Face­book quie­re inva­dir Cuba: El impe­rio cam­bia de tác­ti­ca por Tro­yano-Rebe­lion

No es muy difí­cil de ver que Face­book avan­za en con­ver­tir­se en la base de datos mun­dial, recor­de­mos, en par­te pro­pie­dad de ter­ce­ri­za­das de la CIA y Micro­soft, colo­sos del sta­blish­ment capi­ta­lis­ta mun­dial. «Que­re­mos a los cuba­nos den­tro de Face­book»: Algo así habrán pen­sa­do cuan­do cam­bia­ron sus polí­ti­cas exte­rio­res, qui­tan­do las res­tric­cio­nes, espe­cial­men­te para poder «expor­tar Face­book» y Twit­ter a paí­ses como Cuba, Irán, y Sudán.

Face­book, este medio moderno, se uti­li­za como una arma pro­pia de la inte­li­gen­cia y la gue­rra de cuar­ta gene­ra­ción. Que no vaci­la­rá en ata­car a la sobe­ra­nía y a los enemi­gos del capi­ta­lis­mo mun­dial, los revo­lu­cio­na­rios, socia­lis­tas y las nacio­nes libres, no ali­nea­das.

Aun­que: «El 90 por cien­to de las tele­co­mu­ni­ca­cio­nes del mun­do ocu­rren a tra­vés de cables sub­ma­ri­nos. Cuba, aun cuan­do está rodea­da de ten­di­dos de fibra ópti­ca, depen­de exclu­si­va­men­te del cos­to­so ser­vi­cio sate­li­tal. El gran obs­tácu­lo de Cuba para acce­der a Inter­net no está real­men­te en los ser­vi­cios y pro­gra­mas para nave­gar en la red de redes. Aun­que Goo­gle se pone mal­cria­do con algún que otro ser­vi­cio suyo, Cuba tie­ne acce­so a muchas ofer­tas, por la cre­cien­te alter­na­ti­va de pro­gra­mas de códi­go abier­to y sitios web de libre acce­so.» [1]

Aten­tos con el impe­ria­lis­mo y su cam­bios de tác­ti­cas en Inter­net

Uno de los pri­me­ros pasos para comen­zar esa libe­ra­ción, urge por la mili­tan­cia y el acti­vis­mo hacia la pro­mo­ción de Soft­wa­re Libre y Comu­ni­ta­rio, como la imple­men­ta­ción masi­va y el desa­rro­llo de GNU/​Linux. Creo que es don­de nos encon­tra­mos actual­men­te.

Con­ti­nuan­do esa línea, para la inde­pen­den­cia y la sobe­ra­nía, es vital la NO depen­den­cia de Cor­po­ra­cio­nes más aún cuan­do son par­te del impe­ria­lis­mo. Aler­tar de las con­se­cuen­cias infor­ma­ti­vas y comu­ni­ca­ti­vas para los pue­blos de su depen­den­cia a ser­vi­cios del impe­ria­lis­mo, como Face­book, Twit­ter, Win­dows, Live, y otros que adhie­ren a medi­das de espio­na­je y fal­tan a los dere­chos huma­nos reales que hipó­cri­ta­men­te dice su gobierno defen­der.

La pro­pa­gan­da capi­ta­lis­ta, y la intro­mi­sión de Face­book en los hoga­res y nacio­nes es una tarea fina lle­va­da a cabo indi­rec­ta­men­te por los medios masi­vos como la TV, el correo elec­tró­ni­co SPAM, y el boca a boca. Esta tác­ti­ca va jun­to de la mano de mani­pu­la­ción hacia la sobre­ex­po­si­ción de las per­so­nas, cáma­ras de segu­ri­dad, expo­ner públi­ca­men­te sus con­tac­tos, sus pre­fe­ren­cias; ver­ti­das en una base de datos, uti­li­za­ble por la inte­li­gen­cia del mis­mo sis­te­ma capi­ta­lis­ta y las men­tes más capa­ci­ta­das al ser­vi­cio de defen­der el orden de este mis­mo.

La Repú­bli­ca Boli­va­ria­na de Vene­zue­la jun­to a Cuba, se encuen­tran actual­men­te tra­ba­jan­do en la ins­ta­la­ción de un cable sub­ma­rino para conec­tar a Cuba en una cone­xión de alta velo­ci­dad [2]. Pre­sio­ne­mos los pue­blos de la Patria Gran­de y el mun­do no alie­na­do para que se ter­mi­ne con la depen­den­cia tec­no­ló­gi­ca y comu­ni­ca­ti­va hacia Micro­soft, Face­book, Goo­gle y otras Cor­po­ra­cio­nes des­pia­da­das.

Es por ello que urge la nece­si­dad de que des­de el sec­tor esta­tal se posi­bi­li­te la crea­ción de alter­na­ti­vas de ser­vi­cios para el correo elec­tró­ni­co, con medi­das de segu­ri­dad con­fia­bles y bajo el con­trol comu­ni­ta­rio.

Fuen­tes:

[1]http://​www​.rebe​lion​.org/​n​o​t​i​c​i​a​.​p​h​p​?​i​d​=​1​0​2​0​6​2​&​t​i​t​u​l​a​r​=​a​p​l​a​u​s​o​s​-​o​n​l​i​n​e​-​p​a​r​a​-​e​l​-​d​e​p​a​r​t​a​m​e​n​t​o​-​d​e​l​-​t​e​s​o​ro- [2]http://www.rebelion.org/noticia.php?id=102016&titular=internet-como-herramienta-de-pol%EDtica-exterior-

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *