AHT Gedi­tu Elkar­la­na, aplau­de la deter­mi­na­ción con­tra­ria al TAV en Ipa­rral­de

La coor­di­na­do­ra opo­si­to­ra al TAV AHT GELDITU! Elkar­la­na aplau­de la deter­mi­na­ción con­tra­ria a la nue­va línea de Alta Velo­ci­dad expre­sa­da por la pobla­ción de Lapur­di en las con­sul­tas popu­la­res orga­ni­za­das este domin­go en ocho muni­ci­pios por el Colec­ti­vo de Aso­cia­cio­nes de Defen­sa del Entorno.

El pro­nun­cia­mien­to de los habi­tan­tes de Biria­tu, Urru­ña, Azkai­ne, Sen­pe­re, Ahetze, Arbo­na, Arran­goitze, Basu­sa­rri y St Mar­tin de Seig­naux ha sido ejem­plar, al poner de mani­fies­to su volun­tad de deci­dir así como la rotun­da opo­si­ción de la pobla­ción a este pro­yec­to con­si­de­ra­do inú­til, incohe­ren­te, rui­no­so y devas­ta­dor del entorno ambien­tal. Las con­sul­tas de este domin­go han cose­cha­do una tasa de par­ti­ci­pa­ción cer­ca­na a la de las elec­cio­nes ofi­cia­les y la pobla­ción se ha pro­nun­cia­do por aplas­tan­te mayo­ría con­tra la Línea de Alta Velo­ci­dad.

Recal­ca­mos que has­ta la fecha son ya 25 las con­sul­tas popu­la­res sobre el TAV lle­va­das a cabo en dife­ren­tes loca­li­da­des de Eus­kal Herria – 2 en Nafa­rroa, 10 en la CAPV y 13 Lapurdi‑, demos­tran­do en todos los casos la exis­ten­cia de un amplio des­acuer­do en la socie­dad vas­ca acer­ca de este pro­yec­to impues­to en ausen­cia total de par­ti­ci­pa­ción popu­lar en las deci­sio­nes.

El resul­ta­do de las con­sul­tas de ayer demues­tra que el recha­zo social a la nue­va línea del TAV cobra cada vez más fuer­za en Ipa­rral­de. La res­pues­ta guber­na­men­tal a las mul­ti­tu­di­na­rias mani­fes­ta­cio­nes de octu­bre 2009 en Baio­na y enero 2010 entre Hen­daia-Irun ha con­sis­ti­do en el des­pre­cio más abso­lu­to hacia la pobla­ción. A este res­pec­to, que­re­mos denun­ciar expre­sa­men­te las pre­sio­nes ejer­ci­das por el PNV a tra­vés de Mar­kel Olano y Arantxa Tapia (Dipu­tación de Gipuz­koa) para que el Gobierno fran­cés ace­le­re la cons­truc­ción de la LAV en Ipa­rral­de. Exi­gi­mos por el con­tra­rio que se res­pe­te la amplia opo­si­ción social y muni­ci­pal al pro­yec­to de la nue­va Linea de Alta Velo­ci­dad, enten­dien­do que el inten­to de impo­ner el TAV por la fuer­za es una enor­me pro­vo­ca­ción.

Igual­men­te salu­da­mos las con­sul­tas popu­la­res cele­bra­das este mis­mo domin­go en tres loca­li­da­des occi­ta­nas (Ber­nos-Beau­lac, Bali­zac y Pré­chac) afec­ta­das por las líneas de Alta Velo­ci­dad Bur­deos-Irun y Bur­deos-Tou­lou­se, indi­can­do que la ini­cia­ti­va de las con­sul­tas popu­la­res sobre el TAV lle­va­das a cabo en Eus­kal Herria sir­ve de ejem­plo al cre­cien­te movi­mien­to de opo­si­ción al TAV en Giron­da, don­de tam­bién se ha rea­li­za­do el pasa­do 6 de mar­zo una mani­fes­ta­ción de 4000 per­so­nas en Nérac.

Entre­tan­to, denun­cia­mos que en Hego Eus­kal Herria los pro­mo­to­res del TAV han cas­ti­ga­do la rea­li­za­ción de con­sul­tas popu­la­res y tra­tan de aca­llar por todos los medios las voces con­tra­rias a este pro­yec­to. A este res­pec­to recor­da­mos el pro­ce­sa­mien­to del alcal­de de Ara­maio, Asier Agi­rre, que final­men­te debe­rá com­pa­re­cer el 14 de abril ante los tri­bu­na­les bajo la acu­sa­ción de “deli­tos de pre­va­ri­ca­ción y des­obe­dien­cia” por haber con­sul­ta­do a sus con­ve­ci­nos sobre el pro­ble­ma del TAV.

En cual­quier caso, a la impo­si­ción opo­ne­mos la fuer­za de la legi­ti­mi­dad que otor­gan a la lucha las con­sul­tas popu­la­res sobre el TAV. Las con­sul­tas cele­bra­das has­ta la fecha no han deja­do lugar a dudas: cuan­do ha teni­do oca­sión, la pobla­ción ha dicho no al TAV. Es nece­sa­rio pues fomen­tar la par­ti­ci­pa­ción direc­ta de los pue­blos y de los barrios afec­ta­dos en las deci­sio­nes y aca­bar con la impo­si­ción de este pro­yec­to des­truc­ti­vo y des­pil­fa­rra­dor de recur­sos. Exi­gi­mos por tan­to que se devuel­va a las pobla­cio­nes afec­ta­das la ple­na capa­ci­dad de deci­sión sobre el TAV y otros pro­yec­to de infra­es­truc­tu­ra de ele­va­do impac­to eco­ló­gi­co y social. Jun­to con ello, es pre­ci­so que la socie­dad vas­ca, toda ella, asu­ma el deba­te sobre esta polé­mi­ca infra­es­truc­tu­ra, ya que den­tro de esta cues­tión se encie­rran muchas de las cla­ves del mode­lo de socie­dad que que­re­mos para nues­tro país.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *