Las quie­bras de los EEUU, la Unión Euro­pea y los “pigs” por Anto­nio Mai­ra

La muer­te se ha rega­do /​por toda la pra­de­ra /​A aquel que la ha sembrado/​¿qué le espe­ra?

Sil­vio Rodrí­guez

La “Cri­sis eco­nó­mi­ca catas­tró­fi­ca” que esta­mos sufrien­do, la “Gran Depre­sión Glo­ba­li­za­da” ; está demos­tran­do la natu­ra­le­za real, la esen­cia vio­len­ta, explo­ta­do­ra, des­igua­li­ta­ria y bár­ba­ra del capi­ta­lis­mo. Sin embar­go, esa natu­ra­le­za es enmas­ca­ra­da, con gran efi­ca­cia has­ta el momen­to, por un ver­da­de­ro ejér­ci­to de eco­no­mis­tas, polí­ti­cos y buró­cra­tas sin­di­ca­les pro­fe­sio­na­les. Su “fun­ción social prio­ri­ta­ria” es la de “defi­nir la cri­sis de mane­ra con­ve­nien­te para la super­vi­ven­cia del sis­te­ma del que viven y al que inter­pre­tan”. Tales “exper­tos” al ser­vi­cio de las ins­ti­tu­cio­nes eco­nó­mi­cas y finan­cie­ras públi­cas y pri­va­das, esta­ta­les e inter­na­cio­na­les, han cons­trui­do un dis­cur­so sobre la cri­sis que mar­gi­na total­men­te el gigan­tes­co sufri­mien­to de los tra­ba­ja­do­res y de las cla­ses popu­la­res. Los medios de comu­ni­ca­ción masi­va (la muy orgá­ni­ca e ins­tru­men­tal Fal­si­me­dia) orga­ni­zan la difu­sión de estas inter­pre­ta­cio­nes de la cri­sis, de las con­se­cuen­cias de la mis­ma, y de los méto­dos posi­bles para la “recu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca”.

Un mun­do que se derrum­ba: las “dos cri­sis”

La “cri­sis eco­nó­mi­ca catas­tró­fi­ca” que se hizo evi­den­te en agos­to de 2007 fue nega­da por todo el apa­ra­to mediá­ti­co al ser­vi­cio de las oli­gar­quías capi­ta­lis­tas duran­te dos años y medio. Como una reali­dad de ese cali­bre no pue­de ser ocul­ta­da inde­fi­ni­da­men­te, lo que se con­ver­ti­ría final­men­te en una “Gran Depre­sión Glo­ba­li­za­da” ‑con cen­te­na­res de millo­nes de tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras en paro y dece­nas de millo­nes de seres huma­nos explo­ta­dos y ham­brea­dos has­ta el lími­te-; fue defor­ma­da y fal­sea­da por las redes mediá­ti­cas del Impe­rio. Fal­si­me­dia pre­sen­tó “la cri­sis” (en reali­dad “su cri­sis”, la cri­sis de las oli­gar­quías) como la sim­ple for­ma­ción de una bur­bu­ja hipo­te­ca­ria deri­va­da de acti­vi­da­des finan­cie­ras que se había sali­do de “la nor­ma”; de la “bue­na prác­ti­ca de los nego­cios” en una eco­no­mía “feliz­men­te com­pe­ti­ti­va y con el míni­mo impres­cin­di­ble de inter­ven­ción públi­ca”. La solu­ción reco­men­da­da para ese “des­ajus­te de mer­ca­do” fue la de “más mer­ca­do”. Todo muy cohe­ren­te si cam­bia­mos de plano, uni­mos las pie­zas y lee­mos la Nue­va Estra­te­gia de Segu­ri­dad Nacio­nal de los EEUU y todos los docu­men­tos rela­cio­na­dos. En ellos se pre­di­ca como dog­ma abso­lu­to que la úni­ca Liber­tad, “madre de todas las demás liber­ta­des y dere­chos, civi­les, socia­les y polí­ti­cos”, es la “liber­tad de comer­cio”. Tal expre­sión –que apun­ta a una espe­cie de “dise­ño inte­li­gen­te” o de “dise­ño pro­vi­den­te” del mun­do por la “mano invi­si­ble” de la Liber­tad made in USA-; es inter­cam­bia­ble, según esos tex­tos estra­té­gi­cos con la de “liber­tad de empre­sa”. Es pre­ci­sa­men­te la doc­tri­na estra­té­gi­ca de los EEUU la que tras­cien­de el dis­cur­so eva­si­vo de los “téc­ni­cos” y “no se anda por las ramas”. Afir­ma que los misi­les y todas las demás armas “pues­tas a dis­po­si­ción del pre­si­den­te de los EEUU” acom­pa­ñan y garan­ti­zan la expan­sión de la Liber­tad. Tam­bién afir­ma que la eco­no­mía no flo­ta en el aire sino que es la con­ta­bi­li­dad de los bene­fi­cios empre­sa­ria­les; la con­quis­ta vio­len­ta de paí­ses y mer­ca­dos; los geno­ci­dios ins­tru­men­ta­les, las gue­rras como las de Irak, Afga­nis­tán, Pakis­tán o Pales­ti­na (por poner algu­nos ejem­plos más evi­den­tes); los pro­pó­si­tos de gue­rra inme­dia­ta como el que ame­na­za y coac­cio­na a Irán; y los gran­des pro­yec­tos regio­na­les de recons­truc­ción de “patios tra­se­ros” que pre­ten­den recu­pe­ran la diplo­ma­cia de la zanaho­ria y el palo. El Depar­ta­men­to de Esta­do y el Pen­tá­gono, a los que sir­ve Oba­ma, man­tie­nen la agre­sión per­ma­nen­te con­tra Cuba, Vene­zue­la, los paí­ses del ALBA, y, en gene­ral toda la Amé­ri­ca Lati­na –orga­ni­za­cio­nes supra­es­ta­ta­les, paí­ses real­men­te sobe­ra­nos, gobier­nos popu­la­res, pue­blos, gru­pos socia­les y polí­ti­cos, orga­ni­za­cio­nes de tra­ba­ja­do­res-; poten­cial­men­te insu­rrec­ta.

La solu­ción para “la cri­sis según las oli­gar­quías” fue ace­le­rar y faci­li­tar la espe­cu­la­ción. Se inyec­ta­ron enor­mes can­ti­da­des de dine­ro públi­co pro­ce­den­te de los impues­tos o emi­ti­do como deu­da (bonos del Teso­ro en los EEUU, masa mone­ta­ria emi­ti­da por el sobe­ra­ní­si­mo Ban­co Cen­tral Euro­peo), en los fon­dos y enti­da­des finan­cie­ras que habían crea­do la cri­sis. La “cri­sis hipo­te­ca­ria” pasó a defi­nir­se como “cri­sis finan­cie­ra” y más tar­de como “cri­sis cre­di­ti­cia”. Fal­si­me­dia deter­mi­nó que la “pri­me­ra cri­sis-la cri­sis de las oli­gar­quías” era pasa­je­ra e inme­dia­ta­men­te solu­cio­na­ble “mejo­ran­do la regu­la­ción finan­cie­ra” e “impi­dien­do el fun­cio­na­mien­to de los paraí­sos fis­ca­les”. Tal fue des­de Bush has­ta Oba­ma, des­de Washing­ton a Lon­dres y Paris, el dis­cur­so del G‑10, el G‑20, el Ban­co Mun­dial, el Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal, la Reser­va Fede­ral de los EEUU, el Ban­co Cen­tral Euro­peo, el Foro de Davos, todos los jefes de Esta­do y de Gobierno de la U.E., sus apli­ca­dí­si­mos y con­pe­ten­tí­si­mos minis­tros de Hacien­da, y, por supues­to, nues­tro inefa­ble Zapa­te­ro.

Mien­tras ese “her­mo­so mun­do del capi­ta­lis­mo glo­ba­li­za­do” pre­mia­ba con varios billo­nes de dóla­res y otros tan­tos de euros a los cau­san­tes de la cri­sis, que no tuvie­ron incon­ve­nien­te en embol­sar­se toda la ayu­da finan­cian­do la deu­da de ope­ra­cio­nes de “alto ries­go”, valo­res pura­men­te espe­cu­la­ti­vos, sacos sin fon­do ni fon­dos; repar­tien­do bene­fi­cios como accio­nis­tas, o cobran­do pagos garan­ti­za­dos por res­ci­sio­nes de con­tra­tos ante pro­ce­sos de quie­bra; la eco­no­mía real sufría una enor­me rece­sión y cen­te­na­res de millo­nes de tra­ba­ja­do­res se que­da­ban sin tra­ba­jo. Ésta era la “segun­da cri­sis”, la eco­no­mía del paro, la mar­gi­na­li­dad, el ham­bre y su “acom­pa­ña­mien­to” repre­si­vo. El expo­lio fue cri­mi­nal y escan­da­lo­so aun­que su filo­so­fía y su meto­do­lo­gía tenía pre­ce­den­tes en aque­llas asam­bleas de ladro­nes que se lla­ma­ron Con­fe­ren­cias de Donan­tes. “El que des­tru­ye recons­tru­ye” decían cíni­ca­men­te los que ves­tían de inter­ven­cio­nis­mo huma­ni­ta­rio al expo­lio ili­mi­ta­do, lle­van­do has­ta el extre­mo el saqueo y la explo­ta­ción del ven­ci­do. Son las for­mas y méto­dos de extrac­ción de plus­va­lía del capi­ta­lis­mo glo­ba­li­za­do.

La eco­no­mía es siem­pre “eco­no­mía polí­ti­ca” como sabían no sólo Marx y Engels sino tam­bién Ricar­do, e inclu­so el padre del libe­ra­lis­mo y el bisec­cio­na­dor con­cep­tual del “homo eco­no­mi­cus”, la “mano invi­si­ble” y la “com­pe­ten­cia per­fec­ta”: el mis­mí­si­mo Adam Smith. No lo saben, según pare­ce, algu­nos tipos que extre­man la hipo­cre­sía para hacer alar­des retó­ri­cos y ges­tua­les de sen­si­bi­li­dad social. Se pre­sen­tan a sí mis­mos como líde­res pro­gre­sis­tas, defen­so­res de los tra­ba­ja­do­res y de los mar­gi­na­dos, anti­rra­cis­tas, sen­si­bles y bien inten­cio­na­dos como el muy popu­lis­ta Oba­ma o el Cán­di­do Zapa­te­ro .

La eco­no­mía: la Madre de todas las Bata­llas. La fun­ción estra­té­gi­ca de Fal­si­me­dia

La cien­cia eco­nó­mi­ca de los “exper­tos” de los que he esta­do hablan­do, de los que abrie­ron el catá­lo­go de la téc­ni­ca eco­nó­mi­ca sin rela­cio­nes socia­les y de la eco­no­mía sin polí­ti­ca: “cri­sis hipo­te­ca­ria”, “cri­sis finan­cie­ra”, “cri­sis ban­ca­ria”, “cri­sis cre­di­ti­cia”, “bro­tes ver­des”, “paraí­sos fis­ca­les loca­li­za­dos en peque­ñas islas o micro esta­dos”, “inmi­nen­te recu­pe­ra­ción”, “Reser­va Fede­ral”, “Ban­co Cen­tral Euro­peo”, “loco­mo­to­ras de nue­vo en mar­cha”, “no hay rece­sión”, “si la hay, pero… no hay Depre­sión”; y miles de expre­sio­nes eva­si­vas más “sólo para exper­tos”; es una más­ca­ra.

Es una más­ca­ra cuan­do no es un terri­ble cri­men y, al mis­mo tiem­po, la expre­sión más cla­ra y más cohe­ren­te de la bar­ba­rie capi­ta­lis­ta y de su cinis­mo ili­mi­ta­do: “es urgen­te des­re­gu­lar los con­tra­tos de tra­ba­jo para salir de la cri­sis”, “las empre­sas tie­nen que ser com­pe­ti­ti­vas: hay que dis­mi­nuir sala­rios, dar más liber­tad para des­pe­dir a los obre­ros; dis­mi­nuir los dere­chos his­tó­ri­cos, obso­le­tos, de los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras; eli­mi­nar las dis­tor­sio­nes que crean las pres­ta­cio­nes socia­les”; “es nece­sa­rio redu­cir los impues­tos direc­tos, sobre todo los que car­gan los bene­fi­cios de las socie­da­des, el patri­mo­nio, la ren­ta”, “tene­mos que eli­mi­nar la cuo­ta empre­sa­rial a la segu­ri­dad social”, “la inter­ven­ción públi­ca dis­tor­sio­na el libre mer­ca­do y con­du­ce a las cri­sis”. Son tam­bién miles de expre­sio­nes que sitúan a la eco­no­mía en el lim­bo y a los tra­ba­ja­do­res como víc­ti­mas de un cata­clis­mo, en el fon­do inevi­ta­ble, regu­la­do por la incer­ti­dum­bre, algún “exce­so” de codi­cia y por la suer­te. La oli­gar­quía capi­ta­lis­ta mun­dial ‑que ha con­se­gui­do mono­po­li­zar la edu­ca­ción supe­rior para defi­nir ideo­ló­gi­ca­men­te, e inte­grar, a bue­na par­te de los cien­tí­fi­cos de todas las ramas de la pro­duc­ción social y a sus ges­to­res polí­ti­cos y cul­tu­ra­les-; ha pues­to en mar­cha una estruc­tu­ra de poder mediá­ti­co mono­po­lis­ta que crea, trans­for­ma y mani­pu­la la lla­ma­da “opi­nión publi­ca”. Las “trans­na­cio­na­les de la infor­ma­ción-des­in­for­ma­ción” del sis­te­ma capi­ta­lis­ta –pri­va­das y “públicas”-;estructuradas y dis­ci­pli­na­das como Fal­si­me­dia, rea­li­zan otras dos fun­cio­nes com­ple­men­ta­rias ade­más de esa pri­ma­ria de “fabri­ca­ción de la opi­nión públi­ca”.

-La pri­me­ra es la de cons­ti­tuir­se en el “lugar” para la iden­ti­fi­ca­ción auto­má­ti­ca de cla­se, de las oli­gar­quías peri­fé­ri­cas que asu­men un papel subor­di­na­do en rela­ción con los gran­des pro­yec­tos estra­té­gi­cos de la oli­gar­quía capi­ta­lis­ta de los Esta­dos Uni­dos. Dece­nas de miles de medios de des­in­for­ma­ción inter­pre­tan de mane­ra úni­ca y jerar­qui­za­da los pro­ce­sos his­tó­ri­cos “fijan­do lími­tes tem­po­ra­les y espa­cia­les a gus­to y volun­tad de los pode­res hege­mó­ni­cos”. Ocul­tan hechos, esta­ble­cen abs­trac­cio­nes para tapar con ellas la reali­dad, camu­flan las rela­cio­nes de poder, eli­mi­nan la dia­léc­ti­ca que expli­ca las rela­cio­nes socia­les y le da sen­ti­do al deve­nir his­tó­ri­co. Fal­si­me­dia tro­cea y selec­cio­na la reali­dad en frag­men­ti­tos de rom­pe­ca­be­zas y en ins­tan­tes de “cubo loco”.

-Diri­gi­das des­de un cen­tro úni­co se han orga­ni­za­do como “estruc­tu­ra de poder fun­da­men­tal” del Impe­rio capaz de ocul­tar o de fal­sear una cri­sis catas­tró­fi­ca como la que vivi­mos; o de pla­ni­fi­car, pre­pa­rar, pro­vo­car y jus­ti­fi­car gue­rras esca­lo­na­das: des­de las de baja inten­si­dad has­ta las geno­ci­das o de “des­truc­ción masi­va uni­la­te­ral”; des­de las pla­ni­fi­ca­das y desa­rro­lla­das según guio­nes pre­via­men­te esta­ble­ci­dos has­ta las “pre­ven­ti­vas”; y de rea­li­zar o par­ti­ci­par acti­va­men­te en gol­pes de esta­do en los que los guio­nes y su eje­cu­ción son dise­ña­dos con ante­rio­ri­dad, impul­sa­dos y con­tro­la­dos por los medios de comu­ni­ca­ción masi­va que fabri­can des­en­la­ces y tra­tan de impo­ner­los a los sec­to­res popu­la­res. Ésta es la segun­da fun­ción com­ple­men­ta­ria.

Estoy hablan­do del “terro­ris­mo mediá­ti­co ” per­ma­nen­te con­tra los paí­ses que se resis­ten a acep­tar los dise­ños y desig­nios del Impe­rio; entre ellos Cuba, Vene­zue­la y los paí­ses del ALBA. Su pri­mer gran ensa­yo para el “Nue­vo siglo” ‑en el ámbi­to lati­no­ame­ri­cano-; se reali­zó en Vene­zue­la des­de abril de 2002 has­ta febre­ro del año siguien­te. Fue el “gol­pe mediá­ti­co-mili­tar” y el pos­te­rior “sabo­ta­je petro­le­ro y lock out empre­sa­rial” con­tra el gobierno revo­lu­cio­na­rio de Hugo Chá­vez. Su obje­ti­vo ‑que no pode­mos redu­cir sin ries­go de “tro­cear” la estra­te­gia glo­bal del Impe­rio-; fue mucho más amplio que el que nos seña­lan los medios: liqui­dar la inci­pien­te revo­lu­ción boli­va­ria­na y, por supues­to, ter­mi­nar de una vez por todas con la revo­lu­ción cuba­na.
- Una últi­ma carac­te­rís­ti­ca orgá­ni­ca y fun­cio­nal de Fal­si­me­dia –fun­da­men­tal en rela­ción con la gue­rra mediá­ti­ca con­tra las cla­ses popu­la­res-; es que agru­pa y coor­di­na una inmen­sa red de medios de comu­ni­ca­ción dis­ci­pli­na­dos por una estra­te­gia fija­da por el Depar­ta­men­to de Esta­do, el Pen­tá­gono, y el Con­se­jo de Segu­ri­dad Nacio­nal de los EEUU. Es la fun­ción estra­té­gi­ca glo­bal, como “nue­vo poder” del Impe­rio.

Toda esa red ‑con dece­nas de miles de medios de comu­ni­ca­ción-; fun­cio­na de mane­ra con­ti­nua en cam­pa­ñas des­in­for­ma­ti­vas y pue­de ser movi­li­za­da ins­tan­tá­nea­men­te para accio­nes de des­es­ta­bi­li­za­ción de máxi­ma inten­si­dad. Cons­ti­tu­ye, en reali­dad, una inmen­sa red de bases dis­tri­bui­das por todo el mun­do que son acti­va­das para el desa­rro­llo simul­tá­neo de accio­nes de terro­ris­mo mediá­ti­co en apo­yo de una estra­te­gia glo­bal de domi­nio y de inge­ren­cia.

Otra vez a la eco­no­mía polí­ti­ca: las cri­sis esca­lo­na­das

La secuen­cia de quie­bras vin­cu­la­das unas a las otras, nega­das o camu­fla­das como “quie­bras téc­ni­cas” pero evi­den­tes en los EEUU, la Unión Euro­pea con sus esta­dos “pigs” y sus esta­dos “peri­fé­ri­cos”, y muchos otros de los que inte­gran la “comu­ni­dad inter­na­cio­nal según el con­sen­so de Washing­ton” que deben ser some­ti­dos a durí­si­mos Pla­nes de Esta­bi­li­za­ción demues­tran varias cosas.
- La pri­me­ra, a mi jui­cio, es que la Gran Depre­sión Glo­ba­li­za­da está empe­zan­do aho­ra la fase más crí­ti­ca, con resul­ta­dos catas­tró­fi­cos y evo­lu­ción total­men­te impre­vi­si­ble ‑excep­to en sus ras­gos más gene­ra­les eco­nó­mi­cos, polí­ti­cos y socia­les-; tan­to a nive­les loca­les, como regio­na­les o glo­ba­les. El impac­to social de la cri­sis en los paí­ses de “capi­ta­lis­mo avan­za­do” don­de la doc­tri­na neo­li­be­ral se había con­ver­ti­do pri­me­ro en un dog­ma; y des­pués en un ins­tru­men­to úni­co de “trans­for­ma­ción eco­nó­mi­ca” hacia la pri­va­ti­za­ción total de la eco­no­mía, la mer­can­ti­li­za­ción abso­lu­ta de la vida huma­na (otra vez Marx dibu­ján­do­se en el hori­zon­te cien­tí­fi­co, cul­tu­ral, polí­ti­co y social) y la explo­ta­ción sin lími­tes de los tra­ba­ja­do­res; está sien­do tan fuer­te que los ges­to­res de la cri­sis han teni­do que corre­gir todas sus “pre­vi­sio­nes” sobre “bro­tes ver­des”, “fina­li­za­ción de la fase rece­si­va”, “recu­pe­ra­ción inci­pien­te que va a evi­tar la Depre­sión” y demás for­mu­la­cio­nes sobre el “esta­do de las cosas” ela­bo­ra­das con opti­mis­mo ins­tru­men­tal, estra­té­gi­co y cal­cu­la­dor.
- La segun­da es que –como no podía ser de otra mane­ra-; ha fra­ca­sa­do el inten­to de “reac­ti­var la eco­no­mía” inyec­tan­do fon­dos en el sis­te­ma ban­ca­rio pri­va­do y “públi­co”, y/​o finan­cian­do deu­da del esta­do emi­tien­do bonos o bille­tes.

En los últi­mos meses se ha anun­cia­do reite­ra­da­men­te que “esta­mos salien­do de la rece­sión” –se ofre­cen para demos­trar­lo toda cla­se de datos esta­dís­ti­cos y de com­pa­ra­cio­nes tem­po­ra­les “adap­ta­dos”-; y que eso con­du­ci­rá a la dis­mi­nu­ción del paro. Sin embar­go, la reali­dad eco­nó­mi­ca es cada vez más terri­ble si se mide des­de el lado de los tra­ba­ja­do­res, des­de el lado que ocul­tan los “exper­tos”. El paro per­ma­nen­te, la pre­ca­rie­dad, la exclu­sión social, la explo­ta­ción abu­si­va, la pér­di­da de vivien­da, la vola­ti­li­za­ción del sis­te­ma de pen­sio­nes, son fenó­me­nos que “no per­te­ne­cen” ‑según todos esos téc­ni­cos y publi­cis­tas al ser­vi­cio del poder-; a la “rece­sión” y, mucho menos a la Depre­sión”. Para el caso espa­ñol, por ejem­plo, la mani­pu­la­ción esta­dís­ti­ca y la con­ver­gen­cia de intere­ses de la oli­gar­quía eco­nó­mi­ca está afir­man­do que en “su reali­dad” –defi­ni­da por la obten­ción de bene­fi­cios finan­cie­ros y empresariales‑, la exis­ten­cia de más de cua­tro millo­nes de tra­ba­ja­do­res en las cifras ya total­men­te des­bo­ca­das de paro, la pre­ca­rie­dad labo­ral abso­lu­ta, la casi total des­truc­ción del sis­te­ma pro­duc­ti­vo, la enor­me depen­den­cia eco­nó­mi­ca exte­rior, la mar­gi­na­ción eco­nó­mi­ca abso­lu­ta de más de un millón de fami­lias, la ame­na­za del ham­bre, no tie­ne cabi­da algu­na.

Por eso nos anun­cian casi jubi­lo­sa­men­te la inme­dia­ta sali­da de la cri­sis sola­men­te “empa­ña­da” por la per­ma­nen­cia del “paro estruc­tu­ral” duran­te muchos años. Para resol­ver su pro­pia cri­sis le han comu­ni­ca­do al país la pues­ta en mar­cha de un Plan de Esta­bi­li­za­ción en toda regla a cos­ta de los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras, de los jóve­nes y menos jóve­nes en paro , y de los jubi­la­dos.

La quie­bra de los EEUU

La situa­ción eco­nó­mi­ca de los EEUU es de rece­sión con­ti­nua­da. Se ha con­fir­ma­do que el cuar­to tri­mes­tre de 2009 ha sido un desas­tre mucho mayor de lo pre­vis­to. Los ingre­sos fis­ca­les han des­cen­di­do al redu­cir­se la acti­vi­dad eco­nó­mi­ca en una eco­no­mía que no está salien­do, ni mucho menos, de la cri­sis. Oba­ma aca­ba de enviar al Con­gre­so el pre­su­pues­to para el pró­xi­mo año fis­cal que comien­za en octu­bre. El défi­cit pre­vis­to es de 1,56 billo­nes de dóla­res, el mayor des­de la II Gue­rra Mun­dial. Supera en un billón de dóla­res el que se espe­ra­ba hace un año. El pre­su­pues­to ante­rior se equi­li­bró sobre el papel con­ta­bi­li­zan­do un défi­cit a 1,41 billo­nes. Las cifras más opti­mis­tas hablan de que el défi­cit supo­ne ya el 10,6% del Pro­duc­to Inte­rior Bru­to. Las cifras más ajus­ta­das a la diná­mi­ca real de la eco­no­mía advier­ten que el défi­cit pre­su­pues­ta­rio está pró­xi­mo al 20% del PIB y que la deu­da gene­ra­da en los últi­mos años se apro­xi­ma a un 100% del PIB. La eco­no­mía y la res­pues­ta del Gobierno a la cri­sis se mues­tran inca­pa­ces de eli­mi­nar o redu­cir el défi­cit pre­su­pues­ta­rio y corre­gir la gigan­tes­ca deu­da exter­na. Las enor­mes reser­vas en dóla­res en paí­ses como Chi­na, India, Japón, Corea del Sur hacen muy difí­cil seguir colo­can­do bonos del teso­ro en un mer­ca­do satu­ra­do de dóla­res. Los gran­des res­ca­tes ban­ca­rio y de la indus­tria auto­mo­triz no han reac­ti­va­do la eco­no­mía. El gobierno no ha mani­fes­ta­do la menor capa­ci­dad ni deseo de “regu­lar” el mer­ca­do finan­cie­ro que sigue espe­cu­lan­do y gene­ran­do bur­bu­jas al mar­gen del fun­cio­na­mien­to de la eco­no­mía real.

La situa­ción de quie­bra no decla­ra­da en los EEUU, el fal­sea­mien­to sis­te­má­ti­co que sobre la situa­ción eco­nó­mi­ca está hacien­do Oba­ma, sus ins­tru­men­tos inú­ti­les para “salir de la depre­sión”, su inca­pa­ci­dad total para enfren­tar­se a la oli­gar­quía capi­ta­lis­ta más pode­ro­sa del mun­do y eli­mi­nar las cau­sas prin­ci­pa­les de la cri­sis –fun­da­men­tal­men­te la pro­gre­sión impa­ra­ble de los gas­tos de defen­sa y la subor­di­na­ción total de la Pre­si­den­cia al pro­yec­to pen­ta­go­nal del Gran Siglo Nor­te­ame­ri­cano y a su defi­ni­ción estra­té­gi­ca, “La Nue­va Estra­te­gia de Segu­ri­dad Nacio­nal de los EEUU” han gene­ra­do meca­nis­mos simi­la­res en Euro­pa.

Es Euro­pa la que recrea, una y otra vez, el mito Oba­ma, uti­li­zan­do como medi­da de la situa­ción eco­nó­mi­ca glo­bal la “sali­da de la depre­sión” de la mayor poten­cia eco­nó­mi­ca del mun­do, iden­ti­fi­cán­do­se con las teo­rías sobre la cri­sis que plan­tea Washing­ton y asu­mien­do como reali­dad into­ca­ble la nece­si­dad de una “gue­rra mun­dial anti­te­rro­ris­ta” según la doc­tri­na del Con­se­jo Nacio­nal de Segu­ri­dad Nacio­nal de los EEUU. En rela­ción con la “cone­xión atlán­ti­ca” –tam­bién para la cri­sis económica‑, y de la “cohe­ren­cia de cla­se” de las oli­gar­quías capi­ta­lis­tas, con­si­de­ro impor­tan­te des­ta­car:

-La “iden­ti­fi­ca­ción ins­tan­tá­nea” de los gran­des intere­ses de la oli­gar­quía –más allá de las fla­gran­tes con­tra­dic­cio­nes que podrán fun­cio­nar en otro “momen­to” de la lucha de clases‑, en rela­ción con el esta­ble­ci­mien­to de un nue­vo orden glo­bal capi­ta­nea­do por los gran­des con­sor­cios trans­na­cio­na­les y por su repre­sen­tan­te polí­ti­co: el gobierno de los EEUU. Esa iden­ti­fi­ca­ción se ha pro­du­ci­do, de mane­ra inme­dia­ta, ante las rup­tu­ras más fla­gran­tes del orden inter­na­cio­nal. Con­ven­dría recor­dar el fun­cio­na­mien­to de las lla­ma­das Con­fe­ren­cias de Donan­tes, espe­cial­men­te la de Iraq aun­que tam­bién la de Afga­nis­tán: orga­ni­za­cio­nes ad hoc para pri­va­ti­zar paí­ses en blo­que y dis­tri­buir el saqueo, diri­gi­das con mano de hie­rro y por el sis­te­ma de la “zanaho­ria y el palo” (uno de los ele­men­tos prin­ci­pa­les del “códi­go gené­ti­co” de Washing­ton, jun­to con el defi­ni­do como “códi­go Hiroshi­ma” ) por el pro­pio Pen­tá­gono.

La Con­fe­ren­cia de Donan­tes de Madrid, inme­dia­ta­men­te des­pués de que Bush decre­ta­se el fin de la gue­rra de Irak y ame­na­za­se con la inmi­nen­te exten­sión de la gue­rra anti­te­rro­ris­ta a Cuba, fue la expre­sión más extre­ma de la acep­ta­ción por Euro­pa del “lide­raz­go del terror de los EEUU”. Tam­bién fue la expre­sión más aca­ba­da del capi­ta­lis­mo y de su intrín­se­ca bar­ba­rie. Euro­pa había asu­mi­do en la Cum­bre de Saló­ni­ca las “razo­nes” del ven­ce­dor y toda su doc­tri­na estra­té­gi­ca y mili­tar (Docu­men­to Sola­na).
- El dis­cur­so de “acep­ta­ción de la cri­sis” que se está pro­du­cien­do des­de fina­les de enero impli­ca que la inter­ven­ción encu­bri­do­ra sobre la “opi­nión públi­ca” está sien­do des­bor­da­da por la ace­le­ra­ción de la cri­sis y la pro­fun­di­za­ción de la Gran Depre­sión. En ese sen­ti­do el nue­vo dis­cur­so anti­ci­pa la revuel­ta social para ata­jar­la y con­fir­ma el des­bor­de de la reali­dad por enci­ma de la cons­truc­ción ideo­ló­gi­ca de la oli­gar­quía.
- Los con­cep­tos estra­té­gi­cos y mili­ta­res fun­da­men­ta­les para la cons­truc­ción del Impe­rio (es decir, la implan­ta­ción de un capi­ta­lis­mo glo­ba­li­za­do bajo la égi­da esta­dou­ni­den­se) se defi­nie­ron meticu­losa­men­te en tiem­pos de la pre­si­den­cia de Bill Clin­ton. Su teó­ri­ca prin­ci­pal, en cuan­to a la difu­sión y acti­va­ción inter­na­cio­nal, fue Made­lei­ne Albright. El ori­gen doc­tri­nal se encuen­tra, des­de lue­go, en el tra­ba­jo con­ti­nua­do del Pen­tá­gono.

Dichos con­cep­tos que sir­vie­ron para la des­truc­ción pla­ni­fi­ca­da de Yugos­la­via: rogue sta­tes, esta­dos que apo­yan el terro­ris­mo, gobier­nos que ame­na­zan a la “comu­ni­dad inter­na­cio­nal” con la fabri­ca­ción de armas de des­truc­ción masi­va, esta­dos falli­dos, apli­ca­ción de los méto­dos de res­pues­ta esca­lo­na­da, res­pues­ta fle­xi­ble, y gue­rra pre­ven­ti­va –inclu­yen­do el pri­mer gol­pe nuclear‑, se están reac­ti­van­do aho­ra bajo la pre­si­den­cia de Barack Oba­ma. En este artícu­lo que tra­ta de la cri­sis eco­nó­mi­ca es impor­tan­te recor­dar el énfa­sis con el que la seño­ra Albright, cuan­do habla­ba de la “las gue­rras nece­sa­rias”, se refe­ría dos con­cep­tos cla­ves que jus­ti­fi­ca­ban la inter­ven­ción mili­tar como anti­ci­po de la Liber­tad de empre­sa : “intere­ses e intere­ses vita­les de los EEUU”. En el docu­men­to del Pen­tá­gono que acom­pa­ña al últi­mo pre­su­pues­to ela­bo­ra­do y pre­sen­ta­do por Oba­ma, los gas­tos de Defen­sa (por enci­ma de los 700.000 millo­nes de dóla­res) se han jus­ti­fi­ca­do como en los mejo­res tiem­pos de Bush. Entre las “ame­na­zas” a las que deben res­pon­der los Esta­dos Uni­dos y las reco­men­da­cio­nes para garan­ti­zar la “segu­ri­dad de la nación” se repi­ten las que impul­sa­ban la bru­ta­li­dad inter­na­cio­nal de Bush y se inclu­yen otras nue­vas: “ame­na­zas más leta­les en esta­dos fra­ca­sa­dos o frac­tu­ra­dos”, “super­po­ten­cias emer­gen­tes”, “pro­li­fe­ra­ción de armas de des­truc­ción masi­va”, “lucha con­tra el terro­ris­mo”, “con­tra­in­sur­gen­cia”, “los Esta­dos Uni­dos deben man­te­ner capa­ci­da­des mili­ta­res inigua­la­bles y volun­tad para emplear esas capa­ci­da­des en defen­sa de nues­tros intere­ses y del bien común”. Por otra par­te, el Pen­tá­gono inclu­ye nue­vos esce­na­rios y fac­to­res de con­flic­tos: el ciber­es­pa­cio entre los pri­me­ros, el cam­bio cli­má­ti­co entre los segun­dos.

La cri­sis en la Unión Euro­pea

Del Labe­rin­to grie­go al labe­rin­to de Zapa­te­ro

-La alar­ma en la Unión Euro­pea se hace públi­ca a media­dos de enero. Con ante­rio­ri­dad había esta­lla­do la cri­sis grie­ga y se había hecho públi­ca la dra­má­ti­ca situa­ción de las cuen­tas públi­cas en paí­ses como Irlan­da y Por­tu­gal. Zapa­te­ro en su papel de Pre­si­den­te de turno había acu­di­do al Foro de Davos en don­de se había ana­li­za­do el asun­to de la quie­bra grie­ga, la situa­ción simi­lar en Espa­ña y la nece­si­dad de pla­nes de esta­bi­li­za­ción con­tro­la­dos rígi­da­men­te por las ins­ti­tu­cio­nes euro­peas.

Zapa­te­ro via­ja a Washing­ton para ren­dir plei­te­sía a Oba­ma e inten­tar que revier­ta su deci­sión de no acu­dir a la pró­xi­ma Cum­bre Unión Euro­pea-EEUU que ten­drá que cele­brar­se en Espa­ña el pró­xi­mo mes de mayo. Zapa­te­ro –fiel a su con­cep­ción de la polí­ti­ca como mera ejer­ci­cio tea­tral vin­cu­la­da a la “repre­sen­ta­ción” de los intere­ses de las oli­gar­quías (muy ajus­ta­da a la reali­dad por otra par­te)-; con­si­de­ra que la pre­sen­cia del nue­vo pre­si­den­te nor­te­ame­ri­cano es su pro­pio momen­to de glo­ria, impres­cin­di­ble para recu­pe­rar la cre­di­bi­li­dad y afron­tar los pró­xi­mos “com­pro­mi­sos elec­to­ra­les”. El pre­si­den­te del gobierno espa­ñol había pro­mo­vi­do su pro­pia cam­pa­ña para el semes­tre euro­peo con el tema; reite­ra­ti­vo, eva­si­vo y ya sobre­pa­sa­do; de la coor­di­na­ción de las refor­mas del sis­te­ma finan­cie­ro que ase­gu­ren su con­trol y evi­ten una nue­va cri­sis. Zapa­te­ro lan­za la idea de aumen­tar la edad de jubi­la­ción has­ta los 68 años. Tal anun­cio vin­cu­la la medi­da a la super­vi­ven­cia finan­cie­ra del sis­te­ma de pen­sio­nes aun­que se hace con la mira­da pues­ta en el aumen­to expo­nen­cial de la deu­da públi­ca y en el enor­me incre­men­to del défi­cit pre­su­pues­ta­rio. Detrás de todo ello está el enor­me res­ca­te ban­ca­rio y de la indus­tria auto­mo­triz, y el des­plo­me del sis­te­ma pro­duc­ti­vo muy cen­tra­do en la espe­cu­la­ción inmo­bi­lia­ria y en el ladri­llo.

Los datos sobre la situa­ción eco­nó­mi­ca en la Unión Euro­pea son esca­lo­frian­tes. Los medios de comu­ni­ca­ción colo­can sobre el tape­te la situa­ción de los paí­ses en quie­bra; los que deno­mi­nan pigs, con una sigla que inte­gra las pri­me­ras letras de los nom­bres en inglés de Por­tu­gal, Irlan­da, Gre­cia y Espa­ña. Apa­re­ce así un “con­cep­to eco­nó­mi­co” con con­no­ta­cio­nes racis­tas y euro­cen­tris­tas. La “cri­sis eco­nó­mi­ca catas­tró­fi­ca” pene­tra así en la Euro­pa de los 25. Has­ta el momen­to se había man­te­ni­do en la peri­fe­ria de los paí­ses que per­te­ne­cie­ron a la Unión Sovié­ti­ca o a la Euro­pa del Este y se baña­ron a fon­do en la qui­me­ra capi­ta­lis­ta: Esto­nia, Leto­nia, Litua­nia, Hun­gría, Polo­nia, Repú­bli­ca Che­ca, tras des­truir sus sis­te­mas colec­ti­vos y ven­der su enor­me patri­mo­nio social a los depre­da­do­res inter­na­cio­na­les; y en los que espe­ran turno y examen para inte­grar­se como Ucra­nia o Eslo­va­quia y algu­nos nue­vos paí­ses de la anti­gua Yugos­la­via. Vuel­ven a ser ope­ra­ti­vos con­cep­tos como la “Euro­pa de dos velo­ci­da­des” o “peri­fe­ria euro­pea”. La situa­ción eco­nó­mi­ca de los paí­ses del “con­sor­cio de Bru­se­las” es muy seria para que se vean obli­ga­dos a jugar con un cinis­mo tan extre­mo sobre la pro­pia iden­ti­dad eco­nó­mi­co-polí­ti­ca de la Unión. La situa­ción de quie­bra simul­tá­nea en paí­ses como Gre­cia (12 millo­nes habi­tan­tes), Irlan­da (4 millo­nes), Por­tu­gal (11,5), Espa­ña (47), Ita­lia (59) y el Rei­no Uni­do (61), repre­sen­ta la quie­bra glo­bal de la Unión Euro­pea como tal. Sin embar­go tal situa­ción debe ocul­tar­se. Los méto­dos son fun­da­men­tal­men­te dos: mani­pu­la­ción esta­dís­ti­ca; nega­ción de todas y de cada una de las fases de la cri­sis, de la rece­sión y de la Gran Depre­sión que no sólo no ha remi­ti­do sino que empie­za real­men­te aho­ra. Los EEUU de Oba­ma han ser­vi­do en ban­de­ja el camu­fla­je y el dis­cur­so ideo­ló­gi­co para enmas­ca­rar la Gran Rece­sión Glo­ba­li­za­da, la Cri­sis eco­nó­mi­ca catas­tró­fi­ca a la que ha lle­va­do la dia­léc­ti­ca his­tó­ri­ca del capi­ta­lis­mo.

La quie­bra en la UE y la quie­bra de los “pigs”. El caso espa­ñol

En el mar­co euro­peo, las quie­bras de los “esta­dos pigs” han con­du­ci­do a la exi­gen­cia del Ban­co Cen­tral Euro­peo de que los gobier­nos reali­cen pla­nes de ajus­te para corre­gir sus défi­cit pre­su­pues­ta­rios y ata­jar el cre­ci­mien­to de la deu­da públi­ca. Aun­que los pla­nes de ajus­te se pre­sen­ta­rán como “pla­nes de res­ca­te” no hay apor­ta­cio­nes dine­ra­rias sig­ni­fi­ca­ti­vas para man­te­ner sala­rios y dere­chos de los tra­ba­ja­do­res sino reduc­ción de los gas­tos socia­les. El plan de ajus­te pre­sen­ta­do por Zapa­te­ro es un autén­ti­co Plan de Esta­bi­li­za­ción con dos carac­te­rís­ti­cas fun­da­men­ta­les: 1ª.- Como el grie­go va a estar bajo con­trol direc­to de las ins­ti­tu­cio­nes eco­nó­mi­cas euro­peas y del F.M.I. 2ª.- Como un autén­ti­co Plan de Esta­bi­li­za­ción no está suje­to a tér­mino alguno. Pese a lo que han ase­gu­ra­do Zapa­te­ro y sus “chica­go boys”, Rajoy y los suyos; los eco­no­mis­tas neo­li­be­ra­les que pulu­lan por todas las ins­ti­tu­cio­nes esta­ta­les, ban­ca­rias, empre­sa­ria­les; y todos los exper­tos eco­nó­mi­cos que impar­ten cáte­dras o crean y mani­pu­lan la opi­nión públi­ca, el Plan no cum­ple pla­zos cor­tos como anun­cia Zapa­Ra­joy sino “obje­ti­vos de esta­bi­li­za­ción a cos­ta de los tra­ba­ja­do­res”. No tie­ne final pre­vi­si­ble. Sus obje­ti­vos, muy con­cre­tos, son de ajus­te pre­su­pues­ta­rio y de reduc­ción de la Deu­da Públi­ca. Vea­mos las pri­me­ras pro­pues­tas de la oli­gar­quía espa­ño­la para los pri­me­ros años del Plan de Ajus­te :
- Reduc­ción del gas­to públi­co en 50.000 millo­nes de € en tres años: 10.000 millo­nes en 2010. (muti­la­ción de pre­su­pues­to ya apro­ba­do y en eje­cu­ción). Des­ca­pi­ta­li­za­ción total. Las drás­ti­cas reduc­cio­nes solo res­pe­tan el pre­su­pues­to de Defen­sa.
- Plan de Pen­sio­nes: Amplia­ción edad de jubi­la­ción. Amplia­ción perío­do de coti­za­ción nece­sa­rio para con­so­li­dar pres­ta­ción. Amplia­ción de perío­do de tiem­po para cal­cu­lar el cómpu­to.
- Con­ge­la­ción de sala­rios. Se fijan topes de cre­ci­mien­to muy bajos duran­te los pró­xi­mos años. Los empre­sa­rios cla­man por la “libe­ra­li­za­ción de los con­tra­tos” y por la reduc­ción de sus pagos a la segu­ri­dad social. Al estar suje­to al con­trol de las ins­ti­tu­cio­nes de la Unión Euro­pea que van a ejer­cer la “sobe­ra­nía eco­nó­mi­ca”, abier­ta­men­te y sin tapu­jos aho­ra, el Plan requie­re de un Gobierno de Con­cen­tra­ción pre­sen­ta­do como gobierno de uni­dad fren­te a la cri­sis.

El gobierno de Con­cen­tra­ción es tam­bién una nece­si­dad de la oli­gar­quía eco­nó­mi­ca por­que la pro­tes­ta social, des­ar­ti­cu­la­da pero nece­sa­ria­men­te masi­va, va a pro­du­cir­se en los pró­xi­mos meses. Hay pocos paí­ses en los que las con­di­cio­nes mate­ria­les se pre­véan más duras que las se están defi­nien­do ace­le­ra­da­men­te en nues­tro país. En las últi­mas sema­nas se ha pro­du­ci­do de mane­ra semi­en­mas­ca­ra­da, los tan­teos pre­vios para la cons­ti­tu­ción, a cor­to pla­zo, de ese gobierno de con­cen­tra­ción. En ese tan­teo pre­vio han inter­ve­ni­do el Rey, el Prín­ci­pi­to, el gobierno, los gru­pos par­la­men­ta­rios, los baro­nes del PSOE, Rajoy y su cama­da fas­cis­ta, la patro­nal y los líde­res sin­di­ca­les de CC.OO y UGT.

Fal­si­me­dia y la cri­sis

Es impor­tan­te ana­li­zar el dis­cur­so común con el que Fal­si­me­dia acom­pa­ña­rá la cri­sis. Los ele­men­tos fun­da­men­ta­les son los siguien­tes:
- Esta­mos salien­do de la cri­sis por­que los EEUU, la loco­mo­to­ra glo­bal, ha sali­do de la rece­sión.
- La polí­ti­ca eco­nó­mi­ca de Oba­ma es fun­da­men­tal­men­te correc­ta. Las cau­sas de la cri­sis son fun­da­men­tal­men­te de “ges­tión finan­cie­ra”. No hay cri­sis sis­té­mi­ca.
- La polí­ti­ca inter­na­cio­nal de Oba­ma es la polí­ti­ca exte­rior común de la U.E. y el víncu­lo atlán­ti­co que debe man­te­ner Euro­pa.
- Las inter­ven­cio­nes exte­rio­res, vin­cu­la­das en EEUU –y en menor gra­do en Euro­pa-; al gigan­tes­co gas­to mili­tar que sigue en cre­ci­mien­to con Oba­ma (ele­men­to deter­mi­nan­te de la cri­sis), deben ser apo­ya­das y, en cual­quier caso, deben con­ver­tir­se en “huma­ni­ta­ris­mo” y deben ser colo­ca­das bajo el epí­gra­fe de “polí­ti­ca de paz” o “gas­tos de soli­da­ri­dad inter­na­cio­nal”.
- Fal­si­me­dia refor­za­rá la polí­ti­ca exte­rior de Washing­ton, con­so­li­dan­do como ame­na­zas a la segu­ri­dad glo­bal aque­llas que son defi­ni­das como tales por el Pen­tá­gono o la secre­ta­ría de Esta­do de los EEUU. En las últi­mas sema­nas uno de los órga­nos emble­má­ti­cos de la Fal­si­me­dia glo­bal, El País espa­ñol, ha dedi­ca­do un esfuer­zo con­si­de­ra­ble a refor­zar en la “opi­nión públi­ca” las con­sig­nas del gobierno de los EEUU. Chi­na, las resis­ten­cia afga­na e ira­ki, Irán, han sido demo­ni­za­dos al ser­vi­cio del Impe­rio. Cuba, Vene­zue­la y los paí­ses del ALBA han sido obje­to de una aten­ción espe­cial. Con Cuba se ha inten­ta­do repe­tir el esce­na­rio pos­te­rior a la inva­sión de Irak; a Vene­zue­la se la ha vin­cu­la­do a una orga­ni­za­ción gue­rri­lle­ra, las FARC que Washing­ton cali­fi­ca de terro­ris­ta.

(*) Anto­nio Mai­ra es miem­bro de Corrien­te Roja

No inten­to plan­tear nin­gu­na “tesis” sobre la cri­sis eco­nó­mi­ca. Tal cosa sería una estu­pi­dez y una locu­ra que, por otra par­te, vio­la­ría los cri­te­rios sobre los pro­ce­sos socia­les que com­par­to –de mane­ra más o menos gene­ral, más o menos coyun­tu­ral, más o menos ela­bo­ra­da-; con dece­nas de miles de per­so­nas. Cada uno y cada una de noso­tros obser­va­mos e inter­ve­ni­mos en la reali­dad des­de luga­res, tiem­pos y situa­cio­nes dis­tin­tas y varia­bles. Dia­léc­ti­ca per­so­nal de poca impor­tan­cia a caba­llo de una dia­léc­ti­ca his­tó­ri­ca en la que se jue­ga el por­ve­nir de nues­tra socie­dad y de nues­tra espe­cie. Este artícu­lo es, sim­ple­men­te, par­te de una bata­lla que dan los tra­ba­ja­do­res “de todas cla­ses” en todos los luga­res del mun­do. Al lec­tor que par­tir de una visión que con­den­sa tiem­pos, luga­res, expe­rien­cias, acción polí­ti­ca y tam­bién una dia­léc­ti­ca his­tó­ri­ca y per­so­nal muy amplia; le reco­mien­do la lec­tu­ra de las Refle­xio­nes de Fidel Cas­tro Ruz, coman­dan­te en Jefe de la revo­lu­ción cuba­na duran­te bas­tan­te más de cin­cuen­ta años. Al mar­gen de mi admi­ra­ción por la figu­ra revo­lu­cio­na­ria de Fidel que con­fie­so con toda natu­ra­li­dad y sin repa­ros; con­si­de­ro impres­cin­di­bles sus refle­xio­nes sobre la cri­sis eco­nó­mi­ca mun­dial, la cri­sis ener­gé­ti­ca, los ries­gos de des­truc­ción del pla­ne­ta que pro­vo­ca la sobre­ex­plo­ta­ción y el derro­che de recur­sos natu­ra­les y, sobre todo, la rela­ción de todo ello con los pro­ce­sos de poder con­sus­tan­cia­les al capi­ta­lis­mo y al impe­ria­lis­mo. Por todas estas razo­nes, las Refle­xio­nes son sis­te­má­ti­ca­men­te ocul­ta­das, cuan­do no gro­se­ra­men­te defor­ma­das por Fal­si­me­dia.

Para leer Refle­xio­nes: http://​www​.cuba​de​ba​te​.cu/​c​a​t​e​g​o​r​ia/…

http://​www​.you​tu​be​.com/​w​a​t​c​h​?​v​=​H​YZp…

Uti­li­zo, indis­tin­ta­men­te, ambos con­cep­tos. Publi­qué los pri­me­ros artícu­los sobre la “cri­sis eco­nó­mi­ca catas­tró­fi­ca” en el dia­rio digi­tal inSur­Gen­te: el domin­go 12 de agos­to de 2007 como “Noti­cia en mar­cha: Se eva­po­ra el sue­ño ame­ri­cano. Gra­ve cri­sis estra­té­gi­ca, finan­cie­ra y eco­nó­mi­ca: La eco­no­mía mun­dial ini­cia su derrum­be”; y el día 23 del mis­mo mes como artícu­lo de aná­li­sis: “El Apo­ca­lip­sis en el Pri­mer Mun­do: todo se vola­ti­li­za. Apun­tes sobre las con­se­cuen­cias estra­té­gi­cas en Occi­den­te de la cri­sis mili­tar, finan­cie­ra y eco­nó­mi­ca de EEUU”. En el pri­me­ro de ellos, la Noti­cia en mar­cha, cali­fi­ca­ba la cri­sis como “Gra­ve cri­sis estra­té­gi­ca, finan­cie­ra y eco­nó­mi­ca en los EEUU”. En el tex­to de aná­li­sis, que apa­re­ció, como he dicho, en la segun­da quin­ce­na de agos­to del 2008, acla­ra­ba que cri­sis estra­té­gi­ca era sinó­ni­mo de “cri­sis mili­tar” y se refe­ría fun­da­men­tal­men­te a la uti­li­za­ción de la gue­rra como ins­tru­men­to de con­quis­ta eco­nó­mi­ca de paí­ses y mer­ca­dos para la implan­ta­ción del Nue­vo Siglo Nor­te­ame­ri­cano. Cata­lo­ga­ba el desas­tre social que se esta­ba pro­du­cien­do como Apo­ca­lip­sis en refe­ren­cia expre­sa al Pri­mer Mun­do. Ambos tex­tos que han sido total­men­te expur­ga­dos de inSur­Gen­te, pue­de con­sul­tar­se toda­vía en Cuba Deba­te, Rebe­lión, par­cial­men­te en Apo­rrea, y otras pági­nas en la Red. Pocos días des­pués publi­qué, tam­bién en inSur­Gen­te, un aná­li­sis com­ple­men­ta­rio: “El Boli­var mes­ti­zo, efec­tos de la cri­sis mun­dial en los paí­ses del Sur”. Tal artícu­lo ha segui­do la mis­ma suer­te que los ante­rio­res y todos los demás que lle­va­ban mi fir­ma. La par­ti­cu­lar y seve­rí­si­ma cen­su­ra se ha exten­di­do a la lla­ma­da: “Anti­gua web”. Cien­tos de artícu­los y notas han des­apa­re­ci­do como si nun­ca hubie­sen exis­ti­do. “La memo­ria his­tó­ri­ca de los medios alter­na­ti­vos”, su “archi­vo his­tó­ri­co” es abso­lu­ta­men­te des­pre­cia­do por los nue­vos ges­to­res de lo que fue y ya no es uno de los sím­bo­los de la lucha con­tra Fal­si­me­dia.

Obvia­men­te el “popu­lis­mo” de Oba­ma es pura retó­ri­ca. Si no lo fue­se Oba­ma entra­ría en con­flic­to gra­ve con su pro­pio Depar­ta­men­to de Esta­do, su Con­se­jo de Segu­ri­dad Nacio­nal y su Secre­ta­ría de Defen­sa (es decir, el Pen­tá­gono). Todos ellos con­si­de­ran que la polí­ti­ca de inter­ven­ción esta­tal a favor de los tra­ba­ja­do­res y los des­po­seí­dos es popu­lis­mo y repre­sen­ta un peli­gro para la segu­ri­dad de los Esta­dos Uni­dos. Hugo Chá­vez, que sí hace una polí­ti­ca revo­lu­cio­na­ria, repre­sen­ta esa polí­ti­ca popu­lar con­tra la que Washing­ton ha reac­ti­va­do la IV Flo­ta y ha esta­ble­ci­do las nue­vas bases mili­ta­res en Colom­bia y en Pana­má (entre otras). En cuan­to al “pro­gre­sis­mo” de Zapa­te­ro ‑no se atre­ve­ría a pro­cla­mar­se popu­lis­ta ni mucho menos hacer polí­ti­ca a favor de los tra­ba­ja­do­res y los mar­gi­na­dos (un par­te gigan­tes­ca de la socie­dad espa­ño­la)-; el cali­fi­ca­ti­vo es toda­vía más cíni­co. En estos días Zapa­te­ro uti­li­zó la tri­bu­na de la pre­si­den­cia de turno de la Unión Euro­pea y su difu­sión mediá­ti­ca para rea­li­zar un acto de vasa­lla­je tan indigno como el que reali­zó en Viña del Mar (Chi­le) en la últi­ma Cum­bre Ibe­ro­ame­ri­ca­na. En nom­bre de una Euro­pa que aca­ba de apli­car un Plan de Esta­bi­li­za­ción en Gre­cia a gol­pes de vio­len­cia poli­cial, bru­ta­les car­gas con­tra los tra­ba­ja­do­res, gases lacri­mó­ge­nos y tor­tu­ras –y que va a impo­ner otro en Espa­ña a 45 millo­nes de ciu­da­da­nos-; ha acu­sa­do a Cuba de vio­la­ción de los dere­chos huma­nos y a Vene­zue­la de com­pli­ci­dad con el terro­ris­mo, por orden expre­sa de Washing­ton. El inci­den­te no pasa­ría de humi­llan­te para los ciu­da­da­nos espa­ño­les, y de gro­tes­co has­ta el esper­pen­to, si el pro­pio Zapa­te­ro no hubie­se acep­ta­do como natu­ral la inter­ven­ción del ejér­ci­to chi­leno, impo­nien­do a san­gre y fue­go el esta­do de sitio en un Chi­le arra­sa­do por un terre­mo­to y ane­ga­do por un mare­mo­to que se negó a anun­ciar la “glo­rio­sa mari­na pino­che­tis­ta”. Las imá­ge­nes que están lle­gan­do de todos los pue­blos y ciu­da­des de la lar­guí­si­ma cos­ta chi­le­na y del inte­rior andino del país son idén­ti­cas a las del gol­pe de 1973: un ejér­ci­to en armas repri­me con armas de gue­rra a un pue­blo ate­rro­ri­za­do y ham­brien­to, sin techo, sin agua, sin ropas, con fami­lia­res des­apa­re­ci­dos, ate­rro­ri­za­do, cuya enor­me pobre­za apa­re­ce aho­ra con la tra­ge­dia. Tales imá­ge­nes no han pro­vo­ca­do ni el menor ges­to de preo­cu­pa­ción de Zapa­te­ro. La razón es cla­ra y está a la vis­ta: Chi­le es uno de los dos alia­dos prin­ci­pa­les de EEUU en el con­ti­nen­te sud­ame­ri­cano, y la Secre­ta­ria de esta­do de Oba­ma, la seño­ra Clin­ton, ha visi­ta­do San­tia­go y ben­de­ci­do la reocu­pa­ción mili­tar del país y el muy visi­ble esta­do de sitio. El Zapa­te­ro pas­ma­do y ruin de la Cum­bre Ibe­ro­ame­ri­ca­na que absol­vió a Aznar ‑el peque­ño fas­cis­ta dele­ga­do acti­vo de Washing­ton con su tene­bro­sa y via­je­ra FAES-; por haber sido pre­si­den­te del gobierno en Espa­ña, vuel­ve a ren­dir plei­te­sía al neo­fas­cis­mo de Washing­ton y a igno­rar el des­plie­gue de com­ba­te del ejér­ci­to de Chi­le. Con ges­to ampu­lo­so de líder que dice hablar en nom­bre pro­pio y en el de “toda Euro­pa”, Zapa­te­ro y su Pan­gloss par­ti­cu­lar, Mora­ti­nos, con casi todos los par­la­men­ta­rios a remol­que, exi­ge acla­ra­cio­nes a los gobier­nos de Cuba y Vene­zue­la mien­tras entre­ga a la Euro­pa oli­gar­ca del Ban­co Cen­tral y demás ins­ti­tu­cio­nes del Tra­ta­do de Lis­boa a un país de 45 millo­nes de habi­tan­tes. Con una mano apun­ta a las “obli­ga­cio­nes inter­na­cio­na­les de Cuba y Vene­zue­la” mien­tras que con la otra ofre­ce a la U.E. un Gobierno de Con­cen­tra­ción y un Pac­to de Esta­bi­li­dad para salir de la cri­sis. Con los dos bra­zos apun­tan­do a esos hori­zon­tes, Zapa­te­ro apa­re­ce como es: como un reye­zue­lo des­nu­do.

El con­cep­to de “terro­ris­mo mediá­ti­co” –muy pre­ci­so, a mi jui­cio, en rela­ción con el fun­cio­na­mien­to de los medios de comu­ni­ca­ción del capi­ta­lis­mo glo­ba­li­za­do-; ha sido defi­ni­do pro­gre­si­va­men­te, enfren­ta­do dia­léc­ti­ca­men­te con la reali­dad y divul­ga­do por la publi­ca­ción alter­na­ti­va Cuba Deba­te.

Fran­cia otra vez. La revuel­ta de los mar­gi­na­dos:

http://​www​.laji​ri​bi​lla​.co​.cu/​2​0​0​6/n…

http://​www​.rebe​lion​.org/​n​o​t​i​c​i​a​.​php…

Se fijan obje­ti­vos muy con­cre­tos de reduc­ción del gas­to y de la inver­sión públi­ca para rea­li­zar en los pró­xi­mos tres años. No hay pla­zo para la fina­li­za­ción del Plan de Ajus­te. Depen­de­rá del “buen resul­ta­do” de las medi­das pre­vis­tas. No se defi­ne obje­ti­vo con­cre­to alguno de crea­ción de pues­tos de tra­ba­jo… vivien­da, garan­tías de los sis­te­mas públi­cos de pen­sio­nes, salud, edu­ca­ción, acce­so a la vivien­da, garan­tía de los dere­chos socia­les cons­ti­tu­cio­na­les… La úni­ca “garan­tía” es el énfa­sis “social” de Zapa­Ra­joy

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *