«¿Qué le diría a un joven que no quie­re estu­diar?» por Iña­ki Iriondo

El lehen­da­ka­ri se some­tió ayer por Inter­net a una bate­ría de pre­gun­tas de la ciu­da­da­nía, en un hora­rio ‑de doce a una del medio­día- para para­dos, jubi­la­dos y emplea­dos con pocas ganas de tra­ba­jar y un orde­na­dor a mano.

El cues­tio­na­rio fue exten­so y varia­do, y Patxi López tuvo la opor­tu­ni­dad de repa­sar los pun­tos más comu­nes de la polí­ti­ca vas­ca y de dar cuen­ta de algu­nas afi­cio­nes per­so­na­les, como las refe­ri­das a la música.

Y entre tan­ta pre­gun­ta hubo una que no se sabe si res­pon­día a la inge­nui­dad más naíf o escon­día la mal­dad pro­pia de mil demo­nios. «¿Qué le diría a un joven que no quie­re estu­diar?», le inqui­rió alguien que enten­dí que fir­ma­ba como Iha­rra. Y uno de los mil demo­nios, cono­ce­dor de la bio­gra­fía de López, sal­tó de inme­dia­to: «Que pue­de lle­gar a ser lehendakari».

No fue esa, evi­den­te­men­te, la res­pues­ta que dio Patxi López, quien afir­mó que «la for­ma­ción es cla­ve para el futu­ro de cual­quier per­so­na». Y lo ilus­tró con «un dato muy recien­te. El 70% de las per­so­nas que han per­di­do el empleo en este tiem­po de cri­sis tenía una for­ma­ción de nivel bajo o muy bajo». Aña­dió que «la for­ma­ción y la edu­ca­ción es una for­ma, tam­bién, de con­ver­tir­se en ciu­da­dano y una herra­mien­ta bási­ca para la igual­dad social y para el futu­ro de un país. En Eus­ka­di ‑con­clu­yó- nece­si­ta­mos jóve­nes pre­pa­ra­dos no sólo en asun­tos sec­to­ria­les y for­ma­ción pro­fe­sio­nal, sino tam­bién en valores».

La rela­ción con el pp

Su acuer­do con el PP es uno de los aspec­tos que sigue gene­ran­do con­tro­ver­sia. Ayer se sus­ci­tó de varias mane­ras. Hubo quien le pre­gun­tó por su afir­ma­ción de que no pac­ta­ría con el PP y otros sobre «cómo se gobier­na con quien el domin­go en las mani­fes­ta­cio­nes con­tra el abor­do lla­ma­ban ase­sino al PSOE». El lehen­da­ka­ri repi­tió lo de que su gobierno es mono­co­lor, del PSE, y que el acuer­do sus­cri­to con el PP es de «bases demo­crá­ti­cas» y podía fir­mar­lo cual­quier par­ti­do. Des­pués, apun­tó que fue­ra de lo pac­ta­do, en otras cues­tio­nes como la refe­ri­da del abor­to, en el que el PP tie­ne «plan­tea­mien­tos con­ser­va­do­res o ultra­con­ser­va­do­res», les sepa­ra un abis­mo. Y ase­gu­ró que su Eje­cu­ti­vo «no per­de­rá ni una sola de sus señas de iden­ti­dad en ese pacto».

Los resul­ta­dos del últi­mo Eus­ko­ba­ró­me­tro tam­bién salie­ron en la hora de entre­vis­ta, con alguien que pre­gun­ta­ba si «la socie­dad se equi­vo­ca o es inma­du­ra». Res­pon­dió López que la ciu­da­da­nía «no se equi­vo­ca al votar», pero que aque­llo era «una encues­ta» que, en su opi­nión, «ya está supe­ra­da por la reali­dad». Atri­bu­yó los malos datos del son­deo a cier­tos pre­jui­cios y apun­tó que «el tiem­po ha demos­tra­do» que su Gobierno no prac­ti­ca el frentismo.

Hubo dos pre­gun­tas sobre el poder. Una sobre la limi­ta­ción de man­da­tos y otra sobre si no que­rría tener más pre­si­dien­do un esta­do inde­pen­dien­te. El lehen­da­ka­ri dijo no tener inten­cio­nes de «per­pe­tuar­se en el poder», pero tam­po­co pare­ce par­ti­da­rio de las limi­ta­cio­nes lega­les, y mos­tró su dis­gus­to por­que Bache­let y Lula no pudie­ran aspi­rar a otra legis­la­tu­ra. En cuan­to a la inde­pen­den­cia, res­pon­dió que la CAV tie­ne el mayor nivel de auto­go­bierno y que el 90% de lo que afec­ta al ciu­da­dano se deci­de en las ins­ti­tu­cio­nes vas­cas. «Cuan­do se está hablan­do de la cesión de sobe­ra­nía a Euro­pa, no pode­mos jugar a dar pasos atrás. Estoy bas­tan­te satis­fe­cho del repar­to actual».

«La ertzain­tza no tortura»

En lo refe­ren­te a la lucha con­tra ETA y las ile­ga­li­za­cio­nes, Patxi López no se salió del guión habi­tual y que en estos últi­mos días ha esta­do repi­tien­do en actos u otras entrevistas.

Sí hubo una pre­gun­ta que no fue por don­de sue­le estar acos­tum­bra­do el lehen­da­ka­ri. «¿Qué medi­das uti­li­za la Ertzain­tza para que no se pue­dan pro­du­cir tor­tu­ras en sus comi­sa­rías?». Patxi López res­pon­dió que «todas las que están en nues­tras manos, y le garan­ti­zo que en las comi­sa­rías de la Ertzain­tza no se pro­du­ce nin­gu­na tor­tu­ra. De hecho, todos los inte­rro­ga­to­rios, todos los pasi­llos de las comi­sa­rías, tie­nen cáma­ras en las que se gra­ba abso­lu­ta­men­te todo».

El lehen­da­ka­ri se com­pro­me­tió a repe­tir expe­rien­cias cada tres o cua­tro meses si la agen­da «cana­lla» se lo per­mi­te y a hablar con sol­tu­ra en eus­ka­ra antes de aca­bar la legislatura.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.