Denun­cian en Cara­cas cam­pa­ña sub­ver­si­va con­tra Cuba y Vene­zue­la por Pren­sa Latina

Cara­cas, 20 mar (PL) Esta­dos Uni­dos pro­mue­ve y finan­cia una com­po­nen­da inter­na­cio­nal para des­acre­di­tar a Cuba y Vene­zue­la, con lo cual espe­ra fre­nar los pro­ce­sos de cam­bio en la región, denun­ció hoy aquí un gru­po de solidaridad.

Voces vene­zo­la­nas con­tra cam­pa­ña anticubana

Evo Mora­les afir­ma que Cuba es ejem­plo de dere­chos humanos 


De acuer­do con la inte­gran­te del Movi­mien­to de Soli­da­ri­dad y Amis­tad Mutua Cuba-Vene­zue­la Dilu­bi­na Páez, detrás de la cam­pa­ña está la mano de la Agen­cia Cen­tral de Inte­li­gen­cia nor­te­ame­ri­ca­na (CIA) con su red de orga­ni­za­cio­nes no guber­na­men­ta­les y lacayos.

La CIA uti­li­za sus ten­tácu­los, como la gusa­ne­ra cuba­na en Mia­mi y los apá­tri­das vene­zo­la­nos, por­que quie­re des­es­ta­bi­li­zar a las dos revo­lu­cio­nes que hoy son la espe­ran­za y el impul­so para las fuer­zas pro­gre­sis­tas de Lati­noa­mé­ri­ca, ase­gu­ró en decla­ra­cio­nes a Pren­sa Latina.

Para Páez, prue­bas de las inten­cio­nes sub­ver­si­vas de Washing­ton y su influen­cia son la reso­lu­ción anti­cu­ba­na del Par­la­men­to Euro­peo y las ais­la­das pro­tes­tas de muje­res ves­ti­das de blan­co en La Haba­na y en este país.

Sabe­mos de dón­de vie­nen y quié­nes pagan y sos­tie­nen esos ata­ques, apuntó.

En opi­nión de la joven, eran de espe­rar tales cru­za­das, ante el avan­ce en la región de gobier­nos y movi­mien­tos ale­ja­dos de la subor­di­na­ción a la Casa Blanca.

Aquí espe­rá­ba­mos actos como la pro­tes­ta de sie­te muje­res ves­ti­das de blan­co fren­te a la emba­ja­da de Cuba, precisó.

La vís­pe­ra, el peque­ño gru­po pro­tes­tó fren­te a la sede diplo­má­ti­ca de La Haba­na con car­te­les sobre los dere­chos huma­nos, pro­vo­ca­ción rápi­da­men­te recha­za­da por un núme­ro muy supe­rior de jóve­nes venezolanas.

«Repu­dia­mos tener aquí a las agen­tes de la CIA que reci­ben dine­ro para tra­tar de des­acre­di­tar a nues­tras revo­lu­cio­nes», dijo Páez a Pren­sa Latina.

Idén­ti­co recha­zo mos­tró Lai­la Tajel­di­ne, quien exi­gió a las mani­fes­tan­tes respeto.

«Somos noso­tras las que le exi­gi­mos res­pe­to a ellas, por­que los cuba­nos dan aquí una ver­da­de­ra prue­ba de amor por la vida y por dere­chos como la salud y la edu­ca­ción», afirmó.

Tajel­di­ne coin­ci­dió con el cri­te­rio de la pre­sen­cia de la mano esta­dou­ni­den­se detrás de esta y otras provocaciones.

Ellas no son damas de blan­co, son mer­ce­na­rias de la CIA y repre­sen­tan los intere­ses nor­te­ame­ri­ca­nos, al igual que las que allá en la Isla se vis­ten así o los que des­de Euro­pa ata­can a Cuba, sentenció.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.