21 de Mar­zo, día Inter­na­cio­nal con­tra el Racis­mo y la Xeno­fo­bia por LAB

02

Tal como hemos hecho en otras oca­sio­nes, para los colec­ti­vos y agen­tes de todo el mun­do, y tam­bién de Eus­kal Herria, que lucha­mos con­tra este fenó­meno será una jor­na­da para denun­ciar el prin­ci­pal motor que las gene­ra hoy en día: las auto­ri­ta­rias, res­tric­ti­vas y sexis­tas polí­ti­cas ins­ti­tu­cio­na­les con­tra los dere­chos­de las per­so­nas migran­tes, asi­la­das y refugiadas.

Estas polí­ti­cas ins­ti­tu­cio­na­les, impul­sa­das espe­cial­men­te en los Esta­dos y entes regio­na­les más pode­ro­sos y enri­que­ci­dos del pla­ne­ta, vul­ne­ran igual­men­te el dere­cho de los pue­blos y nacio­nes mino­ri­za­das polí­ti­ca y cul­tu­ral­men­te a deci­dir y ges­tio­nar algo tan bási­co como la resi­den­cia y nacio­na­li­dad de todas y todos los ciu­da­da­nos que con­vi­vi­mos en el terri­to­rio. Sin ellos, la rei­vin­di­ca­ción abier­ta en la mayo­ría de este pue­blo a favor de un mar­co pro­pio de rela­cio­nes labo­ra­les y socia­les y, en defi­ni­ti­va, de la auto­de­ter­mi­na­ción y la sobe­ra­nía es, sim­ple­men­te, imposible.

Estas polí­ti­cas y sus con­se­cuen­cias, son espe­cial­men­te gra­ves en elac­tual con­tex­to de cri­sis eco­nó­mi­ca que esos mis­mos esta­dos y éli­tes del­ca­pi­tal han provocado.

Ade­más de las duras con­se­cuen­cias de la «Direc­ti­va de la Ver­güen­za» o de «Retorno» apro­ba­da por la Unión Euro­pea, este año en Eus­kal Herria sufri­re­mos espe­cí­fi­ca­men­te un doble gol­pe e impo­si­ción a nues­tros dere­chos en esta mate­ria: la enési­ma refor­ma regre­si­va de la «Ley de Extran­je­ría» del Esta­do espa­ñol y la xenó­fo­ba «Ley del Velo» del Esta­do Fran­cés. A esto hemos de
sumar­le la pro­fun­di­za­ción en dise­ño repre­si­vo que los esta­dos están lle­van­do a cabo. Ejem­plo de ello, sin ir más lejos, es el cen­tro de inter­na­mien­to de Hen­daia, resul­ta­do de dicho dise­ño repre­si­vo deci­di­do en las cum­bres franco-españolas.

En LAB cree­mos que, al igual que en otros cam­pos de lucha abier­tos en nues­tro país, es hora de que el con­jun­to de agen­tes sociales,sindicales y cul­tu­ra­les que lucha­mos con­tra la vul­ne­ra­ción y por el reco­no­ci­mien­to y garan­tías de estos dere­chos en Eus­kal Herria y en el res­to del mun­do, demos una res­pues­ta cla­ra, fir­me, uni­ta­ria y como pueblo.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.