Ha que­da­do meri­dia­na­men­te cla­ro que la apli­ca­ción de la ley no es igual para todos.

Com­pa­re­ce­mos ante los medios de comu­ni­ca­ción quie­nes nos hemos vis­to, de una u otra for­ma, afec­ta­dos y afec­ta­das por las accio­nes de Falan­ge y Tra­di­ción.

Lo pri­me­ro que que­re­mos hacer es con­tex­tua­li­zar estos ata­ques fas­cis­tas en la situa­ción polí­ti­ca que vive Eus­kal Herria. En los últi­mos años nues­tro Pue­blo ha sufri­do infi­ni­dad de ata­ques enca­mi­na­dos a impe­dir que la socie­dad vas­ca sea libre y pue­da ele­gir demo­crá­ti­ca­men­te su futu­ro.

Tan­to gobier­nos del PSOE como del PP han pues­to en mar­cha dife­ren­tes medi­das repre­si­vas con­tra Eus­kal Herria y su ciu­da­da­nía, ade­más de exten­der un dis­cur­so ideo­ló­gi­co-polí­ti­co entre la socie­dad con el fin de ais­lar, des­pre­ciar, nin­gu­near, ame­dren­tar a la izquier­da aber­tza­le. Urral­bu­ru se jac­ta­ba recien­te­men­te de ser uno de los pri­me­ros polí­ti­cos en pedir “que se escu­pa a esa gen­te”. Esta estra­te­gia del “a por ellos” ya tuvo un trá­gi­co des­en­la­ce hace exac­ta­men­te 6 años, con el ase­si­na­to de Angel Berrue­ta. Pero es que ade­más en Nafa­rroa, esta­mos bajo el yugo de UPN, here­de­ros direc­tos de la dere­cha más fas­cis­ta, cuya obse­sión es eli­mi­nar cual­quier ves­ti­gio vas­co de nues­tra tie­rra. His­tó­ri­ca­men­te han desa­rro­lla­do una estra­te­gia para eli­mi­nar nues­tra iden­ti­dad, y en los últi­mos años se ha incre­men­ta­do.

Este es el cal­do de cul­ti­vo del que gru­pos fas­cis­tas como Falan­ge y Tra­di­ción se nutren. Esta es la cla­se polí­ti­ca domi­nan­te que da cober­tu­ra ideo­ló­gi­ca a los ata­ques que hemos sufri­do.

Falan­ge y Tra­di­ción ha mar­ca­do como obje­ti­vos a a aque­llas per­so­nas que des­de posi­cio­nes de izquier­das y aber­tza­les luchan por cam­biar la socie­dad y traer el cam­bio polí­ti­co a Nafa­rroa, lo que a nues­tro enten­der, es ya de por si bas­tan­te sig­ni­fi­ca­ti­vo. Hemos sido obje­ti­vos de FyT aque­llas per­so­nas que al mis­mo tiem­po somos obje­ti­vos de la repre­sión del Esta­do por defen­der Eus­kal Herria y los dere­chos de su ciu­da­da­nía.

Y es que no tene­mos dudas de que las fuer­zas poli­cia­les deja­ron hacer a estos ele­men­tos has­ta que vie­ron que el tema se les podía ir de las manos y deci­die­ron dete­ner­les. Ade­más, con­si­de­ra­mos que en la inves­ti­ga­ción hay pun­tos oscu­ros que la Guar­dia Civil no quie­re escla­re­cer. Por eso denun­cia­mos que FyT ha con­ta­do con una gran impu­ni­dad, y que lo hecho, como hemos vis­to en otros casos, les sal­drá bara­to sino gra­tis.

Hay quie­nes dicen que la jus­ti­cia es igual para todos, y hemos podi­do ver a la cla­se polí­ti­ca ale­grar­se por las deten­cio­nes de FyT, dicien­do que el Esta­do de dere­cho fun­cio­na. Pues bien, ha que­da­do meri­dia­na­men­te cla­ro que la apli­ca­ción de la ley no es igual para todos. Mien­tras duran­te este verano hemos vis­to des­fi­lar por la Audien­cia Nacio­nal a taber­na­ris, jóve­nes o miem­bros de Peñas por colo­car fotos de per­so­nas pre­sas, este mis­mo tri­bu­nal no ve indi­cios de deli­to terro­ris­ta en el hecho de que un gru­po de fas­cis­tas tra­te de hacer­se con armas y explo­si­vos, ten­ga una lis­ta de obje­ti­vos, ame­na­ce de muer­te y pro­vo­que des­tro­zos. Mien­tras a jóve­nes de Eus­kal Herria en este mis­mo tri­bu­nal se les soli­ci­tan penas de has­ta 33 años por des­tro­zos en un caje­ro, a los miem­bros de FyT ni tan siquie­ra se les quie­re juz­gar. Esto nos demues­tra, una vez más y con mayor cla­ri­dad, que la Audien­cia Nacio­nal es un tri­bu­nal espe­cial diri­gi­do a per­se­guir a los vas­cos y las vas­cas de izquier­das y aber­tza­les.

La jus­ti­cia espa­ño­la uti­li­za dos varas de medir para apli­car la ley, de eso no tene­mos nin­gu­na duda: una, la dura, la que se apli­ca a los enemi­gos de su fal­sa demo­cra­cia, la que se apli­ca a quie­nes no com­par­ten su pro­yec­to de “Espa­ña una gran­de y libre”. Y otra, la blan­da, la que se apli­ca a quie­nes de modo ser­vil hacen lo que sea nece­sa­rio para man­te­ner ese pro­yec­to de la “indi­vi­si­bi­li­dad de Espa­ña”. Hemos vis­to en nume­ro­sas oca­sio­nes cua­les son los resul­ta­dos de esa fal­sa jus­ti­cia: los ase­si­nos de Anjel Berrue­ta, con­de­na­dos a 15 y 20 años, ya pisan la calle sin trans­cu­rrir 6. El gene­ral Galin­do no pagó por sus crí­me­nes, al igual que otros muchos galo­sos que aho­ra viven de la pen­sión del esta­do. Rol­dan sal­drá en bre­ve. Los tor­tu­ra­do­res, en caso de ser des­cu­bier­tos y con­de­na­dos, son indul­ta­dos des­pues. Nun­ca se iden­ti­fi­can a los auto­res de agre­sio­nes poli­cia­les como las de Mikel Iri­ba­rren… Sin embar­go, se envia a pri­sion a jove­nes por su mili­tan­cia polí­ti­ca, se ile­ga­li­zan par­ti­dos y colec­ti­vos con las corres­pon­dien­tes penas de cár­cel, se alar­gan las con­de­nas a los y las pre­sas polí­ti­cas vas­cas…

Soli­ci­ta­mos jus­ti­cia, sí. Pero solic­tia­mos otro tipo de jus­ti­cia. Que­re­mos que se haga jus­ti­cia con Eus­kal Herria y su ciu­da­da­nía. Que se res­pe­te el dere­cho de deci­sión de este Pue­blo, que se nos reco­noz­ca como país due­ño de su futu­ro, que se res­pe­ten los dere­chos huma­nos, civi­les y polí­ti­cos de su ciu­da­da­nía… que se res­pe­te nues­tra cul­tu­ra, nues­tra memo­ria his­tó­ri­ca, nues­tra len­gua. Eso es para noso­tros y noso­tras hacer jus­ti­cia.

Como hemos indi­ca­do ante­rior­men­te, con­si­de­ra­mos que FyT es una par­te más de la estra­te­gia repre­si­va del Esta­do con­tra Eus­kal Herria, y por ello que­re­mos hacer un lla­ma­mien­to a todas aque­llas per­so­nas que se con­si­de­ran aber­tza­les, pro­gre­sis­tas y de izquier­das, a levan­tar un gran muro popu­lar para hacer fren­te a estas agre­sio­nes que sufre nues­tro país y avan­zar de este modo en la con­se­cu­ción de un esce­na­rio demo­crá­ti­co.

Por otro lado, y para fina­li­zar, que­re­mos enviar un fuer­te abra­zo a la fami­lia de Jon Anza y a sus alle­ga­dos. Que­re­mos trans­mi­tir­les todo nues­tro apo­yo en estos duros momen­tos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *