Argen­ti­na mar­chó con­tra los gol­pis­tas de ayer y de hoy por Encuen­tro, Memo­ria, Ver­dad y Justicia


 

Docu­men­to del 24 de mar­zo de 2010, apo­yo de Boltxe Kolektiboa

A trein­ta y cua­tro años del gol­pe geno­ci­da, y en el año del Bicen­te­na­rio, esta­mos en esta Pla­za con las ban­de­ras en alto de una gene­ra­ción que dio su vida por con­quis­tar una Argen­ti­na sin opre­sión, sin explo­ta­ción, sin miseria.

Por­que esta­mos aquí, com­pro­me­ti­dos con esos mis­mos idea­les, deci­mos muy fuerte:

30.000 COMPAÑEROS DETENIDOS-DESAPARECIDOS PRESENTES!!!

Nos con­vo­ca­mos hoy para repu­diar el gol­pe geno­ci­da, para reafir­mar nues­tra his­tó­ri­ca con­sig­na: No a la impu­ni­dad de ayer y de hoy.

Com­pa­ñe­ros y compañeras:

Repu­dia­mos una vez más a la dic­ta­du­ra geno­ci­da que ani­qui­ló a dece­nas de miles de com­pa­ñe­ros, diri­gen­tes y mili­tan­tes obre­ros y popu­la­res. Repu­dia­mos los cam­pos de con­cen­tra­ción, la cár­cel, el exi­lio, el secues­tro, la tor­tu­ra, la des­apa­ri­ción y el ase­si­na­to, crí­me­nes que comen­za­ron a ensa­yar­se antes del gol­pe, en el Ope­ra­ti­vo Inde­pen­den­cia en Tucu­mán y con el accio­nar de la Tri­ple A y demás ban­das fas­cis­tas en todo el país.

Repu­dia­mos los vue­los de la muer­te en que los secues­tra­dos eran arro­ja­dos vivos al mar, la tor­tu­ra a las emba­ra­za­das y el robo y la apro­pia­ción de sus hijos.

Repu­dia­mos el mode­lo polí­ti­co-eco­nó­mi­co que la dic­ta­du­ra impu­so: de enri­que­ci­mien­to de unos pocos a cos­ta del ham­bre de muchos, de mayor explo­ta­ción y liqui­da­ción de con­quis­tas de los tra­ba­ja­do­res, de entre­ga, de des­truc­ción de la indus­tria nacio­nal, de bru­tal endeu­da­mien­to externo, de cer­ce­na­mien­to abso­lu­to de las liber­ta­des indi­vi­dua­les y colec­ti­vas, de vio­la­ción sis­te­má­ti­ca de todos los derechos.

Denun­cia­mos al poder eco­nó­mi­co proim­pe­ria­lis­ta, a los ban­que­ros, las empre­sas y la oli­gar­quía terra­te­nien­te que pla­ni­fi­ca­ron el gol­pe; a las patro­na­les y diri­gen­tes sin­di­ca­les trai­do­res que entre­ga­ron cuer­pos de dele­ga­dos como en Inge­nio Ledes­ma, Mer­ce­des Benz, Ford; a la mayo­ría de la cúpu­la de la Igle­sia que los ben­di­jo; al poder judi­cial que los ampa­ró; a los polí­ti­cos que los ava­la­ron; y a los gran­des medios de comu­ni­ca­ción que les lava­ron la cara a todos ellos.

El obje­ti­vo de la repre­sión fue ter­mi­nar con el amplí­si­mo movi­mien­to popu­lar que se pro­po­nía trans­for­ma­cio­nes socia­les de fon­do en la Argen­ti­na. La dic­ta­du­ra bus­có des­truir las for­mas de orga­ni­za­ción de impor­tan­tes sec­to­res de los tra­ba­ja­do­res y el pue­blo: Cuer­pos de Dele­ga­dos, Cen­tros de Estu­dian­tes, orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas, barria­les, pro­fe­sio­na­les. Repu­dia­mos la bru­tal repre­sión, per­fec­ta­men­te pla­ni­fi­ca­da, racio­nal y dis­cri­mi­na­da, que tie­ne un nom­bre pre­ci­so: genocidio.

Geno­ci­dio, así lo hemos lla­ma­do duran­te años, así debe­mos seguir gri­tán­do­lo en las calles y así debe­mos lograr que se lo lla­me en todas las sen­ten­cias judiciales.

Geno­ci­dio que des­de 1983 se pre­ten­dió ocul­tar detrás de la teo­ría de los dos demo­nios, para jus­ti­fi­car ape­nas unos años más tar­de, las infa­mes leyes de Pun­to Final y Obe­dien­cia Debi­da de Alfonsín.

Los años del mene­mis­mo garan­ti­za­ron aún más la impu­ni­dad de los repre­so­res con los indul­tos y pro­fun­di­za­ron la des­ocu­pa­ción, la mise­ria y el ham­bre para millo­nes como pro­duc­to de la entre­ga de los recur­sos natu­ra­les y del patri­mo­nio nacio­nal, y del rema­te de la industria.

Nues­tro pue­blo nun­ca dejó de luchar: la valien­te ocu­pa­ción de la pla­za de Mayo por las Madres duran­te la dic­ta­du­ra, el recla­mo per­sis­ten­te de los orga­nis­mos de dere­chos huma­nos, el impres­cin­di­ble tes­ti­mo­nio de los ex dete­ni­dos-des­apa­re­ci­dos, la heroi­ca resis­ten­cia de nues­tro pue­blo, las his­tó­ri­cas huel­gas, fue­ron tra­zan­do un camino que lle­gó has­ta el mul­ti­tu­di­na­rio acto del 24 de mar­zo de 1996, a 20 años del gol­pe geno­ci­da, y a las inol­vi­da­bles jor­na­das del 19 y 20 de diciem­bre de 2001, bisa­gra que abrió una nue­va eta­pa en la his­to­ria de nues­tro país.

Con todos estos años de lucha nues­tro pue­blo des­tru­yó la teo­ría de los dos demo­nios, con­si­guió anu­lar las leyes de impu­ni­dad y reabrir las cau­sas con­tra los genocidas.

La rea­li­za­ción de los jui­cios con­tra los geno­ci­das es un triun­fo his­tó­ri­co del pue­blo argentino.

Al día de hoy 64 geno­ci­das fue­ron con­de­na­dos, otros tan­tos están sien­do juz­ga­dos en todo el país, y 634 más ya están procesados.

Todos los que esta­mos en esta Pla­za, los miles y miles de com­pa­ñe­ros que veni­mos luchan­do por Memo­ria, Ver­dad y Jus­ti­cia, sabe­mos que este triun­fo es pro­duc­to de la lucha de nues­tro pue­blo duran­te más de trein­ta años con­tra la impunidad.

Pero es impres­cin­di­ble señalar:

- que el 10% de los geno­ci­das juz­ga­dos fue­ron absuel­tos de cul­pa y cargo

- que 39 repre­so­res se encuen­tran pró­fu­gos des­de hace años

- que todos los con­de­na­dos y todos los pro­ce­sa­dos lo están por un núme­ro de víc­ti­mas mucho menor al que les corresponde

- que con­ti­núan exis­tien­do cár­ce­les de lujo, y que muchos de los pro­ce­sa­dos están en liber­tad o gozan de pri­sión domiciliaria

Pero sobre todo, y con mucha bron­ca, segui­mos denun­cian­do que a casi 7 años de anu­la­das las leyes de impu­ni­dad, la can­ti­dad de pro­ce­sa­dos es igual a la can­ti­dad de cam­pos de con­cen­tra­ción que exis­tie­ron en nues­tro país.

Casi 7 años, ape­nas 1 repre­sor por campo.

Y es impor­tan­te que denun­cie­mos una vez más cuá­les son los moti­vos de esta situación.

Por un lado, cien­tos de cau­sas están lite­ral­men­te para­li­za­das –en par­ti­cu­lar en el inte­rior del país- debi­do a que muchí­si­mos jue­ces y fis­ca­les pro­vie­nen de la dic­ta­du­ra o son cóm­pli­ces, ami­gos, socios o fami­lia­res de los geno­ci­das y no quie­ren ni juz­gar­los ni con­de­nar­los. Nada hace el Gobierno ni sus legis­la­do­res para modi­fi­car esta situación.

Por otra par­te, aún los jue­ces y fis­ca­les que pre­go­nan su volun­tad de hacer jus­ti­cia, sólo acu­san a un puña­do de repre­so­res en cada cau­sa, aque­llos que inte­gra­ban la cade­na de man­dos, a los emble­má­ti­cos o a los pocos que fue­ron reco­no­ci­dos por los sobre­vi­vien­tes a pesar de las ven­das en sus ojos. Ni una pala­bra dicen de todos aque­llos que estu­vie­ron des­ti­na­dos en las depen­den­cias ofi­cia­les don­de fun­cio­na­ron cam­pos de con­cen­tra­ción y que eran quie­nes gol­pea­ban, veja­ban y torturaban.

Nada hace el Gobierno para modi­fi­car esta situación.

Tam­po­co la Secre­ta­ría de DDHH apor­ta a las cau­sas los lis­ta­dos de per­so­nal de esos cen­tros que tie­ne el Esta­do en sus archi­vos, ni impul­sa el pro­ce­sa­mien­to de todos, ni denun­cia a los fis­ca­les y jue­ces que demo­ran las causas.

Nada hace el Gobierno para modi­fi­car esta situación.

La recien­te publi­ci­dad de los nom­bres de cer­ca 5500 agen­tes de inte­li­gen­cia del Bata­llón 601 y de la Fuer­za Aérea es tam­bién un triun­fo de nues­tra lucha, y prue­ba que los archi­vos de la repre­sión, como siem­pre hemos denun­cia­do, real­men­te exis­ten y con­fir­ma que aún hoy hay agen­tes que siguen acti­vos infil­tran­do las orga­ni­za­cio­nes populares.

Pero con nom­bres no alcan­za! Exi­gi­mos que se entre­gue a la jus­ti­cia el lega­jo de cada uno de los repre­so­res, y la aper­tu­ra de todos los demás archivos!

Los hijos de nues­tros com­pa­ñe­ros, secues­tra­dos con ellos o naci­dos en cau­ti­ve­rio y apro­pia­dos por los repre­so­res y sus cóm­pli­ces, son otra prue­ba de que con dis­cur­sos no alcan­za. Más de 400 jóve­nes siguen vivien­do con su iden­ti­dad cam­bia­da, des­apa­re­ci­da. La polí­ti­ca ofi­cial solo impul­sa que quie­nes duden de sus orí­ge­nes, se hagan una prue­ba gené­ti­ca. Una vez más las víc­ti­mas deben hacer­se car­go de lo que es res­pon­sa­bi­li­dad del Estado.

Con dis­cur­sos no alcan­za! Y hay un nom­bre, hoy sím­bo­lo, que gri­ta la impu­ni­dad de ayer y de hoy en car­ne viva: Julio López.

A 3 años y medio, ni un solo impu­tado por su secues­tro y desaparición.

A 3 años y medio, sólo encu­bri­mien­to y complicidad.

Des­ar­mar la impu­ni­dad, cons­trui­da pro­li­ja­men­te duran­te años, des­ar­mar el apa­ra­to repre­si­vo de la dic­ta­du­ra, requie­re de mucho más que dis­cur­sos, requie­re de una deci­sión polí­ti­ca que el Gobierno no tiene.

Exi­gi­mos:

Cár­cel común ya a todos los genocidas!

Res­ti­tu­ción de la iden­ti­dad a los jóve­nes apropiados

Apa­ri­ción con vida de Julio López

Com­pa­ñe­ros y compañeras,

En todos estos años supi­mos unir el recla­mo de jui­cio y cas­ti­go a los geno­ci­das de ayer con la exi­gen­cia de ter­mi­nar con la impu­ni­dad de hoy; con nues­tra lucha logra­mos ins­ta­lar esta fecha, 24 de mar­zo, como fecha sim­bó­li­ca de deman­da de la ple­na vigen­cia de dere­chos enten­di­dos como una tota­li­dad: liber­tad, tra­ba­jo, vivien­da, edu­ca­ción, salud y justicia.

El Gobierno que se auto­pro­cla­ma “defen­sor de los DD.HH” uti­li­za una ban­de­ra tan cara a nues­tro pue­blo para enmas­ca­rar la impu­ni­dad mien­tras repri­me y usa pato­tas con­tra los lucha­do­res popu­la­res. Denun­cia­mos tam­bién la polí­ti­ca repre­si­va de Macri y su últi­ma adqui­si­ción, la pica­na por­tá­til la poli­cía metro­po­li­ta­na. Exi­gi­mos la diso­lu­ción de esta nefas­ta ins­ti­tu­ción. Scio­li mien­tras hace cam­pa­ñas para bajar la edad de impu­tabi­li­dad per­mi­te el fun­cio­na­mien­to impu­ne de la poli­cía bonae­ren­se que cada día suma más casos de gati­llo fácil.

Por su par­te los opo­si­to­res Duhal­de, Carrió y Cobos no sólo no se pro­nun­cian con­tra la impu­ni­dad de los geno­ci­das sino que lla­man a la reconciliación.

El gobierno avan­za día a día en la judi­cia­li­za­ción y cri­mi­na­li­za­ción de toda pro­tes­ta y usa a los mis­mos jue­ces y fis­ca­les a los que nun­ca les alcan­zan las prue­bas con­tra los geno­ci­das, a los mis­mos que no las encuen­tran con­tra los ase­si­nos de Car­los Fuen­teal­ba, de Láza­ro Duar­te y de tan­tos otros com­pa­ñe­ros, pero que son más rápi­dos que la luz para pro­ce­sar a los que luchan. Con la lucha hemos logra­do la abso­lu­ción de obre­ros ferro­via­rios, estu­dian­tes y tra­ba­ja­do­res des­ocu­pa­dos. Repu­dia­mos la recien­te con­de­na de Juan Car­los Bei­ca por denun­ciar la agre­sión del Esta­do de Israel con­tra el pue­blo palestino.

Hoy son más de 4.000 los com­pa­ñe­ros con cau­sas abier­tas y jui­cios en mar­cha. Y de cada con­flic­to abier­to sur­gen nue­vos procesados.

Sigue en pie la lla­ma­da “Ley Anti­te­rro­ris­ta”, herra­mien­ta para repri­mir al pue­blo y sus orga­ni­za­cio­nes exi­gi­da por el gobierno norteamericano.

Por otra parte:

- el gati­llo fácil sigue cobrán­do­se la vida de miles de jóve­nes de los sec­to­res más des­po­seí­dos, y se pro­fun­di­za la cri­mi­na­li­za­ción de la pobreza;

- Luciano Arru­ga lle­va más de un año des­apa­re­ci­do, y los res­pon­sa­bles con­ti­núan impunes;

- las muer­tes en las comi­sa­rías y las cár­ce­les son mone­da corriente;

- en los secues­tros extor­si­vos, en los crí­me­nes del nar­co­trá­fi­co, en la tra­ta de per­so­nas, y en la mayo­ría de los deli­tos más vio­len­tos, siem­pre están invo­lu­cra­dos miem­bros de las fuer­zas repre­si­vas, y tras bam­ba­li­nas actúan los sec­to­res que hacen nego­cios en com­pli­ci­dad con el poder;

- La “Galle­ga” Ger­mano sigue pri­va­da del dere­cho de salidas.

-Romi­na Teje­ri­na sigue pre­sa des­pués de 7 años y 2 muje­res humil­des mue­ren por día por abor­tos clandestinos.

Denun­cia­mos el encu­bri­mien­to de los dife­ren­tes gobier­nos a las fuer­zas de segu­ri­dad que par­ti­ci­pa­ron en la masa­cre impu­ne de la AMIA, y que siguen cerra­dos los archi­vos secre­tos del Esta­do para evi­tar una inves­ti­ga­ción inde­pen­dien­te. Per­ma­ne­cen impu­nes los res­pon­sa­bles polí­ti­cos de la masa­cre de Cro­mag­non que cos­tó la vida de 194 jóve­nes, muer­tos por la corrup­ción de empre­sa­rios y fun­cio­na­rios públicos.

Por todo esto, exigimos: 

No a la cri­mi­na­li­za­ción de las luchas!

Amnis­tía o des­pro­ce­sa­mien­to a los lucha­do­res populares!!

Bas­ta de gati­llo fácil!

Apa­ri­ción con vida de Luciano Arruga!!

Este año, se dis­pa­ró la infla­ción que aumen­ta día a día las penu­rias de nues­tro pueblo.

Sala­rios depre­cia­dos, tari­fa­zos, des­pi­dos y sus­pen­sio­nes, son con­se­cuen­cia de la polí­ti­ca que el gobierno y las gran­des patro­na­les impo­nen para des­car­gar la cri­sis sobre los tra­ba­ja­do­res y el pue­blo, sin tocar a los ver­da­de­ros res­pon­sa­bles, que se enri­que­cie­ron duran­te todos estos años. La des­ocu­pa­ción y la mise­ria vuel­ven a cre­cer violentamente.

El pre­cio de la canas­ta fami­liar se ale­ja cada vez más de las posi­bi­li­da­des de la mayo­ría de los trabajadores.

Los más amplios sec­to­res de nues­tro pue­blo res­pon­den con la lucha y con nue­vas for­mas demo­crá­ti­cas de orga­ni­za­ción. Duran­te el últi­mo año, los tra­ba­ja­do­res ocu­pa­dos y des­ocu­pa­dos fue­ron los pro­ta­go­nis­tas principales.

Los tra­ba­ja­do­res de Kraft – Terra­bus­si que enfren­ta­ron a la empre­sa mono­pó­li­ca yan­qui y que con­ci­ta­ron la soli­da­ri­dad en todo el país, reafir­ma­ron el camino de defen­sa de sus dere­chos y de recu­pe­rar con­quis­tas his­tó­ri­cas per­di­das en los últi­mos años.

De la mano de los triun­fos logra­dos en la lucha con­tra la impu­ni­dad, un pro­fun­do pro­ce­so de recom­po­si­ción se vie­ne ges­tan­do en el movi­mien­to obre­ro. Miles de tra­ba­ja­do­res en todo el país están dan­do un paso ade­lan­te, se orga­ni­zan, luchan por sala­rios dig­nos y en defen­sa de los pues­tos de tra­ba­jo, enfren­tan a los diri­gen­tes sin­di­ca­les trai­do­res, para recu­pe­rar cuer­pos de dele­ga­dos y dar­se for­mas de orga­ni­za­ción demo­crá­ti­cas. Los tra­ba­ja­do­res de sub­te­rrá­neos de Bs As con­quis­ta­ron en el mar­co de su lucha nue­vas for­mas de orga­ni­za­ción que hoy se expre­san en un sindicato.

El movi­mien­to de tra­ba­ja­do­res des­ocu­pa­dos sigue en la calle exi­gien­do tra­ba­jo genuino para todos sin clientelismo.

Los obre­ros rura­les pelean por sala­rios y por la liqui­da­ción del régi­men de tra­ba­jo agra­rio de la dic­ta­du­ra, los pue­blos ori­gi­na­rios por la tie­rra, los cam­pe­si­nos para no ser expul­sa­dos de sus tierras.

La lucha de los jóve­nes cre­ce día a día, y los estu­dian­tes se movi­li­zan por mayor pre­su­pues­to y en defen­sa de la educación.

Se han pues­to de pie los docen­tes, los tra­ba­ja­do­res esta­ta­les para enfren­tar la polí­ti­ca de des­truc­ción de la salud y la edu­ca­ción pública.

En la Ciu­dad de Bue­nos Aires, en par­ti­cu­lar, los tra­ba­ja­do­res de la salud y la edu­ca­ción jun­to con los estu­dian­tes y movi­mien­tos barria­les enfren­tan todos los días la polí­ti­ca fas­cis­ta de Macri que se pro­po­ne liqui­dar con­quis­tas eco­nó­mi­cas, socia­les y demo­crá­ti­cas de nues­tro pueblo.

Para fre­nar el pro­ce­so de avan­ce de las luchas, el gobierno de los Kirch­ner repri­me no sólo con las fuer­zas de segu­ri­dad, sino que sigue usan­do su “mar­ca regis­tra­da”: las pato­tas man­da­das por las patro­na­les y los diri­gen­tes sin­di­ca­les ami­gos del Gobierno, como en el caso de sub­te­rrá­neos de Bs As.

Por eso decimos:

Bas­ta de infla­ción, des­pi­dos y patotas!

Aumen­to de sala­rios acor­de a la canas­ta familiar!

Tra­ba­jo genuino para todos sin clientelismos!

Rein­vin­di­ca­mos y apo­ya­mos todas las luchas de los tra­ba­ja­do­res ocu­pa­dos y desocupados! 

El gobierno, en vez de usar las reser­vas para resol­ver las nece­si­da­des urgen­tes de nues­tro pue­blo, las des­ti­na para pagar la ile­gí­ti­ma y frau­du­len­ta deu­da exter­na, con­traí­da por la dic­ta­du­ra y aumen­ta­da por todos los gobier­nos posteriores.

El gobierno y la opo­si­ción de dere­cha dispu­tan, pero todos acuer­dan en pagarla.

En el mis­mo sen­ti­do, los Kirch­ner siguen entre­gan­do el petró­leo, el gas, la mine­ría y demás recur­sos natu­ra­les, a los mono­po­lios impe­ria­lis­tas y a sus ami­gos y testaferros.

La lucha del pue­blo de Andal­ga­lá des­en­mas­ca­ra esta política.

El gobierno mien­te porque:

Lla­ma des­en­deu­da­mien­to al pago de la deu­da exter­na a cos­ta del ham­bre nues­tro pueblo.

A la infla­ción la deno­mi­na sim­ple reaco­mo­da­mien­to de precios.

Y a la bru­tal entre­ga de nues­tros recur­sos natu­ra­les, la tra­du­ce como inver­sión para incre­men­tar el círcu­lo vir­tuo­so de la economía

Exi­gi­mos:

No al pago de la deu­da externa!

No al saqueo de los recur­sos naturales!

Fon­dos inme­dia­tos para vivien­da, tra­ba­jo, salud, educación!

Reafir­ma­mos:

Fue­ra ingle­ses de nues­tras Mal­vi­nas.

Exi­gi­mos al gobierno que deje de nego­ciar con las petro­le­ras ingle­sas expo­lia­do­ras.

Nues­tra lucha es par­te de un torren­te, una tem­pes­tad de pue­bla­das y rebe­lio­nes que reco­rre Amé­ri­ca Lati­na. Los pue­blos se han pues­to de pie a lo lar­go de todo el con­ti­nen­te en defen­sa de sus dere­chos, por la liber­tad y con­tra el imperialismo.

Repu­dia­mos el gol­pe en Hon­du­ras y denun­cia­mos las elec­cio­nes truchas.

Expre­sa­mos nues­tra soli­da­ri­dad con el pue­blo de Hai­tí y exi­gi­mos el reti­ro inme­dia­to de todas las tro­pas de ocupación.

Nos soli­da­ri­za­mos con el pue­blo chi­leno, y repu­dia­mos la mili­ta­ri­za­ción del país.

Hon­ran­do la his­tó­ri­ca her­man­dad lati­no­ame­ri­ca­na decimos:

Fue­ra el impe­ria­lis­mo de Amé­ri­ca Latina!

Com­pa­ñe­ros:

Nues­tro pue­blo sigue luchan­do en defen­sa de sus dere­chos. Cada día son más los que se movi­li­zan y cada con­quis­ta esti­mu­la nue­vos recla­mos. Cada injus­ti­cia, cada dere­cho vio­la­do gene­ra una res­pues­ta popular.

Ante nues­tros 30.000 dete­ni­dos-des­apa­re­ci­dos nos com­pro­me­te­mos a seguir dan­do nues­tro Pre­sen­te en la lucha has­ta con­se­guir que sus sue­ños se hagan reali­dad, una Argen­ti­na libe­ra­da de la opre­sión impe­ria­lis­ta y de la explotación.

En ese camino, sor­tean­do todos los emba­tes, estu­vi­mos, esta­mos y esta­re­mos cada 24 de mar­zo en esta Plaza.

Por la Memo­ria, la Ver­dad y la Justicia. 

30.000 com­pa­ñe­ros dete­ni­dos des­apa­re­ci­dos Presentes!!!!!! 

ENCUENTRO MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.