Todos los nom­bres, todos los ros­tros

El uso de la fuer­za extre­ma duran­te el alza­mien­to fas­cis­ta, con el máxi­mo rigor para eli­mi­nar al enemi­go, y crear una sen­sa­ción de mie­do entre la pobla­ción fue­ron obje­ti­vos que el gene­ral Mola, máxi­ma auto­ri­dad de los mili­ta­res gol­pis­tas, había pre­vis­to. «Se ten­drá en cuen­ta que la acción ha de ser en extre­mo vio­len­ta para redu­cir lo antes posi­ble al enemi­go, que es fuer­te y bien orga­ni­za­do. Des­de lue­go, serán encar­ce­la­dos todos los direc­ti­vos de los par­ti­dos polí­ti­cos, socie­da­des o sin­di­ca­tos no afec­tos al movi­mien­to, apli­cán­do­les cas­ti­gos ejem­pla­res a dichos indi­vi­duos para estran­gu­lar los movi­mien­tos de rebel­día o huel­gas».

En Eus­kal Herria, miles de per­so­nas fue­ron tes­ti­gos de este geno­ci­dio.

Hoy en día, pese al tiem­po tras­cu­rri­do, no hay nin­gún cen­so ofi­cial de víc­ti­mas, no se cono­ce la ver­dad de lo ocu­rri­do, no se ha cuan­ti­fi­ca­do cuán­tas per­so­nas fue­ron fusi­la­das, des­apa­re­ci­das, muer­tas en el fren­te, en las pri­sio­nes y bata­llo­nes de tra­ba­jos for­za­dos, falle­ci­das por ham­bre, pri­sio­ne­ras, exi­lia­das, repre­sa­lia­das, muje­res y niñas vio­la­das, des­pe­di­das y depu­ra­das de sus pues­tos de tra­ba­jo. Per­so­nas cuyos bie­nes fue­ron incau­ta­dos, niños y niñas roba­das a sus madres, nues­tra len­gua, el eus­ke­ra, prohi­bi­da…

Pero tam­po­co par­ti­mos de cero. Son muchos los tra­ba­jos de inves­ti­ga­ción ‑des­de la socie­dad civil- que en diver­sas pobla­cio­nes y herrial­des han pues­to nom­bre y ros­tro a estas víc­ti­mas.

A par­tir de la ini­cia­ti­va en Elge­ta, que se está ulti­man­do entre el Ayun­ta­mien­to e Intxor­ta 1937 Kul­tur Elkar­tea: «La Gue­rra Civil en Eus­kal Herria: Reco­rri­do his­tó­ri­co cul­tu­ral en las estri­ba­cio­nes de los Intxor­tas», uno de los obje­ti­vos que vamos a poner en mar­cha en la expo­si­ción per­ma­nen­te, (esta­rá situa­da en el Espa­loia de Elge­ta), es el de «Todos los Nom­bres, Todos los Ros­tros». Que­re­mos poner ade­más del nom­bre de la per­so­na repre­sa­lia­da, su foto, es decir su ros­tro.

Poner cara y nom­bre a todas las víc­ti­mas del fas­cis­mo en Eus­kal Herria. Cen­tra­li­zar en un lugar todos los datos hoy dis­per­sos y que todas aque­llas per­so­nas que lo deseen pue­dan apor­tar los datos de sus fami­lia­res y per­so­nas cono­ci­das es el obje­ti­vo ambi­cio­so que nos hemos mar­ca­do. Sabe­mos que con tu par­ti­ci­pa­ción lo podre­mos hacer reali­dad.

Cono­cer la ver­dad de lo ocu­rri­do es el pri­mer paso para hacer Jus­ti­cia, para repa­rar el daño, para que se cum­plan las garan­tías de no repe­ti­ción.

Esta­mos hablan­do de nues­tra his­to­ria, de la reali­dad de miles de muje­res y hom­bres, de esa ver­dad tan­tas veces silen­cia­da que recla­ma la memo­ria.

El res­pe­to a la memo­ria his­tó­ri­ca es deci­si­vo para com­pren­der, para avan­zar, para afian­zar un futu­ro de pue­blos y per­so­nas libres y soli­da­rias.

Por eso, es nece­sa­rio recu­pe­rar la ver­dad, tra­ba­jar en su difu­sión, com­par­tir­la, por­que sólo de esta mane­ra se hará jus­ti­cia a quie­nes fue­ron víc­ti­mas, obli­ga­das a callar con una mul­ti­tud de armas. Armas que mata­ron sus cuer­pos e inten­ta­ron tam­bién matar su memo­ria.

Por ello, hemos deci­di­do abrir este apar­ta­do. Si tie­nes algu­na per­so­na cono­ci­da, fusi­la­da, des­apa­re­ci­da, muer­ta por los fas­cis­tas, algún ros­tro con nom­bres y ape­lli­dos, y quie­res ayu­dar­nos a com­ple­tar una par­te de nues­tra his­to­ria que ha esta­do ocul­ta duran­te tan­tos años, pue­des hacer­lo a tra­vés del espa­cio que este tema va a tener en la pro­pia expo­si­ción, y tam­bién en la pági­na web de Intxor­ta 1937 Kul­tur Elkar­tea.

Esta mues­tra recons­tru­ye nues­tra his­to­ria silen­cia­da. Ayú­da­nos a com­ple­tar­la.

Julia Mon­ge, Marian Bos­que, Josu­ren Mur­gui­zu y J. R. Garai Intxor­ta 1937 Kul­tur Elkar­tea

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *