La red Gla­dio en Espa­ña, por Rebe­lion

La OTAN, en cola­bo­ra­ción con la CIA, su homó­lo­go el MI 6 bri­tá­ni­co y otros ser­vi­cios secre­tos loca­les en los paí­ses don­de ope­ra­ba, ha come­ti­do nume­ro­sos actos terro­ris­tas atri­bui­dos fal­sa­men­te a la izquier­da (lo que se lla­ma en len­gua­je mili­tar aten­ta­dos de fal­sa ban­de­ra), inter­vino secre­ta­men­te en la polí­ti­ca de los paí­ses euro­peos al mar­gen de los ciu­da­da­nos y de sus gobier­nos supues­ta­men­te “demo­crá­ti­cos”, orga­ni­zó frau­des elec­to­ra­les y gol­pes de Esta­do. Los medios de des­in­for­ma­ción hicie­ron todo lo posi­ble por ocul­tar­lo. Cuan­do ya no pudie­ron seguir hacién­do­lo, des­de que la exis­ten­cia de esta red fue reve­la­da por el pri­mer minis­tro ita­liano Giu­lio Andreot­ti en 1990 ante el Par­la­men­to (1), se dedi­ca­ron a mini­mi­zar su exten­sión y sus impli­ca­cio­nes por razo­nes obvias.

La exis­ten­cia de estos ejér­ci­tos secre­tos clan­des­ti­nos crea­dos por la OTAN des­pués de la Segun­da Gue­rra Mun­dial cono­ci­dos como Gla­dio o redes stay-behind (que­dar detrás), se jus­ti­fi­có por la ame­na­za inven­ta­da de una inmi­nen­te inva­sión sovié­ti­ca.

¿Pen­sa­rás que es una opi­nión cons­pi­ra­noi­ca? No.

Ray Cli­ne, uno de los direc­to­res adjun­tos de la CIA reco­no­ció que “todo el asun­to del stay-behind no tenía, a mi modo de ver, otro obje­ti­vo que garan­ti­zar, en caso de que suce­die­se lo peor, que un par­ti­do comu­nis­ta lle­ga­ra al poder, que hubie­se agen­tes para avi­sar­nos, para seguir de cer­ca los hechos e infor­mar­nos”.

La reali­dad era mucho pero que eso como verás.

Estas ope­ra­cio­nes secre­tas uti­li­za­ron a nume­ro­sos cri­mi­na­les nazis que fue­ron cui­da­do­sa­men­te pro­te­gi­dos tras la segun­da gue­rra mun­dial como Klaus Bar­bie, el car­ni­ce­ro de Lyon, que aca­bó en Boli­via orga­ni­zan­do el gru­po de ase­si­nos los Novios de la Muer­te (2).

Tam­bién se uti­li­za­ron a fas­cis­tas des­ta­ca­dos que habían cola­bo­ra­do con los nazis como el prín­ci­pe ita­liano Vale­rio Borghe­se, apo­da­do el prín­ci­pe negro, que diri­gía la Deci­ma MAS (XMAS), un ejér­ci­to de 4.000 hom­bres crea­do en 1941. Este gru­po exter­mi­nó a sus com­pa­trio­tas miem­bros de la resis­ten­cia con­tra la ocu­pa­ción nazi, pero gra­cias a la pro­tec­ción de los Esta­dos Uni­dos fue decla­ra­do «no cul­pa­ble» tras la libe­ra­ción en 1945 (3).

La exis­ten­cia de esta red que estu­vo acti­va duran­te déca­das es hoy indis­cu­ti­ble. A nivel inter­na­cio­nal, sus accio­nes fue­ron coor­di­na­das por el Pen­tá­gono, la OTAN, la CIA y su homó­lo­go bri­tá­ni­co, el MI‑6. Per­pe­tró nume­ro­sos actos terro­ris­tas, muchos fal­sa­men­te atri­bui­dos a la izquier­da comu­nis­ta y anar­quis­ta, duran­te años con la ayu­da de gru­pos de extre­ma dere­cha.

Sin duda el aten­ta­do mas pare­ci­do al del 11M en Ato­cha es el de la esta­ción ferro­via­ria de Bolo­nia el 2 de agos­to de 1980 que cau­só 85 muer­tos y más de 200 heri­dos (4). Igual que en Ato­cha el lugar era un impor­tan­te cen­tro de inter­sec­ción de trá­fi­co ferro­via­rio para el con­jun­to del país. Afec­tó fun­da­men­tal­men­te a gen­te del pue­blo ya que la bom­ba explo­tó en la sala de espe­ra de pasa­je­ros de segun­da cla­se de la esta­ción, igual que en el 11M don­de los tre­nes de pri­me­ra hora no iban pre­ci­sa­men­te lle­nos de minis­tros ni de direc­to­res gene­ra­les.

En ambos casos inme­dia­ta­men­te los auto­res son iden­ti­fi­ca­dos y dete­ni­dos. El aten­ta­do de Bolo­nia es fal­sa­men­te atri­bui­do a gru­pos anar­quis­tas y el de Ato­cha a gru­pos islá­mi­cos supues­ta­men­te conec­ta­dos con la fan­tas­ma­gó­ri­ca y omni­pre­sen­te Al Qae­da.

En Ita­lia la poli­cía apro­ve­chó para entrar en las sedes de todas las orga­ni­za­cio­nes izquier­dis­tas, y dete­ner a cien­tos de per­so­nas. Para­le­la­men­te solo hizo pes­qui­sas en algu­nas for­ma­cio­nes de extre­ma dere­cha pero evi­tan­do curio­sa­men­te las dos más impor­tan­tes: Ordi­ne Nuo­vo et Avan­guar­dia Nazio­na­le que como se demos­tró des­pués esta­ban impli­ca­das en este y otros aten­ta­dos terro­ris­tas (5).

En Bolo­nia y en Madrid los jue­ces reci­bie­ron mul­ti­tud de infor­ma­cio­nes fal­sas y erró­neas. Según los magis­tra­dos ita­lia­nos, cuya ver­sión está con­fir­ma­da en las actas de la Cor­te de Jus­ti­cia del 23 de noviem­bre 1995, decla­ra­ron que los ser­vi­cios secre­tos mili­ta­res, el SISMI “nos hizo lle­gar una masa de infor­ma­cio­nes difí­cil­men­te veri­fi­ca­ble, a fin de empu­jar­nos en unas inves­ti­ga­cio­nes y/​o pis­tas tan impro­duc­ti­vas como exte­nuan­tes”.

Fue­ron acu­sa­das varias per­so­nas per­te­ne­cien­tes a gru­pos anar­quis­tas a los que de paso se les impu­taron inme­dia­ta­men­te la res­pon­sa­bi­li­dad de otros tres aten­ta­dos ante­rio­res. La cabe­za de tur­co prin­ci­pal es Pie­tro Val­pre­da, un bai­la­rín de pro­fe­sión. El segun­do acu­sa­do, el ferro­via­rio Giu­se­pe Pine­lli, fue defe­nes­tra­do des­pués de un inte­rro­ga­to­rio. Este hecho ins­pi­ra­rá al Pre­mio Nobel Darío Fo su famo­sa obra de tea­tro «Muer­te acci­den­tal de un anar­quis­ta».

Pero el tes­ti­go de la acu­sa­ción Cor­ne­lio Rolan­dia, taxis­ta, que es a la vez miem­bro del Par­ti­do comu­nis­ta y del MSI, el par­ti­do neo-fas­cis­ta ita­liano, con­fe­sa­rá más tar­de al abo­ga­do de Val­pre­da que el jefe de la poli­cía de Milán le indi­có a quién debía reco­no­cer como cul­pa­ble. Rolan­dia falle­ce el año siguien­te de una «pul­mo­nía ful­mi­nan­te sin fie­bre», aña­dien­do así su nom­bre a una lar­ga lis­ta de muer­tes mas que sos­pe­cho­sas.

Sin embar­go las pis­tas con­du­je­ron lue­go a la extre­ma dere­cha, y tam­bién a los ser­vi­cios secre­tos, en par­ti­cu­lar a la Ofi­ci­na del Con­tra-espio­na­je ita­liano (HIZO) acer­ca de la par­ti­ci­pa­ción e impli­ca­ción de Mario Merino y Ste­fino Delle Chiaie, per­so­na­jes fas­cis­tas bien cono­ci­dos (6): este últi­mo per­pe­tra­ba tam­bién sus fecho­rías en Espa­ña, como vere­mos a con­ti­nua­ción.

Las pis­tas del 11M tam­bién apun­tan como en los aten­ta­dos de Bolo­nia, del 11S y del 7J, a los ser­vi­cios de inte­li­gen­cia nacio­na­les y supra­na­cio­na­les, pero en todos los casos han sido ente­rra­das… de momen­to.

Gla­dio no solo ope­ró en Ita­lia, sino tam­bién en Fran­cia, Bél­gi­ca, Luxem­bur­go, Sui­za, Por­tu­gal, Ale­ma­nia, los Paí­ses Bajos, Dina­mar­ca, Norue­ga, Sue­cia, Fin­lan­dia, Aus­tria, Gre­cia, Tur­quía y por supues­to en Espa­ña. La OTAN tam­bién come­tió actos terro­ris­tas en el pro­pio Rei­no Uni­do (aten­ta­dos bajo ban­de­ra fal­sa y ase­si­na­tos de repu­bli­ca­nos irlan­de­ses), en paí­ses neu­tra­les de Euro­pa con­ti­nen­tal como Sui­za, pero tam­bién en Áfri­ca y Asia fomen­tan­do, por ejem­plo, la masa­cre de 1 millón y medio de per­so­nas que come­tie­ron en Cam­bo­ya los Khmers rojos entre­na­dos y diri­gi­dos por el ser­vi­cio secre­to bri­tá­ni­co SOE (7). Sin olvi­dar que a media­dos de los años 90 entre­na­ron y equi­pa­ron a los terro­ris­tas que lue­go se con­ver­ti­rían en el Ejér­ci­to de Libe­ra­ción de Koso­vo antes y des­pués de los bom­bar­deos de la Orga­ni­za­ción del Tra­ta­do del Atlán­ti­co Nor­te sobre la dema­sia­do inde­pen­dien­te repú­bli­ca Yugos­la­va. (8)

La red Gla­dio en Espa­ña

En Espa­ña duran­te la dic­ta­du­ra de Fran­co “el gobierno mis­mo era Gla­dio” según el pri­mer minis­tro (1981−1982) Cal­vo Sote­lo, que nun­ca admi­tió que exis­tie­se en Espa­ña. Pero men­tía, igual que lo hicie­ron todos los gobier­nos pos­te­rio­res.

Duran­te la dic­ta­du­ra ade­más de tener un gobierno fas­cis­ta, la red Gla­dio tuvo una pre­sen­cia des­ta­ca­da, como docu­men­ta rigu­ro­sa­men­te Daniel Gan­ser en su exce­len­te libro Les Armées Secrè­tes de l’OTAN (9). El coro­nel Ama­deo Mar­tí­nez (10), entre otros, ha con­fir­ma­do que Espa­ña efec­ti­va­men­te alber­gó una estruc­tu­ra de tipo Gla­dio.

Des­de lue­go la excu­sa de defen­der­nos de una inva­sión del ejér­ci­to sovié­ti­co para implan­tar una red Gla­dio era espe­cial­men­te ridí­cu­la en nues­tro país dada la dis­tan­cia. Aun así, cuan­do hice la mili, en los años 60 recuer­do que se nos daban surrea­lis­tas cla­ses de la estra­te­gia a seguir en caso de inva­sión de la URSS a tra­vés de los Piri­neos. El obje­ti­vo de la red Gla­dio no era defen­der­nos de la inva­sión rusa, ni en Espa­ña ni en nin­gún país, el obje­ti­vo era con­tro­lar y repri­mir a los movi­mien­tos de opo­si­ción de izquier­da e impe­dir por todos los medios (inclu­yen­do los cri­mi­na­les) que acce­die­ran, no ya al poder, sino inclu­so a par­ce­las del poder.

Espa­ña aco­gió a nume­ro­sos nazis y extre­mis­tas de ultra­de­re­cha tras la segun­da gue­rra mun­dial, como es lógi­co, ya que era el úni­co esta­do ofi­cial­men­te fas­cis­ta que que­da­ba. Pero tam­bién siguió hacién­do­lo des­pués, como vere­mos.

Por ejem­plo, tras el abor­ta­do gol­pe de esta­do en Ita­lia del 7 diciem­bre de 1970 diri­gi­do por el prín­ci­pe fas­cis­ta Vale­rio Borghè­se, se implan­tó una auten­ti­ca colo­nia facha enca­be­za­da por el mis­mo. Entre ellos des­ta­ca Ste­fano Delle Chiaie (Caco­lla para los ami­gos) que tam­bién par­ti­ci­pó en el gol­pe toman­do el minis­te­rio del Inte­rior, aso­cia­do al nazi Otto Skor­zeny que era miem­bro con­sul­tor de los ser­vi­cios secre­tos de Fran­co. For­mó un gru­po de cri­mi­na­les que par­ti­ci­pó en unas mil ope­ra­cio­nes y al menos en 50 ase­si­na­tos de mili­tan­tes anti­fas­cis­tas por cuen­ta de los ser­vi­cios secre­tos espa­ño­les según con­fe­sio­nes de sus miem­bros, espe­cial­men­te de Aldo Tisei ante magis­tra­dos ita­lia­nos (11).

Ope­ra­ron sobre todo en el País Vas­co don­de, por ejem­plo, en 1976 pro­vo­ca­ron un enfren­ta­mien­to entre dife­ren­tes gru­pos car­lis­tas duran­te una mani­fes­ta­ción en Mon­te­ju­rra en la que hubo varios muer­tos (12).

Cuan­do el dic­ta­dor Pino­chet estu­vo bre­ve­men­te en Espa­ña para asis­tir al entie­rro del «gene­ra­lí­si­mo» Fran­cis­co Fran­co, tam­bién encon­tró tiem­po para entre­vis­tar­se con el terro­ris­ta Ste­fano Delle Chiaie” (13).

Pode­mos seguir el ras­tro de Delle Chiaie pos­te­rior­men­te duran­te su glo­rio­sa carre­ra: Como sos­pe­cho­so en la orga­ni­za­ción del aten­ta­do de la esta­ción de Bolo­nia en 1980. Orga­ni­zan­do ase­si­na­tos en Chi­le (ope­ra­ción Con­dor) y for­man­do los tris­te­men­te céle­bres escua­dro­nes de la muer­te en Boli­via jun­to al nazi Klaus Bar­bie, tam­bién pro­te­gi­do por la red Gla­dio.

Espa­ña no solo aco­gió a fas­cis­tas ita­lia­nos tam­bién lo hizo con otros como Jean Pie­rre Che­rid, ex miem­bro de la OAS, orga­ni­za­ción terro­ris­ta fran­ce­sa de extre­ma dere­cha crea­da en 1961 para opo­ner­se a la inde­pen­den­cia de Arge­lia con la cola­bo­ra­ción de Gla­dio. Jean Pie­rre Che­rid tam­bién estu­vo impli­ca­do en la ope­ra­ción Mon­te­ju­rra antes men­cio­na­da (14).

En los 70 el ser­vi­cio Cen­tral de Docu­men­ta­ción de la Pre­si­den­cia del Gobierno SECED, una uni­dad secre­ta espe­cial crea­da por Carre­ro Blan­co, man­te­nía estre­chos con­tac­tos con la red Gla­dio espa­ño­la y jun­tos par­ti­ci­pa­ron en la repre­sión vio­len­ta del movi­mien­to estu­dian­til, según Pie­tro Cedo­mi (15).
Los ser­vi­cios secre­tos espa­ño­les tra­ba­ja­ban en estre­cha cola­bo­ra­ción con la CIA e inclu­so ins­ta­la­ron una base de Gla­dio en la isla de Las Pal­mas, Cana­rias, igual que el Gla­dio ita­liano tuvo una base secre­ta en Alghe­ro, en la isla de Cer­de­ña. Según el tes­ti­mo­nio del Coro­nel ita­liano Alber­to Vollo en Las Pal­mas se entre­na­ban agen­tes extran­je­ros a las órde­nes de nor­te­ame­ri­ca­nos según tes­ti­mo­nios de ellos mis­mos. (16)

En 1973 la red espa­ño­la par­ti­ci­pó en un ejer­ci­cio “ stay – behind” en Bavie­ra diri­gi­do por los nor­te­ame­ri­ca­nos (17), aun­que Espa­ña no entró ofi­cial­men­te en la OTAN has­ta 1982.

Des­pués siguió exis­tien­do. Tras la muer­te de Fran­co en 1975 siguie­ron ope­ran­do impu­ne­men­te. Por ejem­plo Car­lo Cicut­ti­ni, ex mili­tan­te del neo­fas­cis­ta Movi­mien­to Social Ita­liano (MSI) y diri­gen­te del gru­po terro­ris­ta Ordi­ne Nuo­vo, per­se­gui­do por la jus­ti­cia ita­lia­na a cau­sa del aten­ta­do terro­ris­ta de Peteano en 1972, tam­bién for­ma­ba par­te de la colo­nia fas­cis­ta implan­ta­da en Espa­ña, don­de lle­gó a bor­do de un avión mili­tar.

Aquí par­ti­ci­pó acti­va­men­te en la matan­za per­pe­tra­da el 24 de enero de 1977 en el núme­ro 55 de la calle de Ato­cha (Madrid). Fue­ron ase­si­na­dos los abo­ga­dos labo­ra­lis­tas Enri­que Val­de­vi­ra Ibá­ñez, Luis Javier Bena­vi­des Orgaz y Fran­cis­co Javier Sau­qui­llo Pérez del Arco, el estu­dian­te de dere­cho Sera­fín Hol­ga­do de Anto­nio, y el admi­nis­tra­ti­vo Ángel Rodrí­guez Leal, y resul­ta­ron gra­ve­men­te heri­dos Miguel Sara­bia Gil, Ale­jan­dro Ruiz-Huer­ta Car­bo­nell, Luis Ramos Par­do y Dolo­res Gon­zá­lez Ruiz, casa­da con Sau­qui­llo, emba­ra­za­da que per­dió tam­bién a su bebé. Su par­ti­ci­pa­ción fue con­fir­ma­da por un infor­me reser­va­do del Comi­té Eje­cu­ti­vo para los Ser­vi­cios de Infor­ma­ción y Segu­ri­dad (CESIS), orga­nis­mo depen­dien­te de la Pre­si­den­cia del Con­se­jo de Minis­tros de Ita­lia (18) (19).

Este ener­gú­meno fue pro­te­gi­do por el gobierno fran­quis­ta, y por los gobier­nos pos­te­rio­res inde­pen­dien­te­men­te de que fue­ran de cen­tro, dere­cha o izquier­da. Cuan­do fue con­de­na­do en Ita­lia a cade­na per­pe­tua en 1987 el gobierno “demo­crá­ti­co” espa­ñol, enton­ces socia­lis­ta, se negó a extra­di­tar­lo dan­do como excu­sa que esta­ba casa­do con la hija de un tenien­te gene­ral y median­te este bra­gue­ta­zo se había con­ver­ti­do en ciu­da­dano espa­ñol (20).

Cuan­do en 1990 esta­lló el escán­da­lo de Gla­dio en el Par­la­men­to ita­liano, el par­la­men­ta­rio Anto­nio Rome­ro de Izquier­da Uni­da plan­teó la cues­tión de la exis­ten­cia de la red en Espa­ña al gobierno socia­lis­ta. Ade­más plan­teó la posi­bi­li­dad de una trai­ción de la OTAN al no haber­se infor­ma­do de esta red antes de que Espa­ña ingre­sa­se en ella en 1982.

La nega­ción fue uná­ni­me, pero no con­ven­ció. El minis­tro de defen­sa Serra se vio obli­ga­do a encar­gar una inves­ti­ga­ción. Pero se la encar­gó al Cen­tro Supe­rior de Infor­ma­ción y de Defen­sa CESID diri­gi­do por el gene­ral Man­glano que ade­más era el dele­ga­do espa­ñol en la OTAN para cues­tio­nes de segu­ri­dad. El ser­vi­cio secre­to mili­tar CESID era pre­ci­sa­men­te el prin­ci­pal sos­pe­cho­so así que encar­gar­le la inves­ti­ga­ción era como encar­gar al zorro inves­ti­gar quien se comió las galli­nas, una bur­la. Para com­ple­tar­la el Gene­ral Man­glano se negó rotun­da­men­te a decla­rar en el Par­la­men­to y por supues­to el resul­ta­do de su inves­ti­ga­ción fue el espe­ra­do: Espa­ña nun­ca había par­ti­ci­pa­do en la red Gla­dio. Caso cerra­do… por aho­ra.

La OTAN ha amplia­do sus acti­vi­da­des a todo el pla­ne­ta

Si los aten­ta­dos terro­ris­tas de fal­sa ban­de­ra y la inge­ren­cia anti­de­mo­crá­ti­ca de la OTAN has­ta los años 90 se per­pe­tra­ron con la excu­sa de la lucha con­tra el comu­nis­mo fun­da­men­tal­men­te en los paí­ses de Euro­pa, aho­ra la excu­sa es la gue­rra con­tra el terro­ris­mo islá­mi­co, el nue­vo enemi­go inven­ta­do que jus­ti­fi­ca inter­ve­nir en todo el mun­do.

El obje­ti­vo real es el mis­mo: el man­te­ni­mien­to de un orden que siga hacien­do posi­ble el con­trol y la apro­pia­ción de los recur­sos mun­dia­les por par­te de las eli­tes ricas. En espe­cial aho­ra es de vital impor­tan­cia apro­piar­se de los hidro­car­bu­ros res­tan­tes y con­tro­lar sus vías de dis­tri­bu­ción, a medi­da que nos apro­xi­ma­mos al zenit del petró­leo que según muchos ya se ha alcan­za­do. Si ana­li­zas la cons­te­la­ción de moti­vos de las últi­mas gue­rras y de las que están en cur­so, este obje­ti­vo apa­re­ce siem­pre en pri­mer plano, estre­cha­men­te liga­do a impe­dir la emer­gen­cia de un blo­que que pue­da com­pe­tir con la domi­na­ción uni­la­te­ral de las mul­ti­na­cio­na­les occi­den­ta­les.

Bole­tín Armas Con­tra las Gue­rras

Notas

(1) Ver « Le SID para­llè­le – Le cas Gla­dio » Rap­port Andreot­ti sur l’Opération Gla­dio. www​.vol​tai​re​net​.org/​a​r​t​i​c​l​e​8​3​8​7​.​h​t​m​l​#​a​r​t​i​c​l​e​8​387
(2) Ver al res­pec­to de Klaus Bar­bie y los gru­pos nazis en Boli­via nues­tro Bole­tín nº 203 2ª Par­te. Lo que no te cuen­tan sobre Boli­via. El papel de los gru­pos fas­cis­tas que rei­vin­di­can la auto­no­mía. El papel de los medios de des­in­for­ma­ción. Cace­ría de indios en Cobi­ja, Pan­do. ¿Habrá un gol­pe de esta­do en Boli­via? Alfre­do Embid. http://​cia​ramc​.org/​c​i​a​r​/​b​o​l​e​t​i​n​e​s​/​c​r​_​b​o​l​2​0​3​2​p​a​r​t​e​.​htm
(3) Stuart Chris­tie, Ste­fano delle Chiaie (Anarchy Publi­ca­tions, Lon­dres 1984), p. 6.
(4) Terro­ris­mo de Esta­do 1980: masa­cre en Bolo­nia, 85 muer­tos. Red Vol­tai­re,
www​.vol​tai​re​net​.org/​a​r​t​i​c​l​e​1​2​0​6​9​4​.​h​tml
(5) La orques­ta negra, de Fré­dé­ric Lau­rent, Edi­cio­nes Stock, 1978.
(6) Terro­ris­mo de Esta­do. 1980: masa­cre en Bolo­nia, 85 muer­tos
por Red Vol­tai­re. www​.vol​tai​re​net​.org/​a​r​t​i​c​l​e​1​2​0​6​9​4​.​h​tml
(7) Los ejér­ci­tos secre­tos de la OTAN. Sép­ti­ma par­te. Danie­le Gan­ser.
www​.vol​tai​re​net​.org/​a​r​t​i​c​l​e​1​6​3​7​0​3​.​h​t​m​l​#​a​r​t​i​c​l​e​1​6​3​703
(8) Ver al res­pec­to los dos libros de Michel Collon: El Jue­go de la Men­ti­ra y Mono­poly. Ambos publi­ca­dos en la edi­to­rial Hiru. www.hiru-ed-com
(9) Daniel Gan­ser Les Armées Secrè­tes de l’OTAN
www​.vol​tai​re​net​.org/​l​i​b​r​a​i​r​i​e​/​p​r​o​d​u​c​t​_​i​n​f​o​.​p​h​p​?​p​r​o​d​u​c​t​s​_​i​d​=65
(10) Josef Mano­la. Der Stan­dard 17 nov. 1990. cita­do en el libro de Daniel Gan­ser.
(11) Stuart Chris­tie y cola­bo­ra­do­res en News on Sun­day, extra 31 Mayo 1987, cita­do en el libro de Danie­lle Gan­ser.
(12) Miguel Gon­zá­lez. El País 2 diciem­bre 1990, cita­do en el libro de Danie­lle Gan­ser.
(13) Her­nan­do Cal­vo Ospi­na “Pino­chet, la CIA y los terro­ris­tas de la mafia”, Gran­ma, 28 de agos­to de 2003.
(14) Más allá de Mon­te­ju­rra. Terro­ris­mo dere­chis­ta. Edgar Gon­zá­lez Ruiz | Kao­sen­la­red | 3 – 4‑2006
www​.kao​sen​la​red​.net/​n​o​t​i​c​i​a​/​m​a​s​-​a​l​l​a​-​m​o​n​t​e​j​u​r​r​a​-​t​e​r​r​o​r​i​s​m​o​-​d​e​r​e​c​h​i​sta
(15) Fali­got y Kau­fer. Les Mai­tress espions. Robert Laf­font, París 1994. pgna. 285
(16) Daniel Gan­ser Les Armées Secrè­tes de l’OTAN
www​.vol​tai​re​net​.org/​l​i​b​r​a​i​r​i​e​/​p​r​o​d​u​c​t​_​i​n​f​o​.​p​h​p​?​p​r​o​d​u​c​t​s​_​i​d​=65
(17) Gerar­do Serra­va­llo. Gla­dio. Edi­zio­ne Asso­cia­te Roma 1991. p 82.
(18) Miguel Gon­za­lez. El país 2 diciem­bre 1990. Cita­do en el libro de Danie­lle Gan­ser.
(19) Angel Luis de la Calle. Expres­so Por­tu­gal 8 dic. 1990. Cita­do en el libro de Danie­lle Gan­ser.
(20) Agen­ce Fran­ce Pres­se. 17 Abril 1998. Cita­do en el libro de Danie­lle Gan­ser.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *