La refor­ma inco­mo­da al PSOE y no alte­ra a la izquier­da aber­tza­le por Ramón Sola

La últi­ma refor­ma legal para extre­mar la ile­ga­li­za­ción apro­ba­da por el Gobierno de Zapa­te­ro ha pro­vo­ca­do cier­ta inco­mo­di­dad en el pro­pio PSOE, a tenor de las decla­ra­cio­nes rea­li­za­das ayer por José Anto­nio Pas­tor o por Odón Elor­za. Des­de el sec­tor afec­ta­do, por con­tra, Xan­ti Kiro­ga dijo que el ata­que «es una abe­rra­ción, pero no nos pone nerviosos».

El nue­vo paque­te de medi­das apro­ba­do el vier­nes por el Con­se­jo de Minis­tros para extre­mar la pre­sión sobre la izquier­da aber­tza­le sólo ha deja­do ple­na­men­te satis­fe­cho a un par­ti­do: el PP.

Tras las crí­ti­cas de los par­ti­dos vas­cos, el PSE tuvo que dar expli­ca­cio­nes ayer. Su por­ta­voz, José Anto­nio Pas­tor, se exten­dió en jus­ti­fi­ca­cio­nes en los micró­fo­nos de Radio Eus­ka­di. Antes que nada, insis­tió en que la ile­ga­li­za­ción se decre­tó «por­que exis­te ETA» y argu­men­tó que el Gobierno espa­ñol esta­ba obli­ga­do a actuar así. Plan­teó ade­más a los par­ti­dos crí­ti­cos que «sería bueno que dejá­se­mos de hablar de vul­ne­ra­ción de dere­chos y de liber­ta­des y de todas estas cosas». Para ello, esgri­mió de nue­vo el aval del Tri­bu­nal Euro­peo de Dere­chos Huma­nos ‑que por aho­ra sólo se ha pro­nun­cia­do sobre la ile­ga­li­za­ción ini­cial de Bata­su­na, no sobre el res­to de exten­sio­nes pos­te­rio­res de esta legis­la­ción especial-.

Pas­tor se mos­tró preo­cu­pa­do tam­bién por los rece­los del PNV. En un cara a cara con su diri­gen­te en Gipuz­koa, Jose­ba Egi­bar, ase­gu­ró que el obje­ti­vo de extre­mar la ile­ga­li­za­ción no es «agre­dir» a los jel­tza­les ocu­pan­do más ins­ti­tu­cio­nes sin tener mayo­rías popu­la­res reales «ni per­ju­di­car a nadie, sino defen­der la demo­cra­cia y con­se­guir la paz cuan­to antes».

En con­se­cuen­cia, el diri­gen­te viz­caino del PSE admi­tió que se tra­ta de una medi­da excep­cio­nal y ase­gu­ró que lógi­ca­men­te no ten­dría sen­ti­do si no exis­tie­ra la actua­ción de ETA.

Tam­bién den­tro del PSE, el alcal­de de Donos­tia, Odón Elor­za, inten­tó qui­tar hie­rro a esta últi­ma refor­ma que inven­ta con­cep­tos extra­or­di­na­rios como la «incom­pa­ti­bi­li­dad sobre­ve­ni­da». En una entre­vis­ta en Radio Eus­ka­di, Elor­za argu­men­tó que el PSOE tie­ne que hacer estas cosas por­que «en los tiem­pos en que esta­mos no bas­ta con decir “vamos a apos­tar por las vías demo­crá­ti­cas”, sino que deben diri­gir­se a ETA y adver­tir­le: “Déja­lo ya de una vez”».

Elor­za aña­dió que debe pro­du­cir­se ese esce­na­rio «para que la izquier­da aber­tza­le se sien­te en los ayun­ta­mien­tos, que es lo que todos desearíamos».

«Rubal­ca­ba está nervioso»

Todas estas expli­ca­cio­nes con­tras­tan con la posi­ción de la izquier­da aber­tza­le, que si bien ha denun­cia­do con con­tun­den­cia esta nue­va refor­ma se decla­ra tran­qui­la y con­ven­ci­da de que todo es pro­duc­to de los ner­vios del Esta­do ante la ini­cia­ti­va polí­ti­ca que ha abierto.

En decla­ra­cio­nes rea­li­za­das en Iru­ñea, Xan­ti Kiro­ga mani­fes­tó que «el Esta­do está muy ner­vio­so, y par­ti­cu­lar­men­te Rubal­ca­ba. No tan­to lo que la izquier­da aber­tza­le hace, sino lo que la izquier­da aber­tza­le es capaz de mover, cómo es capaz de con­se­guir el asen­ti­mien­to social de cara a ese cam­bio polí­ti­co que es impres­cin­di­ble», detalló.

Por­ta­vo­ces de par­ti­dos como PNV, Ara­lar, EB y Hamai­ka­bat tam­bién expu­sie­ron sus reti­cen­cias. Iñi­go Urku­llu (PNV) entien­de que el PSOE quie­re con­ten­tar al PP. Patxi Zaba­le­ta (Ara- lar) advier­te de que con las nue­vas medi­das se podría ile­ga­li­zar inclu­so a PP, UPN y otros par­ti­dos por no haber con­de­na­do el franquismo.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *