Las quie­bras de los EEUU, la Unión Euro­pea y los “pigs” por Anto­nio Maira

La muer­te se ha rega­do /​por toda la pra­de­ra /​A aquel que la ha sembrado/​¿qué le espera?

Sil­vio Rodríguez

La “Cri­sis eco­nó­mi­ca catas­tró­fi­ca” que esta­mos sufrien­do, la “Gran Depre­sión Glo­ba­li­za­da” ; está demos­tran­do la natu­ra­le­za real, la esen­cia vio­len­ta, explo­ta­do­ra, des­igua­li­ta­ria y bár­ba­ra del capi­ta­lis­mo. Sin embar­go, esa natu­ra­le­za es enmas­ca­ra­da, con gran efi­ca­cia has­ta el momen­to, por un ver­da­de­ro ejér­ci­to de eco­no­mis­tas, polí­ti­cos y buró­cra­tas sin­di­ca­les pro­fe­sio­na­les. Su “fun­ción social prio­ri­ta­ria” es la de “defi­nir la cri­sis de mane­ra con­ve­nien­te para la super­vi­ven­cia del sis­te­ma del que viven y al que inter­pre­tan”. Tales “exper­tos” al ser­vi­cio de las ins­ti­tu­cio­nes eco­nó­mi­cas y finan­cie­ras públi­cas y pri­va­das, esta­ta­les e inter­na­cio­na­les, han cons­trui­do un dis­cur­so sobre la cri­sis que mar­gi­na total­men­te el gigan­tes­co sufri­mien­to de los tra­ba­ja­do­res y de las cla­ses popu­la­res. Los medios de comu­ni­ca­ción masi­va (la muy orgá­ni­ca e ins­tru­men­tal Fal­si­me­dia) orga­ni­zan la difu­sión de estas inter­pre­ta­cio­nes de la cri­sis, de las con­se­cuen­cias de la mis­ma, y de los méto­dos posi­bles para la “recu­pe­ra­ción económica”.

Un mun­do que se derrum­ba: las “dos crisis”

La “cri­sis eco­nó­mi­ca catas­tró­fi­ca” que se hizo evi­den­te en agos­to de 2007 fue nega­da por todo el apa­ra­to mediá­ti­co al ser­vi­cio de las oli­gar­quías capi­ta­lis­tas duran­te dos años y medio. Como una reali­dad de ese cali­bre no pue­de ser ocul­ta­da inde­fi­ni­da­men­te, lo que se con­ver­ti­ría final­men­te en una “Gran Depre­sión Glo­ba­li­za­da” ‑con cen­te­na­res de millo­nes de tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras en paro y dece­nas de millo­nes de seres huma­nos explo­ta­dos y ham­brea­dos has­ta el lími­te-; fue defor­ma­da y fal­sea­da por las redes mediá­ti­cas del Impe­rio. Fal­si­me­dia pre­sen­tó “la cri­sis” (en reali­dad “su cri­sis”, la cri­sis de las oli­gar­quías) como la sim­ple for­ma­ción de una bur­bu­ja hipo­te­ca­ria deri­va­da de acti­vi­da­des finan­cie­ras que se había sali­do de “la nor­ma”; de la “bue­na prác­ti­ca de los nego­cios” en una eco­no­mía “feliz­men­te com­pe­ti­ti­va y con el míni­mo impres­cin­di­ble de inter­ven­ción públi­ca”. La solu­ción reco­men­da­da para ese “des­ajus­te de mer­ca­do” fue la de “más mer­ca­do”. Todo muy cohe­ren­te si cam­bia­mos de plano, uni­mos las pie­zas y lee­mos la Nue­va Estra­te­gia de Segu­ri­dad Nacio­nal de los EEUU y todos los docu­men­tos rela­cio­na­dos. En ellos se pre­di­ca como dog­ma abso­lu­to que la úni­ca Liber­tad, “madre de todas las demás liber­ta­des y dere­chos, civi­les, socia­les y polí­ti­cos”, es la “liber­tad de comer­cio”. Tal expre­sión –que apun­ta a una espe­cie de “dise­ño inte­li­gen­te” o de “dise­ño pro­vi­den­te” del mun­do por la “mano invi­si­ble” de la Liber­tad made in USA-; es inter­cam­bia­ble, según esos tex­tos estra­té­gi­cos con la de “liber­tad de empre­sa”. Es pre­ci­sa­men­te la doc­tri­na estra­té­gi­ca de los EEUU la que tras­cien­de el dis­cur­so eva­si­vo de los “téc­ni­cos” y “no se anda por las ramas”. Afir­ma que los misi­les y todas las demás armas “pues­tas a dis­po­si­ción del pre­si­den­te de los EEUU” acom­pa­ñan y garan­ti­zan la expan­sión de la Liber­tad. Tam­bién afir­ma que la eco­no­mía no flo­ta en el aire sino que es la con­ta­bi­li­dad de los bene­fi­cios empre­sa­ria­les; la con­quis­ta vio­len­ta de paí­ses y mer­ca­dos; los geno­ci­dios ins­tru­men­ta­les, las gue­rras como las de Irak, Afga­nis­tán, Pakis­tán o Pales­ti­na (por poner algu­nos ejem­plos más evi­den­tes); los pro­pó­si­tos de gue­rra inme­dia­ta como el que ame­na­za y coac­cio­na a Irán; y los gran­des pro­yec­tos regio­na­les de recons­truc­ción de “patios tra­se­ros” que pre­ten­den recu­pe­ran la diplo­ma­cia de la zanaho­ria y el palo. El Depar­ta­men­to de Esta­do y el Pen­tá­gono, a los que sir­ve Oba­ma, man­tie­nen la agre­sión per­ma­nen­te con­tra Cuba, Vene­zue­la, los paí­ses del ALBA, y, en gene­ral toda la Amé­ri­ca Lati­na –orga­ni­za­cio­nes supra­es­ta­ta­les, paí­ses real­men­te sobe­ra­nos, gobier­nos popu­la­res, pue­blos, gru­pos socia­les y polí­ti­cos, orga­ni­za­cio­nes de tra­ba­ja­do­res-; poten­cial­men­te insurrecta.

La solu­ción para “la cri­sis según las oli­gar­quías” fue ace­le­rar y faci­li­tar la espe­cu­la­ción. Se inyec­ta­ron enor­mes can­ti­da­des de dine­ro públi­co pro­ce­den­te de los impues­tos o emi­ti­do como deu­da (bonos del Teso­ro en los EEUU, masa mone­ta­ria emi­ti­da por el sobe­ra­ní­si­mo Ban­co Cen­tral Euro­peo), en los fon­dos y enti­da­des finan­cie­ras que habían crea­do la cri­sis. La “cri­sis hipo­te­ca­ria” pasó a defi­nir­se como “cri­sis finan­cie­ra” y más tar­de como “cri­sis cre­di­ti­cia”. Fal­si­me­dia deter­mi­nó que la “pri­me­ra cri­sis-la cri­sis de las oli­gar­quías” era pasa­je­ra e inme­dia­ta­men­te solu­cio­na­ble “mejo­ran­do la regu­la­ción finan­cie­ra” e “impi­dien­do el fun­cio­na­mien­to de los paraí­sos fis­ca­les”. Tal fue des­de Bush has­ta Oba­ma, des­de Washing­ton a Lon­dres y Paris, el dis­cur­so del G‑10, el G‑20, el Ban­co Mun­dial, el Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal, la Reser­va Fede­ral de los EEUU, el Ban­co Cen­tral Euro­peo, el Foro de Davos, todos los jefes de Esta­do y de Gobierno de la U.E., sus apli­ca­dí­si­mos y con­pe­ten­tí­si­mos minis­tros de Hacien­da, y, por supues­to, nues­tro inefa­ble Zapatero.

Mien­tras ese “her­mo­so mun­do del capi­ta­lis­mo glo­ba­li­za­do” pre­mia­ba con varios billo­nes de dóla­res y otros tan­tos de euros a los cau­san­tes de la cri­sis, que no tuvie­ron incon­ve­nien­te en embol­sar­se toda la ayu­da finan­cian­do la deu­da de ope­ra­cio­nes de “alto ries­go”, valo­res pura­men­te espe­cu­la­ti­vos, sacos sin fon­do ni fon­dos; repar­tien­do bene­fi­cios como accio­nis­tas, o cobran­do pagos garan­ti­za­dos por res­ci­sio­nes de con­tra­tos ante pro­ce­sos de quie­bra; la eco­no­mía real sufría una enor­me rece­sión y cen­te­na­res de millo­nes de tra­ba­ja­do­res se que­da­ban sin tra­ba­jo. Ésta era la “segun­da cri­sis”, la eco­no­mía del paro, la mar­gi­na­li­dad, el ham­bre y su “acom­pa­ña­mien­to” repre­si­vo. El expo­lio fue cri­mi­nal y escan­da­lo­so aun­que su filo­so­fía y su meto­do­lo­gía tenía pre­ce­den­tes en aque­llas asam­bleas de ladro­nes que se lla­ma­ron Con­fe­ren­cias de Donan­tes. “El que des­tru­ye recons­tru­ye” decían cíni­ca­men­te los que ves­tían de inter­ven­cio­nis­mo huma­ni­ta­rio al expo­lio ili­mi­ta­do, lle­van­do has­ta el extre­mo el saqueo y la explo­ta­ción del ven­ci­do. Son las for­mas y méto­dos de extrac­ción de plus­va­lía del capi­ta­lis­mo globalizado.

La eco­no­mía es siem­pre “eco­no­mía polí­ti­ca” como sabían no sólo Marx y Engels sino tam­bién Ricar­do, e inclu­so el padre del libe­ra­lis­mo y el bisec­cio­na­dor con­cep­tual del “homo eco­no­mi­cus”, la “mano invi­si­ble” y la “com­pe­ten­cia per­fec­ta”: el mis­mí­si­mo Adam Smith. No lo saben, según pare­ce, algu­nos tipos que extre­man la hipo­cre­sía para hacer alar­des retó­ri­cos y ges­tua­les de sen­si­bi­li­dad social. Se pre­sen­tan a sí mis­mos como líde­res pro­gre­sis­tas, defen­so­res de los tra­ba­ja­do­res y de los mar­gi­na­dos, anti­rra­cis­tas, sen­si­bles y bien inten­cio­na­dos como el muy popu­lis­ta Oba­ma o el Cán­di­do Zapatero .

La eco­no­mía: la Madre de todas las Bata­llas. La fun­ción estra­té­gi­ca de Falsimedia

La cien­cia eco­nó­mi­ca de los “exper­tos” de los que he esta­do hablan­do, de los que abrie­ron el catá­lo­go de la téc­ni­ca eco­nó­mi­ca sin rela­cio­nes socia­les y de la eco­no­mía sin polí­ti­ca: “cri­sis hipo­te­ca­ria”, “cri­sis finan­cie­ra”, “cri­sis ban­ca­ria”, “cri­sis cre­di­ti­cia”, “bro­tes ver­des”, “paraí­sos fis­ca­les loca­li­za­dos en peque­ñas islas o micro esta­dos”, “inmi­nen­te recu­pe­ra­ción”, “Reser­va Fede­ral”, “Ban­co Cen­tral Euro­peo”, “loco­mo­to­ras de nue­vo en mar­cha”, “no hay rece­sión”, “si la hay, pero… no hay Depre­sión”; y miles de expre­sio­nes eva­si­vas más “sólo para exper­tos”; es una máscara.

Es una más­ca­ra cuan­do no es un terri­ble cri­men y, al mis­mo tiem­po, la expre­sión más cla­ra y más cohe­ren­te de la bar­ba­rie capi­ta­lis­ta y de su cinis­mo ili­mi­ta­do: “es urgen­te des­re­gu­lar los con­tra­tos de tra­ba­jo para salir de la cri­sis”, “las empre­sas tie­nen que ser com­pe­ti­ti­vas: hay que dis­mi­nuir sala­rios, dar más liber­tad para des­pe­dir a los obre­ros; dis­mi­nuir los dere­chos his­tó­ri­cos, obso­le­tos, de los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras; eli­mi­nar las dis­tor­sio­nes que crean las pres­ta­cio­nes socia­les”; “es nece­sa­rio redu­cir los impues­tos direc­tos, sobre todo los que car­gan los bene­fi­cios de las socie­da­des, el patri­mo­nio, la ren­ta”, “tene­mos que eli­mi­nar la cuo­ta empre­sa­rial a la segu­ri­dad social”, “la inter­ven­ción públi­ca dis­tor­sio­na el libre mer­ca­do y con­du­ce a las cri­sis”. Son tam­bién miles de expre­sio­nes que sitúan a la eco­no­mía en el lim­bo y a los tra­ba­ja­do­res como víc­ti­mas de un cata­clis­mo, en el fon­do inevi­ta­ble, regu­la­do por la incer­ti­dum­bre, algún “exce­so” de codi­cia y por la suer­te. La oli­gar­quía capi­ta­lis­ta mun­dial ‑que ha con­se­gui­do mono­po­li­zar la edu­ca­ción supe­rior para defi­nir ideo­ló­gi­ca­men­te, e inte­grar, a bue­na par­te de los cien­tí­fi­cos de todas las ramas de la pro­duc­ción social y a sus ges­to­res polí­ti­cos y cul­tu­ra­les-; ha pues­to en mar­cha una estruc­tu­ra de poder mediá­ti­co mono­po­lis­ta que crea, trans­for­ma y mani­pu­la la lla­ma­da “opi­nión publi­ca”. Las “trans­na­cio­na­les de la infor­ma­ción-des­in­for­ma­ción” del sis­te­ma capi­ta­lis­ta –pri­va­das y “públicas”-;estructuradas y dis­ci­pli­na­das como Fal­si­me­dia, rea­li­zan otras dos fun­cio­nes com­ple­men­ta­rias ade­más de esa pri­ma­ria de “fabri­ca­ción de la opi­nión pública”.

-La pri­me­ra es la de cons­ti­tuir­se en el “lugar” para la iden­ti­fi­ca­ción auto­má­ti­ca de cla­se, de las oli­gar­quías peri­fé­ri­cas que asu­men un papel subor­di­na­do en rela­ción con los gran­des pro­yec­tos estra­té­gi­cos de la oli­gar­quía capi­ta­lis­ta de los Esta­dos Uni­dos. Dece­nas de miles de medios de des­in­for­ma­ción inter­pre­tan de mane­ra úni­ca y jerar­qui­za­da los pro­ce­sos his­tó­ri­cos “fijan­do lími­tes tem­po­ra­les y espa­cia­les a gus­to y volun­tad de los pode­res hege­mó­ni­cos”. Ocul­tan hechos, esta­ble­cen abs­trac­cio­nes para tapar con ellas la reali­dad, camu­flan las rela­cio­nes de poder, eli­mi­nan la dia­léc­ti­ca que expli­ca las rela­cio­nes socia­les y le da sen­ti­do al deve­nir his­tó­ri­co. Fal­si­me­dia tro­cea y selec­cio­na la reali­dad en frag­men­ti­tos de rom­pe­ca­be­zas y en ins­tan­tes de “cubo loco”.

-Diri­gi­das des­de un cen­tro úni­co se han orga­ni­za­do como “estruc­tu­ra de poder fun­da­men­tal” del Impe­rio capaz de ocul­tar o de fal­sear una cri­sis catas­tró­fi­ca como la que vivi­mos; o de pla­ni­fi­car, pre­pa­rar, pro­vo­car y jus­ti­fi­car gue­rras esca­lo­na­das: des­de las de baja inten­si­dad has­ta las geno­ci­das o de “des­truc­ción masi­va uni­la­te­ral”; des­de las pla­ni­fi­ca­das y desa­rro­lla­das según guio­nes pre­via­men­te esta­ble­ci­dos has­ta las “pre­ven­ti­vas”; y de rea­li­zar o par­ti­ci­par acti­va­men­te en gol­pes de esta­do en los que los guio­nes y su eje­cu­ción son dise­ña­dos con ante­rio­ri­dad, impul­sa­dos y con­tro­la­dos por los medios de comu­ni­ca­ción masi­va que fabri­can des­en­la­ces y tra­tan de impo­ner­los a los sec­to­res popu­la­res. Ésta es la segun­da fun­ción complementaria.

Estoy hablan­do del “terro­ris­mo mediá­ti­co ” per­ma­nen­te con­tra los paí­ses que se resis­ten a acep­tar los dise­ños y desig­nios del Impe­rio; entre ellos Cuba, Vene­zue­la y los paí­ses del ALBA. Su pri­mer gran ensa­yo para el “Nue­vo siglo” ‑en el ámbi­to lati­no­ame­ri­cano-; se reali­zó en Vene­zue­la des­de abril de 2002 has­ta febre­ro del año siguien­te. Fue el “gol­pe mediá­ti­co-mili­tar” y el pos­te­rior “sabo­ta­je petro­le­ro y lock out empre­sa­rial” con­tra el gobierno revo­lu­cio­na­rio de Hugo Chá­vez. Su obje­ti­vo ‑que no pode­mos redu­cir sin ries­go de “tro­cear” la estra­te­gia glo­bal del Impe­rio-; fue mucho más amplio que el que nos seña­lan los medios: liqui­dar la inci­pien­te revo­lu­ción boli­va­ria­na y, por supues­to, ter­mi­nar de una vez por todas con la revo­lu­ción cubana.
- Una últi­ma carac­te­rís­ti­ca orgá­ni­ca y fun­cio­nal de Fal­si­me­dia –fun­da­men­tal en rela­ción con la gue­rra mediá­ti­ca con­tra las cla­ses popu­la­res-; es que agru­pa y coor­di­na una inmen­sa red de medios de comu­ni­ca­ción dis­ci­pli­na­dos por una estra­te­gia fija­da por el Depar­ta­men­to de Esta­do, el Pen­tá­gono, y el Con­se­jo de Segu­ri­dad Nacio­nal de los EEUU. Es la fun­ción estra­té­gi­ca glo­bal, como “nue­vo poder” del Imperio.

Toda esa red ‑con dece­nas de miles de medios de comu­ni­ca­ción-; fun­cio­na de mane­ra con­ti­nua en cam­pa­ñas des­in­for­ma­ti­vas y pue­de ser movi­li­za­da ins­tan­tá­nea­men­te para accio­nes de des­es­ta­bi­li­za­ción de máxi­ma inten­si­dad. Cons­ti­tu­ye, en reali­dad, una inmen­sa red de bases dis­tri­bui­das por todo el mun­do que son acti­va­das para el desa­rro­llo simul­tá­neo de accio­nes de terro­ris­mo mediá­ti­co en apo­yo de una estra­te­gia glo­bal de domi­nio y de ingerencia.

Otra vez a la eco­no­mía polí­ti­ca: las cri­sis escalonadas

La secuen­cia de quie­bras vin­cu­la­das unas a las otras, nega­das o camu­fla­das como “quie­bras téc­ni­cas” pero evi­den­tes en los EEUU, la Unión Euro­pea con sus esta­dos “pigs” y sus esta­dos “peri­fé­ri­cos”, y muchos otros de los que inte­gran la “comu­ni­dad inter­na­cio­nal según el con­sen­so de Washing­ton” que deben ser some­ti­dos a durí­si­mos Pla­nes de Esta­bi­li­za­ción demues­tran varias cosas.
- La pri­me­ra, a mi jui­cio, es que la Gran Depre­sión Glo­ba­li­za­da está empe­zan­do aho­ra la fase más crí­ti­ca, con resul­ta­dos catas­tró­fi­cos y evo­lu­ción total­men­te impre­vi­si­ble ‑excep­to en sus ras­gos más gene­ra­les eco­nó­mi­cos, polí­ti­cos y socia­les-; tan­to a nive­les loca­les, como regio­na­les o glo­ba­les. El impac­to social de la cri­sis en los paí­ses de “capi­ta­lis­mo avan­za­do” don­de la doc­tri­na neo­li­be­ral se había con­ver­ti­do pri­me­ro en un dog­ma; y des­pués en un ins­tru­men­to úni­co de “trans­for­ma­ción eco­nó­mi­ca” hacia la pri­va­ti­za­ción total de la eco­no­mía, la mer­can­ti­li­za­ción abso­lu­ta de la vida huma­na (otra vez Marx dibu­ján­do­se en el hori­zon­te cien­tí­fi­co, cul­tu­ral, polí­ti­co y social) y la explo­ta­ción sin lími­tes de los tra­ba­ja­do­res; está sien­do tan fuer­te que los ges­to­res de la cri­sis han teni­do que corre­gir todas sus “pre­vi­sio­nes” sobre “bro­tes ver­des”, “fina­li­za­ción de la fase rece­si­va”, “recu­pe­ra­ción inci­pien­te que va a evi­tar la Depre­sión” y demás for­mu­la­cio­nes sobre el “esta­do de las cosas” ela­bo­ra­das con opti­mis­mo ins­tru­men­tal, estra­té­gi­co y calculador.
- La segun­da es que –como no podía ser de otra mane­ra-; ha fra­ca­sa­do el inten­to de “reac­ti­var la eco­no­mía” inyec­tan­do fon­dos en el sis­te­ma ban­ca­rio pri­va­do y “públi­co”, y/​o finan­cian­do deu­da del esta­do emi­tien­do bonos o billetes.

En los últi­mos meses se ha anun­cia­do reite­ra­da­men­te que “esta­mos salien­do de la rece­sión” –se ofre­cen para demos­trar­lo toda cla­se de datos esta­dís­ti­cos y de com­pa­ra­cio­nes tem­po­ra­les “adap­ta­dos”-; y que eso con­du­ci­rá a la dis­mi­nu­ción del paro. Sin embar­go, la reali­dad eco­nó­mi­ca es cada vez más terri­ble si se mide des­de el lado de los tra­ba­ja­do­res, des­de el lado que ocul­tan los “exper­tos”. El paro per­ma­nen­te, la pre­ca­rie­dad, la exclu­sión social, la explo­ta­ción abu­si­va, la pér­di­da de vivien­da, la vola­ti­li­za­ción del sis­te­ma de pen­sio­nes, son fenó­me­nos que “no per­te­ne­cen” ‑según todos esos téc­ni­cos y publi­cis­tas al ser­vi­cio del poder-; a la “rece­sión” y, mucho menos a la Depre­sión”. Para el caso espa­ñol, por ejem­plo, la mani­pu­la­ción esta­dís­ti­ca y la con­ver­gen­cia de intere­ses de la oli­gar­quía eco­nó­mi­ca está afir­man­do que en “su reali­dad” –defi­ni­da por la obten­ción de bene­fi­cios finan­cie­ros y empresariales‑, la exis­ten­cia de más de cua­tro millo­nes de tra­ba­ja­do­res en las cifras ya total­men­te des­bo­ca­das de paro, la pre­ca­rie­dad labo­ral abso­lu­ta, la casi total des­truc­ción del sis­te­ma pro­duc­ti­vo, la enor­me depen­den­cia eco­nó­mi­ca exte­rior, la mar­gi­na­ción eco­nó­mi­ca abso­lu­ta de más de un millón de fami­lias, la ame­na­za del ham­bre, no tie­ne cabi­da alguna.

Por eso nos anun­cian casi jubi­lo­sa­men­te la inme­dia­ta sali­da de la cri­sis sola­men­te “empa­ña­da” por la per­ma­nen­cia del “paro estruc­tu­ral” duran­te muchos años. Para resol­ver su pro­pia cri­sis le han comu­ni­ca­do al país la pues­ta en mar­cha de un Plan de Esta­bi­li­za­ción en toda regla a cos­ta de los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras, de los jóve­nes y menos jóve­nes en paro , y de los jubilados.

La quie­bra de los EEUU

La situa­ción eco­nó­mi­ca de los EEUU es de rece­sión con­ti­nua­da. Se ha con­fir­ma­do que el cuar­to tri­mes­tre de 2009 ha sido un desas­tre mucho mayor de lo pre­vis­to. Los ingre­sos fis­ca­les han des­cen­di­do al redu­cir­se la acti­vi­dad eco­nó­mi­ca en una eco­no­mía que no está salien­do, ni mucho menos, de la cri­sis. Oba­ma aca­ba de enviar al Con­gre­so el pre­su­pues­to para el pró­xi­mo año fis­cal que comien­za en octu­bre. El défi­cit pre­vis­to es de 1,56 billo­nes de dóla­res, el mayor des­de la II Gue­rra Mun­dial. Supera en un billón de dóla­res el que se espe­ra­ba hace un año. El pre­su­pues­to ante­rior se equi­li­bró sobre el papel con­ta­bi­li­zan­do un défi­cit a 1,41 billo­nes. Las cifras más opti­mis­tas hablan de que el défi­cit supo­ne ya el 10,6% del Pro­duc­to Inte­rior Bru­to. Las cifras más ajus­ta­das a la diná­mi­ca real de la eco­no­mía advier­ten que el défi­cit pre­su­pues­ta­rio está pró­xi­mo al 20% del PIB y que la deu­da gene­ra­da en los últi­mos años se apro­xi­ma a un 100% del PIB. La eco­no­mía y la res­pues­ta del Gobierno a la cri­sis se mues­tran inca­pa­ces de eli­mi­nar o redu­cir el défi­cit pre­su­pues­ta­rio y corre­gir la gigan­tes­ca deu­da exter­na. Las enor­mes reser­vas en dóla­res en paí­ses como Chi­na, India, Japón, Corea del Sur hacen muy difí­cil seguir colo­can­do bonos del teso­ro en un mer­ca­do satu­ra­do de dóla­res. Los gran­des res­ca­tes ban­ca­rio y de la indus­tria auto­mo­triz no han reac­ti­va­do la eco­no­mía. El gobierno no ha mani­fes­ta­do la menor capa­ci­dad ni deseo de “regu­lar” el mer­ca­do finan­cie­ro que sigue espe­cu­lan­do y gene­ran­do bur­bu­jas al mar­gen del fun­cio­na­mien­to de la eco­no­mía real.

La situa­ción de quie­bra no decla­ra­da en los EEUU, el fal­sea­mien­to sis­te­má­ti­co que sobre la situa­ción eco­nó­mi­ca está hacien­do Oba­ma, sus ins­tru­men­tos inú­ti­les para “salir de la depre­sión”, su inca­pa­ci­dad total para enfren­tar­se a la oli­gar­quía capi­ta­lis­ta más pode­ro­sa del mun­do y eli­mi­nar las cau­sas prin­ci­pa­les de la cri­sis –fun­da­men­tal­men­te la pro­gre­sión impa­ra­ble de los gas­tos de defen­sa y la subor­di­na­ción total de la Pre­si­den­cia al pro­yec­to pen­ta­go­nal del Gran Siglo Nor­te­ame­ri­cano y a su defi­ni­ción estra­té­gi­ca, “La Nue­va Estra­te­gia de Segu­ri­dad Nacio­nal de los EEUU” han gene­ra­do meca­nis­mos simi­la­res en Europa.

Es Euro­pa la que recrea, una y otra vez, el mito Oba­ma, uti­li­zan­do como medi­da de la situa­ción eco­nó­mi­ca glo­bal la “sali­da de la depre­sión” de la mayor poten­cia eco­nó­mi­ca del mun­do, iden­ti­fi­cán­do­se con las teo­rías sobre la cri­sis que plan­tea Washing­ton y asu­mien­do como reali­dad into­ca­ble la nece­si­dad de una “gue­rra mun­dial anti­te­rro­ris­ta” según la doc­tri­na del Con­se­jo Nacio­nal de Segu­ri­dad Nacio­nal de los EEUU. En rela­ción con la “cone­xión atlán­ti­ca” –tam­bién para la cri­sis económica‑, y de la “cohe­ren­cia de cla­se” de las oli­gar­quías capi­ta­lis­tas, con­si­de­ro impor­tan­te destacar:

-La “iden­ti­fi­ca­ción ins­tan­tá­nea” de los gran­des intere­ses de la oli­gar­quía –más allá de las fla­gran­tes con­tra­dic­cio­nes que podrán fun­cio­nar en otro “momen­to” de la lucha de clases‑, en rela­ción con el esta­ble­ci­mien­to de un nue­vo orden glo­bal capi­ta­nea­do por los gran­des con­sor­cios trans­na­cio­na­les y por su repre­sen­tan­te polí­ti­co: el gobierno de los EEUU. Esa iden­ti­fi­ca­ción se ha pro­du­ci­do, de mane­ra inme­dia­ta, ante las rup­tu­ras más fla­gran­tes del orden inter­na­cio­nal. Con­ven­dría recor­dar el fun­cio­na­mien­to de las lla­ma­das Con­fe­ren­cias de Donan­tes, espe­cial­men­te la de Iraq aun­que tam­bién la de Afga­nis­tán: orga­ni­za­cio­nes ad hoc para pri­va­ti­zar paí­ses en blo­que y dis­tri­buir el saqueo, diri­gi­das con mano de hie­rro y por el sis­te­ma de la “zanaho­ria y el palo” (uno de los ele­men­tos prin­ci­pa­les del “códi­go gené­ti­co” de Washing­ton, jun­to con el defi­ni­do como “códi­go Hiroshi­ma” ) por el pro­pio Pentágono.

La Con­fe­ren­cia de Donan­tes de Madrid, inme­dia­ta­men­te des­pués de que Bush decre­ta­se el fin de la gue­rra de Irak y ame­na­za­se con la inmi­nen­te exten­sión de la gue­rra anti­te­rro­ris­ta a Cuba, fue la expre­sión más extre­ma de la acep­ta­ción por Euro­pa del “lide­raz­go del terror de los EEUU”. Tam­bién fue la expre­sión más aca­ba­da del capi­ta­lis­mo y de su intrín­se­ca bar­ba­rie. Euro­pa había asu­mi­do en la Cum­bre de Saló­ni­ca las “razo­nes” del ven­ce­dor y toda su doc­tri­na estra­té­gi­ca y mili­tar (Docu­men­to Solana).
- El dis­cur­so de “acep­ta­ción de la cri­sis” que se está pro­du­cien­do des­de fina­les de enero impli­ca que la inter­ven­ción encu­bri­do­ra sobre la “opi­nión públi­ca” está sien­do des­bor­da­da por la ace­le­ra­ción de la cri­sis y la pro­fun­di­za­ción de la Gran Depre­sión. En ese sen­ti­do el nue­vo dis­cur­so anti­ci­pa la revuel­ta social para ata­jar­la y con­fir­ma el des­bor­de de la reali­dad por enci­ma de la cons­truc­ción ideo­ló­gi­ca de la oligarquía.
- Los con­cep­tos estra­té­gi­cos y mili­ta­res fun­da­men­ta­les para la cons­truc­ción del Impe­rio (es decir, la implan­ta­ción de un capi­ta­lis­mo glo­ba­li­za­do bajo la égi­da esta­dou­ni­den­se) se defi­nie­ron meticu­losa­men­te en tiem­pos de la pre­si­den­cia de Bill Clin­ton. Su teó­ri­ca prin­ci­pal, en cuan­to a la difu­sión y acti­va­ción inter­na­cio­nal, fue Made­lei­ne Albright. El ori­gen doc­tri­nal se encuen­tra, des­de lue­go, en el tra­ba­jo con­ti­nua­do del Pentágono.

Dichos con­cep­tos que sir­vie­ron para la des­truc­ción pla­ni­fi­ca­da de Yugos­la­via: rogue sta­tes, esta­dos que apo­yan el terro­ris­mo, gobier­nos que ame­na­zan a la “comu­ni­dad inter­na­cio­nal” con la fabri­ca­ción de armas de des­truc­ción masi­va, esta­dos falli­dos, apli­ca­ción de los méto­dos de res­pues­ta esca­lo­na­da, res­pues­ta fle­xi­ble, y gue­rra pre­ven­ti­va –inclu­yen­do el pri­mer gol­pe nuclear‑, se están reac­ti­van­do aho­ra bajo la pre­si­den­cia de Barack Oba­ma. En este artícu­lo que tra­ta de la cri­sis eco­nó­mi­ca es impor­tan­te recor­dar el énfa­sis con el que la seño­ra Albright, cuan­do habla­ba de la “las gue­rras nece­sa­rias”, se refe­ría dos con­cep­tos cla­ves que jus­ti­fi­ca­ban la inter­ven­ción mili­tar como anti­ci­po de la Liber­tad de empre­sa : “intere­ses e intere­ses vita­les de los EEUU”. En el docu­men­to del Pen­tá­gono que acom­pa­ña al últi­mo pre­su­pues­to ela­bo­ra­do y pre­sen­ta­do por Oba­ma, los gas­tos de Defen­sa (por enci­ma de los 700.000 millo­nes de dóla­res) se han jus­ti­fi­ca­do como en los mejo­res tiem­pos de Bush. Entre las “ame­na­zas” a las que deben res­pon­der los Esta­dos Uni­dos y las reco­men­da­cio­nes para garan­ti­zar la “segu­ri­dad de la nación” se repi­ten las que impul­sa­ban la bru­ta­li­dad inter­na­cio­nal de Bush y se inclu­yen otras nue­vas: “ame­na­zas más leta­les en esta­dos fra­ca­sa­dos o frac­tu­ra­dos”, “super­po­ten­cias emer­gen­tes”, “pro­li­fe­ra­ción de armas de des­truc­ción masi­va”, “lucha con­tra el terro­ris­mo”, “con­tra­in­sur­gen­cia”, “los Esta­dos Uni­dos deben man­te­ner capa­ci­da­des mili­ta­res inigua­la­bles y volun­tad para emplear esas capa­ci­da­des en defen­sa de nues­tros intere­ses y del bien común”. Por otra par­te, el Pen­tá­gono inclu­ye nue­vos esce­na­rios y fac­to­res de con­flic­tos: el ciber­es­pa­cio entre los pri­me­ros, el cam­bio cli­má­ti­co entre los segundos.

La cri­sis en la Unión Euro­pea

Del Labe­rin­to grie­go al labe­rin­to de Zapatero

-La alar­ma en la Unión Euro­pea se hace públi­ca a media­dos de enero. Con ante­rio­ri­dad había esta­lla­do la cri­sis grie­ga y se había hecho públi­ca la dra­má­ti­ca situa­ción de las cuen­tas públi­cas en paí­ses como Irlan­da y Por­tu­gal. Zapa­te­ro en su papel de Pre­si­den­te de turno había acu­di­do al Foro de Davos en don­de se había ana­li­za­do el asun­to de la quie­bra grie­ga, la situa­ción simi­lar en Espa­ña y la nece­si­dad de pla­nes de esta­bi­li­za­ción con­tro­la­dos rígi­da­men­te por las ins­ti­tu­cio­nes europeas.

Zapa­te­ro via­ja a Washing­ton para ren­dir plei­te­sía a Oba­ma e inten­tar que revier­ta su deci­sión de no acu­dir a la pró­xi­ma Cum­bre Unión Euro­pea-EEUU que ten­drá que cele­brar­se en Espa­ña el pró­xi­mo mes de mayo. Zapa­te­ro –fiel a su con­cep­ción de la polí­ti­ca como mera ejer­ci­cio tea­tral vin­cu­la­da a la “repre­sen­ta­ción” de los intere­ses de las oli­gar­quías (muy ajus­ta­da a la reali­dad por otra par­te)-; con­si­de­ra que la pre­sen­cia del nue­vo pre­si­den­te nor­te­ame­ri­cano es su pro­pio momen­to de glo­ria, impres­cin­di­ble para recu­pe­rar la cre­di­bi­li­dad y afron­tar los pró­xi­mos “com­pro­mi­sos elec­to­ra­les”. El pre­si­den­te del gobierno espa­ñol había pro­mo­vi­do su pro­pia cam­pa­ña para el semes­tre euro­peo con el tema; reite­ra­ti­vo, eva­si­vo y ya sobre­pa­sa­do; de la coor­di­na­ción de las refor­mas del sis­te­ma finan­cie­ro que ase­gu­ren su con­trol y evi­ten una nue­va cri­sis. Zapa­te­ro lan­za la idea de aumen­tar la edad de jubi­la­ción has­ta los 68 años. Tal anun­cio vin­cu­la la medi­da a la super­vi­ven­cia finan­cie­ra del sis­te­ma de pen­sio­nes aun­que se hace con la mira­da pues­ta en el aumen­to expo­nen­cial de la deu­da públi­ca y en el enor­me incre­men­to del défi­cit pre­su­pues­ta­rio. Detrás de todo ello está el enor­me res­ca­te ban­ca­rio y de la indus­tria auto­mo­triz, y el des­plo­me del sis­te­ma pro­duc­ti­vo muy cen­tra­do en la espe­cu­la­ción inmo­bi­lia­ria y en el ladrillo.

Los datos sobre la situa­ción eco­nó­mi­ca en la Unión Euro­pea son esca­lo­frian­tes. Los medios de comu­ni­ca­ción colo­can sobre el tape­te la situa­ción de los paí­ses en quie­bra; los que deno­mi­nan pigs, con una sigla que inte­gra las pri­me­ras letras de los nom­bres en inglés de Por­tu­gal, Irlan­da, Gre­cia y Espa­ña. Apa­re­ce así un “con­cep­to eco­nó­mi­co” con con­no­ta­cio­nes racis­tas y euro­cen­tris­tas. La “cri­sis eco­nó­mi­ca catas­tró­fi­ca” pene­tra así en la Euro­pa de los 25. Has­ta el momen­to se había man­te­ni­do en la peri­fe­ria de los paí­ses que per­te­ne­cie­ron a la Unión Sovié­ti­ca o a la Euro­pa del Este y se baña­ron a fon­do en la qui­me­ra capi­ta­lis­ta: Esto­nia, Leto­nia, Litua­nia, Hun­gría, Polo­nia, Repú­bli­ca Che­ca, tras des­truir sus sis­te­mas colec­ti­vos y ven­der su enor­me patri­mo­nio social a los depre­da­do­res inter­na­cio­na­les; y en los que espe­ran turno y examen para inte­grar­se como Ucra­nia o Eslo­va­quia y algu­nos nue­vos paí­ses de la anti­gua Yugos­la­via. Vuel­ven a ser ope­ra­ti­vos con­cep­tos como la “Euro­pa de dos velo­ci­da­des” o “peri­fe­ria euro­pea”. La situa­ción eco­nó­mi­ca de los paí­ses del “con­sor­cio de Bru­se­las” es muy seria para que se vean obli­ga­dos a jugar con un cinis­mo tan extre­mo sobre la pro­pia iden­ti­dad eco­nó­mi­co-polí­ti­ca de la Unión. La situa­ción de quie­bra simul­tá­nea en paí­ses como Gre­cia (12 millo­nes habi­tan­tes), Irlan­da (4 millo­nes), Por­tu­gal (11,5), Espa­ña (47), Ita­lia (59) y el Rei­no Uni­do (61), repre­sen­ta la quie­bra glo­bal de la Unión Euro­pea como tal. Sin embar­go tal situa­ción debe ocul­tar­se. Los méto­dos son fun­da­men­tal­men­te dos: mani­pu­la­ción esta­dís­ti­ca; nega­ción de todas y de cada una de las fases de la cri­sis, de la rece­sión y de la Gran Depre­sión que no sólo no ha remi­ti­do sino que empie­za real­men­te aho­ra. Los EEUU de Oba­ma han ser­vi­do en ban­de­ja el camu­fla­je y el dis­cur­so ideo­ló­gi­co para enmas­ca­rar la Gran Rece­sión Glo­ba­li­za­da, la Cri­sis eco­nó­mi­ca catas­tró­fi­ca a la que ha lle­va­do la dia­léc­ti­ca his­tó­ri­ca del capitalismo.

La quie­bra en la UE y la quie­bra de los “pigs”. El caso español

En el mar­co euro­peo, las quie­bras de los “esta­dos pigs” han con­du­ci­do a la exi­gen­cia del Ban­co Cen­tral Euro­peo de que los gobier­nos reali­cen pla­nes de ajus­te para corre­gir sus défi­cit pre­su­pues­ta­rios y ata­jar el cre­ci­mien­to de la deu­da públi­ca. Aun­que los pla­nes de ajus­te se pre­sen­ta­rán como “pla­nes de res­ca­te” no hay apor­ta­cio­nes dine­ra­rias sig­ni­fi­ca­ti­vas para man­te­ner sala­rios y dere­chos de los tra­ba­ja­do­res sino reduc­ción de los gas­tos socia­les. El plan de ajus­te pre­sen­ta­do por Zapa­te­ro es un autén­ti­co Plan de Esta­bi­li­za­ción con dos carac­te­rís­ti­cas fun­da­men­ta­les: 1ª.- Como el grie­go va a estar bajo con­trol direc­to de las ins­ti­tu­cio­nes eco­nó­mi­cas euro­peas y del F.M.I. 2ª.- Como un autén­ti­co Plan de Esta­bi­li­za­ción no está suje­to a tér­mino alguno. Pese a lo que han ase­gu­ra­do Zapa­te­ro y sus “chica­go boys”, Rajoy y los suyos; los eco­no­mis­tas neo­li­be­ra­les que pulu­lan por todas las ins­ti­tu­cio­nes esta­ta­les, ban­ca­rias, empre­sa­ria­les; y todos los exper­tos eco­nó­mi­cos que impar­ten cáte­dras o crean y mani­pu­lan la opi­nión públi­ca, el Plan no cum­ple pla­zos cor­tos como anun­cia Zapa­Ra­joy sino “obje­ti­vos de esta­bi­li­za­ción a cos­ta de los tra­ba­ja­do­res”. No tie­ne final pre­vi­si­ble. Sus obje­ti­vos, muy con­cre­tos, son de ajus­te pre­su­pues­ta­rio y de reduc­ción de la Deu­da Públi­ca. Vea­mos las pri­me­ras pro­pues­tas de la oli­gar­quía espa­ño­la para los pri­me­ros años del Plan de Ajuste :
- Reduc­ción del gas­to públi­co en 50.000 millo­nes de € en tres años: 10.000 millo­nes en 2010. (muti­la­ción de pre­su­pues­to ya apro­ba­do y en eje­cu­ción). Des­ca­pi­ta­li­za­ción total. Las drás­ti­cas reduc­cio­nes solo res­pe­tan el pre­su­pues­to de Defensa.
- Plan de Pen­sio­nes: Amplia­ción edad de jubi­la­ción. Amplia­ción perío­do de coti­za­ción nece­sa­rio para con­so­li­dar pres­ta­ción. Amplia­ción de perío­do de tiem­po para cal­cu­lar el cómputo.
- Con­ge­la­ción de sala­rios. Se fijan topes de cre­ci­mien­to muy bajos duran­te los pró­xi­mos años. Los empre­sa­rios cla­man por la “libe­ra­li­za­ción de los con­tra­tos” y por la reduc­ción de sus pagos a la segu­ri­dad social. Al estar suje­to al con­trol de las ins­ti­tu­cio­nes de la Unión Euro­pea que van a ejer­cer la “sobe­ra­nía eco­nó­mi­ca”, abier­ta­men­te y sin tapu­jos aho­ra, el Plan requie­re de un Gobierno de Con­cen­tra­ción pre­sen­ta­do como gobierno de uni­dad fren­te a la crisis.

El gobierno de Con­cen­tra­ción es tam­bién una nece­si­dad de la oli­gar­quía eco­nó­mi­ca por­que la pro­tes­ta social, des­ar­ti­cu­la­da pero nece­sa­ria­men­te masi­va, va a pro­du­cir­se en los pró­xi­mos meses. Hay pocos paí­ses en los que las con­di­cio­nes mate­ria­les se pre­véan más duras que las se están defi­nien­do ace­le­ra­da­men­te en nues­tro país. En las últi­mas sema­nas se ha pro­du­ci­do de mane­ra semi­en­mas­ca­ra­da, los tan­teos pre­vios para la cons­ti­tu­ción, a cor­to pla­zo, de ese gobierno de con­cen­tra­ción. En ese tan­teo pre­vio han inter­ve­ni­do el Rey, el Prín­ci­pi­to, el gobierno, los gru­pos par­la­men­ta­rios, los baro­nes del PSOE, Rajoy y su cama­da fas­cis­ta, la patro­nal y los líde­res sin­di­ca­les de CC.OO y UGT.

Fal­si­me­dia y la crisis

Es impor­tan­te ana­li­zar el dis­cur­so común con el que Fal­si­me­dia acom­pa­ña­rá la cri­sis. Los ele­men­tos fun­da­men­ta­les son los siguientes:
- Esta­mos salien­do de la cri­sis por­que los EEUU, la loco­mo­to­ra glo­bal, ha sali­do de la recesión.
- La polí­ti­ca eco­nó­mi­ca de Oba­ma es fun­da­men­tal­men­te correc­ta. Las cau­sas de la cri­sis son fun­da­men­tal­men­te de “ges­tión finan­cie­ra”. No hay cri­sis sistémica.
- La polí­ti­ca inter­na­cio­nal de Oba­ma es la polí­ti­ca exte­rior común de la U.E. y el víncu­lo atlán­ti­co que debe man­te­ner Europa.
- Las inter­ven­cio­nes exte­rio­res, vin­cu­la­das en EEUU –y en menor gra­do en Euro­pa-; al gigan­tes­co gas­to mili­tar que sigue en cre­ci­mien­to con Oba­ma (ele­men­to deter­mi­nan­te de la cri­sis), deben ser apo­ya­das y, en cual­quier caso, deben con­ver­tir­se en “huma­ni­ta­ris­mo” y deben ser colo­ca­das bajo el epí­gra­fe de “polí­ti­ca de paz” o “gas­tos de soli­da­ri­dad internacional”.
- Fal­si­me­dia refor­za­rá la polí­ti­ca exte­rior de Washing­ton, con­so­li­dan­do como ame­na­zas a la segu­ri­dad glo­bal aque­llas que son defi­ni­das como tales por el Pen­tá­gono o la secre­ta­ría de Esta­do de los EEUU. En las últi­mas sema­nas uno de los órga­nos emble­má­ti­cos de la Fal­si­me­dia glo­bal, El País espa­ñol, ha dedi­ca­do un esfuer­zo con­si­de­ra­ble a refor­zar en la “opi­nión públi­ca” las con­sig­nas del gobierno de los EEUU. Chi­na, las resis­ten­cia afga­na e ira­ki, Irán, han sido demo­ni­za­dos al ser­vi­cio del Impe­rio. Cuba, Vene­zue­la y los paí­ses del ALBA han sido obje­to de una aten­ción espe­cial. Con Cuba se ha inten­ta­do repe­tir el esce­na­rio pos­te­rior a la inva­sión de Irak; a Vene­zue­la se la ha vin­cu­la­do a una orga­ni­za­ción gue­rri­lle­ra, las FARC que Washing­ton cali­fi­ca de terrorista.

(*) Anto­nio Mai­ra es miem­bro de Corrien­te Roja

No inten­to plan­tear nin­gu­na “tesis” sobre la cri­sis eco­nó­mi­ca. Tal cosa sería una estu­pi­dez y una locu­ra que, por otra par­te, vio­la­ría los cri­te­rios sobre los pro­ce­sos socia­les que com­par­to –de mane­ra más o menos gene­ral, más o menos coyun­tu­ral, más o menos ela­bo­ra­da-; con dece­nas de miles de per­so­nas. Cada uno y cada una de noso­tros obser­va­mos e inter­ve­ni­mos en la reali­dad des­de luga­res, tiem­pos y situa­cio­nes dis­tin­tas y varia­bles. Dia­léc­ti­ca per­so­nal de poca impor­tan­cia a caba­llo de una dia­léc­ti­ca his­tó­ri­ca en la que se jue­ga el por­ve­nir de nues­tra socie­dad y de nues­tra espe­cie. Este artícu­lo es, sim­ple­men­te, par­te de una bata­lla que dan los tra­ba­ja­do­res “de todas cla­ses” en todos los luga­res del mun­do. Al lec­tor que par­tir de una visión que con­den­sa tiem­pos, luga­res, expe­rien­cias, acción polí­ti­ca y tam­bién una dia­léc­ti­ca his­tó­ri­ca y per­so­nal muy amplia; le reco­mien­do la lec­tu­ra de las Refle­xio­nes de Fidel Cas­tro Ruz, coman­dan­te en Jefe de la revo­lu­ción cuba­na duran­te bas­tan­te más de cin­cuen­ta años. Al mar­gen de mi admi­ra­ción por la figu­ra revo­lu­cio­na­ria de Fidel que con­fie­so con toda natu­ra­li­dad y sin repa­ros; con­si­de­ro impres­cin­di­bles sus refle­xio­nes sobre la cri­sis eco­nó­mi­ca mun­dial, la cri­sis ener­gé­ti­ca, los ries­gos de des­truc­ción del pla­ne­ta que pro­vo­ca la sobre­ex­plo­ta­ción y el derro­che de recur­sos natu­ra­les y, sobre todo, la rela­ción de todo ello con los pro­ce­sos de poder con­sus­tan­cia­les al capi­ta­lis­mo y al impe­ria­lis­mo. Por todas estas razo­nes, las Refle­xio­nes son sis­te­má­ti­ca­men­te ocul­ta­das, cuan­do no gro­se­ra­men­te defor­ma­das por Falsimedia.

Para leer Refle­xio­nes: http://​www​.cuba​de​ba​te​.cu/​c​a​t​e​g​o​r​ia/…

http://​www​.you​tu​be​.com/​w​a​t​c​h​?​v​=​H​YZp…

Uti­li­zo, indis­tin­ta­men­te, ambos con­cep­tos. Publi­qué los pri­me­ros artícu­los sobre la “cri­sis eco­nó­mi­ca catas­tró­fi­ca” en el dia­rio digi­tal inSur­Gen­te: el domin­go 12 de agos­to de 2007 como “Noti­cia en mar­cha: Se eva­po­ra el sue­ño ame­ri­cano. Gra­ve cri­sis estra­té­gi­ca, finan­cie­ra y eco­nó­mi­ca: La eco­no­mía mun­dial ini­cia su derrum­be”; y el día 23 del mis­mo mes como artícu­lo de aná­li­sis: “El Apo­ca­lip­sis en el Pri­mer Mun­do: todo se vola­ti­li­za. Apun­tes sobre las con­se­cuen­cias estra­té­gi­cas en Occi­den­te de la cri­sis mili­tar, finan­cie­ra y eco­nó­mi­ca de EEUU”. En el pri­me­ro de ellos, la Noti­cia en mar­cha, cali­fi­ca­ba la cri­sis como “Gra­ve cri­sis estra­té­gi­ca, finan­cie­ra y eco­nó­mi­ca en los EEUU”. En el tex­to de aná­li­sis, que apa­re­ció, como he dicho, en la segun­da quin­ce­na de agos­to del 2008, acla­ra­ba que cri­sis estra­té­gi­ca era sinó­ni­mo de “cri­sis mili­tar” y se refe­ría fun­da­men­tal­men­te a la uti­li­za­ción de la gue­rra como ins­tru­men­to de con­quis­ta eco­nó­mi­ca de paí­ses y mer­ca­dos para la implan­ta­ción del Nue­vo Siglo Nor­te­ame­ri­cano. Cata­lo­ga­ba el desas­tre social que se esta­ba pro­du­cien­do como Apo­ca­lip­sis en refe­ren­cia expre­sa al Pri­mer Mun­do. Ambos tex­tos que han sido total­men­te expur­ga­dos de inSur­Gen­te, pue­de con­sul­tar­se toda­vía en Cuba Deba­te, Rebe­lión, par­cial­men­te en Apo­rrea, y otras pági­nas en la Red. Pocos días des­pués publi­qué, tam­bién en inSur­Gen­te, un aná­li­sis com­ple­men­ta­rio: “El Boli­var mes­ti­zo, efec­tos de la cri­sis mun­dial en los paí­ses del Sur”. Tal artícu­lo ha segui­do la mis­ma suer­te que los ante­rio­res y todos los demás que lle­va­ban mi fir­ma. La par­ti­cu­lar y seve­rí­si­ma cen­su­ra se ha exten­di­do a la lla­ma­da: “Anti­gua web”. Cien­tos de artícu­los y notas han des­apa­re­ci­do como si nun­ca hubie­sen exis­ti­do. “La memo­ria his­tó­ri­ca de los medios alter­na­ti­vos”, su “archi­vo his­tó­ri­co” es abso­lu­ta­men­te des­pre­cia­do por los nue­vos ges­to­res de lo que fue y ya no es uno de los sím­bo­los de la lucha con­tra Falsimedia.

Obvia­men­te el “popu­lis­mo” de Oba­ma es pura retó­ri­ca. Si no lo fue­se Oba­ma entra­ría en con­flic­to gra­ve con su pro­pio Depar­ta­men­to de Esta­do, su Con­se­jo de Segu­ri­dad Nacio­nal y su Secre­ta­ría de Defen­sa (es decir, el Pen­tá­gono). Todos ellos con­si­de­ran que la polí­ti­ca de inter­ven­ción esta­tal a favor de los tra­ba­ja­do­res y los des­po­seí­dos es popu­lis­mo y repre­sen­ta un peli­gro para la segu­ri­dad de los Esta­dos Uni­dos. Hugo Chá­vez, que sí hace una polí­ti­ca revo­lu­cio­na­ria, repre­sen­ta esa polí­ti­ca popu­lar con­tra la que Washing­ton ha reac­ti­va­do la IV Flo­ta y ha esta­ble­ci­do las nue­vas bases mili­ta­res en Colom­bia y en Pana­má (entre otras). En cuan­to al “pro­gre­sis­mo” de Zapa­te­ro ‑no se atre­ve­ría a pro­cla­mar­se popu­lis­ta ni mucho menos hacer polí­ti­ca a favor de los tra­ba­ja­do­res y los mar­gi­na­dos (un par­te gigan­tes­ca de la socie­dad espa­ño­la)-; el cali­fi­ca­ti­vo es toda­vía más cíni­co. En estos días Zapa­te­ro uti­li­zó la tri­bu­na de la pre­si­den­cia de turno de la Unión Euro­pea y su difu­sión mediá­ti­ca para rea­li­zar un acto de vasa­lla­je tan indigno como el que reali­zó en Viña del Mar (Chi­le) en la últi­ma Cum­bre Ibe­ro­ame­ri­ca­na. En nom­bre de una Euro­pa que aca­ba de apli­car un Plan de Esta­bi­li­za­ción en Gre­cia a gol­pes de vio­len­cia poli­cial, bru­ta­les car­gas con­tra los tra­ba­ja­do­res, gases lacri­mó­ge­nos y tor­tu­ras –y que va a impo­ner otro en Espa­ña a 45 millo­nes de ciu­da­da­nos-; ha acu­sa­do a Cuba de vio­la­ción de los dere­chos huma­nos y a Vene­zue­la de com­pli­ci­dad con el terro­ris­mo, por orden expre­sa de Washing­ton. El inci­den­te no pasa­ría de humi­llan­te para los ciu­da­da­nos espa­ño­les, y de gro­tes­co has­ta el esper­pen­to, si el pro­pio Zapa­te­ro no hubie­se acep­ta­do como natu­ral la inter­ven­ción del ejér­ci­to chi­leno, impo­nien­do a san­gre y fue­go el esta­do de sitio en un Chi­le arra­sa­do por un terre­mo­to y ane­ga­do por un mare­mo­to que se negó a anun­ciar la “glo­rio­sa mari­na pino­che­tis­ta”. Las imá­ge­nes que están lle­gan­do de todos los pue­blos y ciu­da­des de la lar­guí­si­ma cos­ta chi­le­na y del inte­rior andino del país son idén­ti­cas a las del gol­pe de 1973: un ejér­ci­to en armas repri­me con armas de gue­rra a un pue­blo ate­rro­ri­za­do y ham­brien­to, sin techo, sin agua, sin ropas, con fami­lia­res des­apa­re­ci­dos, ate­rro­ri­za­do, cuya enor­me pobre­za apa­re­ce aho­ra con la tra­ge­dia. Tales imá­ge­nes no han pro­vo­ca­do ni el menor ges­to de preo­cu­pa­ción de Zapa­te­ro. La razón es cla­ra y está a la vis­ta: Chi­le es uno de los dos alia­dos prin­ci­pa­les de EEUU en el con­ti­nen­te sud­ame­ri­cano, y la Secre­ta­ria de esta­do de Oba­ma, la seño­ra Clin­ton, ha visi­ta­do San­tia­go y ben­de­ci­do la reocu­pa­ción mili­tar del país y el muy visi­ble esta­do de sitio. El Zapa­te­ro pas­ma­do y ruin de la Cum­bre Ibe­ro­ame­ri­ca­na que absol­vió a Aznar ‑el peque­ño fas­cis­ta dele­ga­do acti­vo de Washing­ton con su tene­bro­sa y via­je­ra FAES-; por haber sido pre­si­den­te del gobierno en Espa­ña, vuel­ve a ren­dir plei­te­sía al neo­fas­cis­mo de Washing­ton y a igno­rar el des­plie­gue de com­ba­te del ejér­ci­to de Chi­le. Con ges­to ampu­lo­so de líder que dice hablar en nom­bre pro­pio y en el de “toda Euro­pa”, Zapa­te­ro y su Pan­gloss par­ti­cu­lar, Mora­ti­nos, con casi todos los par­la­men­ta­rios a remol­que, exi­ge acla­ra­cio­nes a los gobier­nos de Cuba y Vene­zue­la mien­tras entre­ga a la Euro­pa oli­gar­ca del Ban­co Cen­tral y demás ins­ti­tu­cio­nes del Tra­ta­do de Lis­boa a un país de 45 millo­nes de habi­tan­tes. Con una mano apun­ta a las “obli­ga­cio­nes inter­na­cio­na­les de Cuba y Vene­zue­la” mien­tras que con la otra ofre­ce a la U.E. un Gobierno de Con­cen­tra­ción y un Pac­to de Esta­bi­li­dad para salir de la cri­sis. Con los dos bra­zos apun­tan­do a esos hori­zon­tes, Zapa­te­ro apa­re­ce como es: como un reye­zue­lo desnudo.

El con­cep­to de “terro­ris­mo mediá­ti­co” –muy pre­ci­so, a mi jui­cio, en rela­ción con el fun­cio­na­mien­to de los medios de comu­ni­ca­ción del capi­ta­lis­mo glo­ba­li­za­do-; ha sido defi­ni­do pro­gre­si­va­men­te, enfren­ta­do dia­léc­ti­ca­men­te con la reali­dad y divul­ga­do por la publi­ca­ción alter­na­ti­va Cuba Debate.

Fran­cia otra vez. La revuel­ta de los marginados:

http://​www​.laji​ri​bi​lla​.co​.cu/​2​0​0​6/n…

http://​www​.rebe​lion​.org/​n​o​t​i​c​i​a​.​php…

Se fijan obje­ti­vos muy con­cre­tos de reduc­ción del gas­to y de la inver­sión públi­ca para rea­li­zar en los pró­xi­mos tres años. No hay pla­zo para la fina­li­za­ción del Plan de Ajus­te. Depen­de­rá del “buen resul­ta­do” de las medi­das pre­vis­tas. No se defi­ne obje­ti­vo con­cre­to alguno de crea­ción de pues­tos de tra­ba­jo… vivien­da, garan­tías de los sis­te­mas públi­cos de pen­sio­nes, salud, edu­ca­ción, acce­so a la vivien­da, garan­tía de los dere­chos socia­les cons­ti­tu­cio­na­les… La úni­ca “garan­tía” es el énfa­sis “social” de ZapaRajoy

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.