Hillary ya tie­ne quien le escri­ba por Fri­da Modack

hillary-clintonA dife­ren­cia del Coro­nel de Gar­cía Már­quez, que no tie­ne quien le escri­ba, la secre­ta­ria de Esta­do de Esta­dos Uni­dos se ase­gu­ró de que a ella no le pase lo mis­mo. Es así como la depen­den­cia que enca­be­za aca­ba de abrir un sitio en inter­net que se deno­mi­na Spa­ce 2. 0 y al que cual­quie­ra pue­de entrar. La direc­ción es http://​www​.sta​te​.gov/​o​p​i​n​i​o​n​s​p​ace

La pági­na está muy bien hecha, en tonos azu­les con algu­nos toques blan­cos y brin­da infor­ma­ción sobre diver­sos aspec­tos en las colum­nas que se refie­ren a Depar­ta­men­to de Esta­do, Asun­tos Polí­ti­cos, Comi­tés y Regio­nes, Eco­no­mía y Ener­gía, Con­trol de Armas y Segu­ri­dad, Demo­cra­cia y Asun­tos Glo­ba­les, Diplo­ma­cia Abier­ta y Asun­tos Públi­cos y Asis­ten­cia y Desarrollo.

Des­de lue­go que la infor­ma­ción que se encuen­tra en cada una de esas colum­nas es la visión del gobierno a tra­vés del Depar­ta­men­to de Esta­do. Pero resul­ta intere­san­te entrar a algu­nos rubros, ya que inclu­so hay uno que le expli­ca a los niños el impor­tan­te rol que jue­ga la Agen­cia Cen­tral de Inte­li­gen­cia, la CIA. Des­de lue­go no se habla de las tor­tu­ras ni de las cár­ce­les secretas.

Pero jun­to con dar la visión esta­du­ni­den­se de los aspec­tos que hemos seña­la­do, el sitio se des­cri­be como un nue­vo foro de dis­cu­sión a nivel mun­dial y en cada tema hay un fun­cio­na­rio a car­go. Lo impor­tan­te es lo que se refie­re a Hillary Clin­ton, de quien se pro­por­cio­na una bio­gra­fía, por­que a los que ingre­san al sitio se les pre­gun­ta qué le dirían si se encon­tra­ran con ella.

Vemos, enton­ces, que se tra­ta de un sitio que al fin de cuen­tas apun­ta a mejo­rar la ima­gen de la fun­cio­na­ria, quien espe­cial­men­te en las últi­mas sema­nas ha reci­bi­do crí­ti­cas muy fuer­tes y adver­ten­cias cla­ras de que no entien­de lo que está suce­dien­do en Amé­ri­ca Lati­na y que bus­ca crear un ambien­te que favo­rez­ca una gue­rra con Irán. El tiem­po dirá cual es la fina­li­dad real, mien­tras tan­to vea­mos las crí­ti­cas que se le han hecho.

CLINTON Y AMÉRICA LATINA

La recien­te gira de la secre­ta­ria de Esta­do por Amé­ri­ca Lati­na, en la que no logró los obje­ti­vos que bus­ca­ba, ha sido áci­da­men­te comen­ta­da por des­ta­ca­dos colum­nis­tas de su país. Mark Weis­brot es co-direc­tor del Cen­tro de Inves­tri­ga­ción Eco­nó­mi­ca con sede en Washig­ton, sus artícu­los se publi­can en The New York Times, The Washing­ton Post, Los Ange­les Times, Folha de Sao Pau­lo, The Guar­dian y muchos más, una colum­na suya se dis­tri­bu­ye a mas de 500 periódicos.

A raíz del via­je de Hillary Clin­ton a Amé­ri­ca Lati­na escri­bió la colum­na “Estruen­tos lati­no­ame­ri­ca­nos de Clin­ton”. En tono iró­ni­co dice que esta gira se pare­ce a la de Bush en el 2005, que ter­mi­nó con la sali­da anti­ci­pa­da de éste de Argen­ti­na, pero la considera”aún mas tor­pe diplo­má­ti­ca­men­te” que el ex man­da­ta­rio, quien “al menos sabía que no decir”. La crí­ti­ca está refe­ri­da a la afir­ma­ción de la fun­cio­na­ria, cuan­do dijo “La cri­sis de Hon­du­ras ha sido con­du­ci­da a una exi­to­sa con­clu­sión”, agre­gan­do que “se hizo sin violencia”.

Para Weis­brot eso es echar sal en las heri­das de sus anfi­trio­nes, que vie­ron el gol­pe mili­tar con­tra Zela­ya y los esfuer­zos esta­du­ni­den­ses por legi­ti­mar la dic­ta­du­ra como una ame­na­za a la demo­cra­cia en la región. Tam­bién cali­fi­có como “cosa atroz” jus­ti­fi­car la repre­sión ejer­ci­da con­tra los hon­du­re­ños que deman­da­ban el regre­so a la demo­cra­cia y repro­du­jo la car­ta de nue­ve con­gre­sis­tas esta­du­ni­den­ses que le deta­llan a Clin­ton los ase­si­na­tos come­ti­dos en el bre­ve perío­do en que Lobo ha ejer­ci­do como pre­si­den­te de Honduras.

Michael Shif­ter, Vice­pre­si­den­te de Polí­ti­ca, del Diá­lo­go Inter­ame­ri­cano, ins­tan­cia que reúne a per­so­na­li­da­des esta­du­ni­den­ses y lati­no­ame­ri­ca­nas, escri­bió a comien­zos de mar­zo un artícu­lo titu­la­do “Adiós Ami­gos” que tie­ne el siguien­te sub­tí­tu­lo “Como Amé­ri­ca Lati­na dejó de preo­cu­par­se de lo que Esta­dos Uni­dos pien­sa”. Escri­to en los momen­tos en que la secre­ta­ria de Esta­do empren­día su gira lati­no­ame­ri­ca­na, Shif­ter le advier­te de los cam­bios que se han regis­tra­do en la región.

Le dice que va a encon­trar algo muy dis­tin­to a cuan­do la visi­tó sien­do pri­me­ra dama. Y en su aná­li­sis, Shif­ter hace hin­ca­pié en el efec­to nega­ti­vo que ha teni­do el que Oba­ma no haya actua­do en los tér­mi­nos que sugi­rió en la Cum­bre de las Amé­ri­cas en Tri­ni­dad y Toba­go. Recuer­da en espe­cial que a la admi­nis­tra­ción Oba­ma le irri­tó que Amé­ri­ca Lati­na le deman­da­ra una pos­tu­ra más agre­si­va ante el gol­pe hondureño.

Shif­ter apun­ta ade­más que Amé­ri­ca Lati­na ya no es tan depen­dien­te de Esta­dos Uni­dos, que ha diver­si­fi­ca­do sus rela­cio­nes polí­ti­cas y eco­nó­mi­cas y que una prue­ba de ello es la crea­ción de la Unión de Nacio­nes Lati­no­ame­ri­ca­nas y del Cari­be, de la cual Esta­dos Uni­dos y Cana­dá no son par­te y pre­gun­ta si alguien segui­rá toman­do en serio a la OEA.

MÁS ALLÁ DE AMÉRICA LATINA

En su gira lati­no­ame­ri­ca­na la secre­ta­ria de Esta­do tocó temas que ata­ñen a las rela­cio­nes con paí­ses más allá del con­ti­nen­te ame­ri­cano, espe­cí­fi­ca­men­te a las esta­ble­ci­das con Irán. Uno de sus obje­ti­vos era entre­vis­tar­se con el pre­si­den­te bra­si­le­ño para plan­tear­le la incon­ve­nien­cia de sus rela­cio­nes con el gobierno ira­ní. Lula par­tió por no reci­bir­la, argu­men­tan­do que pro­to­co­lar­men­te no corres­pon­día hacer­lo, de la mis­ma for­ma en que el pre­si­den­te Oba­ma no se reu­nió con su canciler.

Final­men­te Lula la reci­bió, dejan­do en cla­ro que lo hacía a peti­ción de su minis­tro de rela­cio­nes exte­rio­res Cel­so Amo­rim. En lo refe­ren­te a Irán, Lula le reite­ró su apo­yo y diá­lo­go con ese país en tan­to el ura­nio sea usa­do para fines tec­no­ló­gi­cos y no para armas nuclea­res. El can­ci­ller Amo­rim fue más explí­ci­to: “Cada país tie­ne que pen­sar con su pro­pia cabe­za. Noso­tros que­re­mos un mun­do sin armas nuclea­res y don­de no exis­ta la pro­li­fe­ra­ción. La cues­tión es saber cual es el mejor camino para lle­gar a ese punto”.

Esto gene­ró nue­vas crí­ti­cas a la secre­ta­ria de Esta­do y se la vin­cu­ló otra vez a las polí­ti­cas del ex pre­si­den­te Geor­ge W. Bush. Un artícu­lo del perio­dis­ta esta­du­ni­den­se Stephen Kin­zer seña­la que Clin­ton pre­ten­de con­ven­cer al mun­do de que el gobierno ira­ní se opo­ne a tener con­ver­sa­cio­nes serias con Occi­den­te, en cir­cuns­tan­cias que esas con­ver­sa­cio­nes nun­ca se han ofrecido.

Kin­zer recor­dó lo dicho por Bush acer­ca de que no nego­cia­ba con gobier­nos inamis­to­sos por­que no que­ría “recom­pen­sar el mal com­por­ta­mien­to” y recor­dó la recien­te fra­se de Clin­ton al res­pec­to “No que­re­mos estar com­pro­me­tién­do­nos mien­tras ellos fabri­can su bom­ba”. A jui­cio del arti­cu­lis­ta se debe­ría seguir el camino de Nixon cuan­do le pro­pu­so a Chi­na que ambos plan­tea­ran sus quejas.

Weis­brot, por su par­te, jun­to con recor­dar la mag­ni­tud de las inter­ven­cio­nes pasa­das de Esta­dos Uni­dos en Irán pre­gun­ta si de lo que se tra­ta es de pro­mo­ver un con­flic­to y con­ven­cer a los esta­du­ni­den­ses de que Irán ame­na­za su seguridad.

Como se apre­cia en estos y otros aná­li­sis, la situa­ción de Hillary Clin­ton no es muy con­for­ta­ble ¿Le ayu­da­ra la pági­na recién abier­ta en internet?

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.