Entre­vis­ta al coman­dan­te Anto­nio García.

BICENTENARIO DE LA INDEPENDENCIA Y EL IMPERIALISMO.
1. En el año que esta­mos por ini­ciar se con­me­mo­ran los 200 años de la pri­me­ra inde­pen­den­cia de Colom­bia de la coro­na espa­ño­la. ¿cua­les con­si­de­ra son las carac­te­rís­ti­cas de la colo­ni­za­ción de hace 200 años y la situa­ción de depen­den­cia actual en Colom­bia y Latinoamérica?

Las carac­te­rís­ti­cas de la colo­ni­za­ción de hace 200 años se for­ma­ron en el año 1492, bajo la hege­mo­nía del impe­rio espa­ñol, prin­ci­pal fuer­za del mun­do occi­den­tal con una estruc­tu­ra de domi­na­ción feu­dal, en medio de una Euro­pa que ini­cia­ba su trán­si­to hacia el capi­ta­lis­mo. Pode­mos decir que los demás rei­nos euro­peos esta­ban subor­di­na­dos al español.

Si bien todos los demás rei­nos y pode­res euro­peos, esta­ban supe­di­ta­dos al impe­rio espa­ñol, este no pudo rea­li­zar un pro­ce­so de acu­mu­la­ción capi­ta­lis­ta, pues su estruc­tu­ra eco­nó­mi­ca no se lo per­mi­tía, solo fue un saquea­dor y un comer­cian­te, pues las mer­can­cías que lle­ga­ban a Amé­ri­ca pro­ve­nían de regio­nes dife­ren­tes a la penín­su­la ibé­ri­ca. Las rique­zas roba­das de Amé­ri­ca sir­vie­ron para cata­li­zar el capi­ta­lis­mo en for­ma­ción en el vie­jo con­ti­nen­te. Lue­go esa bur­gue­sía se alió con los sier­vos cam­pe­si­nos y pro­du­je­ron las revo­lu­cio­nes bur­gue­sas en casi todo Euro­pa, fue­ron más de tres siglos de tran­si­ción. Napo­león es pro­duc­to de esa reali­dad, pri­vi­le­gió la alian­za de la bur­gue­sía con la noble­za feu­dal y dejó de lado al cam­pe­si­na­do y a los tra­ba­ja­do­res, y así pro­pi­ció un nue­vo equi­li­brio domi­nan­te y le dio paso a la for­ma­ción de los esta­dos nacio­na­les. Se que­bró de esta mane­ra la hege­mo­nía de un solo rey en el mun­do occi­den­tal y la ocu­pa­ción de Espa­ña por Napo­león pro­pi­ció los gri­tos de inde­pen­den­cia, sin gue­rra de libe­ra­ción, pues la coro­na no tenía alien­tos para enfren­tar la gue­rra con­tra Fran­cia y la mul­ti­tud de rebe­lio­nes en todo el con­ti­nen­te ame­ri­cano; si bien sus ejér­ci­tos que­da­ron sin apo­yo, desa­rro­lla­ron esfuer­zos limi­ta­dos de recu­pe­ra­ción del con­trol, pero muy inestables. 

Toda Amé­ri­ca se abrió a un perio­do de tran­si­ción, pero no pudo esta­bi­li­zar sus pro­ce­sos eman­ci­pa­do­res y en Colom­bia se vivió lo que se cono­ció como la patria boba, una con­fron­ta­ción entre quie­nes que­rían la inde­pen­den­cia total o una supe­di­ta­ción rela­ti­va a la coro­na espa­ño­la, así como tam­bién quie­nes creían que era mejor un mode­lo cen­tra­lis­ta y otros fede­ra­lis­ta, pug­nas que impi­die­ron orga­ni­zar y defen­der la socie­dad que nacía. Se per­die­ron años valio­sos, has­ta cuan­do Napo­león es derro­ta­do y Espa­ña reor­ga­ni­za la recon­quis­ta en 1816, con Pablo Mori­llo a la cabe­za de los ejér­ci­tos. Pero ya ni el Impe­rio espa­ñol ni Amé­ri­ca eran los mis­mos, y se ini­cia la fase de las gue­rras de inde­pen­den­cia lide­ra­das por Bolí­var. Un gran esfuer­zo por cons­truir iden­ti­dad lati­no­ame­ri­ca­na, que lue­go del triun­fo defi­ni­ti­vo en Aya­cu­cho, no pudo pros­pe­rar y se impu­so la frag­men­ta­ción cua­si feu­dal de peque­ñas nacio­nes que siguie­ron man­te­nien­do las estruc­tu­ras eco­nó­mi­cas, socia­les y polí­ti­cas del colo­nia­lis­mo. Este perío­do pue­de decir­se que fue una des­co­lo­ni­za­ción frustrada.
Hoy, se vive tam­bién un pro­ce­so de cri­sis del mode­lo de domi­na­ción impe­rial, de glo­ba­li­za­ción neo­li­be­ral lide­ra­da por Esta­dos Uni­dos, en ese con­tex­to Amé­ri­ca Lati­na ha logra­do abrir una impor­tan­te bre­cha y está colo­can­do una pla­ta­for­ma eco­nó­mi­ca, social, polí­ti­ca e ideo­ló­gi­ca para hacer via­ble una tran­si­ción de mane­ra colec­ti­va a una socie­dad pos-capi­ta­lis­ta, es un pro­ce­so no homo­gé­neo, hay diver­si­dad en cada uno de los paí­ses, pero de con­jun­to se ha ido con­fi­gu­ran­do una nue­va diná­mi­ca que con­fron­ta al impe­rio y ofre­ce alter­na­ti­vas de futu­ro. El impe­rio se resis­te a per­mi­tir la des­co­lo­ni­za­ción y ha orga­ni­za­do la con­tra­ofen­si­va que ya se ha vis­to, el gol­pe a Hon­du­ras, las bases mili­ta­res en Colom­bia, y tra­ta de des­es­ta­bi­li­zar la región por todos los medios, don­de el gobierno de Uri­be es el prin­ci­pal alia­do de dicha estrategia.

2. ¿Cómo influ­yó a fina­les de los años 80, la caí­da del muro de Ber­lín, esto es, el decli­ve de la cons­truc­ción del lla­ma­do socia­lis­mo real, en las luchas anti­im­pe­ria­lis­tas de libe­ra­ción nacio­nal, en Lati­noa­mé­ri­ca y las expre­sa­das por ejem­plo entre otras la Revo­lu­ción Viet­na­mi­ta y Cubana?

El impe­ria­lis­mo nor­te­ame­ri­cano que­dó a sus anchas en el mun­do, sin el con­tra­pe­so estra­té­gi­co que de una mane­ra u otra lo ejer­cía la URSS lue­go de de Segun­da Gue­rra Mun­dial. Los mode­los del socia­lis­mo real de Euro­pa del Este hicie­ron cri­sis a fina­les de la déca­da de los ochen­ta, no por la caí­da del muro, este fue un fac­tor sim­bó­li­co que des­ta­pa­ba lo que ya venía repre­sa­do y que se reven­tó con el empan­ta­na­mien­to de Rusia en la gue­rra con­tra Afga­nis­tán, que sí fue un ver­da­de­ro cata­li­za­dor. Pero más que esto, fue la estruc­tu­ra pro­pia de estos pro­ce­sos con sus caren­cias de demo­cra­cia, depen­den­cia eco­nó­mi­ca y polí­ti­ca, buro­cra­tis­mo; prin­ci­pal­men­te ausen­cia de par­ti­ci­pa­ción de la pobla­ción en las defi­ni­cio­nes nacio­na­les. Los pila­res de la eco­no­mía que se decía socia­lis­ta y esta­tal, no había roto con las for­mas capi­ta­lis­tas de pro­pie­dad y de orga­ni­za­ción de la pro­duc­ción. Estos temas eran dis­cu­ti­dos en los movi­mien­tos de libe­ra­ción nacio­nal, man­te­nía­mos estas refle­xio­nes crí­ti­cas, y el Che con ante­rio­ri­dad lo había expre­sa­do con mucha franqueza.

Des­de ini­cios de los años 80, mucho antes de la caí­da del muro, Esta­dos Uni­dos colo­có en mar­cha su maqui­na­ria para des­es­ta­bi­li­zar los paí­ses del este euro­peo. Des­de el gobierno nor­te­ame­ri­cano en cabe­za de Reagan, y jun­to con el Papa Juan Pablo II, impul­san dicha ofen­si­va. Con per­fil cla­ra­men­te gue­rre­ris­ta tam­bién se imple­men­ta en Lati­noa­mé­ri­ca para fre­nar los pro­ce­sos de libe­ra­ción en Nica­ra­gua, El Sal­va­dor y Gua­te­ma­la. Fue­ron los tiem­pos de la “gue­rra de baja inten­si­dad” para blo­quear y que­brar los pro­ce­sos de cambio.

Se rea­li­za la agre­sión fron­tal con­tra Nica­ra­gua para qui­tar­le oxí­geno a los otros pro­ce­sos veci­nos, y cuan­do se da el colap­so de la URSS, los grin­gos que­dan sin con­tra­pe­so polí­ti­co y mili­tar en el mun­do. Dicha ofen­si­va se extien­de al plano eco­nó­mi­co con su mode­lo neo­li­be­ral que se eri­ge como el triun­fo defi­ni­ti­vo del capi­ta­lis­mo y el fin de la historia.

Los pro­ce­sos de Cen­troa­mé­ri­ca se van por la vía de la nego­cia­ción, muchos de dichos acuer­dos fue­ron incum­pli­dos y sus alcan­ces no logra­ron modi­fi­car las situa­cio­nes de cri­sis que habían gene­ra­do los con­flic­tos. En la mis­ma Nica­ra­gua, al per­der las elec­cio­nes en 1990, la dere­cha des­ba­ra­ta lo que la revo­lu­ción San­di­nis­ta había logra­do cons­truir, sumien­do a su pue­blo en una pobre­za, aún peor a la vivi­da en tiem­pos de Somo­za. En ese tiem­po se cree que es difí­cil resis­tir a la ofen­si­va impe­ria­lis­ta; de igual mane­ra se vivie­ron pro­ce­sos de des­mo­vi­li­za­ción en Colom­bia, como pro­duc­to de esta mis­ma valo­ra­ción. Solo el ELN y las FARC, se man­tie­nen como tal en el con­ti­nen­te, ade­más de los Zapa­tis­tas, como movi­mien­tos insur­gen­tes arma­dos no derro­ta­dos y que man­tie­nen una estra­te­gia revo­lu­cio­na­ria que bus­ca jun­to con el movi­mien­to de masas una trans­for­ma­ción de las estruc­tu­ras de injus­ti­cia exis­ten­tes en el caso de Colombia.

Cuba, vivió momen­tos muy difí­ci­les, pero logró resis­tir con una estra­te­gia de defen­sa de la revo­lu­ción y siguió sien­do refe­ren­te de la lucha revo­lu­cio­na­ria en el con­ti­nen­te y en el mun­do. Hoy su pro­ce­so le da con­ti­nui­dad, jun­to con otros paí­ses, a una pro­pues­ta de cam­bio más colec­ti­va y de carác­ter continental.

3. ¿En qué con­sis­tió el posible/​supuesto giro de la gue­rra fría – capi­ta­lis­mo vs comu­nis­mo des­pués del 11 de sep­tiem­bre de 2001, en la «gue­rra con­tra el terrorismo»?

Exis­ten muchos inte­rro­gan­tes sobre los hechos que ocu­rrie­ron el 11 de sep­tiem­bre, es cono­ci­do que los impe­rios siem­pre han recu­rri­do a las jus­ti­fi­ca­cio­nes para actuar con­tra lo que ellos deno­mi­nan “ame­na­zas”; des­de Nerón, pasan­do por Hitler, Reagan y lle­gan­do a Bush hijo. Se rea­li­zan accio­nes que se adju­di­can supues­tos “enemi­gos”, para actuar con­tra ellos.

Esta­dos Uni­dos, por su pla­ta­for­ma ener­gé­ti­ca, es depen­dien­te del petró­leo, de los hidro­car­bu­ros, de ahí su inte­rés por con­tro­lar Asia Cen­tral y el Mun­do Ára­be y su deter­mi­na­ción geo­es­tra­té­gi­ca es no per­mi­tir flui­dez entre los diver­sos paí­ses que pue­den con­fi­gu­rar un blo­que de poder impor­tan­te en el mun­do: Rusia, Chi­na, India y los paí­ses árabes.

Des­de hace años exis­te una cri­sis estruc­tu­ral que corroe al impe­rio, su mode­lo con­su­mis­ta ha depre­da­do el pla­ne­ta, el rit­mo de explo­ta­ción de los recur­sos natu­ra­les ha supe­ra­do la capa­ci­dad de repro­duc­ción natu­ral, daño que es irre­ver­si­ble; la cri­sis del dólar como mone­da uni­ver­sal; las recu­rren­tes cri­sis finan­cie­ras ata­can de mane­ra recu­rren­te­men­te aquí y allá. La glo­ba­li­za­ción neo­li­be­ral exten­dió la mise­ria por el mun­do, con­cen­tró y pri­va­ti­zó aún más las rique­zas. Al fra­ca­sar el neo­li­be­ra­lis­mo en todos los pue­blos del mun­do, las socie­da­des se ven obli­ga­das a bus­car otras alter­na­ti­vas. En un mis­mo tiem­po se jun­tan la cri­sis de los sis­te­mas de domi­na­ción y la lucha de los pueblos.

Mien­tras Esta­dos Uni­dos se empe­ci­na­ba por inter­ve­nir en el Cen­tro de Asia, en Lati­noa­mé­ri­ca se empie­za a con­fi­gu­rar un pro­ce­so de cam­bio con­ti­nen­tal, cons­tru­yen­do nue­vas pla­ta­for­mas eco­nó­mi­cas, socia­les y polí­ti­cas que con­fron­tan al neo­li­be­ra­lis­mo: el ALBA y UNASUR. Es en este mar­co que se da evo­lu­ción de la doc­tri­na mili­tar nor­te­ame­ri­ca­na, que ini­cial­men­te se expre­sa como “gue­rra al terro­ris­mo”, para lle­gar a ser como hoy se plan­tea: “una gue­rra glo­bal con­tra­in­sur­gen­te”, es una con­fron­ta­ción con­tra toda ame­na­za a Esta­dos Uni­dos, sea esta un Esta­do o una orga­ni­za­ción insur­gen­te, con cla­ri­dad está escri­ta en el docu­men­to fir­ma­do entre Colom­bia y Esta­dos Uni­dos que auto­ri­za las bases mili­ta­res grin­gas: su obje­ti­vo es res­pon­der a todo “lo que ame­na­ce la esta­bi­li­dad demo­crá­ti­ca de la región”, que en otras pala­bras sig­ni­fi­ca cual­quier cosa que ame­na­ce su hegemonía.

Lue­go del 11 de sep­tiem­bre, Esta­dos Uni­dos vio­ló toda legis­la­ción inter­na­cio­nal, se inven­tó cate­go­rías para eva­dir­la, como es el caso de los “com­ba­tien­tes ile­ga­les”, reali­zó secues­tros, cár­ce­les clan­des­ti­nas en diver­sos paí­ses del vie­jo con­ti­nen­te y ha des­ple­ga­do sus Coman­dos Ope­ra­ti­vos y sus Flo­tas para ocu­par mili­tar­men­te el mun­do ente­ro, una fuer­za mili­tar des­co­mu­nal. Pese a lo ante­rior, no ha sido capaz de con­tro­lar ni a Irak ni a Afga­nis­tán, y el con­flic­to ame­na­za a exten­der­se a un país colo­sal: Paquistán.

4. ¿El ELN como ha fun­da­men­ta­do y carac­te­ri­za­do la pre­sen­cia e inje­ren­cia de los impe­ria­lis­mos nor­te­ame­ri­cano y euro­peo en el sur del con­ti­nen­te Ame­ri­cano, en el orden eco­nó­mi­co, polí­ti­co, cul­tu­ral y militar?

Lo que los impe­ria­lis­tas impul­san en el mun­do es la reco­lo­ni­za­ción, para saquear los recur­sos natu­ra­les y ener­gé­ti­cos, apo­de­ra­se de los recur­sos hídri­cos y la bio­di­ver­si­dad, con­tro­lar los mer­ca­dos e impo­ner la sobre-explo­ta­ción de la fuer­za de tra­ba­jo. Des­plie­gan una ofen­si­va mediá­ti­ca para impo­ner los valo­res cul­tu­ra­les de una socie­dad con­su­mis­ta que des­tru­ye la his­to­ria y la cul­tu­ra de los pueblos.

Por eso vemos en el con­ti­nen­te a unos pue­blos empu­jan­do pro­ce­sos libe­ra­do­res y pro­gre­sis­tas; que cons­tru­yen socie­da­des de tran­si­ción, hacia mayor demo­cra­cia, jus­ti­cia, equi­dad y una mayor armo­nía con la natu­ra­le­za. Otros paí­ses quie­ren man­te­ner las vie­jas estruc­tu­ras de injus­ti­cia y domi­na­ción, en esta reali­dad el impe­rio nor­te­ame­ri­cano lan­za sus ofen­si­vas por la reco­lo­ni­za­ción, por medio de sus pla­nes eco­nó­mi­cos como los TLC para adue­ñar­se de las prin­ci­pa­les fuen­tes de recur­sos natu­ra­les y ener­gé­ti­cos, pero tam­bién por la vía de los gol­pes de esta­do y la ame­na­za mili­tar. Los paí­ses euro­peos tam­bién tie­nen sus intere­ses eco­nó­mi­cos y polí­ti­cos en el con­ti­nen­te, bus­can posi­cio­nar­se para dispu­tar espa­cios de poder estra­té­gi­cos que favo­rez­can su interés.

El pro­yec­to de domi­na­ción impe­rial es inte­gral, por eso lo que vive el con­ti­nen­te es un esfuer­zo en todos los ámbi­tos, eco­nó­mi­co, polí­ti­co, social, mili­tar, ideo­ló­gi­co y cul­tu­ral. Por eso se requie­re de otro tipo de esta­dos que se pla­teen cam­bios de fon­do a estas socie­da­des. Hoy vemos que los pue­blos se sien­ten más cómo­dos y a gus­to con lo que se vie­ne dan­do en el con­ti­nen­te. Se aca­bó el mito que solo los bur­gue­ses pue­den gober­nar, ya hay ejem­plos con­cre­tos don­de los pro­pios diri­gen­tes socia­les y de izquier­da pue­den gober­nar, y lo hacen mejor que los vie­jos gobier­nos. Nin­gún gobierno en el mun­do ha sido capaz de con­for­mar un gabi­ne­te minis­te­rial como lo ha hecho Evo Mora­les en Boli­via en recien­te pose­sión como Pre­si­den­te, el 50 por cien­to de sus minis­tros son muje­res, para eso se requie­re mucho valor y con­se­cuen­cia con lo que se predica.

5. ¿Cómo afec­ta a estos paí­ses del sur el mode­lo de desa­rro­llo impues­to por las poten­cias mun­dia­les? ¿La cri­sis de la eco­no­mía mun­dial evi­den­cia­da en este año con el deba­cle finan­cie­ro, pre­di­ce el derrum­be del capitalismo?

Para ser obje­ti­vos no solo la cri­sis, sino el mode­lo neo­li­be­ral ha afec­ta­do a la pobla­ción mun­dial, sin impor­tar que esta pobla­ción esté ubi­ca­da en el nor­te o en el sur. La cri­sis ha agu­di­za­do aún más el nivel de vida de las cla­ses tra­ba­ja­do­ras y la cla­se media. Las medi­das eco­nó­mi­cas impul­sa­das por el neo­li­be­ra­lis­mo aca­ba­ron con la pro­tec­ción social y la esta­bi­li­dad labo­ral pre­ca­ri­zan­do al extre­mo la vida de la gen­te que es esen­cial en la cons­truc­ción de la rique­za de los pue­blos, los tra­ba­ja­do­res del cam­po y la ciu­dad. Hoy se habla de 30 millo­nes de per­so­nas que en Esta­dos Uni­dos pade­cen ham­bre, casi una Colom­bia com­ple­ta. La afec­ción no es solo para las pobla­cio­nes de los paí­ses del sur, sino para todos los pobres del mundo.

El capi­ta­lis­mo con­du­jo a una cri­sis social y eco­ló­gi­ca, la socie­dad de con­su­mo don­de los capi­ta­lis­tas bus­can la máxi­ma ren­ta­bi­li­dad, sin impor­tar las afec­cio­nes socia­les y ambien­ta­les nos ha con­du­ci­do a una cri­sis de civi­li­za­ción. Los pará­me­tros para medir la sani­dad de una eco­no­mía están man­da­dos a reco­ger, pues si las eco­no­mías siguen per­si­guien­do gran­des incre­men­tos en el PIB, la huma­ni­dad para sobre­vi­vir nece­si­ta­rá más de 5 pla­ne­tas como la tie­rra para pro­veer los recur­sos y mate­rias pri­mas. La cri­sis ener­gé­ti­ca está a la vis­ta, pero las medi­das que pre­ten­den evi­tar un défi­cit de hidro­car­bu­ros, ha pro­du­ci­do un enca­re­ci­mien­to de los ali­men­tos al des­ti­nar tie­rras y recur­sos a la pro­duc­ción de agro-com­bus­ti­bles, prio­ri­zan­do los vehícu­los de los ricos y de la cla­se media por enci­ma de los seres huma­nos. Un ver­da­de­ro tras­to­que de valores.

Se requie­re otro tipo de civi­li­za­ción, que haga via­ble socie­da­des pos-capi­ta­lis­tas, que colo­quen la vida huma­na en armo­nía con la natu­ra­le­za, que el cen­tro sea la esta­bi­li­dad de la huma­ni­dad, sus­ten­ta­da en una for­ma de pro­du­cir y con­su­mir aus­te­ra. Es impres­cin­di­ble fre­nar el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co derro­cha­dor irra­cio­nal, se debe pro­pug­nar por un cre­ci­mien­to cero o inclu­so nega­ti­vo. Este nue­vo enfo­que de la eco­no­mía jamás lo podrá acep­tar el capi­ta­lis­mo, pues su visión de recu­pe­ra­ción de la cri­sis se sus­ten­ta en el incre­men­to del PIB, o sea en la irra­cio­na­li­dad derro­cha­do­ra y consumista.

La cri­sis actual es más que una cri­sis finan­cie­ra o eco­nó­mi­ca, abar­ca el sis­te­ma com­ple­to de pro­duc­ción, con sus estruc­tu­ras eco­nó­mi­cas, socia­les, polí­ti­cas y cul­tu­ra­les. No en vano se habla de una cri­sis de civi­li­za­ción que lle­vó a la huma­ni­dad a los lími­tes de su exis­ten­cia. Por ello no pode­mos decir que el capi­ta­lis­mo ya se aca­bó y que por sí solo va a colap­sar, las cri­sis lo que hacen es faci­li­tar­le su muta­ción cuan­do la lucha de los pue­blos no logra reem­pla­zar la cri­sis por otra pro­pues­ta de socie­dad, en eso con­sis­ten las ver­da­de­ras revo­lu­cio­nes. Por eso hoy se abre esa doble posi­bi­li­dad, cam­bios revo­lu­cio­na­rios en algu­nos paí­ses y muta­cio­nes del mode­lo de domi­na­ción en otros. Eso ha acon­te­ci­do en otros momen­tos de la his­to­ria, des­de lue­go no siem­pre es de la mis­ma mane­ra ni bajo las mis­mas estructuras.

6. ¿Las expre­sio­nes de lucha y resis­ten­cia anti­im­pe­ria­lis­ta de los pue­blos del sur han fra­ca­sa­do en dete­ner el pro­yec­to neo­co­lo­nia­lis­ta en el con­ti­nen­te? ¿Cómo avan­zar hacia la inde­pen­den­cia definitiva?

El fra­ca­so real ha sido para el mode­lo neo­li­be­ral impe­ria­lis­ta, en el mun­do no ha logra­do esta­bi­li­zar las socie­da­des con mayo­res nive­les de bien­es­tar en el pre­sen­te y ha colo­ca­do en serio ries­go el futu­ro de la huma­ni­dad y el pla­ne­ta. Los paí­ses de Lati­noa­mé­ri­ca tam­bién hicie­ron cri­sis en manos de gobier­nos y mode­los neo­li­be­ra­les, des­tro­za­ron las eco­no­mías nacio­na­les, feria­ron al capi­tal trans­na­cio­nal el patri­mo­nio de los pue­blos y ter­mi­na­ron con todo ves­ti­gio de soberanía.

Hemos dicho que el neo­li­be­ra­lis­mo fra­ca­só como mode­lo de domi­na­ción, pues los nive­les de sobre explo­ta­ción, de gobier­nos corrup­tos, hicie­ron que los pue­blos toma­ran mayor con­cien­cia y se atre­vie­ran a bus­car otras alter­na­ti­vas, eso se fue acu­mu­lan­do en las déca­das de los 80 y 90. Los exclui­dos y expo­lia­dos resis­tie­ron la ofen­si­va del capi­tal, fina­li­zan­do el mile­nio se inau­gu­ra una nue­va épo­ca para el con­ti­nen­te con el triun­fo de Chá­vez, que hoy se extien­de por todo el con­ti­nen­te. No ha sido fácil recons­truir los paí­ses lue­go de los desas­tres deja­dos por la bur­gue­sía neo­li­be­ral apá­tri­da. Pen­sar e idear nue­vos cami­nos hacia la demo­cra­cia, la equi­dad y jus­ti­cia social ha sido com­ple­jo, pero más aún cons­truir en lo con­cre­to solu­cio­nes para los pue­blos. Con­se­guir resul­ta­dos lue­go de déca­das de expo­lia­ción va a reque­rir de tiem­po, pues se tra­ta de cons­truir demo­cra­cia par­ti­ci­pa­ti­va, nue­vas for­mas de gober­nar, otras estruc­tu­ras eco­nó­mi­cas, cubrir las gran­des caren­cias socia­les y de infra­es­truc­tu­ra que pade­cen estos paí­ses, rom­per con la cul­tu­ra de la depen­den­cia. Esto fue­ra más sen­ci­llo si no se usa­ra la agre­sión mili­tar por par­te del imperio. 

7. ¿Con­si­de­ra que se pue­de hablar de la derro­ta del pro­yec­to de cam­bio, de la posi­bi­li­dad de cons­truc­ción de otro mode­lo socio-eco­nó­mi­co, jus­to, huma­nis­ta, en equi­li­brio con la naturaleza?

Es todo lo con­tra­rio. Esta­dos Uni­dos es el país más endeu­da­do del mun­do, la cri­sis social lo car­co­me por den­tro, ya no se requie­re ir a los paí­ses del sur para ver lo que es la mise­ria, es un impe­rio que se man­tie­ne con la fuer­za mili­tar; pre­ten­de fre­nar, a pun­ta de gue­rras de ocu­pa­ción, los pro­ce­sos de cam­bio que los pue­blos dina­mi­zan en diver­sas lati­tu­des. Tan­to dine­ro en los bol­si­llos de unos pocos no pue­de con­si­de­rar­se mode­lo de socie­dad cuan­do paí­ses ente­ros de hun­den en el hambre.

El mun­do uni­po­lar ha hecho cri­sis, hoy más que nun­ca es vigen­te un pro­yec­to de cam­bio, así lo mues­tran los paí­ses de Lati­noa­mé­ri­ca y la agen­da del BRIC (Bra­sil, Rusia, India y Chi­na), favo­ra­bles al mul­ti­la­te­ra­lis­mo, a socie­da­des más demo­crá­ti­cas y a rela­cio­nes más hori­zon­ta­les entre pue­blos y nacio­nes. Esto ya con­fi­gu­ra una nue­va reali­dad, con socie­da­des en tran­si­ción que rei­vin­di­can la demo­cra­cia, la equi­dad y le dispu­tan espa­cios impor­tan­tes al impe­ria­lis­mo norteamericano.

8. ¿Cómo se han mani­fes­ta­do en nues­tro país las impli­ca­cio­nes del capi­ta­lis­mo sal­va­je- Neo­li­be­ra­lis­mo-? y ¿cómo los pro­ce­sos de resistencia?

Se pri­va­ti­za­ron las empre­sas esta­ta­les que eran patri­mo­nio nacio­nal, entre­gán­do­se a bajo pre­cio al capi­tal pri­va­do y tras­na­cio­nal; se des-regu­la­ri­zó la fuer­za labo­ral, aca­ban­do con toda la segu­ri­dad social y la esta­bi­li­dad; se des­tru­ye­ron las orga­ni­za­cio­nes sin­di­ca­les; se des­tru­yó la eco­no­mía agra­ria impo­nién­do­se por medio de la vio­len­cia ofi­cial del esta­do y los para­mi­li­ta­res el des­po­jo de los cam­pe­si­nos y afec­tan­do seria­men­te la sobe­ra­nía y segu­ri­dad ali­men­ta­ria del país.

La lucha del pue­blo colom­biano ha sido tenaz, su capa­ci­dad de resis­ten­cia ha sido admi­ra­ble, no han podi­do doble­gar­lo. Se cuen­tan por cen­te­na­res de miles los ase­si­na­tos, incon­ta­bles masa­cres, más de 4 millo­nes de des­pla­za­dos, y aún la resis­ten­cia sigue. Nue­vas for­mas de lucha como la Min­ga indí­ge­na y Social se ha con­ver­ti­do en refe­ren­te de los pro­ce­sos de con­ver­gen­cia para la cons­truc­ción de una alter­na­ti­va nacio­nal, ejem­plo de per­sis­ten­cia en la lucha y movi­li­za­ción. La inde­cli­na­ble lucha de las víc­ti­mas con­tra la impu­ni­dad enfi­la de mane­ra cer­te­ra su acción con­tra el esta­do. La lucha de la insur­gen­cia arma­da tam­bién hace par­te de esta lucha de resis­ten­cia del pue­blo colom­biano, sus obje­ti­vos son los mismos. 

9. ¿Cómo ana­li­za el con­tex­to sur­ame­ri­cano en el pro­ce­so demo­cra­ti­za­dor hoy y la ofen­si­va des­es­ta­bi­li­za­do­ra impe­ria­lis­ta? ¿El refor­za­mien­to impe­ria­lis­ta a Colom­bia como pro­yec­to de la contrarrevolución?

En Sura­mé­ri­ca hoy com­pi­ten dos mode­los, dos ini­cia­ti­vas, ya no se tra­ta solo de teo­rías. Las alter­na­ti­vas demo­cra­ti­za­do­ras, entre las que se encuen­tran Vene­zue­la, Ecua­dor y Boli­via, en una posi­ción más de avan­za­da y otros pro­ce­sos que acom­pa­ñan a otros nive­les los pro­ce­sos de cam­bio, pero de con­jun­to se ha veni­do crean­do una con­cien­cia de que es posi­ble otro tipo de socie­da­des, estos pro­ce­sos se han exten­di­do con mayor rit­mo. De otro lado están los paí­ses que quie­ren eter­ni­zar las estruc­tu­ras de domi­na­ción neo­li­be­ral supe­di­ta­das al dic­ta­men del impe­ria­lis­mo, quie­nes desa­rro­llan una agen­da de des­es­ta­bi­li­za­ción de los pro­ce­sos demo­cra­ti­za­do­res. Hoy ya exis­ten otras ins­ti­tu­cio­nes inter­na­cio­na­les que ponen en inte­rro­ga­ción los vie­jos orga­nis­mos inter­na­cio­na­les como la OEA y el TIAR, se escu­chan más las voces de UNASUR, el ALBA o el Con­se­jo de Segu­ri­dad Sur­ame­ri­ca­na. De un lado está la defen­sa de la demo­cra­cia, la jus­ti­cia, la equi­dad, la sobe­ra­nía nacio­nal y la paz; del otro lado está la expo­lia­ción y saqueo de los pue­blos, la exclu­sión y la guerra.

El gobierno de Uri­be y la oli­gar­quía colom­bia­na son los prin­ci­pa­les alia­dos del impe­rio nor­te­ame­ri­cano en sus pla­nes de des­es­ta­bi­li­za­ción de los pro­ce­sos demo­cra­ti­za­do­res que vive el con­ti­nen­te. La expor­ta­ción de las fuer­zas para­mi­li­ta­res a las fron­te­ras y paí­ses veci­nos es una de las estra­te­gias que per­mi­ten gene­rar esce­na­rios de vio­len­cia para jus­ti­fi­car cual­quier tipo de actua­ción mili­tar; jun­to a lo ante­rior se da la mili­ta­ri­za­ción de las fron­te­ras crean­do estruc­tu­ras mili­ta­res de carác­ter estra­té­gi­co como acon­te­ce con las divi­sio­nes del ejér­ci­to y sus coman­dos uni­fi­ca­dos. Colom­bia es el país que más se adap­ta al tipo de fuer­zas mili­ta­res y doc­tri­na mili­tar grin­ga, pues son copia de ellas. Com­pa­ra­ti­va­men­te son las fuer­zas mili­ta­res más gran­des del con­ti­nen­te, igua­lan­do en tro­pas a Bra­sil y cuen­tan con una flo­ta de heli­cóp­te­ros de com­ba­te entre las más des­ta­ca­das del mun­do. Pese a eso, tie­ne el atre­vi­mien­to de que­jar­se por que otros paí­ses tra­tan de acon­di­cio­nar sus medios defensivos.

Con la des­ca­ra­da acep­ta­ción de las bases mili­ta­res grin­gas en sue­lo colom­biano, que­da cla­ra la direc­ción que segui­rán las ope­ra­cio­nes mili­ta­res, el con­ti­nen­te ente­ro que­da expues­to a la vigi­lan­cia per­ma­nen­te de sus avio­nes espías que se apo­ya­rán en las bases mili­ta­res y los 7 aero­puer­tos inter­na­cio­na­les. Lo que acon­te­ce en Hai­tí es la mues­tra de lo que está por venir, pues con el pre­tex­to de lle­var ayu­da huma­ni­ta­ria a las víc­ti­mas del terre­mo­to, rea­li­zan la ocu­pa­ción mili­tar con cer­ca de 20 mil mari­nes, han deja­do cla­ro que su esta­día no es por cor­to tiempo.

10. ¿Para el ELN los des­ti­nos de la nación colom­bia­na con este gobierno hacia don­de van? ¿qué impli­ca­cio­nes tie­nen para el país y la región la exten­sión de los pla­nes de gue­rra, plan Colom­bia, Ome­ga, plan Patrio­ta y el incre­men­to de las bases mili­ta­res grin­gas con el pre­tex­to de la gue­rra con­tra el «nar­co­te­rro­ris­mo»?

La nación va para una agu­di­za­ción de la cri­sis social y huma­ni­ta­ria, y hacia una expor­ta­ción de la gue­rra de des­es­ta­bi­li­za­ción hacia los paí­ses veci­nos. Pero el con­ti­nen­te hoy cuen­ta con una reali­dad nue­va, pues hay un con­jun­to de paí­ses com­pro­me­ti­dos con otro des­tino para el con­ti­nen­te, ins­pi­ra­dos en idea­les de demo­cra­cia y jus­ti­cia social que podrán enfren­tar estas pre­ten­sio­nes impe­ria­lis­tas y gue­rre­ris­tas. Los colom­bia­nos tene­mos que mirar a los paí­ses del sur como nues­tros alia­dos natu­ra­les y bus­car con ellos un futu­ro común.

Esta­dos Uni­dos ya no tie­ne nada que ofre­cer a estos pue­blos, esa es la his­to­ria de un siglo com­ple­to de vasa­lla­je grin­go. Es el tiem­po de cons­truir jun­to con los paí­ses de Lati­noa­mé­ri­ca una sali­da de solu­ción polí­ti­ca para Colom­bia, con su acom­pa­ña­mien­to y actuar en armo­nía con el nue­vo mode­lo de demo­cra­cia que se cons­tru­ye. La paz de Colom­bia hace par­te de la lucha por la paz en el continente.

11. ¿Des­pués de los inten­tos de nego­cia­ción polí­ti­ca, des­de el año 2000, de las fuer­zas revo­lu­cio­na­rias e insur­gen­tes, FARC Y ELN, en el Caguán, Cara­cas, Haba­na Cuba, con los gobier­nos de Pas­tra­na y aho­ra con Uri­be Vélez, si es lógi­ca, sus­ten­ta­ble y via­ble esa posi­bi­li­dad, en qué con­sis­te, cual es la pro­pues­ta y el papel de los sec­to­res sociales?

La bús­que­da de la paz sigue sien­do váli­da y nece­sa­ria, una paz con dig­ni­dad y que cons­tru­ya solu­cio­nes evi­tan­do el derra­ma­mien­to de san­gre es lo más ele­men­tal del mun­do. Pero eso no lo han vis­to así los gobier­nos, pues para ellos el con­flic­to interno es pro­duc­to de la acción de unos locos que hay que exter­mi­nar, sin impor­tar las cau­sas que lo ori­gi­na­ron, por eso siem­pre han bus­ca­do y siguen bus­can­do el desar­me y la des­mo­vi­li­za­ción de la insur­gen­cia. Para el ELN una paz es via­ble si está sus­ten­ta­da en la posi­bi­li­dad real de tran­si­tar a una socie­dad más demo­crá­ti­ca, que via­bi­li­ce trans­for­ma­cio­nes socia­les estruc­tu­ra­les para hacer de Colom­bia un país más jus­to y sobe­rano, para ofre­cer­les a sus gen­tes mayor bien­es­tar y feli­ci­dad. Den­tro de esta ópti­ca el ELN siem­pre esta­rá dis­pues­to a tra­ba­jar por ella.

La cons­truc­ción de la paz debe ser un esfuer­zo de todos los colom­bia­nos, sobre todo de los sec­to­res socia­les y mar­gi­na­dos de Colom­bia. Un pro­ce­so de paz no es solo unas con­ver­sa­cio­nes entre la insur­gen­cia y el gobierno. Se tra­ta de cons­truir esce­na­rios don­de se dis­cu­tan los gran­des pro­ble­mas del país, don­de se ana­li­cen sus dolo­res y don­de se cons­tru­yan pro­pues­tas de carác­ter colec­ti­vo y nacional.

La polí­ti­ca en Colom­bia está con­ge­la­da, el par­la­men­to no dis­cu­te los pro­ble­mas del país, sino que se preo­cu­pa por esqui­var­los y per­pe­tuar unos intere­ses de las cla­ses domi­nan­tes. Un pro­ce­so de paz debe res­ca­tar la polí­ti­ca, los deba­tes para el pue­blo, para las mayo­rías y des­de ahí cons­truir sali­das para la cri­sis del país. Des­de la solu­ción polí­ti­ca exis­te la posi­bi­li­dad de cons­truir rei­vin­di­ca­ción para toda la sociedad.

12. ¿Para el ELN en las actua­les con­di­cio­nes cual es el pro­yec­to de cam­bio, el país que pro­po­ne? ¿Cuá­les son los alcan­ces de revo­lu­ción a la que se aspi­ra? ¿Cómo ve el ELN el pro­ce­so de uni­dad de las fuer­zas de izquierda?

Para el ELN el pro­yec­to de nue­vo país se cons­tru­ye con el con­jun­to de la socie­dad, gene­ran­do esce­na­rios de deba­te demo­crá­ti­co y con la par­ti­ci­pa­ción direc­ta de la gen­te. La socie­dad debe ser escu­cha­da, ella mis­ma debe lle­var su voz, no pode­mos seguir con demo­cra­cias repre­sen­ta­ti­vas, y debe supe­rar­se el mono­po­lio que la cla­se polí­ti­ca hace del ejer­ci­cio de gober­nar, los sec­to­res socia­les deben lle­gar a los esce­na­rios don­de se toman las defi­ni­cio­nes. El ELN le apues­ta a ayu­dar a cons­truir estos esce­na­rios y a ellos lle­va­re­mos nues­tras ideas o pro­pues­tas, esta­mos segu­ros que coin­ci­di­mos con ele­men­tos pro­gra­má­ti­cos que casi todos los movi­mien­tos socia­les han defen­di­do y cons­trui­do a lo lar­go de déca­das de luchas.

La revo­lu­ción a la que aspi­ra­mos es abrir un camino para una Colom­bia más demo­crá­ti­ca, jus­ta, más equi­ta­ti­va, don­de el pue­blo sea el pro­ta­go­nis­ta de su pro­pia his­to­ria, una revo­lu­ción de pro­fun­do con­te­ni­do social, humano, eco­ló­gi­co y cultural.

Febre­ro de 2010 

Revis­ta Insu­rrec­ción 205  

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.