La inje­ren­cia de EE.UU. en el mun­do por William Cas­ti­llo P.

Exis­ten muchas per­so­nas en Vene­zue­la, que creen que cuan­do el pre­si­den­te Hugo Chá­vez nos pre­vie­ne con­tra la mal­dad del impe­rio esta­dou­ni­den­se; esta min­tien­do o inven­tan­do situa­cio­nes de peli­gro, tal como lo haría, cual­quier niño al refe­rir­se a los per­so­na­jes ima­gi­na­rios que el pudie­ra crear. Esto refle­ja un des­co­no­ci­mien­to de la his­to­ria de Vene­zue­la inclu­si­ve la his­to­ria más recien­te o contemporánea.
Cla­ro que es rela­ti­va­men­te nor­mal que algu­nas per­so­nas des­co­noz­can la his­to­ria de inje­ren­cias, abu­sos intro­mi­sión y tro­pe­lias entre otras cosas, Pero lo que es muy preo­cu­pan­te vie­ne a ser la fal­ta de inte­rés de las per­so­nas des­in­for­ma­das; pre­ci­sa­men­te a infor­mar­se. Por ello con­si­de­ra­mos que es muy nece­sa­rio que el gobierno y el par­ti­do PSUV, desa­rro­llen pro­gra­mas de infor­ma­ción, den­tro de sus pla­nes de ideo­lo­gi­za­ción ¬no hay que temer­le a esta palabra¬.

La his­to­ria esta lle­na de epi­so­dios y anéc­do­tas, rela­cio­na­das con la acti­tud inje­ren­cis­ta de los Esta­dos Uni­dos, esta­mos segu­ros que debe hacer­se una mues­tra publi­ca a por medio de los ins­tru­men­tos comu­ni­ca­cio­na­les del esta­do, inclu­so se pue­de hacer la comu­ni­ca­ción de boca a oído de ser nece­sa­rio. El pue­blo vene­zo­lano nece­si­ta estar ple­na­men­te infor­ma­do de su his­to­ria, su cul­tu­ra, sus valo­res, y no pien­sen que esto es tarea impo­si­ble; recuer­den que los esta­dos uni­dos nos han sem­bra­do esa semi­lla que ha resul­ta­do en el des­co­no­ci­mien­to de noso­tros mis­mos, que nos hace pre­sa fácil de cual­quier matriz de opi­nión que nos lle­ve a matar inclu­si­ve a nues­tra pro­pia madre, y de paso con­si­de­rar jus­ta y nece­sa­ria esa barbaridad.

Con­ti­nuan­do con nues­tra cola­bo­ra­ción a este res­pec­to, vamos a pre­sen­tar al lec­tor, una mues­tra más de la mal­va­da inje­ren­cia de los Esta­dos Uni­dos, en la repú­bli­ca Cuba­na. En esta opor­tu­ni­dad aso­cia­da con Colom­bia y Ecua­dor, hechos ocu­rri­dos duran­te el mes de Mar­zo de 1961. Para ello hare­mos un extrac­to del libro “Dia­rio de Girón”, de Gabriel Moli­na. Como sigue:

CAMPAÑA EN COLOMBIA Y ECUADOR CONTRA LA REVOLUCIÓN CUBANA

“La mul­ti­fa­cé­ti­ca cam­pa­ña con­tra cuba como paso pre­vio a la inva­sión, ya anun­cia­da para la pri­ma­ve­ra, tenía en el terreno diplo­má­ti­co uno de sus más ela­bo­ra­dos aspectos.

En este sen­ti­do, el obje­ti­vo era lograr el apo­yo de Amé­ri­ca Lati­na a las pre­ten­sio­nes de Esta­dos Uni­dos y pre­sen­tar la inva­sión como una acción con­jun­ta del con­ti­nen­te que sal­va­se la facha­da norteamericana.

Colom­bia era uno de los paí­ses don­de con más fuer­zas se movían estos hilos, que abar­ca­ban a todos los paí­ses latinoamericanos.

Ya des­de febre­ro se había mon­ta­do en ese país una cam­pa­ña con­tra Cuba seme­jan­te a la orques­tad en Perú. La con­ju­ra fue ini­cia­da en Bogo­tá por Eduar­do Zulue­ta Ángel, Abo­ga­do de empre­sas nor­te­ame­ri­ca­nas, quien decla­ró, en la pro­pia emba­ja­da de Esta­dos Uni­dos, que había entre­ga­do al gobierno docu­men­tos pro­ba­to­rios del sumi­nis­tro e armas por Cuba a gru­pos que ope­ra­ban en guerrillas.

Sin embar­go, la tra­ma fue des­trui­da por par­la­men­ta­rios del Movi­mien­to Revo­lu­cio­na­rio Libe­ral, quie­nes exi­gie­ron se demos­tra­se feha­cien­te­men­te el infundio.

El dia­rio libe­ral El Espec­ta­dor, enemi­go de la revo­lu­ción cuba­na, acon­se­jó a los sec­to­res con­ser­va­do­res apla­zar el asun­to, ya que la opi­nión públi­ca no esta­ba pre­pa­ra­da. Van a pro­vo­car “una nue­va y hon­da divi­sión entre colom­bia­nos” dijo el periódico.

Por tan­to, el can­ci­ller de Colom­bia, Julio César Tur­bay Aya­la, hoy pre­si­den­te de este país, anun­ció que no rom­pe­ría rela­cio­nes con Cuba, pues no había prue­bas de la supues­ta inter­ven­ción Cubana.

Pero aña­día en una decla­ra­ción para ser con­se­cuen­te con sus posi­cio­nes, que Cuba man­te­nía rela­cio­nes comer­cia­les con La Unión Sovié­ti­ca, lo que cali­fi­có de alian­za y aña­dió que con­di­cio­na­ría la posi­ción colom­bia­na a que Cuba aban­do­na­se esa situa­ción y se rein­te­gra­se al sis­te­ma interamericano.

En la últi­ma sema­na de mar­zo el asun­to seguía deba­tién­do­se en Colombia.

La Unión Nacio­nal de estu­dian­tes de Colom­bia se diri­gía al enton­ces Can­ci­ller en una car­ta muy ilustrativa.

Señor Doc­tor Julio César Tur­bay Aya­la, Minis­te­rio de Rela­cio­nes Exte­rio­res, señor Minis­tro: Des­de hace días se vie­ne agi­tan­do en círcu­los intere­sa­dos el rom­pi­mien­to de rela­cio­nes diplo­má­ti­cas por par­te de nues­tro país con la her­ma­na repú­bli­ca de Cuba, por­que ese Esta­do “com­pro­me­te la paz en el Hemis­fe­rio Occi­den­tal y espe­cial­men­te de Lati­noa­mé­ri­ca”. Todos los argu­men­tos al res­pec­to son infun­da­dos, por­que has­ta el momen­to nin­gu­na acu­sa­ción con­tra Cuba ha sido sos­te­ni­da con prue­bas que demues­tren que está vio­lan­do los prin­ci­pios demo­crá­ti­cos y aten­ta con­tra nues­tros paí­ses por su amis­tad con los paí­ses socialistas.

Cree­mos señor minis­tro, que en los tiem­pos actua­les – agre­ga­ba la car­ta des­pués de refe­rir­se a cómo se había desa­rro­lla­do la Revo­lu­ción cubana_​, Colom­bia debía pen­sar más bien en ampliar rela­cio­nes con otros paí­ses, como es el caso de Bra­sil (pre­si­di­do por Janio Qua­dros), para con­quis­tar nue­vos mer­ca­dos, a fin de colo­car nues­tros pro­duc­tos […] rom­per en estos momen­tos con la her­ma­na repú­bli­ca de Cuba equi­va­les a demos­trar que no somos un país inde­pen­dien­te y que unos hilos invi­si­bles mue­ven nues­tra polí­ti­ca internacional…

Phi­lip Agee, enton­ces ofi­cial de la CIA en Ecua­dor, ano­ta­ba en mar­zo de 1961 en su diario:

El medi­co de Velaz­co (Pre­si­den­te en esos momen­tos), doc­tor Ova­lle, esta exa­mi­nan­do casi cada sema­na a Velaz­co y me dijo que Velaz­co sien­te con­si­de­ra­ble temor a per­der el apo­yo popu­lar, lo que atri­bu­ye a la cam­pa­ña dere­chis­ta con­tra Cuba y el comunismo.

Esa “cam­pa­ña dere­chis­ta” con­tra Cuba en reali­dad era eje­cu­ta­da por los dere­chis­tas, pero mani­pu­la­da por la CIA.

El quin­ce de mar­zo, Agee con­fe­sa­ba que esta­ban tra­ba­jan­do con­tra el apo­yo a Cuba de varios paí­ses lati­no­ame­ri­ca­nos y que esta­ban tra­tan­do de virar la opi­nión públi­ca en Ecua­dor, cuya defen­sa a la revo­lu­ción cuba­na había sido reti­ra­da por Velaz­co y agregaba:

A tra­vés del Fren­te Nacio­nal de Defen­sa (orga­ni­za­ción crea­da por la CIA, según las mis­mas fuen­tes, para lograr esos fines) esta­mos gene­ran­do pro­pa­gan­da con­ti­nua­men­te con­tra la polí­ti­ca de Velaz­co sobre Cuba […] Noland agen­te usa­do por Agee esta finan­cian­do la for­ma­ción de un fren­te Cris­tiano anti­co­mu­nis­ta en Cuen­ca, la ter­ce­ra Ciu­dad de Ecua­dor […] sí esto sigue así ais­la­re­mos a Velaz­co en el pro­ble­ma cubano y de ese modo su prin­ci­pal apo­yo ven­drá solo de la extre­ma izquierda…

El prin­ci­pal obje­ti­vo de los Cen­tros de la CIA en cada país de Amé­ri­ca Lati­na era lograr rom­pi­mien­tos de rela­cio­nes con Cuba..

La his­to­ria se repe­ti­ría en ambos paí­ses, con pare­ci­das varian­tes, 20 años después.

Has­ta aquí el extrac­to del libro “Dia­rio de Girón”.

Espe­ra­mos que esta mues­tra de la inje­ren­cia de los esta­dos uni­dos en Amé­ri­ca Lati­na sir­va para moti­var a los lec­to­res ade­más de las auto­ri­da­des del Gobierno y el PSUV, a infor­mar­se más patrió­ti­ca­men­te para coad­yu­var en el logro defi­ni­ti­vo de nues­tra abso­lu­ta LIBERTAD.

PATRIA SOCIALISTA O MUERTE ¡VENCEREMOS!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.