Sé opti­mis­ta: ¡Con­su­me has­ta morir!, por Rebe­lión

Un inquie­tan­te anun­cio con fon­do negro mues­tra úni­ca­men­te la direc­ción web esto​so​lo​loa​rre​gla​mo​sen​tre​to​dos​.org, pero, ¿quién hay detrás de esto?

Es una cam­pa­ña publi­ci­ta­ria ini­cia­da por Jai­me de Andrés, res­pon­sa­ble de publi­ci­dad cor­po­ra­ti­va de Tele­fó­ni­ca jun­to a Javier Gómez Nava­rro (ex minis­tro de comer­cio y actual pre­si­den­te del Con­se­jo Supe­rior de Cáma­ras), el eco­no­mis­ta Gui­ller­mo de la Dehe­sa y los abo­ga­dos Anto­nio Garri­gues Wal­ker y Miquel Roca. «Es una lla­ma­da a la socie­dad civil para que se movi­li­ce», expli­ca­ron los res­po­na­bles de la ini­cia­ti­va, que dura­rá dos meses, con spots en tele­vi­sión, inser­cio­nes en pren­sa y car­te­le­ría exte­rior. En total, el cos­te de la cam­pa­ña será de cua­tro millo­nes de euros que han pues­to las Cáma­ras de comer­cio, la patro­nal de las gran­des empre­sas cons­truc­to­ras (Seo­pan) y un buen núme­ro de gran­des empre­sas (Tele­fó­ni­ca, Ibe­ria, El Cor­te Inglés, BBVA, San­tan­der, La Cai­xa, Caja Madrid, Rep­sol, Cep­sa, Ende­sa, Iber­dro­la, Map­fre, Aber­tis, Mer­ca­do­na, Indra, Ren­fe y Red Eléc­tri­ca).

El pro­yec­to es tan ambi­cio­so que se ha crea­do una ins­ti­tu­ción para que ges­tio­ne todo esto, la Fun­da­ción Con­fian­za. El spot tele­vi­si­vo reco­ge jus­ta­men­te el mani­fies­to de la Fun­da­ción en la voz de ciu­da­da­nos anó­ni­mos y de per­so­na­jes famo­sos, como los depor­tis­tas Fer­nan­do Romay, Car­los Sainz o los her­ma­nos Gasol, los pre­sen­ta­do­res Àngels Bar­ce­ló y Andreu Bue­na­fuen­te, el escri­tor Juan José Millás, el coci­ne­ro Ferran Adrià o el can­tan­te Melen­di.

Qui­zás tú seas uno de los 4.048.493 de para­dos que regis­tra­ba el Ser­vi­cio Públi­co de Empleo Esta­tal en enero (si a esto suma­mos los para­dos en cur­sos de for­ma­ción, los Tra­ba­ja­do­res Even­tua­les Agra­rios (TEAAS) y los que bus­can empleos de media jor­na­da o sólo en su loca­li­dad, enton­ces tene­mos 4,5 millo­nes de des­em­plea­dos, casi el 20% de la pobla­ción acti­va. Si es así, qui­zás no ten­gas mucho áni­mo para arre­glar la eco­no­mía de este país. O qui­zás te pre­gun­tes: ¿Y por qué empre­sas y orga­nis­mos tan impor­tan­tes quie­ren que yo sea opti­mis­ta?

Bueno, para empe­zar, el alto eje­cu­ti­vo que ha ini­cia­do esta ini­cia­ti­va tra­ba­ja para Tele­fó­ni­ca, una empre­sa que aumen­tó su bene­fi­cio neto un 2,4% en el ejer­ci­cio 2009, es decir que inclu­so en cri­sis, tie­nen razo­nes para ser opti­mis­tas, no como los 4,5 millo­nes de para­dos. Pero el pro­ble­ma pare­ce ser que la cri­sis ha hecho mucho daño en las eco­no­mías más bajas y en las expec­ta­ti­vas de con­su­mo de la cla­se media: mien­tras que en Fran­cia, ya en el segun­do tri­mes­tre de 2008 el gas­to pri­va­do vol­vía a cre­cer tras la cri­sis, en Espa­ña no ha deja­do de bajar des­de 2007 y el repun­te en últi­mo tri­mes­tre es míni­mo: 21 meses cayen­do el con­su­mo y con la con­fian­za del con­su­mi­dor casi por los sue­los. Así que se pre­gun­ta­ban en el dia­rio eco­nó­mi­co Expan­sión: “resul­ta lla­ma­ti­vo que paí­ses de nues­tro entorno como Fran­cia, Gre­cia, Por­tu­gal, Ita­lia o gran­des poten­cias como EEUU y Japón ya lle­van varios tri­mes­tres vien­do cómo cre­ce su con­su­mo pri­va­do. ¿Por qué en cam­bio los espa­ño­les hemos pre­fe­ri­do tener el dine­ro para­do en el bolsillo?”(1). El asun­to, es evi­den­te, preo­cu­pa mucho al mun­do empre­sa­rial, en pala­bras del mis­mo dia­rio: “En el con­su­mo está la cla­ve de la recu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca, por­que el gas­to de los hoga­res repre­sen­ta, nada más y nada menos, que 23 del PIB en Espa­ña.”

Quien no tie­ne dine­ro no gas­ta, y quien tie­ne algo lo aho­rra. Así pare­ce que fun­cio­na la eco­no­mía domés­ti­ca espa­ño­la, pues­to que ya en la cri­sis de 1993 la tasa de aho­rro se ele­vó has­ta el 16%, para des­pués caer al 10,2% en 2007. En el ter­cer tri­mes­tre de 2009 (últi­mo dato dis­po­ni­ble), supe­ra­ba ya el 14%. «Esta pecu­lia­ri­dad nos dis­tan­cia, por ejem­plo, de EEUU, don­de tie­nen más ten­den­cia al con­su­mo y no tan­to al aho­rro» expli­ca Sara Bali­ño, ana­lis­ta de AFI en Expan­sión. Fun­cas, la Fun­da­cion de las Cajas de Aho­rros, ya ha anun­cia­do que el aumen­to del aho­rro se man­ten­drá todo este año (has­ta una tasa de aho­rro del 18,2%), así que las pers­pec­ti­vas no tran­qui­li­zan mucho al mun­do empre­sa­rial.

Y en este con­tex­to nace una cam­pa­ña publi­ci­ta­ria sufra­ga­da por bue­na par­te de los que nos han lle­va­do a esta cri­sis, como las empre­sas cons­truc­to­ras o los ban­cos que han dado ale­gres prés­ta­mos a la locu­ra del ladri­llo. Ellos nos piden un esfuer­ci­to más. Lo decía el pro­pio pro­mo­tor de esta ini­cia­ti­va, Jai­me de Andrés: “Para medir el éxi­to del pro­yec­to segui­re­mos indi­ca­do­res ins­ti­tu­cio­na­les y el segui­mien­to de la web. Pero tam­bién sería una señal ver cam­bios en deter­mi­na­das posi­cio­nes en la socie­dad” (Públi­co, vier­nes 26 de febre­ro) ¿Se refe­ri­rá a que sal­ga­mos de una vez a la calle a pedir que con nues­tro dine­ro no se finan­cie a los ban­cos? ¿O se refie­re a que pida­mos pres­ta­mos e hipo­te­cas y nos pon­ga­mos a com­prar y gas­tar? En la pro­pia pági­na web del pro­yec­to hay una sec­ción de “bue­nas noti­cias”, y dos de ellas dan algu­na pis­ta: “Ya com­pra­mos más (en el cuar­to tri­mes­tre del 2009 el gas­to en con­su­mo final de los hoga­res espa­ño­les pasa del ‑5,0% al ‑3,5%)» y “El núme­ro de vivien­das hipo­te­ca­das cre­ce por pri­me­ra vez en dos años y medio».

Así pues, nace una cam­pa­ña que inten­ta que el opti­mis­mo se tra­duz­ca en tar­je­tas de cré­di­to movi­di­tas, bol­si­llo lige­ro e inco­ti­nen­cia a la hora de pedir prés­ta­mos e hipo­te­cas. Esto​loa​rre​gla​mo​sen​tre​to​dos​.org bien podría lla­mar­se: “seop​ti​mis​tay​com​pra​.org», “hipo​te​ca​te​co​mo​sea​.org», o “gas​ta​deu​napu​tavez​.org».

Qui­zás a ti se te ocu­rran mejo­res for­mas de gas­tar­se los 4 millo­nes de euros des­ti­na­dos a aumen­tar el opti­mis­mo ren­ta­ble o inclu­so crees que las cons­truc­to­ras, los ban­cos y las ins­ti­tu­cio­nes públi­cas que les han per­mi­ti­do hacer lo que han hecho son los que debe­rían haber sufri­do (aun­que fue­ra un poqui­to) la cri­sis.

Esto, con­ti­go y unos cuan­tos opti­mis­tas, lo arre­gla­mos.

NOTA

1.“Los espa­ño­les no se ras­can el bol­si­llo para salir de la cri­sis”, Bea­triz Ami­got, Expan­sión 19-02-2010

Fuen­te: http://​www​.letra​.org/​s​p​i​p​/​a​r​t​i​c​l​e​.​p​h​p​?​i​d​_​a​r​t​i​c​l​e​=​3​406

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *