Los ser­vi­cios socia­les. Los dichos y los hechos – Ezker Aber­tza­lea

No hay Dipu­tación Foral que se pre­cie que no dis­pon­ga de un aná­li­sis de situa­ción de los ser­vi­cios socia­les bajo su com­pe­ten­cia, un estu­dio sub­con­tra­ta­do a exper­tos y un mar­co teó­ri­co de refle­xión sobre el futu­ro de los ser­vi­cios. Hay una Ley de Depen­den­cia de carác­ter esta­tal y leyes pro­pias de las comu­ni­da­des autó­no­mas vas­cas.

Pero en reali­dad, leyes, estu­dios y pro­gra­mas de actua­ción que­dan frus­tra­dos ante la incon­gruen­cia de decla­rar dere­chos uni­ver­sa­les y no poner los medios nece­sa­rios para que estos dere­chos se pue­dan ejer­cer.

Se pre­ten­de garan­ti­zar el dere­cho uni­ver­sal al acce­so a los ser­vi­cios socia­les públi­cos pero en reali­dad estos ser­vi­cios no cubren ni el 25% de las nece­si­da­des reales; son ser­vi­cios en gran medi­da pri­va­ti­za­dos y caros en los que el copa­go pue­de lle­gar has­ta el 75% del cos­te y en los que la pre­sen­cia del ser­vi­cio públi­co es neta­men­te insu­fi­cien­te: En la CAPV, tan sólo el 31,4% de las pla­zas resi­den­cia­les, son públi­cas y el 24,5% en Nafa­rroa.

La inver­sión públi­ca en el desa­rro­llo de los ser­vi­cios socia­les está en HEH en torno al 2% del PIB mien­tras en la media euro­pea este por­cen­ta­je ascien­de al 4%. Los sala­rios en el sec­tor pri­va­do, debi­do a la ava­ri­cia empre­sa­rial y la uti­li­za­ción dis­cri­mi­na­to­ria para las muje­res, ron­dan los mil euros netos en los cen­tros resi­den­cia­les y están cla­ra­men­te por deba­jo en los ser­vi­cios de ayu­da a domi­ci­lio etc.

Las con­clu­sio­nes que los “exper­tos” obtie­nen de sus volu­mi­no­sos estu­dios son uti­li­za­das por las admi­nis­tra­cio­nes públi­cas para decir como suce­de con las reco­men­da­cio­nes de la DFG a Eudel que los ser­vi­cios socia­les son defi­ta­rios por­que los sala­rios de las tra­ba­ja­do­ras son dema­sia­do ele­va­dos y los ser­vi­cios son cos­to­sos. Para este tipo de refle­xio­nes no se nece­si­ta gas­tar dine­ro públi­co para con­tra­tar exper­tos aje­nos.

La uni­ver­sa­li­dad de los ser­vi­cios cuyo ele­men­to fun­da­men­tal es la gra­tui­dad no deja de ser un “deside­ra­tun” pro­pa­gan­dís­ti­co que que­da bien en la decla­ra­ción de las leyes y los decre­tos pero que no tie­nen nada que ver con la reali­dad. El desa­rro­llo de las nor­ma­ti­vas en vigor y de los ser­vi­cios socia­les que regu­lan se rea­li­zan en fun­ción de las dis­po­ni­bi­li­da­des pre­su­pues­ta­rias, dis­po­ni­bi­li­da­des que como hemos vis­to supo­nen la mitad de los recur­sos dedi­ca­dos por la media de los paí­ses euro­peos y que en épo­cas de nece­si­da­des cre­cien­tes como las actua­les resul­tan radi­cal­men­te insu­fi­cien­tes.

El día 8 de Mar­zo, se reali­zó la últi­ma jor­na­da de huel­ga en Biz­kaia orga­ni­za­da por los sin­di­ca­tos para exi­gir ser­vi­cios socia­les públi­cos de cali­dad y mejo­ra sus­tan­cial de las con­di­cio­nes de tra­ba­jo. Hoy los ser­vi­cios socia­les se man­tie­nen gra­cias al tra­ba­jo mal paga­do de las tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res y el cos­te de los ser­vi­cios paga­dos por los usua­rios. Los úni­cos que se bene­fi­cian de esta situa­ción son las empre­sas pri­va­das con áni­mo de lucro que hacen nego­cio a cos­ta del dine­ro públi­co, la mala cali­dad del ser­vi­cio y los bajos sala­rios.

Al menos aquí CCOO y UGT se suma­ron a la huel­ga aun­que en Nava­rra han fir­ma­do un pac­to ver­gon­zo­so con el Gobierno y la CEN para seguir pri­va­ti­zan­do las nece­si­da­des de aten­ción y per­pe­tuar las malas con­di­cio­nes de tra­ba­jo de las tra­ba­ja­do­ras de los ser­vi­cios.

Pero esta no es sólo una pelea de las tra­ba­ja­do­ras de los ser­vi­cios y ni siquie­ra sin­di­cal, esta, debe­ría ser una prio­ri­dad del con­jun­to de la socie­dad vas­ca con el obje­ti­vo de con­se­guir que aque­llas per­so­nas en situa­cio­nes de nece­si­dad pue­dan dis­po­ner de unas con­di­cio­nes de vida dig­nas; así como recla­ma­mos una sani­dad públi­ca gra­tui­ta y uni­ver­sal y unas pen­sio­nes dig­nas.

Hemos repe­ti­do has­ta la sacie­dad, aun­que pare­ce que pre­di­ca­mos en el desier­to, que dine­ro hay, que hay mucho dine­ro meti­do en los, paraí­sos fis­ca­les, fon­dos de inver­sión, y en la espe­cu­la­ción finan­cie­ra que elu­den impues­tos; que hay una frau­de fis­cal del 25% del PIB y una polí­ti­ca fis­cal injus­ta y regre­si­va.

Por ello la lucha por unos ser­vi­cios socia­les públi­cos uni­ver­sa­les y de cali­dad es una deman­da para cam­biar de raiz la actual polí­ti­ca eco­nó­mi­ca: Si se hubie­ra inver­ti­do en ser­vi­cios socia­les públi­cos la déci­ma par­te del dine­ro entre­ga­do por los gobier­nos para engor­dar las cuen­tas de los ban­que­ros, se habrían crea­do miles de nue­vos pues­tos de tra­ba­jo y se hubie­ra rea­li­za­do el aco­ple impres­cin­di­ble entre la ofer­ta y deman­da de ser­vi­cios socia­les públi­cos de cali­dad. El dine­ro públi­co esta­ría mucho mejor emplea­do.

Hay dine­ro y hay alter­na­ti­vas que pasan por el impul­so al empleo de cali­dad para mejo­rar las actua­les y futu­ras con­di­cio­nes de vida de las tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res, la crea­ción de una red públi­ca de ser­vi­cios socia­les públi­cos paga­dos por los pre­su­pues­tos públi­cos y una garan­tía de ingre­sos para cuan­tas per­so­nas no pue­den acce­der al empleo o a unas pen­sio­nes dig­nas.

Estas son las polí­ti­cas de deman­da que hay que acti­var para rom­per una cri­sis eco­nó­mi­ca que se está cro­ni­fi­can­do para bene­fi­cio exclu­si­vo de los que mas tie­nen. La pelea por unos ser­vi­cios socia­les públi­cos de cali­dad y por la mejo­ra sus­tan­cial de las con­di­cio­nes de tra­ba­jo va a con­ti­nuar, tan­to en Biz­kaia, como en Gipuz­koa, Ara­ba y Nafa­rroa, por­que es una pelea con futu­ro que nos intere­sa a todas y a todos. Impli­ca­te y par­ti­ci­pa, ¡esta pelea la vamos a ganar!.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *