Record mun­dial de gas­tos mili­ta­res Esca­la­da arma­men­tis­ta: Las poten­cias se pre­pa­ran para la gue­rra por Manuel Frey­tas

Los US$1,464 billo­nes de gas­tos mili­ta­res en el pla­ne­ta y la expan­sión geo­mé­tri­ca de las ganan­cias de los con­sor­cios arma­men­tis­tas de Euro­pa y EEUU, son la prue­ba más irre­fu­ta­ble de la rela­ción sim­bió­ti­ca de super­vi­ven­cia esta­ble­ci­da entre el sis­te­ma capi­ta­lis­ta con los con­flic­tos arma­dos y las ocu­pa­cio­nes mili­ta­res. Uno se retro­ali­men­ta de los otros, y ambos tér­mi­nos de la ecua­ción con­for­man la pie­dra angu­lar de la exis­ten­cia mis­ma del sis­te­ma que hoy con­tro­la el mun­do. En sólo una déca­da los gas­tos mili­ta­res aumen­ta­ron en un 50%, y ante la cre­cien­te «mili­ta­ri­za­ción» del pla­ne­ta una pre­gun­ta aco­sa a los exper­tos: ¿Para qué gue­rra se pre­pa­ran las poten­cias?.

Por Manuel Frey­tas (*)
[email protected]​iarnoticias.​com

Extin­gui­da la Unión Sovié­ti­ca y los pro­ce­sos de la revo­lu­ción arma­da seten­tis­ta, hoy el sis­te­ma capi­ta­lis­ta ya no tie­ne enemi­gos estra­té­gi­cos que plan­teen la posi­bi­li­dad de un enfren­ta­mien­to mili­tar abier­to como en la épo­ca de la Gue­rra Fría.

No obs­tan­te, un gas­to mili­tar mun­dial que ya ascien­de a la increí­ble cifra de US$1,464 billo­nes (ade­más del billo­na­rio nego­cio para las cor­po­ra­cio­nes arma­men­tis­tas) mar­ca un esce­na­rio de ascen­den­te esca­la­da mili­tar de las poten­cias y de los paí­ses en todos los con­ti­nen­tes.

¿Se pre­pa­ran las poten­cias para una nue­va gue­rra inter­ca­pi­ta­lis­ta? (Ver Sepa por­qué usted está para­do sobre la ter­ce­ra gue­rra mun­dial).

El gas­to mili­tar glo­bal cre­ció el 4% en 2008 y alcan­zó la cifra récord de US$1,464 billo­nes, el 50% más que en 1999, de acuer­do con un estu­dio del Ins­ti­tu­to de Inves­ti­ga­ción para la Paz Inter­na­cio­nal de Esto­col­mo (SIPRI).

«La cri­sis finan­cie­ra glo­bal toda­vía no ha reper­cu­ti­do en los ingre­sos y bene­fi­cios de las gran­des empre­sas arma­men­tis­tas»,seña­la el SIPRI.

Esa cifra equi­va­le al 2,4% del Pro­duc­to Interno Bru­to (PIB) mun­dial y a 217 dóla­res por cada habi­tan­te del pla­ne­ta, de acuer­do con el orga­nis­mo sue­co.

La cri­sis finan­cie­ra mun­dial no impi­dió que la ven­ta de armas cre­cie­ra 22% en el últi­mo quin­que­nio. Tan­to paí­ses ricos como pobres refor­za­ron sus arse­na­les con avio­nes caza, heli­cóp­te­ros de com­ba­te, sub­ma­ri­nos, vehícu­los blin­da­dos y sis­te­mas de defen­sa aérea.

Los cin­co mayo­res com­pra­do­res de armas en el perio­do de 2005 a 2009 fue­ron Chi­na, India, Corea del Sur, Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos y Gre­cia, según los últi­mos datos divul­ga­dos por el Sipri.

El mayor incre­men­to le corres­pon­de a EEUU (58%): las res­pec­ti­vas asig­na­cio­nes de Washing­ton aumen­ta­ron en 219.000 millo­nes de dóla­res des­de 1999. Casi se tri­pli­ca­ron los gas­tos mili­ta­res Chi­na y Rusia, has­ta los US$ 42.000 millo­nes y los US$ 24.000 millo­nes, res­pec­ti­va­men­te.

Un nota­ble incre­men­to de los pre­su­pues­tos mili­ta­res se regis­tró en la India, Ara­bia Sau­dí, Irán, Israel, Bra­sil, Corea del Sur, Arge­lia y Gran Bre­ta­ña, según el SIPRI.

La lis­ta con­ti­núa con Tur­quía, Sin­ga­pur, Pakis­tán, Mala­sia, Israel, Arge­lia, Marrue­cos, Libia, Egip­to, Irán, Sudá­fri­ca, Ara­bia Sau­di­ta, Bra­sil, Sudán, Chi­le y Vene­zue­la.

Los cin­co mayo­res ven­de­do­res en el lus­tro fue­ron EEUU, Rusia, Ale­ma­nia, Fran­cia y Gran Bre­ta­ña, res­pon­sa­bles por más de 75% de las expor­ta­cio­nes de armas con­ven­cio­na­les, según el Sipri, uno de los prin­ci­pa­les ins­ti­tu­tos del mun­do dedi­ca­do a la inves­ti­ga­ción sobre desar­me.

Esta­dos Uni­dos y Rusia siguen sien­do los prin­ci­pa­les expor­ta­do­res, con 30 y 24% de todas las expor­ta­cio­nes de armas, res­pec­ti­va­men­te.

Las regio­nes que más armas reci­bie­ron en el perio­do 2005 – 2009 fue­ron Asia y Ocea­nía, con 41%, segui­das de Euro­pa, con 24%, Medio Orien­te, con 17%, Amé­ri­ca, con 11% y Áfri­ca, con 7%.

“Creo que se debe­ría enfa­ti­zar que los líde­res polí­ti­cos de dis­tin­tas regio­nes del mun­do mani­fes­ta­ron la preo­cu­pa­ción de que su región está al bor­de de la carre­ra arma­men­tis­ta”, seña­ló Paul Hol­tom, direc­tor del pro­gra­ma de trans­fe­ren­cia de armas del Sipri.

Los avio­nes caza repre­sen­ta­ron 27% de las trans­fe­ren­cias inter­na­cio­na­les de armas en el lap­so 2005 – 2009. Se envia­ron 72 cazas F‑16E a Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos, 52 F‑16I a Israel y 40 F‑15K a Corea del Sur.

En las expor­ta­cio­nes rusas de avio­nes caza se inclu­yen 82 Su-30 a India, 28 a Arge­lia y 18 a Mala­sia. Rusia tam­bién bus­ca con­cre­tar este año la ven­ta a India de 126 avio­nes de com­ba­te.

Y los pedi­dos y entre­gas de estos “sis­te­mas de armas poten­cial­men­te des­es­ta­bi­li­za­do­res cau­sa­ron inquie­tu­des en regio­nes de ten­sión como Medio Orien­te, Áfri­ca del Nor­te, Amé­ri­ca del Sur, Asia meri­dio­nal y sudes­te asiá­ti­co”, seña­la el Sipri.

Las gue­rras de Oba­ma

El actual pre­su­pues­to de Defen­sa de EEUU ya esta­ría superan­do el 50% del total del gas­to arma­men­tis­ta en el mun­do.

Final­men­te el «sue­ño ame­ri­cano» de Oba­ma se mate­ria­li­zó en núme­ros: El pre­su­pues­to des­ti­na­do al área de la Defen­sa (Pen­tá­gono) que inclu­ye las gue­rras mili­ta­res y las polí­ti­cas de ocu­pa­ción ron­dan los US$ 730.000 millo­nes para el ejer­ci­cio fis­cal 2010.

Al mis­mo tiem­po, las ocu­pa­cio­nes mili­ta­res de EEUU en Irak y Afga­nis­tán «gene­ra­ron un gas­to suple­men­ta­rio de US$ 903.000 millo­nes sólo para EEUU» en el perio­do 1999 – 2008, agre­gó Sam Per­lo-Free­man, direc­tor del Pro­yec­to de SIPRI sobre gas­to mili­tar.

La pri­me­ra poten­cia impe­rial es, sin sor­pre­sa, el país con mayo­res gas­tos en arma­men­to del mun­do, según el SIPRI.

Los gas­tos EEUU repre­sen­tan casi un 42% del total, más que los 14 paí­ses siguien­tes reu­ni­dos, en un lega­do de la polí­ti­ca del ex pre­si­den­te Geor­ge W. Bush, según el SIPRI

Des­de 1999, los gas­tos de la defen­sa esta­dou­ni­den­se aumen­ta­ron un 67% a pre­cios cons­tan­tes, para situar­se en US$ 607.000 millo­nes el año pasa­do, y lle­gar a US$ 730.000 millo­nes en el pre­su­pues­to fis­cal 2009.

«La idea de la «gue­rra con­tra el terro­ris­mo» esti­mu­ló a muchos paí­ses a ver sus pro­ble­mas a tra­vés de un len­te alta­men­te mili­ta­ri­za­da, uti­li­zan­do este argu­men­to para jus­ti­fi­car sus altos gas­tos mili­ta­res», expli­ca Sam Per­lo-Free­man, inves­ti­ga­dor del ins­ti­tu­to sue­co.

De esta mane­ra se veri­fi­ca la direc­ta rela­ción de la «gue­rra con­tra­te­rro­ris­ta» con las ganan­cias y la expan­sión de los con­sor­cios arma­men­tis­tas USA, que resul­tan, jun­tos con las petro­le­ras y las cor­po­ra­cio­nes de ser­vi­cios (que inclu­yen a las com­pa­ñías de «segu­ri­dad pri­va­da»), los bene­fi­cia­rios prin­ci­pa­les de las inva­sio­nes y ocu­pa­cio­nes mili­ta­res, tan­to en Irak y Afga­nis­tán, como de los con­flic­tos actua­les y poten­cia­les en Medio Orien­te y en todo el pla­ne­ta, entre los que se inclu­yen las pla­ni­fi­ca­das accio­nes mili­ta­res con­tra Irán y Siria.

Amé­ri­ca Lati­na se mili­ta­ri­za

Amé­ri­ca del Sur, que toda­vía está lejos del nivel de gas­to mili­tar que se obser­va en regio­nes como Asia o el Medio Orien­te, regis­tró en el últi­mo lus­tro sal­to impre­sio­nan­te­de un 150% más de arma­men­to que duran­te el perío­do 2000 – 2004

En un infor­me de junio de 2008,el SIPRI con­sig­na­ba que los 12 paí­ses de Amé­ri­ca del Sur, que tras la Cum­bre de Pre­si­den­tes de UNASUR rea­li­za­da en Bra­si­lia, pro­yec­tan cons­ti­tuir un Con­se­jo de Defen­sa regio­nal, aumen­ta­ron duran­te el 2008 un 25% más en sus gas­tos arma­men­tis­tas.

Se tra­ta de un récord para los paí­ses de la región, que se ins­cri­be en una ten­den­cia mun­dial de cre­ci­mien­to del gas­to arma­men­tis­ta lide­ra­do por EEUU.

Según el SIPRI, el gas­to en defen­sa de los paí­ses de Amé­ri­ca del Sur alcan­zó en 2008 los US$50.000 millo­nes fren­te a los US$ 39.961 de 2007.

De acuer­do con la enti­dad con sede en Esto­col­mo (que jun­to con el IISS de Lon­dres son las dos enti­da­des más reco­no­ci­das a nivel mun­dial por sus esti­ma­cio­nes acer­ca de gas­to, equi­pa­mien­to y balan­ce mili­tar) el cre­ci­mien­to del gas­to mili­tar res­pon­de a unaten­den­cia gene­ral de los paí­ses sud­ame­ri­ca­nos.

Chi­le es el pri­mer impor­ta­dor de mate­rial béli­co de Amé­ri­ca Lati­na. De acuer­do con datos reco­pi­la­dos por el Ins­ti­tu­to Inter­na­cio­nal de Estu­dios para la Paz de Esto­col­mo (Sipri), las com­pras chi­le­nas efec­tua­das entre el 2005 y el 2009 se mul­ti­pli­ca­ron por seis res­pec­to a las adqui­si­cio­nes del pri­mer quin­que­nio del siglo XXI.

Entre las com­pras recien­tes des­ta­can, por su cos­to y poder des­truc­ti­vo, los 18 avio­nes holan­de­ses F‑16 y los 140 tan­ques ale­ma­nes del tipo Leo­pard. En la actua­li­dad el vecino del cono sur se ubi­ca en el pues­to 13 del rán­king mun­dial de los impor­ta­do­res de armas.

En esa mis­ma lis­ta, cua­tro pues­tos más aba­jo está Vene­zue­la. El segun­do impor­ta­dor de arma­men­to de la región sor­pren­dió por los con­tra­tos millo­na­rios fir­ma­dos con Rusia. En setiem­bre del año 2008, Mos­cú le otor­gó una línea de cré­di­to de US$ 2.200 millo­nes que pre­su­mi­ble­men­te uti­li­za­rá para com­prar sis­te­mas de defen­sa aéreos y tan­ques.

Bra­sil, el ter­cer impor­ta­dor de armas de la región, man­tie­ne la enver­ga­du­ra de sus adqui­si­cio­nes en los últi­mos diez años, pero en cam­bio vie­ne dan­do pasos de gigan­te como fabri­can­te de mate­rial béli­co.

El más recien­te infor­me del Sipri reve­la tam­bién que, sin lle­gar a los extre­mos de los tres paí­ses cita­dos, otros gobier­nos de la región (Colom­bia, el Perú, Ecua­dor y Boli­via) han rea­li­za­do cos­to­sas inver­sio­nes en armas en los últi­mos años.

El gas­to mili­tar en su con­jun­to (inclu­ye com­pras de armas, los cos­tos de per­so­nal y gas­tos por ope­ra­cio­nes y man­te­ni­mien­to, entre otros) ha cre­ci­do en un 50% en Suda­mé­ri­ca en el perío­do 1999 – 2008, casi el doble res­pec­to a la déca­da ante­rior (los datos del 2009 toda­vía no están dis­po­ni­bles)

En lo rela­ti­vo a la cifra glo­bal del gas­to sud­ame­ri­cano, el 55% (más de la mitad) con US$ 27.540 millo­nes corres­pon­de al Bra­sil, que por pobla­ción, terri­to­rio y PBI es apro­xi­ma­da­men­te la mitad de los 12 paí­ses de la región.

En la lis­ta de mayo­res gas­tos con­ti­núa Colom­bia con US$ 6.746,cifra que es des­ti­na­da al Plan Colom­bia y a la gue­rra con las FARC, en ter­cer lugar está Chi­le con US$ 5.395, y cuar­to es Vene­zue­la con US$ 3.321, país que da al rubro mili­tar prio­ri­dad polí­ti­ca.

Rusia y Chi­na se blin­dan

Chi­na, igual que Rusia, tri­pli­có sus gas­tos en arma­men­to en los últi­mos diez años y en 2008 se con­vir­tió por pri­me­ra vez en elsegun­do de la lis­ta detrás de EEUU.

Pekín y Mos­cú tri­pli­ca­ron sus des­em­bol­sos mili­ta­res en ese perío­do, y Rusia «man­tie­ne sus pla­nes para gas­tar toda­vía más a pesar de sus pro­ble­mas eco­nó­mi­cos seve­ros», indi­ca el estu­dio del SIPRI.

El SIPRI cal­cu­la que las com­pras de armas por par­te de Chi­na tota­li­za­ron US$ 84.900 millo­nes, lo que repre­sen­ta un 6% de los gas­tos mili­ta­res en el mun­do, por delan­te de Fran­cia (4,5%) y Gran Bre­ta­ña (4,5%).

«En Chi­na, el incre­men­to (de los gas­tos en arma­men­tos) sigue de cer­ca el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co y está vin­cu­la­do a sus aspi­ra­cio­nes de incre­men­tar su poder» en el esce­na­rio inter­na­cio­nal, dice el SIPRI.

Rusia, igual que Chi­na, apro­ve­chó la eufo­ria eco­nó­mi­ca de los años ante­rio­res a la cri­sis inter­na­cio­nal para reafir­mar sus ambi­cio­nes de super­po­ten­cia, subien­do has­ta el quin­to pues­to en la lis­ta del SIPRI.

Rusia, igual que Chi­na, apro­ve­chó la eufo­ria eco­nó­mi­ca de los años ante­rio­res a la cri­sis inter­na­cio­nal para reafir­mar sus ambi­cio­nes de super­po­ten­cia, subien­do has­ta el quin­to pues­to en la lis­ta del SIPRI.

Armas en Medio Orien­te

El gas­to mili­tar en Medio Orien­te se redu­jo lige­ra­men­te en 2008, pero SIPRI ve este des­cen­so como algo tem­po­ral debi­do a que «muchos paí­ses de la región (están)pla­ni­fi­can­do gran­des com­pras de arma­men­to».

Los paí­ses de Asia y Orien­te Medio aumen­ta­rán su gas­to mili­tar duran­te los pró­xi­mos 20 años para hacer fren­te a las cre­cien­tes ten­sio­nes en estas regio­nes, dijo esta sema­na un alto car­go del gigan­te aero­es­pa­cial Boeing cita­do por la agen­cia EFE.

«Cree­mos que esos mer­ca­dos son los que más se van a expan­dir», decla­ró el pre­si­den­te de Boeing Inte­gra­ted Defen­ce Sys­tems, Jim Albagh, a la pren­sa en Sin­ga­pur.

Expli­có que a muchos gobier­nos de Asia y Orien­te Medio les preo­cu­pa el aumen­to de focos de ten­sión regio­nal y apro­ve­cha­rán la pujan­za de sus eco­no­mías para inver­tir más recur­sos en la pro­tec­ción de sus fron­te­ras y rutas comer­cia­les.

EEUU y el capi­ta­lis­mo mili­tar

El con­cep­to de «capi­ta­lis­mo trans­na­cio­nal» sig­ni­fi­ca en la era infor­má­ti­ca, la pre­sen­cia de un «capi­ta­lis­mo sin fron­te­ras» asen­ta­do en dos pila­res fun­da­men­ta­les: la espe­cu­la­ción finan­cie­ra infor­ma­ti­za­da (con asien­to terri­to­rial en Wall Street ) y la tec­no­lo­gía mili­tar-indus­trial de últi­ma gene­ra­ción (cuya expre­sión máxi­ma de desa­rro­llo se con­cen­tra en el Com­ple­jo Mili­tar Indus­trial de EEUU).

Como ya está pro­ba­do en la prác­ti­ca, lue­go de que los tan­ques y avio­nes nor­te­ame­ri­ca­nos con­vier­ten en escom­bros las infra­es­truc­tu­ras, rutas y edi­fi­cios de los paí­ses inva­di­dos mili­tar­men­te, lle­ga el ejer­ci­to de las cor­po­ra­cio­nes tras­na­cio­na­les a sacar la fabu­lo­sa taja­da capi­ta­lis­ta de la «recons­truc­ción».

La com­bi­na­ción del super­po­der mili­tar USA con el super­po­der eco­nó­mi­co-finan­cie­ro de Wall Street , dió como resul­tan­te el Impe­rio úni­co , cuyo radio de influen­cia y domi­nio abar­ca a más 180 paí­ses en los cua­les EEUU tie­ne pre­sen­cia direc­ta o influen­cia mili­tar en estos momen­tos.

Según un infor­me de la lla­ma­da Com­mis­sión on Review of Over­seas Mili­tary Faci­lity Struc­tu­re Of The USA, EEUU dis­po­ne de más de 450.000 efec­ti­vos mili­ta­res en el mun­do, casi la mitad en «situa­cio­nes de com­ba­te», cuen­ta con una red de 825 ins­ta­la­cio­nes mili­ta­res en diver­sos luga­res del pla­ne­ta (15 gran­des, 19 medios y 826 de menor volu­men), 5 coman­dos fun­cio­na­les aéreos, terres­tres y nava­les (entre ellos el Coman­do Sur y la IV Flo­ta) y 5 coman­dos geo­grá­fi­cos, a los cua­les se agre­gó el recien­te­men­te crea­do AFRICOM.

El actual pre­su­pues­to des­ti­na­do a la Defen­sa es 15 veces mayor que el des­ti­na­do al Depar­ta­men­to de Esta­do, y el Pen­tá­gono dis­po­ne de 200 veces la can­ti­dad de per­so­nal des­ti­na­do al área de la polí­ti­ca exte­rior.

Para tener una idea apro­xi­ma­da de la cifra total des­ti­na­da a la Defen­sa USA en 2009, la mis­ma equi­va­le a más de dos veces el PBI (pro­duc­ción anual) de un país petro­le­ro como Vene­zue­la, a más de tres veces el PBI de Chi­le, y a casi 20 veces el de Boli­via.

Pero hay una com­pa­ra­ción aún más pesa­di­lles­ca: Lo que soli­ci­ta la ONU para «com­ba­tir el ham­bre» en el mun­do (US$ 700 millo­nes)equi­va­le a solo el 1% del pre­su­pues­to para la Defen­sa USA.

El Pen­tá­gono se lle­va­rá la par­te del león en el pre­su­pues­to 2010 de US$ 730.000 millo­nes des­ti­na­do a sol­ven­tar la gigan­tes­ca estruc­tu­ra ope­ra­ti­va mili­tar de la pri­me­ra poten­cia impe­rial a esca­la glo­bal.

Ade­más, el side­ral pre­su­pues­to de la Defen­sa engor­da la expan­sión geo­mé­tri­ca de las ganan­cias de los con­sor­cios arma­men­tis­tas del Com­ple­jo Indus­trial Mili­tar esta­dou­ni­den­se, y es la prue­ba más irre­fu­ta­ble de la rela­ción sim­bió­ti­ca de super­vi­ven­cia esta­ble­ci­da entre el sis­te­ma capi­ta­lis­ta sio­nis­ta con los con­flic­tos arma­dos y las ocu­pa­cio­nes mili­ta­res.

En este esce­na­rio ‑y como se pue­de apre­ciar en la mag­ni­tud del pre­su­pues­to de Defen­sa- los pri­me­ros pasos del «sue­ño ame­ri­cano» de Oba­ma ya se empe­za­ron a dar

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *