«Para acla­rar este asun­to, tan impor­tan­te o más que la autop­sia es el his­to­rial médico»

Oiha­na Llorente

El cuer­po de Jon Anza ha per­ma­ne­ci­do once meses en la mor­gue del Hos­pi­tal Pur­pan sin iden­ti­fi­car. ¿Es habitual?

No. Es total­men­te atí­pi­co. Cuan­do en los hos­pi­ta­les suce­den falle­ci­mien­tos de per­so­nas indo­cu­men­ta­das, es más que habi- tual que inter­ven­ga la Poli­cia Judi­cial a tra­vés del juz­ga­do, y se pon­ga en mar­cha su iden­ti­fi­ca­ción a tra­vés de las hue­llas dac­ti­la­res. Esto es algo que pasa con rela­ti­va fre­cuen­cia en los hospitales.

Antes, sin embar­go, tam­bién afir­man que estu­vo dos sema­nas en el hospital…

Eso pue­de lle­gar a ser más com­pren­si­ble si tene­mos en cuen­ta que el esfuer­zo en el hos­pi­tal sue­le ser sal­var la vida del pacien­te. En cual­quier caso es cier­to que en hos­pi­ta­les gran­des como es éste de Tou­lou­se sue­len exis­tir ser­vi­cios de asis­ten­cia social y se les hace inter­ve­nir para bus­car a las fami­lias… Por lo tan­to, es bas­tan­te atí­pi­co que con Jon Anza no se hicie­ra ese esfuerzo.

¿Qué se pue­de espe­rar de una autop­sia rea­li­za­da once meses des­pués del fallecimiento?

Que hayan trans­cu­rri­do once meses es una limi­ta­ción pode­ro­sa. Cuan­do el cuer­po per­ma­ne­ce tan­to tiem­po en un fri­go­rí­fi­co, no cabe la menor duda de que algu­nos de los ele­men­tos que se quie­ran inves­ti­gar pro­ba­ble­men­te se hayan per­ju­di­ca­do o prac­ti­ca­men­te se haya extin­gui­do su posi­bi­li­dad de aná­li­sis. Sin embar­go, yo creo que para acla­rar este asun­to, tan impor­tan­te, o más, que la autop­sia, es el his­to­rial clínico.

¿Qué podría con­te­ner la his­to­ria médica?

Nor­mal­men­te, duran­te varios días de hos­pi­ta­li­za­ción sue­le cons­tar una infor­ma­ción muy deta­lla­da de lo que le está ocu­rrien­do al pacien­te. En este caso, se sabrá si ade­más del pro­ble­ma car­día­co que pade­ció, si cuan­do ingre­sa tenía lesio­nes trau­má­ti­cas, si fue aten­di­do o si se le apre­ció algo más…

En el caso de Lasa y Zaba­la sólo se encon­tra­ron sus hue­sos, ¿qué se pudo cons­ta­tar de ellos?

Con la autop­sia siem­pre hay un acer­ca­mien­to a la ver­dad. Ese acer­ca­mien­to per­mi­te enten­der lo prin­ci­pal; en el caso de Lasa y Zaba­la, que fue una muer­te vio­len­ta, y las cir­cuns­tan­cias de la muer­te: que esta­ban mania­ta­dos, amor­da­za­dos… Todo eso per­mi­te enten­der qué ha podi­do ocu­rrir en un con­tex­to gene­ral, con lo que un médi­co foren­se o un juez pue­den lle­gar a las con­clu­sio­nes oportunas.

¿Es habi­tual que no se deje entrar a un médi­co de con­fian­za para rea­li­zar la autopsia?

En mi opi­nión, es cri­ti­ca­ble. Yo no pue­do enten­der por qué no pue­den par­ti­ci­par médi­cos que per­te­nez­can a otras ins­tan­cias, pre­ci­sa­men­te bajo el argu­men­to de que la Fis­ca­lía ale­ga que se han pro­du­ci­do unos fallos o defec­tos en la pro­pia investigación.

Si se echa mano de algu­na legis­la­ción gene­ral de dere­chos huma­nos, resul­ta­ría que cuan­do ocu­rre eso mis­mo, es decir, un défi­cit en la inves­ti­ga­ción ofi­cial o for­mal, es cuan­do más razo­nes hay para que se per­mi­ta el acce­so a otra serie de médi­cos. Y no es por que exis­ta una des­con­fian­za, sino pre­ci­sa­men­te para dar­le más garan­tías a la inves­ti­ga­ción. Este es un caso muy cla­ro, en el que hubie­ra sido opor­tuno y bueno que pudie­ran par­ti­ci­par otras per­so­nas en la autopsia.

¿Se podría rea­li­zar una segun­da autopsia?

Lo que sería muy bueno es que la abo­ga­da de la fami­lia tuvie­ra acce­so ya al his­to­rial clí­ni­co y a lo esen­cial de la autop­sia. Con estos dos ele­men­tos, el abo­ga­do pue­de plan­tear­se una segun­da o una ter­ce­ra autop­sia. Lo rele­van­te, sin emba­go, es dis­cu­tir los resul­ta­dos que se deri­ven de la inter­pre­ta­ción que se está hacien­do. Una vez pues­ta la infor­ma­ción sobre la mesa, cual­quier obser­va­dor pue­de ofre­cer con­clu­sio­nes idén­ti­cas o distintas.

¿Cuán­to tiem­po tie­ne que trans­cu­rrir para que el cuer­po sea entre­ga­do a la fami­lia una vez rea­li­za­da la autopsia?

No ten­dría por qué ser un tiem­po supe­rior a 24 horas. La auto­ri­dad judi­cial fran­ce­sa en este momen­to ya ten­drá una pri­me­ra opi­nión. Es ver­dad que si se han soli­ci­ta­do deter­mi­na­dos infor­mes, esos resul­ta­dos pue­den tar­dar, pero aun­que se demo­ren esas ana­lí­ti­cas, los cuer­pos sue­len que­dar a dis­po­si­ción de la fami­lia. Lo más que podría ocu­rrir es que la auto­ri­dad judi­cial no per­mi­ta que se inci­ne­re el cadáver.

Fuen­te: Dia­rio Gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.