Terre­mo­to en Chi­le: dolor de la gen­te de la tie­rra por Vic­to­ria Aldu­na­te Morales

Cuan­do tan­tas per­so­nas, abier­ta o sola­pa­da­men­te, ras­gan ves­ti­du­ras por­que “los pobres” no son como ellas espe­ran que sean, por­que saquean como la “gen­te decen­te jamás haría”… por­que no tie­nen “valo­res”, por­que los pobres y las empo­bre­ci­das deben seguir un mode­lo de pobre­za com­pla­cien­te con quie­nes les juzgan…

…Bueno en momen­tos como estos, pri­sio­ne­ros polí­ti­cos mapu­che, encar­ce­la­dos por el gobierno con­cer­ta­cio­nis­ta de Bache­let, cali­fi­ca­dos por la con­cer­ta­ción de “delin­cuen­tes” por no res­pon­der a su polí­ti­ca win­ka, en la cár­cel de Angol y jun­to a comu­ni­da­des mapu­che de Temu­cui­cui –Autónoma‑, agru­pa­das en el Par­la­men­to de Comu­ni­da­des Autó­no­mas de Málle­lo y la Comu­ni­dad de Ran­quil­co, esta­rán rea­li­zan­do un Gui­llai­ma­wun, es decir, una roga­ti­va a la mapu para cal­mar su dolor y por ende el dolor de la gente*.

“Mala hier­ba”

Por­que somos gen­te de la tie­rra, de la mapu. Ni sures ni nor­tes, ni fron­te­ras ni patrias. Y el dolor no es cues­tión de pasa­por­tes ni terri­to­rios. Jus­ta­men­te por eso los pue­blos de Boli­via hacen una cam­pa­ña lla­ma­da “Chi­le y Hai­tí nece­si­tan de ti”, aun­que este pue­blo hoy enfren­ta tam­bién algu­nas catás­tro­fes, inun­da­cio­nes, cien­tos de her­ma­nos y her­ma­nas damnificadas.

Y es que la pacha­ma­ma –la mapu- sí está ira­cun­da. Y tam­bién es cier­to que razo­nes le sobran. La tie­rra está viva y no es que sea un Dios cas­ti­ga­dor. Cla­ro está que quie­nes tie­nen esa cul­tu­ra cató­li­ca meti­da en el cuer­po, ‑por más que renie­guen- leen “cas­ti­gos” por doquier, pro­ba­ble­men­te por­que no pue­den ver des­de otro lado… o no quie­ren… ¡vaya a saber una, qué les pasa­rá! La cues­tión es que la tie­rra es un ser, y somos de ella, no ella de nosotras.

Es como la kiwi­cha –ama­ran­to- a la soya. La des­tru­ye. Y no sólo los agri­cul­to­res nor­te­ame­ri­ca­nos –que tam­bién son gen­te- sufren las con­se­cuen­cias. No sólo los que tiran her­bi­ci­das o los que pro­du­cen trans­gé­ni­cos, tam­bién bas­tan­tes per­so­nas que viven del comer­cio de la soya. Pero la kiwi­cha es “mala hier­ba”, no deja vivir a la soya. Eso es pacha­ma­ma, mapu, ira­cun­da. El cli­ma cam­bia, el eje de la tie­rra se mue­ve, los días se acor­tan… Dañan a la mapu y le due­le, y se resis­te y se rebe­la –como noso­tras- y noso­tras en ella. Me gus­tan las “malas hier­bas”, siem­pre he esta­do de su lado.

El saqueo de los enriquecidos

Como en la épo­ca de la dic­ta­du­ra, escu­cha­mos la radio para saber… En la oscu­ri­dad, con una radio a pilas logra­mos saber algo de lo que pasa, me cuen­ta una com­pa­ñe­ra. A la radio lla­ma la gen­te que logra comu­ni­ca­ción, y las radios, algu­nas con sus equi­pos de emer­gen­cia, hacen una labor que no habían teni­do opor­tu­ni­dad de repe­tir des­de antes del Inter­net. La radio, nue­va­men­te, de ver­dad, no sólo acom­pa­ña, si no que ha sido el sos­te­ni­mien­to para muchas y muchas. Eso dicen quie­nes lla­man por telé­fono en directo.

Cons­truc­cio­nes y preguntas

Miér­co­les 2 de mar­zo de 2010:

  • La Aso­cia­ción de Con­su­mi­do­res de Chi­le denun­cia daños estruc­tu­ra­les serios en edi­fi­cios nue­vos. Pare­des de car­tón, fie­rros bra­si­le­ros que no sos­tie­nen los sub­te­rrá­neos por­que no son anti­sís­mi­cos, y en vez de muros, algo pare­ci­do a cás­ca­ras. Son vivien­das com­pra­das con prés­ta­mos hipo­te­ca­rios. Exi­gen para­li­zar los cobros de los divi­den­dos (Radio Cooperativa).
  • Hay que hacer estu­dios, dicen por­que en Ñuñoa –San­tia­go- edi­fi­cios de 3 años de cons­truc­ción tie­nen grie­tas trans­ver­sa­les y ver­ti­ca­les. Los tabi­ques divi­so­rios daña­dos, dicen, es lo espe­ra­ble, pero no ‑como ha pasa­do- en vigas ver­ti­ca­les por­que impli­ca un daño estruc­tu­ral. Tam­bién hay daños estruc­tu­ra­les en puen­te Río Guai­qui­llo, entre Tal­ca y Curi­có. ¿Qué fis­ca­li­za­cio­nes muni­ci­pa­les se hicie­ron en estos casos? (Radio Agricultura)
  • Con­cep­ción, el Edi­fi­cio Alto Río sufrió serios daños estruc­tu­ra­les, cayó… ¿Los cal­cu­lis­tas cum­plie­ron con la nor­ma? 17 edi­fi­cios más per­ma­ne­cen con diver­sos daños, tam­bién hay 500 mil vivien­das afec­ta­das. Lo que la nor­ma de cons­truc­ción exi­ge es que aun­que las cons­truc­cio­nes pre­sen­ten daños –obvia­men­te- evi­ten el colap­so. El caso del edi­fi­cio Alto Río, no es ese. El caso debe­ría ir a la jus­ti­cia cri­mi­nal (Radios Coope­ra­ti­va, Agri­cul­tu­ra, Bío Bío).

Los tra­pos sucios: ¿Lavar­los en casa?

Con­cep­ción, la gen­te habla en direc­to a las radios: “Dicen que andan ban­das ata­can­do pobla­cio­nes, pero han sido fal­sas alar­mas, hay psi­co­sis acá, nos pasa­mos la noche en vela espe­ran­do que ven­gan los delin­cuen­tes… no vienen”.

Tal­ca, 186 cadá­ve­res encon­tra­dos por bom­be­ros en la loca­li­dad cos­te­ra de Polle­ru­ca. Hay emer­gen­cia sani­ta­ria, pozos sép­ti­cos reven­ta­ron y hay muchos ani­ma­les y aves domés­ti­cas muer­tas, mucha caca tam­bién repar­ti­da por las calles locales.

Tal­cahuano, la gen­te pide agua y denun­cia “la nula pre­sen­cia de auto­ri­da­des”. Elia­na Con­tre­ras, diri­gen­ta que se pre­sen­ta como espo­sa de pes­ca­dor, dice: “Al alcal­de lo cono­ce­mos por el puro nom­bre. Lle­gan los medios euro­peos, pero la ayu­da de acá, del mis­mo país, No”.

El repor­te­ro rela­ta: “La gen­te recla­ma a medios extran­je­ros en direc­to y dice cosas irre­pe­ti­bles sobre la auto­ri­dad y el gobierno. ¡Inclu­so se acer­ca­ron a un medio peruano y habla­ron muy mal de Chile!”…El perio­dis­ta se mues­tra muy preo­cu­pa­do de la ima­gen de Chi­le en el mun­do (Radio Coope­ra­ti­va)… Cuan­do le oigo logro com­pren­der un poco de lo que tal vez les suce­da a quie­nes recla­man que denun­ciar no es “ayu­dar”, no es “apor­tar”, no es “crí­ti­ca cons­truc­ti­va”. Los tra­pos sucios se lavan en casa, hemos escu­cha­do tan­tas veces decir en $hile cuan­do hemos que­ri­do denun­ciar a quien nos pegó una cache­ta­da… Hoy, lue­go de un cata­clis­mo en que un auto­nom­bra­do jaguar lati­no­ame­ri­cano –neo­li­be­ral- no logra pro­te­ger a la tie­rra y a su gen­te, lo mismo…

No hubo heli­cóp­te­ro para Bachelet

La y el perio­dis­ta de radio Coope­ra­ti­va que entre­vis­tan a Bache­let el día miér­co­les 2, le lan­zan direc­ta­men­te: “Se ha sabi­do que no había heli­cóp­te­ro para usted la madru­ga­da del terre­mo­to. Que usted lla­ma­ba y lla­ma­ba al pilo­to y nada”. La pre­si­den­ta eva­de la pre­gun­taPare­cie­ra que por más que mar­che, se edu­que en Las Escue­las de las Amé­ri­cas –nido de torturadores‑, para el mili­co $hileno una mujer no es más que una mujer, y peor si es de una coa­li­ción for­mal­men­te con­tra­ria a la suya, es decir con­tra­ria –for­mal­men­te, repi­to- a la dere­cha $hile­na: due­ña eter­na de ejér­ci­tos y poli­cías golpistas.

Bache­let se mues­tra ocu­pa­da y emo­cio­na­da en la entre­vis­ta. Y es que las muje­res, gene­ral­men­te, se ocu­pan del mun­do y se emo­cio­nan por él. Sus sen­ti­mien­tos no están en duda, en cam­bio sí denun­cia­mos ‑y segui­re­mos hacién­do­lo- el mode­lo eco­nó­mi­co que ella ha for­ta­le­ci­do con su coa­li­ción y la per­se­cu­ción sal­va­je al pue­blo mapu­che del que su gobierno ha sido paté­ti­co pro­ta­go­nis­ta.

Dete­ni­dos por toque de que­da y robo de pañales

Cara­bi­ne­ros decla­ra que se ha coor­di­na­do “con las cade­nas gran­des de super­mer­ca­dos”, de los alma­ce­nes chi­cos no hablan. Un señor de un Mini­mar­ket en Tal­ca dice que per­dió 50 millo­nes de pesos en total con el terre­mo­to, pide con­do­na­ción de deu­das por­que expli­ca: “me que­dan 3 años de deu­da” ‑para abrir el nego­ció pidió un prés­ta­mo-. El comer­cian­te pide com­pa­sión y no denun­cia nin­gún saqueo de delin­cuen­tes, pero pare­cie­ra que teme el saqueo de los de cue­llo y cor­ba­ta: “Ten­drían que qui­tar­me todo lo que ten­go, si tuvie­ra que pagar”, concluye.

Los pakos reco­no­cen que se ha dete­ni­do a gen­te exclu­si­va­men­te por toque de que­da. 8 dete­ni­dos en San­tia­go has­ta el miér­co­les 2, por que­bran­tar el toque de que­da y en Con­cep­ción, 32 dete­ni­dos por el ejér­ci­to y 3 por Cara­bi­ne­ros, tam­bién “sólo por toque de que­da” (Radio Coope­ra­ti­va). En San­tia­go por otra par­te, toman pre­so a un hom­bre por robar paña­les des­he­cha­bles (Kaos en la red Chi­le). En Con­cep­ción sólo se ven­den ali­men­tos con pla­ta en efec­ti­vo… Difí­cil debe ser enton­ces abas­te­cer­se en un país don­de la gen­te –al menos en mi pobla­ción- com­pra comi­da por 10 mil pesos (20 US$) en 3 cuo­tas con tar­je­tas de cré­di­to, y a veces, para col­mo de males, la caje­ra le res­pon­de que no tie­ne cupo. Eso en tiem­pos normales…

¿Quié­nes son los delincuentes? 

Jue­ves 3 de mar­zo de 2010: Juan Pablo Larraín, voce­ro de Chi­lec­tra, empre­sa pri­va­da, lla­ma “a unir­nos todos y a no bus­car cul­pa­bles”, y dice que San­tia­go está con un 94% de luz, pero… En Amé­ri­co Ves­pu­cio con Las Torres, no hay saqueos, aun­que sí oscu­ri­dad. En la Pobla­ción Oscar Boni­lla en Esta­ción Cen­tral, las veci­nas pro­tes­tan que no tie­nen luz. A pasos del muni­ci­pio de Ñuñoa, Calle Jor­ge Washing­ton, hay edi­fi­cios sin luz. En Pudahuel Sur, no hay luz, en Paja­ri­tos, Villa Hugo Bra­vo, la mayo­ría de la gen­te está sin luz. En Hue­chu­ra­ba, Pedro Fon­to­va Nor­te, la empre­sa dice que hay luz, pero las veci­nas dicen que no hay. En un sec­tor de La Flo­ri­da, con­do­mi­nio Los Ala­mos, cuen­tan que las veci­nas hicie­ron parar a un camión de Chi­lec­tra y obli­ga­ron a los fun­cio­na­rios a revi­sar las ins­ta­la­cio­nes, les res­pon­die­ron que “hay 2 fusi­bles que­ma­dos” y “Vamos a ver”… En el para­de­ro 16 de Vicu­ña Mac­ken­na, Villa Los Cón­do­res, tam­bién los veci­nos inter­cep­ta­ron a una camio­ne­ta de Chi­lec­tra, pero la situa­ción no cambió.

Sobre las cons­truc­cio­nes indus­tria­les como el Aero­puer­to, la pasa­re­la que se cayó en el mis­mo aero­puer­to inter­na­cio­nal, las pasa­re­las que se caye­ron en la ruta 5 nor­te, el puen­te Yaco­lén de Con­cep­ción, Puen­te que une la V con VI región, puen­te de Buca­le­mu con Navi­dad, éstas cons­truc­cio­nes debe­rían haber cum­pli­do nor­mas míni­mas. La cues­tión es que pare­cie­ra que la nor­ma­ti­va tam­bién obser­va la idea de que debe haber una “deci­sión social” sobre la inten­si­dad de su cum­pli­mien­to. O sea, la socie­dad deci­de, pero ¿qué deci­de una socie­dad en un mer­ca­do libre? La nor­ma bási­ca en todo caso es: que esas cons­truc­cio­nes, aun­que sufran daños, ten­gan con­ti­nui­dad en su ope­ra­ción lue­go de la catás­tro­fe. Eso no suce­dió. Algu­nos daños estruc­tu­ra­les los per­mi­te la nor­ma, otros no.

Para muchas y muchos, denun­ciar, resis­tir es algo así como llo­rar sobre la leche derra­ma­da, para noso­tras no. No que­re­mos que­dar­nos con la ideo­lo­gía dere­chis­ta y cató­li­ca –incrus­ta­da no sólo en los dere­chis­tas- esa que pre­ten­de que no se denun­cie ni se revi­se las res­pon­sa­bi­li­da­des. La bene­vo­len­cia les dura a quie­nes hablan así has­ta que se les inves­ti­ga como empre­sa pri­va­da. Es como con las vio­la­cio­nes a los Dere­chos Huma­nos: El dis­cur­so $hileno es que todos fui­mos cul­pa­bles del gol­pe –tam­bién los des­apa­re­ci­dos, eje­cu­ta­dos y las sobre­vi­vien­tes- y enton­ces si todos y todas somos cul­pa­bles, no hay culpables… 

¿Saben? roga­ría­mos a Dios si le cre­yé­ra­mos, y soli­ci­ta­ría­mos com­pa­sión de la empre­sa pri­va­da, pakos y mili­cos, si pen­sá­ra­mos que el sis­te­ma polí­ti­co y eco­nó­mi­co rei­nan­te en $hile es humano o huma­ni­za­ble, pero no lo creemos…

VICTORIA ALDUNATE MORALES, Memo­ria Femi­nis­ta, femi­nis­tas autónomas

*Roga­ti­va: el sába­do 06 de mar­zo de 2010, des­de las 10 AM has­ta las 16 horas. En la cár­cel de Angol se encuen­tran acu­sa­dos de terro­ris­tas por el e$tado $hileno: Jose Milla­nao Milla­je, Comu­ni­dad Auto­no­ma TEMUCUICUI, Jose Quei­pul Huai­quil, Comu­ni­dad Auto­no­ma TEMUCUICUI, Hugo Quei­pul Milla­nao, Comu­ni­dad Auto­no­ma TEMUCUICUI,

Feli­pe Huen­chu­llan Cayul, Comu­ni­dad Auto­no­ma TEMUCUICUI, Cami­lo Tori Qui­ñi­nao, Comu­ni­dad Auto­no­ma TEMUCUICUI, Jor­ge Mari­man Lon­ko­mi­lla, Comu­ni­dad Caci­que Jose Gui­ñon, Alex Curi­pan Levi­pan, Comu­ni­dad Ran­quil­co, Luis Milla­cheo Lican, Comu­ni­dad Nehuen Mapu, Che­quen­ko, Jose Milla­cheo Lican, Comu­ni­dad Nehuen Mapu, Chequenko,

Eduar­do Oses Moreno, sim­pa­ti­zan­te y ami­go de la cau­sa Mapu­che, Erci­lla (Fuen­te: Equi­po de Comu­ni­ca­ción Mapuche).

** En Esta­dos Uni­dos los agri­cul­to­res han teni­do que aban­do­nar cin­co mil hec­tá­reas de soya trans­gé­ni­ca y otras cin­cuen­ta mil están gra­ve­men­te ame­na­za­das por la “mala hier­ba” ama­ran­to (cono­ci­da en el Perú como kiwi­cha) que deci­dió opo­ner­se a la trans­na­cio­nal Mon­san­to, tris­te­men­te céle­bre por su pro­duc­ción y comer­cia­li­za­ción de semi­llas transgénicas.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.