El alcan­ce de los ase­si­nos del Mos­sad por James Petras

El recien­te ase­si­na­to de Mah­moud al-Mabhoud uno de los jefes mili­ta­res del Hamas demues­tra una vez más el extre­mis­mo de la polí­ti­ca de Israel y su tra­di­ción sis­te­má­ti­ca de ase­si­nar a los diri­gen­tes de la Resis­ten­cia Pales­ti­na en el extran­je­ro. Israel vio­la la sobe­ra­nía de otros paí­ses y se pone por enci­ma de las leyes inter­na­cio­na­les. Ade­más el uso cíni­co de la doble nacio­na­li­dad para come­ter sus ase­si­na­tos nos lle­va a pre­gun­tar­nos la mane­ra como ter­ce­ros Esta­dos garan­ti­zan la impu­ni­dad de Israel.




El Ins­ti­tu­to para la Infor­ma­ción de Asun­tos Espe­cia­les, más cono­ci­do como el «Ins­ti­tu­to», en hebreo sig­ni­fi­ca el «Mos­sad», quien uti­li­za como lema: «por el enga­ño, tu con­ti­nua­rás la gue­rra.

El 19 de enero, el ser­vi­cio secre­to inter­na­cio­nal de Israel, el Mos­sad, envió un escua­drón de la muer­te de 18 miem­bros a Dubai con pasa­por­tes euro­peos supues­ta­men­te «roba­dos» a ciu­da­da­nos israe­líes con doble nacio­na­li­dad y modi­fi­ca­dos con foto­gra­fías y fir­mas fal­sas, para ase­si­nar al diri­gen­te pales­tino Mah­mud al-Mabhuh.

Las prue­bas son abru­ma­do­ras: la pre­sen­ta­ción por par­te de la poli­cía de Dubai de deta­lla­dos videos de segu­ri­dad de los ase­si­nos fue corro­bo­ra­da por el tes­ti­mo­nio de exper­tos en segu­ri­dad israe­lí y aplau­di­da por los prin­ci­pa­les dia­rios y colum­nis­tas de Israel.

El Mos­sad decla­ró abier­ta­men­te que al-Mabhuh era un obje­ti­vo de alta prio­ri­dad que había sobre­vi­vi­do a tres inten­tos de ase­si­na­to ante­rio­res. Israel ni siquie­ra se moles­tó en negar el ase­si­na­to. Ade­más, el sofis­ti­ca­do sis­te­ma de comu­ni­ca­ción uti­li­za­do por los ase­si­nos, la logís­ti­ca y la pla­ni­fi­ca­ción en torno a su entra­da y sali­da de Dubai y el alcan­ce y la mag­ni­tud de la ope­ra­ción, tie­nen todas las carac­te­rís­ti­cas de una ope­ra­ción esta­tal de alto nivel.

Ade­más, ¡sólo el Mos­sad ten­dría acce­so a los pasa­por­tes euro­peos de sus con­ciu­da­da­nos con doble nacio­na­li­dad! Sólo el Mos­sad ten­dría la capa­ci­dad, la moti­va­ción, la inten­ción deli­be­ra­da de pro­vo­car un inci­den­te diplo­má­ti­co con sus alia­dos euro­peos, sabien­do per­ti­nen­te­men­te que la «cóle­ra» de los gobier­nos euro­peos occi­den­ta­les se enfria­ría rápi­da­men­te, a cau­sa de sus pro­fun­dos víncu­los con Israel. Des­pu­lés de una inves­ti­ga­ción minu­cio­sa y el inte­rro­ga­to­rio de dos cola­bo­ra­do­res pales­ti­nos del Mos­sad que fue­ron arres­ta­dos, el jefe de la poli­cía de Dubai decla­ró que él esta­ba segu­ro que era el Mos­sad el autor del ase­si­na­to.

Los pro­ble­mas polí­ti­cos más impor­tan­tes

La polí­ti­ca israe­lí de ase­si­na­tos en el extran­je­ro plan­tea cues­tio­nes pro­fun­das que ame­na­zan los fun­da­men­tos del Esta­do moderno: la sobe­ra­nía, el Esta­do de Dere­cho y la segu­ri­dad nacio­nal y per­so­nal.

Israel ha decla­ra­do públi­ca­men­te una polí­ti­ca de vio­la­ción de la sobe­ra­nía de cual­quier país para matar o secues­trar a sus opo­si­to­res. Tan­to en la pro­cla­ma­ción como en la prác­ti­ca real, la legis­la­ción, los decre­tos y las accio­nes en el extran­je­ro de Israel rem­pla­zan a las leyes y a los orga­nis­mos que las apli­can en cual­quier otra nación.

Si la polí­ti­ca israe­lí se con­vir­tie­ra en prác­ti­ca común en todo el mun­do entra­ría­mos en una sal­va­je sel­va hob­be­sia­na en la que los indi­vi­duos que­da­rían suje­tos a deter­mi­na­dos ase­si­nos de escua­dro­nes de la muer­te extran­je­ros sin res­tric­cio­nes de leyes nacio­na­les o de las auto­ri­da­des res­pon­sa­bles nacio­na­les. Todos los Esta­dos podrían impo­ner sus pro­pias leyes y sal­tar­se las fron­te­ras nacio­na­les para ase­si­nar con impu­ni­dad a ciu­da­da­nos de otras nacio­nes o resi­den­tes.

De hecho, los ase­si­na­tos extra­te­rri­to­ria­les de Israel son una bur­la a la noción mis­ma de sobe­ra­nía nacio­nal. La eli­mi­na­ción extra­te­rri­to­rial por par­te de los ser­vi­cios secre­tos de los opo­si­to­res era una prác­ti­ca común de la Ges­ta­po nazi, de la GPU [pre­de­ce­sor del KGB] de Sta­lin y de la DINA de Pino­chet y se ha con­ver­ti­do en la prác­ti­ca con­sen­ti­da de las «Fuer­zas Espe­cia­les» de EE.UU. en la divi­sión clan­des­ti­na de la CIA. Estas polí­ti­cas son el sello dis­tin­ti­vo de los Esta­dos tota­li­ta­rios, dic­ta­to­ria­les e impe­ria­lis­tas que sis­te­má­ti­ca­men­te piso­tean los dere­chos sobe­ra­nos de los pue­blos.


Mah­moud al Mabhouh (1960−2010).

La prác­ti­ca israe­lí de eje­cu­cio­nes extra­ju­di­cia­les y extra­te­rri­to­ria­les —ejem­pli­fi­ca­da por el recien­te ase­si­na­to de al-Mabhuh en una habi­ta­ción de hotel de Dubai— vio­la todos los pre­cep­tos fun­da­men­ta­les del Esta­do de Dere­cho. Las eje­cu­cio­nes extra­ju­di­cia­les orde­na­das por un Esta­do supo­nen que sus ser­vi­cios secre­tos son juez, jura­do, fis­cal y ver­du­go sin res­tric­cio­nes por razo­nes de sobe­ra­nía y del dere­cho y el deber de las nacio­nes de pro­te­ger a sus ciu­da­da­nos y visi­tan­tes. Prue­bas, pro­ce­di­mien­tos lega­les, dere­cho de defen­sa e inte­rro­ga­to­rios se borran del pro­ce­so. Patro­ci­na­dos por el Esta­do, los ase­si­na­tos extra­ju­di­cia­les minan por com­ple­to el pro­ce­so debi­do. La liqui­da­ción de opo­si­to­res en el extran­je­ro es el paso lógi­co que sigue a los enga­ño­sos jui­cios en el inte­rior de Israel basa­dos en la apli­ca­ción de leyes racia­les y en decre­tos de deten­ción admi­nis­tra­ti­va que han des­po­seí­do al pue­blo pales­tino y vio­la­do las leyes inter­na­cio­na­les.

Los escua­dro­nes de la muer­te del Mos­sad ope­ran direc­ta­men­te bajo el pri­mer minis­tro israe­lí (que apro­bó per­so­nal­men­te el recien­te ase­si­na­to). La gran mayo­ría de los israe­líes apo­yan con orgu­llo tales ase­si­na­tos, sobre todo cuan­do los ase­si­nos esca­pan al des­cu­bri­mien­to y a su cap­tu­ra. El fun­cio­na­mien­to sin tra­bas de los escua­dro­nes de la muer­te en el extran­je­ro patro­ci­na­dos por el Esta­do que lle­van a cabo ase­si­na­tos extra­ju­di­cia­les con impu­ni­dad cons­ti­tu­ye una seria ame­na­za para todos los crí­ti­cos, escri­to­res, diri­gen­tes polí­ti­cos y acti­vis­tas cívi­cos que se atre­van a cri­ti­car a Israel.

Los ase­si­nos del Mos­sad – El fue­go sio­nis­ta

El pre­ce­den­te de Israel matan­do a sus adver­sa­rios en el extran­je­ro esta­ble­ce los lími­tes exter­nos de la repre­sión a tra­vés de sus par­ti­da­rios en el extran­je­ro en las prin­ci­pa­les orga­ni­za­cio­nes sio­nis­tas, la mayo­ría de las cua­les han apo­ya­do aho­ra y en el pasa­do la vio­la­ción israe­lí de la sobe­ra­nía nacio­nal a tra­vés de eje­cu­cio­nes extra­ju­di­cia­les. Si Israel eli­mi­na físi­ca­men­te a sus opo­si­to­res y crí­ti­cos, las 51 prin­ci­pa­les orga­ni­za­cio­nes judías esta­dou­ni­den­ses repri­men eco­nó­mi­ca­men­te a los crí­ti­cos de Israel en EE.UU. Pre­sio­nan acti­va­men­te a patro­nos, a pre­si­den­tes de uni­ver­si­da­des y a fun­cio­na­rios públi­cos para que des­pi­dan a los emplea­dos, aca­dé­mi­cos y pro­fe­sio­na­les que se atre­ven a hablar o escri­bir en con­tra de la tor­tu­ra israe­lí, de sus ase­si­na­tos y de la des­po­se­sión sis­te­má­ti­ca de los pales­ti­nos.

Has­ta aho­ra, los comen­ta­rios más crí­ti­cos —en Israel y en otros luga­res— del recien­te ase­si­na­to del Mos­sad en Dubai se fijan en la “incom­pe­ten­cia” de los agen­tes, inclui­do que hayan per­mi­ti­do que sus ros­tros hayan sido cap­tu­ra­dos en nume­ro­sos videos de segu­ri­dad mien­tras se cam­bia­ban tor­pe­men­te de pelu­cas y dis­fra­ces ante la mira­da de la cáma­ra. Otros crí­ti­cos se que­jan de que el cha­pu­ce­ro Mos­sad “empa­ña la ima­gen de Israel” como Esta­do demo­crá­ti­co y da argu­men­tos a los anti­se­mi­tas. Nin­gu­na de esas crí­ti­cas super­fi­cia­les han sido repe­ti­das por el Con­gre­so de EE.UU., por la Casa Blan­ca o por los pre­si­den­tes de las prin­ci­pa­les orga­ni­za­cio­nes judías esta­dou­ni­den­ses, don­de rei­na supre­ma la regla de la mafia de omer­ga, o del silen­cio, y la com­pli­ci­dad cri­mi­nal es la nor­ma.

Con­clu­sión

Aun­que los crí­ti­cos se que­jan del tra­ba­jo cha­pu­ce­ro del Mos­sad por­que hace más difí­cil que las poten­cias occi­den­ta­les pro­por­cio­nen cober­tu­ra diplo­má­ti­ca a Israel para sus ope­ra­cio­nes en el extran­je­ro, la cues­tión fun­da­men­tal nun­ca se abor­da: la adqui­si­ción y alte­ra­ción por par­te del Mos­sad de pasa­por­tes ofi­cia­les bri­tá­ni­cos, fran­ce­ses, ale­ma­nes e irlan­de­ses de dos ciu­da­da­nos israe­líes pone de relie­ve la natu­ra­le­za cíni­ca y sinies­tra de la explo­ta­ción israe­lí de sus ciu­da­da­nos con doble nacio­na­li­dad para per­se­guir sus pro­pios y san­grien­tos obje­ti­vos de polí­ti­ca exte­rior.

El uso por par­te del Mos­sad de pasa­por­tes autén­ti­cos expe­di­dos por cua­tro nacio­nes sobe­ra­nas euro­peas a ciu­da­da­nos pro­pios para ase­si­nar a un pales­tino en una habi­ta­ción de hotel de Dubai plan­tea la cues­tión de a quién deben su leal­tad los ciu­da­da­nos israe­líes con doble nacio­na­li­dad y has­ta dón­de están dis­pues­tos a lle­gar en la defen­sa o en la pro­mo­ción de los ase­si­na­tos de Israel en el extran­je­ro.

Gra­cias a la uti­li­za­ción por Israel de pasa­por­tes bri­tá­ni­cos para entrar en Dubai y al ase­si­na­to de un adver­sa­rio, cada hom­bre de nego­cios o turis­ta bri­tá­ni­co que via­je a Orien­te Pró­xi­mo será sos­pe­cho­so estar vin­cu­la­do con los escua­dro­nes de la muer­te israe­líes.
Sien­do este un año de elec­cio­nes y con los par­ti­dos Labo­ris­ta y Con­ser­va­dor con­tan­do con­si­de­ra­ble­men­te con los millo­na­rios sio­nis­tas para la finan­cia­ción de sus cam­pa­ñas, fal­ta por ver si el pri­mer minis­tro Gor­don Brown hará algo más que gimo­tear y enco­ger­se.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *