Terre­mo­to en Chi­le: dolor de la gen­te de la tie­rra por Vic­to­ria Aldu­na­te Mora­les

Cuan­do tan­tas per­so­nas, abier­ta o sola­pa­da­men­te, ras­gan ves­ti­du­ras por­que “los pobres” no son como ellas espe­ran que sean, por­que saquean como la “gen­te decen­te jamás haría”… por­que no tie­nen “valo­res”, por­que los pobres y las empo­bre­ci­das deben seguir un mode­lo de pobre­za com­pla­cien­te con quie­nes les juz­gan…

…Bueno en momen­tos como estos, pri­sio­ne­ros polí­ti­cos mapu­che, encar­ce­la­dos por el gobierno con­cer­ta­cio­nis­ta de Bache­let, cali­fi­ca­dos por la con­cer­ta­ción de “delin­cuen­tes” por no res­pon­der a su polí­ti­ca win­ka, en la cár­cel de Angol y jun­to a comu­ni­da­des mapu­che de Temu­cui­cui –Autónoma‑, agru­pa­das en el Par­la­men­to de Comu­ni­da­des Autó­no­mas de Málle­lo y la Comu­ni­dad de Ran­quil­co, esta­rán rea­li­zan­do un Gui­llai­ma­wun, es decir, una roga­ti­va a la mapu para cal­mar su dolor y por ende el dolor de la gen­te*.

“Mala hier­ba”

Por­que somos gen­te de la tie­rra, de la mapu. Ni sures ni nor­tes, ni fron­te­ras ni patrias. Y el dolor no es cues­tión de pasa­por­tes ni terri­to­rios. Jus­ta­men­te por eso los pue­blos de Boli­via hacen una cam­pa­ña lla­ma­da “Chi­le y Hai­tí nece­si­tan de ti”, aun­que este pue­blo hoy enfren­ta tam­bién algu­nas catás­tro­fes, inun­da­cio­nes, cien­tos de her­ma­nos y her­ma­nas dam­ni­fi­ca­das.

Y es que la pacha­ma­ma –la mapu- sí está ira­cun­da. Y tam­bién es cier­to que razo­nes le sobran. La tie­rra está viva y no es que sea un Dios cas­ti­ga­dor. Cla­ro está que quie­nes tie­nen esa cul­tu­ra cató­li­ca meti­da en el cuer­po, ‑por más que renie­guen- leen “cas­ti­gos” por doquier, pro­ba­ble­men­te por­que no pue­den ver des­de otro lado… o no quie­ren… ¡vaya a saber una, qué les pasa­rá! La cues­tión es que la tie­rra es un ser, y somos de ella, no ella de noso­tras.

Es como la kiwi­cha –ama­ran­to- a la soya. La des­tru­ye. Y no sólo los agri­cul­to­res nor­te­ame­ri­ca­nos –que tam­bién son gen­te- sufren las con­se­cuen­cias. No sólo los que tiran her­bi­ci­das o los que pro­du­cen trans­gé­ni­cos, tam­bién bas­tan­tes per­so­nas que viven del comer­cio de la soya. Pero la kiwi­cha es “mala hier­ba”, no deja vivir a la soya. Eso es pacha­ma­ma, mapu, ira­cun­da. El cli­ma cam­bia, el eje de la tie­rra se mue­ve, los días se acor­tan… Dañan a la mapu y le due­le, y se resis­te y se rebe­la –como noso­tras- y noso­tras en ella. Me gus­tan las “malas hier­bas”, siem­pre he esta­do de su lado.

El saqueo de los enri­que­ci­dos

Como en la épo­ca de la dic­ta­du­ra, escu­cha­mos la radio para saber… En la oscu­ri­dad, con una radio a pilas logra­mos saber algo de lo que pasa, me cuen­ta una com­pa­ñe­ra. A la radio lla­ma la gen­te que logra comu­ni­ca­ción, y las radios, algu­nas con sus equi­pos de emer­gen­cia, hacen una labor que no habían teni­do opor­tu­ni­dad de repe­tir des­de antes del Inter­net. La radio, nue­va­men­te, de ver­dad, no sólo acom­pa­ña, si no que ha sido el sos­te­ni­mien­to para muchas y muchas. Eso dicen quie­nes lla­man por telé­fono en direc­to.

Cons­truc­cio­nes y pre­gun­tas

Miér­co­les 2 de mar­zo de 2010:

  • La Aso­cia­ción de Con­su­mi­do­res de Chi­le denun­cia daños estruc­tu­ra­les serios en edi­fi­cios nue­vos. Pare­des de car­tón, fie­rros bra­si­le­ros que no sos­tie­nen los sub­te­rrá­neos por­que no son anti­sís­mi­cos, y en vez de muros, algo pare­ci­do a cás­ca­ras. Son vivien­das com­pra­das con prés­ta­mos hipo­te­ca­rios. Exi­gen para­li­zar los cobros de los divi­den­dos (Radio Coope­ra­ti­va).
  • Hay que hacer estu­dios, dicen por­que en Ñuñoa –San­tia­go- edi­fi­cios de 3 años de cons­truc­ción tie­nen grie­tas trans­ver­sa­les y ver­ti­ca­les. Los tabi­ques divi­so­rios daña­dos, dicen, es lo espe­ra­ble, pero no ‑como ha pasa­do- en vigas ver­ti­ca­les por­que impli­ca un daño estruc­tu­ral. Tam­bién hay daños estruc­tu­ra­les en puen­te Río Guai­qui­llo, entre Tal­ca y Curi­có. ¿Qué fis­ca­li­za­cio­nes muni­ci­pa­les se hicie­ron en estos casos? (Radio Agri­cul­tu­ra)
  • Con­cep­ción, el Edi­fi­cio Alto Río sufrió serios daños estruc­tu­ra­les, cayó… ¿Los cal­cu­lis­tas cum­plie­ron con la nor­ma? 17 edi­fi­cios más per­ma­ne­cen con diver­sos daños, tam­bién hay 500 mil vivien­das afec­ta­das. Lo que la nor­ma de cons­truc­ción exi­ge es que aun­que las cons­truc­cio­nes pre­sen­ten daños –obvia­men­te- evi­ten el colap­so. El caso del edi­fi­cio Alto Río, no es ese. El caso debe­ría ir a la jus­ti­cia cri­mi­nal (Radios Coope­ra­ti­va, Agri­cul­tu­ra, Bío Bío).

Los tra­pos sucios: ¿Lavar­los en casa?

Con­cep­ción, la gen­te habla en direc­to a las radios: “Dicen que andan ban­das ata­can­do pobla­cio­nes, pero han sido fal­sas alar­mas, hay psi­co­sis acá, nos pasa­mos la noche en vela espe­ran­do que ven­gan los delin­cuen­tes… no vie­nen”.

Tal­ca, 186 cadá­ve­res encon­tra­dos por bom­be­ros en la loca­li­dad cos­te­ra de Polle­ru­ca. Hay emer­gen­cia sani­ta­ria, pozos sép­ti­cos reven­ta­ron y hay muchos ani­ma­les y aves domés­ti­cas muer­tas, mucha caca tam­bién repar­ti­da por las calles loca­les.

Tal­cahuano, la gen­te pide agua y denun­cia “la nula pre­sen­cia de auto­ri­da­des”. Elia­na Con­tre­ras, diri­gen­ta que se pre­sen­ta como espo­sa de pes­ca­dor, dice: “Al alcal­de lo cono­ce­mos por el puro nom­bre. Lle­gan los medios euro­peos, pero la ayu­da de acá, del mis­mo país, No”.

El repor­te­ro rela­ta: “La gen­te recla­ma a medios extran­je­ros en direc­to y dice cosas irre­pe­ti­bles sobre la auto­ri­dad y el gobierno. ¡Inclu­so se acer­ca­ron a un medio peruano y habla­ron muy mal de Chile!”…El perio­dis­ta se mues­tra muy preo­cu­pa­do de la ima­gen de Chi­le en el mun­do (Radio Coope­ra­ti­va)… Cuan­do le oigo logro com­pren­der un poco de lo que tal vez les suce­da a quie­nes recla­man que denun­ciar no es “ayu­dar”, no es “apor­tar”, no es “crí­ti­ca cons­truc­ti­va”. Los tra­pos sucios se lavan en casa, hemos escu­cha­do tan­tas veces decir en $hile cuan­do hemos que­ri­do denun­ciar a quien nos pegó una cache­ta­da… Hoy, lue­go de un cata­clis­mo en que un auto­nom­bra­do jaguar lati­no­ame­ri­cano –neo­li­be­ral- no logra pro­te­ger a la tie­rra y a su gen­te, lo mis­mo…

No hubo heli­cóp­te­ro para Bache­let

La y el perio­dis­ta de radio Coope­ra­ti­va que entre­vis­tan a Bache­let el día miér­co­les 2, le lan­zan direc­ta­men­te: “Se ha sabi­do que no había heli­cóp­te­ro para usted la madru­ga­da del terre­mo­to. Que usted lla­ma­ba y lla­ma­ba al pilo­to y nada”. La pre­si­den­ta eva­de la pre­gun­taPare­cie­ra que por más que mar­che, se edu­que en Las Escue­las de las Amé­ri­cas –nido de torturadores‑, para el mili­co $hileno una mujer no es más que una mujer, y peor si es de una coa­li­ción for­mal­men­te con­tra­ria a la suya, es decir con­tra­ria –for­mal­men­te, repi­to- a la dere­cha $hile­na: due­ña eter­na de ejér­ci­tos y poli­cías gol­pis­tas.

Bache­let se mues­tra ocu­pa­da y emo­cio­na­da en la entre­vis­ta. Y es que las muje­res, gene­ral­men­te, se ocu­pan del mun­do y se emo­cio­nan por él. Sus sen­ti­mien­tos no están en duda, en cam­bio sí denun­cia­mos ‑y segui­re­mos hacién­do­lo- el mode­lo eco­nó­mi­co que ella ha for­ta­le­ci­do con su coa­li­ción y la per­se­cu­ción sal­va­je al pue­blo mapu­che del que su gobierno ha sido paté­ti­co pro­ta­go­nis­ta.

Dete­ni­dos por toque de que­da y robo de paña­les

Cara­bi­ne­ros decla­ra que se ha coor­di­na­do “con las cade­nas gran­des de super­mer­ca­dos”, de los alma­ce­nes chi­cos no hablan. Un señor de un Mini­mar­ket en Tal­ca dice que per­dió 50 millo­nes de pesos en total con el terre­mo­to, pide con­do­na­ción de deu­das por­que expli­ca: “me que­dan 3 años de deu­da” ‑para abrir el nego­ció pidió un prés­ta­mo-. El comer­cian­te pide com­pa­sión y no denun­cia nin­gún saqueo de delin­cuen­tes, pero pare­cie­ra que teme el saqueo de los de cue­llo y cor­ba­ta: “Ten­drían que qui­tar­me todo lo que ten­go, si tuvie­ra que pagar”, con­clu­ye.

Los pakos reco­no­cen que se ha dete­ni­do a gen­te exclu­si­va­men­te por toque de que­da. 8 dete­ni­dos en San­tia­go has­ta el miér­co­les 2, por que­bran­tar el toque de que­da y en Con­cep­ción, 32 dete­ni­dos por el ejér­ci­to y 3 por Cara­bi­ne­ros, tam­bién “sólo por toque de que­da” (Radio Coope­ra­ti­va). En San­tia­go por otra par­te, toman pre­so a un hom­bre por robar paña­les des­he­cha­bles (Kaos en la red Chi­le). En Con­cep­ción sólo se ven­den ali­men­tos con pla­ta en efec­ti­vo… Difí­cil debe ser enton­ces abas­te­cer­se en un país don­de la gen­te –al menos en mi pobla­ción- com­pra comi­da por 10 mil pesos (20 US$) en 3 cuo­tas con tar­je­tas de cré­di­to, y a veces, para col­mo de males, la caje­ra le res­pon­de que no tie­ne cupo. Eso en tiem­pos nor­ma­les…

¿Quié­nes son los delin­cuen­tes?

Jue­ves 3 de mar­zo de 2010: Juan Pablo Larraín, voce­ro de Chi­lec­tra, empre­sa pri­va­da, lla­ma “a unir­nos todos y a no bus­car cul­pa­bles”, y dice que San­tia­go está con un 94% de luz, pero… En Amé­ri­co Ves­pu­cio con Las Torres, no hay saqueos, aun­que sí oscu­ri­dad. En la Pobla­ción Oscar Boni­lla en Esta­ción Cen­tral, las veci­nas pro­tes­tan que no tie­nen luz. A pasos del muni­ci­pio de Ñuñoa, Calle Jor­ge Washing­ton, hay edi­fi­cios sin luz. En Pudahuel Sur, no hay luz, en Paja­ri­tos, Villa Hugo Bra­vo, la mayo­ría de la gen­te está sin luz. En Hue­chu­ra­ba, Pedro Fon­to­va Nor­te, la empre­sa dice que hay luz, pero las veci­nas dicen que no hay. En un sec­tor de La Flo­ri­da, con­do­mi­nio Los Ala­mos, cuen­tan que las veci­nas hicie­ron parar a un camión de Chi­lec­tra y obli­ga­ron a los fun­cio­na­rios a revi­sar las ins­ta­la­cio­nes, les res­pon­die­ron que “hay 2 fusi­bles que­ma­dos” y “Vamos a ver”… En el para­de­ro 16 de Vicu­ña Mac­ken­na, Villa Los Cón­do­res, tam­bién los veci­nos inter­cep­ta­ron a una camio­ne­ta de Chi­lec­tra, pero la situa­ción no cam­bió.

Sobre las cons­truc­cio­nes indus­tria­les como el Aero­puer­to, la pasa­re­la que se cayó en el mis­mo aero­puer­to inter­na­cio­nal, las pasa­re­las que se caye­ron en la ruta 5 nor­te, el puen­te Yaco­lén de Con­cep­ción, Puen­te que une la V con VI región, puen­te de Buca­le­mu con Navi­dad, éstas cons­truc­cio­nes debe­rían haber cum­pli­do nor­mas míni­mas. La cues­tión es que pare­cie­ra que la nor­ma­ti­va tam­bién obser­va la idea de que debe haber una “deci­sión social” sobre la inten­si­dad de su cum­pli­mien­to. O sea, la socie­dad deci­de, pero ¿qué deci­de una socie­dad en un mer­ca­do libre? La nor­ma bási­ca en todo caso es: que esas cons­truc­cio­nes, aun­que sufran daños, ten­gan con­ti­nui­dad en su ope­ra­ción lue­go de la catás­tro­fe. Eso no suce­dió. Algu­nos daños estruc­tu­ra­les los per­mi­te la nor­ma, otros no.

Para muchas y muchos, denun­ciar, resis­tir es algo así como llo­rar sobre la leche derra­ma­da, para noso­tras no. No que­re­mos que­dar­nos con la ideo­lo­gía dere­chis­ta y cató­li­ca –incrus­ta­da no sólo en los dere­chis­tas- esa que pre­ten­de que no se denun­cie ni se revi­se las res­pon­sa­bi­li­da­des. La bene­vo­len­cia les dura a quie­nes hablan así has­ta que se les inves­ti­ga como empre­sa pri­va­da. Es como con las vio­la­cio­nes a los Dere­chos Huma­nos: El dis­cur­so $hileno es que todos fui­mos cul­pa­bles del gol­pe –tam­bién los des­apa­re­ci­dos, eje­cu­ta­dos y las sobre­vi­vien­tes- y enton­ces si todos y todas somos cul­pa­bles, no hay cul­pa­bles…

¿Saben? roga­ría­mos a Dios si le cre­yé­ra­mos, y soli­ci­ta­ría­mos com­pa­sión de la empre­sa pri­va­da, pakos y mili­cos, si pen­sá­ra­mos que el sis­te­ma polí­ti­co y eco­nó­mi­co rei­nan­te en $hile es humano o huma­ni­za­ble, pero no lo cree­mos…

VICTORIA ALDUNATE MORALES, Memo­ria Femi­nis­ta, femi­nis­tas autó­no­mas

*Roga­ti­va: el sába­do 06 de mar­zo de 2010, des­de las 10 AM has­ta las 16 horas. En la cár­cel de Angol se encuen­tran acu­sa­dos de terro­ris­tas por el e$tado $hileno: Jose Milla­nao Milla­je, Comu­ni­dad Auto­no­ma TEMUCUICUI, Jose Quei­pul Huai­quil, Comu­ni­dad Auto­no­ma TEMUCUICUI, Hugo Quei­pul Milla­nao, Comu­ni­dad Auto­no­ma TEMUCUICUI,

Feli­pe Huen­chu­llan Cayul, Comu­ni­dad Auto­no­ma TEMUCUICUI, Cami­lo Tori Qui­ñi­nao, Comu­ni­dad Auto­no­ma TEMUCUICUI, Jor­ge Mari­man Lon­ko­mi­lla, Comu­ni­dad Caci­que Jose Gui­ñon, Alex Curi­pan Levi­pan, Comu­ni­dad Ran­quil­co, Luis Milla­cheo Lican, Comu­ni­dad Nehuen Mapu, Che­quen­ko, Jose Milla­cheo Lican, Comu­ni­dad Nehuen Mapu, Che­quen­ko,

Eduar­do Oses Moreno, sim­pa­ti­zan­te y ami­go de la cau­sa Mapu­che, Erci­lla (Fuen­te: Equi­po de Comu­ni­ca­ción Mapu­che).

** En Esta­dos Uni­dos los agri­cul­to­res han teni­do que aban­do­nar cin­co mil hec­tá­reas de soya trans­gé­ni­ca y otras cin­cuen­ta mil están gra­ve­men­te ame­na­za­das por la “mala hier­ba” ama­ran­to (cono­ci­da en el Perú como kiwi­cha) que deci­dió opo­ner­se a la trans­na­cio­nal Mon­san­to, tris­te­men­te céle­bre por su pro­duc­ción y comer­cia­li­za­ción de semi­llas trans­gé­ni­cas.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *