Detrás de la ven­ta de escá­ne­res el Gobierno de Bush y la CIA

El asun­to de los nue­vos escá­ne­res no sólo está gene­ran­do un deba­te res­pec­to a los ries­gos para la salud y la pri­va­ci­dad de la ciu­da­da­nía. Como suce­die­ra con Donald Rums­feld (secre­ta­rio de Defen­sa con Bush y años antes con Ford) y la ven­ta de Tami­flu tras el des­plie­gue del mar­ke­ting del mie­do rea­li­za­do con la gri­pe A y la aviar, de nue­vo un ex alto car­go del Gobierno de Bush se bene­fi­cia apor­tan­do solu­cio­nes ante las nue­vas ame­na­zas para la segu­ri­dad. En este caso se tra­ta de Michael Cher­toff, secre­ta­rio de Segu­ri­dad Nacio­nal de la últi­ma Admi­nis­tra­ción de Bush. Según el dia­rio The Bos­ton Glo­be, en los aero­puer­tos de EE UU ya fun­cio­nan 150 de estos escá­ne­res cor­po­ra­les. Todos ellos com­pra­dos por unos 25 millo­nes de dóla­res a la empre­sa líder mun­dial en este tipo de apa­ra­tos, Rapis­can Sys­tems. Des­pués del supues­to inten­to de aten­ta­do en Detroit el pasa­do 25 de diciem­bre, se ha pre­vis­to ins­ta­lar 300 más, y todo pare­ce indi­car que Rapis­can tam­bién ven­de­rá bas­tan­tes en el res­to del mun­do si se gene­ra­li­za el uso de los mis­mos. Cada escá­ner cues­ta casi 200.000 euros. Rapis­can es el prin­ci­pal clien­te de Cher­toff Group, la con­sul­to­ra pri­va­da sobre temas de segu­ri­dad fun­da­da por Michael Cher­toff. El equi­po direc­ti­vo de esta ase­so­ría tam­bién inclu­ye a Michael V. Hay­den, ex direc­tor de la CIA y la Agen­cia Nacio­nal de Segu­ri­dad esta­dou­ni­den­se. Pocos días des­pués del inten­to de ata­que, Cher­toff hizo media doce­na de apa­ri­cio­nes en dis­tin­tos medios, ya no sólo para insis­tir en la nece­si­dad de más segu­ri­dad en los aero­puer­tos, sino con el obje­ti­vo de sub­ra­yar que “si se hubie­ran emplea­do los escá­ne­res, se habrían detec­ta­do este tipo de dis­po­si­ti­vos”. “Nos com­pro­me­te­mos a pro­por­cio­nar a nues­tros clien­tes los mejo­res eva­lua­do­res de ries­gos y ser­vi­cios de ges­tión de cri­sis, dise­ña­dos para hacer fren­te a los más acu­cian­tes pro­ble­mas de segu­ri­dad de hoy en día”, escri­be Cher­toff en la web de su empre­sa. En este sitio web tam­bién se cons­ta­ta que Cher­toff Group man­tie­ne una estre­cha alian­za con la fir­ma de rela­cio­nes públi­cas Bur­son-Mars­te­ller, que ha repre­sen­ta­do a varias enti­da­des aso­cia­das con acti­vi­da­des lle­va­das a cabo por la CIA, como Black­wa­ter. Por lo que pare­ce, la rápi­da apa­ri­ción de Cher­toff en los medios ofre­cien­do solu­cio­nes no fue algo espon­tá­neo. Sis­te­mas menos inva­si­vos Algu­nos exper­tos creen que hay sis­te­mas más sim­ples, menos inva­si­vos y más eco­nó­mi­cos que los escá­ne­res. Según la orga­ni­za­ción de defen­sa de los con­su­mi­do­res Flyers­rights, estu­dios rea­li­za­dos por Ken­neth G. Fur­ton, del Ins­ti­tu­to de Inves­ti­ga­cio­nes Foren­ses de la Uni­ver­si­dad de Flo­ri­da, pare­cen demos­trar la fia­bi­li­dad de los perros en la detec­ción de explo­si­vos. El escá­ner cor­po­ral, aun­que pue­de repre­sen­tar el cuer­po des­nu­do de una per­so­na con mucho deta­lle, no pue­de detec­tar los obje­tos ocul­tos en cavi­da­des del cuer­po. Por últi­mo, aun­que el joven dete­ni­do, Abdul Farouk Abdul­mu­ta­llab, era de ori­gen nige­riano, pare­ce ser que per­te­ne­cía a un gru­po de Al Qae­da en Yemen. Una sema­na des­pués del falli­do aten­ta­do, la secre­ta­ria de Esta­do nor­te­ame­ri­ca­na, Hillary Clin­ton, afir­ma­ba que Yemen es “una ame­na­za para la segu­ri­dad mundial”.

Fer­nan­do Montero.

Fuen­te: Desinformémonos

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.