El FBI otor­ga licen­cias para “tirar a matar” por Cuba­de­ba­te

La segu­ri­dad públi­ca o segu­ri­dad nacio­nal se trans­for­ma poco a poco en los Esta­dos Uni­dos en un nego­cio más, don­de las fuer­zas del orden esta­ta­les tra­ba­jan y obe­de­cen a una lógi­ca de empre­sa comer­cial, reclu­tan­do infor­ma­do­do­res a suel­do pro­ve­nien­tes de la indus­tria pri­va­da de segu­ri­dad.

Más de 23.000 repre­sen­tan­tes de la indus­tria pri­va­da tra­ba­jan silen­cio­sa­men­te con el FBI y el Depar­ta­men­to de Segu­ri­dad Nacio­nal (DHS, en inglés) para reco­lec­tar y pro­por­cio­nar infor­ma­ción sobre sus com­pa­trio­tas esta­dou­ni­den­ses.

A su vez, los miem­bros de este gru­po que cre­ce con rapi­dez, lla­ma­do InfraGard1, reci­ben adver­ten­cias secre­tas de ame­na­zas terro­ris­tas antes que el públi­co y, a veces, antes que cier­tos fun­cio­na­rios. «Hay prue­bas de que Infra­Gard pue­de estar más cer­ca de un ‘Pro­gra­ma Cor­po­ra­ti­vo de Con­cien­cia­ción Total de la Infor­ma­ción’ (TIPS, en inglés) que con­ver­ti­ría a las cor­po­ra­cio­nes del sec­tor pri­va­do ‑algu­nas de las cua­les pue­den obser­var las acti­vi­da­des de millo­nes de clien­tes indi­vi­dua­les- en ojos y oídos sus­ti­tu­tos del FBI», según un infor­me de la Unión Ame­ri­ca­na de Liber­ta­des Civi­les (ACLU, en inglés) titu­la­do “«Com­ple­jo indus­trial de vigi­lan­cia: Cómo el gobierno esta­dou­ni­den­se reclu­ta nego­cios e indi­vi­duos en la cons­truc­ción de una socie­dad de vigi­lan­cia».

Infra­Gard, con miem­bros de 350 com­pa­ñías de For­tu­ne 5002, comen­zó en Cle­ve­land en 1996, cuan­do el sec­tor pri­va­do local coope­ró con el FBI para inves­ti­gar las ciber-ame­na­zas. «Enton­ces, el FBI lo repro­du­jo», seña­la Phy­llis Sch­neck, pre­si­den­te de la jun­ta direc­ti­va de la Alian­za Nacio­nal de Miem­bros de Infra­Gard, y prin­ci­pal motor del cre­ci­mien­to de Infra­Gard duran­te los últi­mos años.

El direc­tor del FBI, Rober­to Mue­ller, pro­nun­ció un dis­cur­so en una con­ven­ción de Infra­Gard el 9 de agos­to de 2005. «Has­ta la fecha, hay más de 11.000 miem­bros de InfraGard»…desde nues­tra pers­pec­ti­va, suman 11.000 contactos,…11.000 socios en nues­tra misión de pro­te­ger a EEUU”. Lue­go agre­gó: « los que se encuen­tran en el sec­tor pri­va­do cons­ti­tu­yen la pri­me­ra línea de defen­sa».

El 9 de mayo de 2007, Geor­ge Bush pro­cla­mó la Direc­ti­va Pre­si­den­cial Nº 51 de Segu­ri­dad Nacio­nal titu­la­da «Polí­ti­ca de Con­ti­nui­dad Nacio­nal». En ella, ins­tru­yó al Secre­ta­rio de Segu­ri­dad de la Patria para coor­di­nar con los «due­ños del sec­tor pri­va­do y com­pa­ñías de infra­es­truc­tu­ra de impor­tan­cia fun­da­men­tal, según corres­pon­da, con el fin de ase­gu­rar la entre­ga de ser­vi­cios esen­cia­les duran­te una emer­gen­cia.»

«Ellos están muy liga­dos a nues­tra capa­ci­dad de pre­pa­ra­ción», apun­ta Amy Kud­wa, voce­ra del DHS. «Pro­por­cio­na­mos ora­do­res, así como pre­sen­ta­cio­nes con­jun­tas [con el FBI]. Tam­bién entre­na­mos jun­to con ellos y han par­ti­ci­pa­do (a veces cien­tos cada vez) en ejer­ci­cios nacio­na­les de pre­pa­ra­ción.»

Según varios miem­bros entre­vis­ta­dos, un bene­fi­cio adi­cio­nal de ser de miem­bro de Infra­Gard es el per­mi­so de tirar a matar en caso de ley mar­cial, sin mie­do a accio­nes judi­cia­les.

«Tene­mos muy fácil acce­so a infor­ma­ción segu­ra que sólo lle­ga a los miem­bros de Infra­Gard», expli­ca Sch­neck. «Si usted tuvie­ra que lla­mar al 1−800− FBI, pro­ba­ble­men­te no se moles­ta­ría en hacer­lo», dijo la diri­gen­te. «Pero si usted cono­ció a Joe duran­te la reu­nión local que tuvo con él y se comie­ron una ros­qui­lla, pue­de ser que usted lla­me, bien para dar­la o para obte­ner­la [infor­ma­ción]. Que­re­mos que todos ten­gan un peque­ño libro negro.»

Jay Stan­ley, direc­tor de edu­ca­ción públi­ca del pro­gra­ma de liber­tad y tec­no­lo­gía de ACLU, advir­tió: «El FBI no debe crear una cla­se pri­vi­le­gia­da de esta­dou­ni­den­ses que reci­ben tra­ta­mien­to espe­cial. No exis­te una «cla­se comer­cial» en el cum­pli­mien­to de la ley. Si exis­te infor­ma­ción que el FBI pue­de com­par­tir con 22.000 peces gor­dos cor­po­ra­ti­vos, ¿por qué razón no la com­par­te con el públi­co?, que es jus­to con quién se supo­ne que debe man­te­ner una ver­da­de­ra rela­ción espe­cial.

El secre­to no es un rega­lo de fies­ta para dár­se­lo sólo a los ami­gos… Esto guar­da un inquie­tan­te pare­ci­do con el repar­to de “cosas ricas para comer” a las cor­po­ra­cio­nes por par­te del FBI en pago por incor­po­rar­los a su maqui­na­ria nacio­nal de vigi­lan­cia».

Infra­Gard no es de fácil acce­so para el públi­co en gene­ral. Sus comu­ni­ca­cio­nes con el FBI y el DHS están fue­ra del alcan­ce de la Ley de Liber­tad de la Infor­ma­ción bajo la exen­ción de “secre­tos comer­cia­les”, y cual­quier con­ver­sa­ción con el públi­co o con los medios se debe ensa­yar cui­da­do­sa­men­te, según su sitio Web.
Actua­li­za­ción de Matt Roths­child

The Pro­gres­si­ve emi­tió un comu­ni­ca­do de pren­sa sobre la his­to­ria de Infra­Gard y he sido entre­vis­ta­do por Air Ame­ri­ca, Demo­cracy Now! y muchos otros pro­gra­mas de radios alter­na­ti­vas. Pero los prin­ci­pa­les medios de infor­ma­ción han igno­ra­do esta his­to­ria, con excep­ción de un infor­me de un peque­ño ser­vi­cio por cable, aun­que el FBI no lo ha igno­ra­do.

El 15 de febre­ro, el FBI emi­tió un comu­ni­ca­do de pren­sa denun­cian­do nues­tro artícu­lo. «Las afir­ma­cio­nes del artícu­lo son cla­ra­men­te fal­sas», dijo Shawn Henry, Direc­tor Adjun­to de la Divi­sión Ciber­né­ti­ca del FBI.

«Los miem­bros de Infra­Gard no tie­nen nin­gún poder extra­or­di­na­rio, ni un mayor dere­cho de ‘dis­pa­rar a matar’ com­pa­ra­dos con otros civi­les.»

« ¿Un mayor dere­cho ?» ¿Es ése el len­gua­je apro­pia­do? Me recor­dó una cita en mi artícu­lo de Curt Hau­gen, Direc­tor Eje­cu­ti­vo del S’Curo Group y miem­bro orgu­llo­so de Infra­Gard.
Cuan­do le pre­gun­té si los agen­tes del FBI o de Segu­ri­dad de la Patria le habían dicho a los miem­bros de Infra­Gard que podían uti­li­zar a dis­cre­ción la fuer­za mor­tal en una emer­gen­cia, res­pon­dió: «No pue­do comen­tar mucho sobre esto, pero como indi­vi­duo, usted tie­ne dere­cho a uti­li­zar la fuer­za si se sien­te ame­na­za­do.»

Obsér­ve­se que el FBI no negó si les dijo a los miem­bros de Infra­Gard que podían «tirar a matar.» Todo lo que dijo Henry fue que los miem­bros de Infra­Gard «no tie­nen un mayor dere­cho». Eso no exac­ta­men­te hace un agu­je­ro en mi artícu­lo.

El FBI pare­cía moles­to por­que no di bas­tan­te infor­ma­ción acer­ca de la reu­nión en la que par­ti­ci­pó el denun­cian­te. «Des­afor­tu­na­da­men­te, el autor del artícu­lo de Pro­gres­si­ve rehu­só inclu­so iden­ti­fi­car cuán­do o dón­de tuvo lugar la pre­ten­di­da «peque­ña reu­nión» en que se dis­cu­tie­ron temas de la ley mar­cial», dijo el comu­ni­ca­do de pren­sa de Henry. «Si con­se­gui­mos esa infor­ma­ción, el FBI con segu­ri­dad le dará segui­mien­to y acla­ra­rá cual­quier malen­ten­di­do posi­ble.»

La razón por la que no iden­ti­fi­qué dón­de o cuán­do ocu­rrió la reu­nión es obvia: No qui­se reve­lar nada que pudie­ra expo­ner a mi fuen­te.

Casual­men­te, el comu­ni­ca­do de pren­sa omi­te men­cio­nar que reci­bí con­fir­ma­ción sobre las dis­cu­sio­nes acer­ca de la “fuer­za letal” de otro miem­bro de Infra­Gard, a quien sí nom­bré. Man­ten­go cada una de las pala­bras de mi artícu­lo, e invi­to al Con­gre­so a inves­ti­gar a Infra­Gard y a exa­mi­nar los pla­nes que el FBI pue­da tener de reser­va para épo­cas de emer­gen­cia, no sólo para Infra­Gard sino para todos noso­tros.

Una nota final: Des­de que apa­re­ció el artícu­lo, he reci­bi­do varias pis­tas nue­vas, inclu­yen­do una que con­fir­ma que le han dado «pode­res leta­les» a una com­pa­ñía pri­va­da.

Notas:

1. Infra­Gard es el fru­to de una cola­bo­ra­ción entre los sec­to­res públi­co y pri­va­do, en este caso, entre el FBI, una depen­den­cia esta­tal de segu­ri­dad, y sec­to­res comer­cia­les pri­va­dos que le brin­dan tec­no­lo­gía y pro­gra­mas infor­má­ti­cos.

2. For­tu­ne 500 es la lis­ta de las 500 empre­sas comer­cia­les más impor­tan­tes en los EEUU y las que tie­nen los mayo­res ingre­sos o ganan­cias.

Fuen­te:

The Pro­gres­si­ve, February 7, 2008.
Títu­lo: “Exclu­si­ve! The FBI Depu­ti­zes Busi­ness”.

Autor: Matthew Roths­child.
Estu­dian­tes inves­ti­ga­do­res: Chris Arma­nino y Sarah Mad­dox.
Eva­lua­dor aca­dé­mi­co: Josh Mei­sel, Ph.D.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *