La dere­cha espa­ño­la ten­drá que acos­tum­brar­se a que hable­mos de Cuba con liber­tad, por Rebe­lión

La sen­sa­ción entre la gen­te de izquier­da es que a Gui­ller­mo Tole­do muchos de sus com­pa­ñe­ros de pro­fe­sión le habían deja­do solo. Su pro­pia aso­cia­ción de acto­res y el pro­gra­ma El Inter­me­dio se des­mar­ca­ron rápi­da y cobar­de­men­te. Sólo algu­nas voces de la cul­tu­ra han teni­do la ente­re­za de mos­trar su apo­yo y soli­da­ri­dad con el actor que tuvo la osa­día de decir públi­ca­men­te lo que pien­sa de la Revo­lu­ción Cuba­na.

Cuan­do ya pare­cía que la dere­cha se esta­ba olvi­dan­do del actor espa­ñol, Miguel Bosé ha sali­do en su defen­sa y en la del dere­cho del pue­blo cubano a dise­ñar su pro­pia demo­cra­cia. En la pre­sen­ta­ción de su dis­co, Bosé, fue pre­gun­ta­do por la polé­mi­ca pro­ta­go­ni­za­da, invo­lun­ta­ria­men­te, por Willy Tole­do, mani­fes­tan­do: “En Cuba siem­pre ha pasa­do de todo, y no se sabe cuán­to hay de ver­dad y cuán­to no. Si se habla de repre­sión, en todos los paí­ses ocu­rre. Mira en Valen­cia, el caso Gür­tel, o lo de la expo­si­ción de foto­gra­fías. Si eso no es repre­sión…”.

De nue­vo la dere­cha, la mis­ma que jus­ti­fi­ca y ocul­ta el geno­ci­dio fran­quis­ta, se ha lan­za­do con­tra el can­tan­te. Espe­ran­za Agui­rre, en la cade­na Cope ha pedi­do que se des­ca­li­fi­que a Miguel Bosé. La pre­si­den­ta muy alte­ra­da, al no enten­der cómo hay per­so­nas que per­te­ne­cien­do a una cla­se social alta se mues­tran soli­da­rias con los más des­fa­vo­re­ci­dos, decla­ró segui­da­men­te: “Él ade­más, que ha teni­do todas las posi­bi­li­da­des del mun­do sien­do hijo de Luis Miguel Domin­guín y de Lucía Bosé”. Lo que demues­tra que las decla­ra­cio­nes de Miguel Bosé le han doli­do doble­men­te, pri­me­ro por sus reper­cu­sio­nes polí­ti­cas, y segun­do por­que se tra­ta de una trai­ción de cla­se.

Otra reac­ción intere­san­te ha sido la del Vice­pre­si­den­te de la Gene­ra­li­tat Valen­cia­na,  Vicen­te Ram­bla, quien “ha exi­gi­do” al can­tan­te Miguel Bosé que “rec­ti­fi­que” sus mani­fes­ta­cio­nessobre la cen­su­ra de las foto­gra­fías perio­dís­ti­cas y neu­tras de la expo­si­ción “Frag­ments d’un any“, ya que, a su jui­cio, cons­ti­tu­yen un “des­pro­pó­si­to y un des­pre­cio hacia todos los valen­cia­nos”. En este caso Vicen­te Ram­bla se ha arro­pa­do en la ban­de­ra bla­ve­ra y no recuer­da que tan valen­cia­nos son los cen­so­res como los perio­dis­tas que expo­nían sus fotos. Tam­bién debe­ría capear el tem­po­ral con más deli­ca­de­za, ya que si se tra­ta de dar lec­cio­nes de demo­cra­cia y de liber­tad de expre­sión, no pare­ce que la Comu­ni­dad Valen­cia­na sea ejem­plo de nada, ni por la reti­ra­da de las foto­gra­fías ni por la polí­ti­ca infor­ma­ti­va de Canal Nou, en la cual la opo­si­ción al Par­ti­do Popu­lar no tie­ne nin­gún espa­cio.

Por últi­mo, en los medios de la ultra­de­re­cha ya ha comen­za­do el carru­sel de insul­tos al can­tan­te. Si a Willy Tole­do le lle­ga­ron a acu­sar de algo tan gra­ve como “tener­la peque­ña”, a Miguel Bosé ya le han dedi­ca­do fra­ses tan inge­nio­sas como que lo que ha dicho es “una apo­lo­gía del ase­si­na­to”, que tie­ne “una espe­cie de cere­bro de mos­qui­to” y que se “se ha pues­to pelo y se ha toca­do una neu­ro­na”.

Bosé siem­pre ha sido dis­cre­to en mate­ria polí­ti­ca, apo­yó la reelec­ción de Zapa­te­ro y ha sido orga­ni­za­dor de los “Con­cier­tos para la Paz” en Colom­bia y Cuba. No es nin­gún “peli­gro­so radi­cal”. Ade­más, Miguel Bosé es cono­ce­dor direc­to de toda Amé­ri­ca lati­na y Espa­ña, por lo que si se atre­ve a rea­li­zar estas com­pa­ra­cio­nes, algún logro habrá con­se­gui­do la Revo­lu­ción Cuba­na para que, más allá de todos los tópi­cos y luga­res comu­nes, muchos de los que cono­ce­mos aque­lla isla defen­da­mos su revo­lu­ción, a pesar de todos sus erro­res y limi­ta­cio­nes.

Lo que sería alta­men­te desea­ble para la liber­tad de expre­sión den­tro del régi­men espa­ñol es que algún otro artis­ta, escri­tor o can­tan­te salie­ra en defen­sa, aho­ra, de Miguel Bosé, para que la dere­cha se vaya acos­tum­bran­do a escu­char­nos y noso­tros a expre­sar libre­men­te nues­tras opi­nio­nes sobre Cuba.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *