«Para acla­rar este asun­to, tan impor­tan­te o más que la autop­sia es el his­to­rial médi­co»

Oiha­na Llo­ren­te

El cuer­po de Jon Anza ha per­ma­ne­ci­do once meses en la mor­gue del Hos­pi­tal Pur­pan sin iden­ti­fi­car. ¿Es habi­tual?

No. Es total­men­te atí­pi­co. Cuan­do en los hos­pi­ta­les suce­den falle­ci­mien­tos de per­so­nas indo­cu­men­ta­das, es más que habi- tual que inter­ven­ga la Poli­cia Judi­cial a tra­vés del juz­ga­do, y se pon­ga en mar­cha su iden­ti­fi­ca­ción a tra­vés de las hue­llas dac­ti­la­res. Esto es algo que pasa con rela­ti­va fre­cuen­cia en los hos­pi­ta­les.

Antes, sin embar­go, tam­bién afir­man que estu­vo dos sema­nas en el hos­pi­tal…

Eso pue­de lle­gar a ser más com­pren­si­ble si tene­mos en cuen­ta que el esfuer­zo en el hos­pi­tal sue­le ser sal­var la vida del pacien­te. En cual­quier caso es cier­to que en hos­pi­ta­les gran­des como es éste de Tou­lou­se sue­len exis­tir ser­vi­cios de asis­ten­cia social y se les hace inter­ve­nir para bus­car a las fami­lias… Por lo tan­to, es bas­tan­te atí­pi­co que con Jon Anza no se hicie­ra ese esfuer­zo.

¿Qué se pue­de espe­rar de una autop­sia rea­li­za­da once meses des­pués del falle­ci­mien­to?

Que hayan trans­cu­rri­do once meses es una limi­ta­ción pode­ro­sa. Cuan­do el cuer­po per­ma­ne­ce tan­to tiem­po en un fri­go­rí­fi­co, no cabe la menor duda de que algu­nos de los ele­men­tos que se quie­ran inves­ti­gar pro­ba­ble­men­te se hayan per­ju­di­ca­do o prac­ti­ca­men­te se haya extin­gui­do su posi­bi­li­dad de aná­li­sis. Sin embar­go, yo creo que para acla­rar este asun­to, tan impor­tan­te, o más, que la autop­sia, es el his­to­rial clí­ni­co.

¿Qué podría con­te­ner la his­to­ria médi­ca?

Nor­mal­men­te, duran­te varios días de hos­pi­ta­li­za­ción sue­le cons­tar una infor­ma­ción muy deta­lla­da de lo que le está ocu­rrien­do al pacien­te. En este caso, se sabrá si ade­más del pro­ble­ma car­día­co que pade­ció, si cuan­do ingre­sa tenía lesio­nes trau­má­ti­cas, si fue aten­di­do o si se le apre­ció algo más…

En el caso de Lasa y Zaba­la sólo se encon­tra­ron sus hue­sos, ¿qué se pudo cons­ta­tar de ellos?

Con la autop­sia siem­pre hay un acer­ca­mien­to a la ver­dad. Ese acer­ca­mien­to per­mi­te enten­der lo prin­ci­pal; en el caso de Lasa y Zaba­la, que fue una muer­te vio­len­ta, y las cir­cuns­tan­cias de la muer­te: que esta­ban mania­ta­dos, amor­da­za­dos… Todo eso per­mi­te enten­der qué ha podi­do ocu­rrir en un con­tex­to gene­ral, con lo que un médi­co foren­se o un juez pue­den lle­gar a las con­clu­sio­nes opor­tu­nas.

¿Es habi­tual que no se deje entrar a un médi­co de con­fian­za para rea­li­zar la autop­sia?

En mi opi­nión, es cri­ti­ca­ble. Yo no pue­do enten­der por qué no pue­den par­ti­ci­par médi­cos que per­te­nez­can a otras ins­tan­cias, pre­ci­sa­men­te bajo el argu­men­to de que la Fis­ca­lía ale­ga que se han pro­du­ci­do unos fallos o defec­tos en la pro­pia inves­ti­ga­ción.

Si se echa mano de algu­na legis­la­ción gene­ral de dere­chos huma­nos, resul­ta­ría que cuan­do ocu­rre eso mis­mo, es decir, un défi­cit en la inves­ti­ga­ción ofi­cial o for­mal, es cuan­do más razo­nes hay para que se per­mi­ta el acce­so a otra serie de médi­cos. Y no es por que exis­ta una des­con­fian­za, sino pre­ci­sa­men­te para dar­le más garan­tías a la inves­ti­ga­ción. Este es un caso muy cla­ro, en el que hubie­ra sido opor­tuno y bueno que pudie­ran par­ti­ci­par otras per­so­nas en la autop­sia.

¿Se podría rea­li­zar una segun­da autop­sia?

Lo que sería muy bueno es que la abo­ga­da de la fami­lia tuvie­ra acce­so ya al his­to­rial clí­ni­co y a lo esen­cial de la autop­sia. Con estos dos ele­men­tos, el abo­ga­do pue­de plan­tear­se una segun­da o una ter­ce­ra autop­sia. Lo rele­van­te, sin emba­go, es dis­cu­tir los resul­ta­dos que se deri­ven de la inter­pre­ta­ción que se está hacien­do. Una vez pues­ta la infor­ma­ción sobre la mesa, cual­quier obser­va­dor pue­de ofre­cer con­clu­sio­nes idén­ti­cas o dis­tin­tas.

¿Cuán­to tiem­po tie­ne que trans­cu­rrir para que el cuer­po sea entre­ga­do a la fami­lia una vez rea­li­za­da la autop­sia?

No ten­dría por qué ser un tiem­po supe­rior a 24 horas. La auto­ri­dad judi­cial fran­ce­sa en este momen­to ya ten­drá una pri­me­ra opi­nión. Es ver­dad que si se han soli­ci­ta­do deter­mi­na­dos infor­mes, esos resul­ta­dos pue­den tar­dar, pero aun­que se demo­ren esas ana­lí­ti­cas, los cuer­pos sue­len que­dar a dis­po­si­ción de la fami­lia. Lo más que podría ocu­rrir es que la auto­ri­dad judi­cial no per­mi­ta que se inci­ne­re el cadá­ver.

Fuen­te: Dia­rio Gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *