Hillary ya tie­ne quien le escri­ba por Fri­da Modack

hillary-clintonA dife­ren­cia del Coro­nel de Gar­cía Már­quez, que no tie­ne quien le escri­ba, la secre­ta­ria de Esta­do de Esta­dos Uni­dos se ase­gu­ró de que a ella no le pase lo mis­mo. Es así como la depen­den­cia que enca­be­za aca­ba de abrir un sitio en inter­net que se deno­mi­na Spa­ce 2. 0 y al que cual­quie­ra pue­de entrar. La direc­ción es http://​www​.sta​te​.gov/​o​p​i​n​i​o​n​s​p​ace

La pági­na está muy bien hecha, en tonos azu­les con algu­nos toques blan­cos y brin­da infor­ma­ción sobre diver­sos aspec­tos en las colum­nas que se refie­ren a Depar­ta­men­to de Esta­do, Asun­tos Polí­ti­cos, Comi­tés y Regio­nes, Eco­no­mía y Ener­gía, Con­trol de Armas y Segu­ri­dad, Demo­cra­cia y Asun­tos Glo­ba­les, Diplo­ma­cia Abier­ta y Asun­tos Públi­cos y Asis­ten­cia y Desa­rro­llo.

Des­de lue­go que la infor­ma­ción que se encuen­tra en cada una de esas colum­nas es la visión del gobierno a tra­vés del Depar­ta­men­to de Esta­do. Pero resul­ta intere­san­te entrar a algu­nos rubros, ya que inclu­so hay uno que le expli­ca a los niños el impor­tan­te rol que jue­ga la Agen­cia Cen­tral de Inte­li­gen­cia, la CIA. Des­de lue­go no se habla de las tor­tu­ras ni de las cár­ce­les secre­tas.

Pero jun­to con dar la visión esta­du­ni­den­se de los aspec­tos que hemos seña­la­do, el sitio se des­cri­be como un nue­vo foro de dis­cu­sión a nivel mun­dial y en cada tema hay un fun­cio­na­rio a car­go. Lo impor­tan­te es lo que se refie­re a Hillary Clin­ton, de quien se pro­por­cio­na una bio­gra­fía, por­que a los que ingre­san al sitio se les pre­gun­ta qué le dirían si se encon­tra­ran con ella.

Vemos, enton­ces, que se tra­ta de un sitio que al fin de cuen­tas apun­ta a mejo­rar la ima­gen de la fun­cio­na­ria, quien espe­cial­men­te en las últi­mas sema­nas ha reci­bi­do crí­ti­cas muy fuer­tes y adver­ten­cias cla­ras de que no entien­de lo que está suce­dien­do en Amé­ri­ca Lati­na y que bus­ca crear un ambien­te que favo­rez­ca una gue­rra con Irán. El tiem­po dirá cual es la fina­li­dad real, mien­tras tan­to vea­mos las crí­ti­cas que se le han hecho.

CLINTON Y AMÉRICA LATINA

La recien­te gira de la secre­ta­ria de Esta­do por Amé­ri­ca Lati­na, en la que no logró los obje­ti­vos que bus­ca­ba, ha sido áci­da­men­te comen­ta­da por des­ta­ca­dos colum­nis­tas de su país. Mark Weis­brot es co-direc­tor del Cen­tro de Inves­tri­ga­ción Eco­nó­mi­ca con sede en Washig­ton, sus artícu­los se publi­can en The New York Times, The Washing­ton Post, Los Ange­les Times, Folha de Sao Pau­lo, The Guar­dian y muchos más, una colum­na suya se dis­tri­bu­ye a mas de 500 perió­di­cos.

A raíz del via­je de Hillary Clin­ton a Amé­ri­ca Lati­na escri­bió la colum­na “Estruen­tos lati­no­ame­ri­ca­nos de Clin­ton”. En tono iró­ni­co dice que esta gira se pare­ce a la de Bush en el 2005, que ter­mi­nó con la sali­da anti­ci­pa­da de éste de Argen­ti­na, pero la considera”aún mas tor­pe diplo­má­ti­ca­men­te” que el ex man­da­ta­rio, quien “al menos sabía que no decir”. La crí­ti­ca está refe­ri­da a la afir­ma­ción de la fun­cio­na­ria, cuan­do dijo “La cri­sis de Hon­du­ras ha sido con­du­ci­da a una exi­to­sa con­clu­sión”, agre­gan­do que “se hizo sin vio­len­cia”.

Para Weis­brot eso es echar sal en las heri­das de sus anfi­trio­nes, que vie­ron el gol­pe mili­tar con­tra Zela­ya y los esfuer­zos esta­du­ni­den­ses por legi­ti­mar la dic­ta­du­ra como una ame­na­za a la demo­cra­cia en la región. Tam­bién cali­fi­có como “cosa atroz” jus­ti­fi­car la repre­sión ejer­ci­da con­tra los hon­du­re­ños que deman­da­ban el regre­so a la demo­cra­cia y repro­du­jo la car­ta de nue­ve con­gre­sis­tas esta­du­ni­den­ses que le deta­llan a Clin­ton los ase­si­na­tos come­ti­dos en el bre­ve perío­do en que Lobo ha ejer­ci­do como pre­si­den­te de Hon­du­ras.

Michael Shif­ter, Vice­pre­si­den­te de Polí­ti­ca, del Diá­lo­go Inter­ame­ri­cano, ins­tan­cia que reúne a per­so­na­li­da­des esta­du­ni­den­ses y lati­no­ame­ri­ca­nas, escri­bió a comien­zos de mar­zo un artícu­lo titu­la­do “Adiós Ami­gos” que tie­ne el siguien­te sub­tí­tu­lo “Como Amé­ri­ca Lati­na dejó de preo­cu­par­se de lo que Esta­dos Uni­dos pien­sa”. Escri­to en los momen­tos en que la secre­ta­ria de Esta­do empren­día su gira lati­no­ame­ri­ca­na, Shif­ter le advier­te de los cam­bios que se han regis­tra­do en la región.

Le dice que va a encon­trar algo muy dis­tin­to a cuan­do la visi­tó sien­do pri­me­ra dama. Y en su aná­li­sis, Shif­ter hace hin­ca­pié en el efec­to nega­ti­vo que ha teni­do el que Oba­ma no haya actua­do en los tér­mi­nos que sugi­rió en la Cum­bre de las Amé­ri­cas en Tri­ni­dad y Toba­go. Recuer­da en espe­cial que a la admi­nis­tra­ción Oba­ma le irri­tó que Amé­ri­ca Lati­na le deman­da­ra una pos­tu­ra más agre­si­va ante el gol­pe hon­du­re­ño.

Shif­ter apun­ta ade­más que Amé­ri­ca Lati­na ya no es tan depen­dien­te de Esta­dos Uni­dos, que ha diver­si­fi­ca­do sus rela­cio­nes polí­ti­cas y eco­nó­mi­cas y que una prue­ba de ello es la crea­ción de la Unión de Nacio­nes Lati­no­ame­ri­ca­nas y del Cari­be, de la cual Esta­dos Uni­dos y Cana­dá no son par­te y pre­gun­ta si alguien segui­rá toman­do en serio a la OEA.

MÁS ALLÁ DE AMÉRICA LATINA

En su gira lati­no­ame­ri­ca­na la secre­ta­ria de Esta­do tocó temas que ata­ñen a las rela­cio­nes con paí­ses más allá del con­ti­nen­te ame­ri­cano, espe­cí­fi­ca­men­te a las esta­ble­ci­das con Irán. Uno de sus obje­ti­vos era entre­vis­tar­se con el pre­si­den­te bra­si­le­ño para plan­tear­le la incon­ve­nien­cia de sus rela­cio­nes con el gobierno ira­ní. Lula par­tió por no reci­bir­la, argu­men­tan­do que pro­to­co­lar­men­te no corres­pon­día hacer­lo, de la mis­ma for­ma en que el pre­si­den­te Oba­ma no se reu­nió con su can­ci­ler.

Final­men­te Lula la reci­bió, dejan­do en cla­ro que lo hacía a peti­ción de su minis­tro de rela­cio­nes exte­rio­res Cel­so Amo­rim. En lo refe­ren­te a Irán, Lula le reite­ró su apo­yo y diá­lo­go con ese país en tan­to el ura­nio sea usa­do para fines tec­no­ló­gi­cos y no para armas nuclea­res. El can­ci­ller Amo­rim fue más explí­ci­to: “Cada país tie­ne que pen­sar con su pro­pia cabe­za. Noso­tros que­re­mos un mun­do sin armas nuclea­res y don­de no exis­ta la pro­li­fe­ra­ción. La cues­tión es saber cual es el mejor camino para lle­gar a ese pun­to”.

Esto gene­ró nue­vas crí­ti­cas a la secre­ta­ria de Esta­do y se la vin­cu­ló otra vez a las polí­ti­cas del ex pre­si­den­te Geor­ge W. Bush. Un artícu­lo del perio­dis­ta esta­du­ni­den­se Stephen Kin­zer seña­la que Clin­ton pre­ten­de con­ven­cer al mun­do de que el gobierno ira­ní se opo­ne a tener con­ver­sa­cio­nes serias con Occi­den­te, en cir­cuns­tan­cias que esas con­ver­sa­cio­nes nun­ca se han ofre­ci­do.

Kin­zer recor­dó lo dicho por Bush acer­ca de que no nego­cia­ba con gobier­nos inamis­to­sos por­que no que­ría “recom­pen­sar el mal com­por­ta­mien­to” y recor­dó la recien­te fra­se de Clin­ton al res­pec­to “No que­re­mos estar com­pro­me­tién­do­nos mien­tras ellos fabri­can su bom­ba”. A jui­cio del arti­cu­lis­ta se debe­ría seguir el camino de Nixon cuan­do le pro­pu­so a Chi­na que ambos plan­tea­ran sus que­jas.

Weis­brot, por su par­te, jun­to con recor­dar la mag­ni­tud de las inter­ven­cio­nes pasa­das de Esta­dos Uni­dos en Irán pre­gun­ta si de lo que se tra­ta es de pro­mo­ver un con­flic­to y con­ven­cer a los esta­du­ni­den­ses de que Irán ame­na­za su segu­ri­dad.

Como se apre­cia en estos y otros aná­li­sis, la situa­ción de Hillary Clin­ton no es muy con­for­ta­ble ¿Le ayu­da­ra la pági­na recién abier­ta en inter­net?

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *