Dere­chos Huma­nos y Esta­dos Uni­dos‏ por Juan Noguei­ra

En las últi­mas sema­nas, Esta­dos Uni­dos hizo públi­co un infor­me en el que cri­ti­ca­ba la situa­ción de los dere­chos huma­nos en nume­ro­sos paí­ses del mun­do. Iro­nías de la vida, se les olvi­dó incluir a dos paí­ses: Israel y los pro­pios Esta­dos Uni­dos. No por casua­li­dad, son dos de los paí­ses que más vio­lan los dere­chos huma­nos.

Tam­po­co es casua­li­dad que Corea, por enési­ma vez con­se­cu­ti­va, apa­rez­ca en su lis­ta negra. Por supues­to, no es Corea del Sur, con pre­sen­cia mili­tar en Irak y una lar­guí­si­ma lis­ta de per­so­nas en paro, sin vivien­da o sin acce­so a los ser­vi­cios bási­cos. No, Corea del Sur es «demo­crá­ti­ca», des­de una con­cep­ción neo-libe­ral y pro­ce­di­men­tal.

La par­te de Corea que vio­la los dere­chos huma­nos, pare­ce ser, es la par­te socia­lis­ta.

Sin embar­go, la Corea Socia­lis­ta no se ha que­da­do calla­da y pare­ce dis­pues­ta a acla­rar algu­nos pun­tos sobre la reali­dad nor­te­ame­ri­ca­na y de la pro­pia Corea.

Si al infor­me nor­te­ame­ri­cano le fal­ta­ba una par­te que cues­tio­na­se los dere­chos huma­nos en Esta­dos Uni­dos, Corea lle­na ese gra­ve vacío:

El “Infor­me Anual de la Situa­ción de los Dere­chos Huma­nos”, publi­ca­do recien­te­men­te por Esta­dos Uni­dos, es ridícu­lo.

Este infor­me ter­gi­ver­sa la situa­ción de los dere­chos huma­nos de muchos paí­ses, inclu­yen­do a la Repú­bli­ca Popu­lar Demo­crá­ti­ca de Corea. Por eso, esta­mos ante un docu­men­to caren­te de fun­da­men­to cien­tí­fi­co.

Si bien EE.UU. dice que publi­ca ese infor­me para la «defen­sa de los dere­chos huma­nos», nin­gún país del mun­do lo reco­no­ce, ni mucho menos, le hace caso.

El Impe­rio actúa como «juez de los dere­chos huma­nos», pero no ha sido auto­ri­za­do por nadie, lo cual supo­ne una vio­la­ción de las nor­mas del dere­cho inter­na­cio­nal de res­pe­tar la sobe­ra­nía de ter­ce­ros paí­ses. Esta intro­mi­sión cons­ti­tu­ye una fla­gran­te vio­la­ción del poder esta­tal y de los dere­chos huma­nos de otros paí­ses.

Ade­más, EE.UU. es pre­ci­sa­men­te el peor vio­la­dor de los dere­chos huma­nos, por lo que no debe ser el juez, sino el más cues­tio­na­do y el más con­de­na­do.

En este mun­do, no hay otro país don­de no se garan­ti­cen la exis­ten­cia y la segu­ri­dad del ser humano tan­to como suce­de en EE.UU., país en que se vio­lan des­pia­da­da­men­te los dere­chos socia­les ele­men­ta­les.

Según los datos publi­ca­dos en sep­tiem­bre de 2009 por el Depar­ta­men­to de Jus­ti­cia nor­te­ame­ri­cano, en EE.UU. se repor­ta­ron en 2008 4 millo­nes 900 mil crí­me­nes con vio­len­cia, con nume­ro­sas víc­ti­mas.

En ese país, se ha veni­do con­vir­tien­do en algo coti­diano la matan­za recí­pro­ca entre indi­vi­duos arma­dos, con casi 30 mil muer­tes ino­cen­tes por esta cau­sa o en acci­den­tes.

Tam­bién resul­tan muy gra­ves en EE.UU. los pro­ble­mas del des­em­pleo, la pobre­za y el no acce­so a la vivien­da y no pue­den ser garan­ti­za­dos los dere­chos eco­nó­mi­cos y socio-cul­tu­ra­les de las masas tra­ba­ja­do­ras.

En el 2009 la tasa de des­em­pleo mar­co el récord de los últi­mos 26 años y el núme­ro de per­so­nas pobres lle­gó, a fina­les de 2008, a 39 millo­nes 800 mil, con un aumen­to de 2 millo­nes 600 mil en com­pa­ra­ción con 2007.

Ade­más, se sui­ci­dan cada año cer­ca de 32 mil per­so­nas, gene­ral­men­te en situa­cio­nes rela­cio­na­das con pobre­za extre­ma. Ésta cifra dupli­ca la de per­so­nas ase­si­na­das.

Las vivien­das ‑que deben ser­vir como cuna para una vida esta­ble y feliz de las per­so­nas- se han con­ver­ti­do en obje­to de espe­cu­la­ción, lo que ha lle­va­do a dece­nas de miles de per­so­nas a que­dar­se sin hogar.

Para col­mo, la devas­ta­do­ra cri­sis eco­nó­mi­ca, que comen­zó a raíz de esa mis­ma espe­cu­la­ción, lle­vó a ellos a sufri­mien­tos mayo­res y a la deses­pe­ra­ción.

Ésta es la situa­ción en la que vive la socie­dad nor­te­ame­ri­ca­na.

La admi­nis­tra­ción nor­te­ame­ri­ca­na habla de la «liber­tad de la pala­bra» y «la de pren­sa», por una par­te, y, por la otra, las repri­me des­pia­da­da­men­te bajo varios pre­tex­tos como la «Ley anti­te­rro­ris­ta».

La mani­pu­la­ción cons­tan­te en torno a la gue­rra de Irak y otras «inva­sio­nes anti­te­rro­ris­tas», demues­tran has­ta qué pun­to es enga­ño­sa y absur­da la «liber­tad de pren­sa» de la que habla EE.UU.

Des­de 2003, cuan­do EE.UU. inva­dió Irak y has­ta la fecha, en este país murie­ron mas de un millón de civi­les en las ope­ra­cio­nes mili­ta­res y los casos de vio­len­cia come­ti­dos por las tro­pas nor­te­ame­ri­ca­nas.

El nom­bre de la cár­cel ira­kí «Abú Ghraib» es el sím­bo­lo de los esca­lo­frian­tes y asque­ro­sos actos de vio­la­ción de los dere­chos huma­nos, come­ti­dos por las tro­pas nor­te­ame­ri­ca­nas en la «gue­rra anti­te­rro­ris­ta».

Los ase­si­na­tos y la vio­la­ción de los dere­chos huma­nos de EE.UU. no han cesa­do aún en Afga­nis­tán, ni tam­po­co en las pri­sio­nes secre­tas ins­ta­la­das en todo el mun­do.

EE.UU. es el país más atra­sa­do en la pro­tec­ción de los dere­chos huma­nos y es uno de los mayo­res vio­la­do­res de los dere­chos huma­nos a esca­la mun­dial.

Por lo tan­to, la inter­ven­ción de este país en el pro­ble­ma de los dere­chos huma­nos de otros paí­ses, es simi­lar a la con­duc­ta de un alumno que quie­re dar cla­se a su pro­fe­sor.

¿Es posi­ble que una socie­dad cuyas ins­ti­tu­cio­nes per­mi­ten la explo­ta­ción del ser humano, pue­da tener una con­cep­ción correc­ta sobre los dere­chos huma­nos? ¿Cómo van a hacer­se reales, en un país tan reac­cio­na­rio y eli­tis­ta, los ver­da­de­ros dere­chos e idea­les de las masas popu­la­res, que aspi­ran a vivir de for­ma libre y feliz?

Des­de EE.UU. es impo­si­ble ima­gi­nar­se la reali­dad que se vive en la RPD de Corea, don­de todo está dise­ña­do pen­san­do en las masas popu­la­res. El Esta­do ase­gu­ra tra­ta­mien­to médi­co gra­tui­to, edu­ca­ción obli­ga­to­ria gra­tui­ta y has­ta las vivien­das gra­tui­tas de máxi­mo nivel.

La socie­dad corea­na es socia­lis­ta y en ella, los idea­les socia­lis­tas se con­vier­ten en hechos con­cre­tos, alcan­zan­do con­quis­tas inima­gi­na­bles e irrea­li­za­bles en EE.UU.

Por esta razón, el pue­blo coreano se sien­te orgu­llo­so de su socie­dad; la ama tan­to, que entien­de que el valor y la feli­ci­dad indi­vi­dual está liga­do al tra­ba­jo entu­sias­ta por la pros­pe­ri­dad de Corea y el triun­fo del socia­lis­mo.

Por mucho que EE.UU. tra­te de des­acre­di­tar­nos, el ejér­ci­to y el pue­blo de Corea segui­rán for­ta­le­cien­do el régi­men socia­lis­ta, que está cen­tra­do en las masas popu­la­res y que está con­so­li­da­do con­tra las ansias impe­ria­lis­tas gra­cias a nues­tra polí­ti­ca de prio­ri­za­cion mili­tar.


Juan Noguei­ra López
Secre­ta­rio de Comu­ni­ca­cio­nes
Aso­cia­ción de Amis­tad con Corea en el Esta­do Espa­ñol

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *