­do ple­na­men­te satis­fe­cho a un par­ti­do: el PP.

Tras las crí­ti­cas de los par­ti­dos vas­cos, el PSE tuvo que dar expli­ca­cio­nes ayer. Su por­ta­voz, José Anto­nio Pas­tor, se exten­dió en jus­ti­fi­ca­cio­nes en los micró­fo­nos de Radio Eus­ka­di. Antes que nada, insis­tió en que la ile­ga­li­za­ción se decre­tó «por­que exis­te ETA» y argu­men­tó que el Gobierno espa­ñol esta­ba obli­ga­do a actuar así. Plan­teó ade­más a los par­ti­dos crí­ti­cos que «sería bueno que dejá­se­mos de hablar de vul­ne­ra­ción de dere­chos y de liber­ta­des y de todas estas cosas». Para ello, esgri­mió de nue­vo el aval del Tri­bu­nal Euro­peo de Dere­chos Huma­nos ‑que por aho­ra sólo se ha pro­nun­cia­do sobre la ile­ga­li­za­ción ini­cial de Bata­su­na, no sobre el res­to de exten­sio­nes pos­te­rio­res de esta legis­la­ción especial-.

Pas­tor se mos­tró preo­cu­pa­do tam­bién por los rece­los del PNV. En un cara a cara con su diri­gen­te en Gipuz­koa, Jose­ba Egi­bar, ase­gu­ró que el obje­ti­vo de extre­mar la ile­ga­li­za­ción no es «agre­dir» a los jel­tza­les ocu­pan­do más ins­ti­tu­cio­nes sin tener mayo­rías popu­la­res reales «ni per­ju­di­car a nadie, sino defen­der la demo­cra­cia y con­se­guir la paz cuan­to antes».

En con­se­cuen­cia, el diri­gen­te viz­caino del PSE admi­tió que se tra­ta de una medi­da excep­cio­nal y ase­gu­ró que lógi­ca­men­te no ten­dría sen­ti­do si no exis­tie­ra la actua­ción de ETA.

Tam­bién den­tro del PSE, el alcal­de de Donos­tia, Odón Elor­za, inten­tó qui­tar hie­rro a esta últi­ma refor­ma que inven­ta con­cep­tos extra­or­di­na­rios como la «incom­pa­ti­bi­li­dad sobre­ve­ni­da». En una entre­vis­ta en Radio Eus­ka­di, Elor­za argu­men­tó que el PSOE tie­ne que hacer estas cosas por­que «en los tiem­pos en que esta­mos no bas­ta con decir “vamos a apos­tar por las vías demo­crá­ti­cas”, sino que deben diri­gir­se a ETA y adver­tir­le: “Déja­lo ya de una vez”».

Elor­za aña­dió que debe pro­du­cir­se ese esce­na­rio «para que la izquier­da aber­tza­le se sien­te en los ayun­ta­mien­tos, que es lo que todos desearíamos».

«Rubal­ca­ba está nervioso»

Todas estas expli­ca­cio­nes con­tras­tan con la posi­ción de la izquier­da aber­tza­le, que si bien ha denun­cia­do con con­tun­den­cia esta nue­va refor­ma se decla­ra tran­qui­la y con­ven­ci­da de que todo es pro­duc­to de los ner­vios del Esta­do ante la ini­cia­ti­va polí­ti­ca que ha abierto.

En decla­ra­cio­nes rea­li­za­das en Iru­ñea, Xan­ti Kiro­ga mani­fes­tó que «el Esta­do está muy ner­vio­so, y par­ti­cu­lar­men­te Rubal­ca­ba. No tan­to lo que la izquier­da aber­tza­le hace, sino lo que la izquier­da aber­tza­le es capaz de mover, cómo es capaz de con­se­guir el asen­ti­mien­to social de cara a ese cam­bio polí­ti­co que es impres­cin­di­ble», detalló.

Por­ta­vo­ces de par­ti­dos como PNV, Ara­lar, EB y Hamai­ka­bat tam­bién expu­sie­ron sus reti­cen­cias. Iñi­go Urku­llu (PNV) entien­de que el PSOE quie­re con­ten­tar al PP. Patxi Zaba­le­ta (Ara- lar) advier­te de que con las nue­vas medi­das se podría ile­ga­li­zar inclu­so a PP, UPN y otros par­ti­dos por no haber con­de­na­do el franquismo.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.