BBAV por Iña­ki Uriarte

Hoy 12 de mar­zo el Ban­co Bil­bao Viz­ca­ya Argen­ta­ria cele­bra su Jun­ta Gene­ral Ordi­na­ria de Accio­nis­tas en Eus­kal­du­na Jau­re­gia. Pero el nom­bre ade­cua­do que res­pon­de con pre­ci­sión a su ideo­lo­gía reite­ra­da­men­te demos­tra­da, de este ban­co mane­ja­do por un sane­drín de indi­vi­duos reple­tos de denun­cias, jui­cios y sos­pe­chas debe­ría ser BBAV Ban­co Bil­bao Anti Vas­co. Así, inclu­so así podrían reci­clar las letras del acró­ni­mo. El hecho de que la sede social, a efec­tos sim­bó­li­cos, per­ma­nez­ca en Bil­bao es una anéc­do­ta de la que no han podi­do toda­vía librarse.

Por reso­lu­ción de Batzar Nagu­siak /​Jun­tas Gene­ra­les de Biz­kaia, se apro­bó, el 15 de diciem­bre de 1986, la nor­ma foral sobre sig­nos de iden­ti­dad esen­cia­les del terri­to­rio his­tó­ri­co por la que la deno­mi­na­ción ofi­cial y úni­ca del mis­mo es el tér­mino Biz­kaia.

Cuan­do se pro­du­jo la fusión de los ban­cos Bil­bao y Viz­ca­ya, el 27 de enero de 1988, ya se plan­teó esta inquie­tud y pocos días des­pués dicho orga­nis­mo soli­ci­tó, en con­cre­to al Ban­co Viz­ca­ya, que se con­si­de­ra­se la opor­tu­ni­dad de apro­ve­char el cam­bio de nom­bre para adop­tar la for­ma ofi­cial de desig­na­ción del terri­to­rio: Biz­kaia. Se des­pre­ció tan sen­sa­ta suge­ren­cia mues­tra del gra­do de anti­vas­quis­mo ya exis­ten­te en estas entidades.

La fusión, por absor­ción, del Ban­co Bil­bao Viz­ca­ya y Argen­ta­ria, el 19 de octu­bre de 1999, tuvo para la mayo­ría de los vas­cos otras lec­tu­ras, no eco­nó­mi­cas, que con­vie­ne resal­tar y rei­vin­di­car que pre­sa­gia­ban con el nue­vo pre­si­den­te Fran­cis­co Gon­zá­lez una feroz cam­pa­ña de eli­mi­na­ción de los ya exiguos sín­to­mas de vas­qui­dad. El tiem­po ha demos­tra­do que este per­so­na­je es un decla­ra­do enemi­go de la cul­tu­ra vas­ca; los tes­ti­mo­nios son nume­ro­sos. Los clien­tes de este Ban­co en Cata­lun­ya, no hace fal­ta más que entrar en una sucur­sal, per­ci­ben jus­ta­men­te un entorno don­de la len­gua nacio­nal es difun­di­da y res­pe­ta­da reci­bien­do las comu­ni­ca­cio­nes ini­cial­men­te en la ora­les y por supues­to la escri­tas tam­bién en cata­lán. En Eus­kal Herria la agre­si­vi­dad con­tra la len­gua es total. Todo los envíos los hacen en espa­ñol y en las direc­cio­nes pos­ta­les agre­den la topo­ni­mia. Sola­men­te en los pue­blos eus­kel­du­nes los emplea­dos por ins­tin­to natu­ral y hábi­to coti­diano se rela­cio­nan en eus­ka­ra, ya que no se les ha prohi­bi­do toda­vía, man­te­nien­do una dig­ni­dad de la que se bene­fi­cia la institución.

Una mues­tra de esta cruel­dad con­tra la cul­tu­ra vas­ca está en todas sus publi­ca­cio­nes. Tan­to en la Guía Gas­tro­nó­mi­ca y Turís­ti­ca Gour­me­tour 2004, edi­ta­da espe­cial­men­te para el ban­co que rega­la­ron en la jun­ta de 2005, como en los catá­lo­gos de las últi­mas expo­si­cio­nes artís­ti­cas orga­ni­za­das por la enti­dad, “Rege­ne­ra­ción y Refor­ma. Espa­ña a comien­zos del siglo XX” en abril 2002 y “Pin­tu­ra Espa­ño­la en la colec­ción BBVA. Del Roman­ti­cis­mo a la Moder­ni­dad”, octu­bre 2003, mos­tra­das en la villa vas­ca son un reci­tal de la pro­vo­ca­ción. Así, en ellos se refie­ren de modo jus­to a A Coru­ña, Ouren­se, Giro­na, Llei­da, Eivis­sa y todas las pobla­cio­nes de esas pro­vin­cias y nacio­na­li­da­des y, en cam­bio, piso­tean con Viz­ca­ya y Gui­púz­coa, Aran­za­zu, Bara­cal­do, Fuen­te­rra­bía, Gue­cho, Gue­ta­ria, Iguel­do, Lucha­na, Oña­te, Pasa­jes, Ver­ga­ra, Zarauz, Zuma­ya. La mis­ma malé­vo­la dis­cri­mi­na­ción hace al men­cio­nar las deno­mi­na­cio­nes ori­gi­na­les y ofi­cia­les de archi­vos, biblio­te­cas, museos, admi­nis­tra­cio­nes públi­cas de don­de pro­ce­den las obras refe­ri­das. No es un error, es una volun­tad pre­me­di­ta­da­men­te per­ver­sa de ter­gi­ver­sar y bur­lar­se de la topo­ni­mia, una rique­za cul­tu­ral de un lugar y en defi­ni­ti­va ofen­der a la len­gua vasca.

En la Jun­ta de hoy si algún accio­nis­ta pre­ten­de hacer una pre­gun­ta en eus­ka­ra, como ya ha suce­di­do hace años, será ade­más de cen­su­ra­do y sil­ba­do, con­mi­na­do a aban­do­nar la sala por los gori­las con­tra­ta­dos y si tie­ne suer­te qui­zá sal­ga sin ser apa­lea­do, lo mis­mo que si cues­tio­na cual será la acti­tud de la enti­dad cuan­do se apro­xi­me la inde­pen­den­cia de Eus­kal Herria. Todo esto por si alguno creía que este ban­co es vasco

Iña­ki Uriarte

[email protected]​euskalnet.​net

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *