Con­flic­to nuclear: Irán y Siria le dicen no a Esta­dos Uni­dos

Pese a los esfuer­zos de Esta­dos Uni­dos por ale­jar a Siria de la órbi­ta de Irán, ambos paí­ses pre­sen­ta­ron un fren­te uni­do este jue­ves, en un reso­nan­te «no» a Washing­ton.

IAR Noti­cias /​
BBC

El pre­si­den­te de Irán, Mah­moud Ahma­di­ne­jad, enfa­ti­zó sus «pro­fun­dos» lazos con Siria duran­te una reu­nión con el pre­si­den­te Bashar al-Assad en Damas­co.

Assad seña­ló que los dos paí­ses están tra­ba­jan­do jun­tos para con­fron­tar lo que lla­mó el «terro­ris­mo israe­lí».

El encuen­tro tuvo lugar a sólo unos días de que Esta­dos Uni­dos nom­bra­ra un nue­vo emba­ja­dor en Siria, deci­sión que fue vis­ta como indi­ca­dor del mejo­ra­mien­to de la rela­ción diplo­má­ti­ca entre Washing­ton y Damas­co.

Los dos líde­res des­es­ti­ma­ron los lla­ma­dos esta­dou­ni­den­ses a Siria para que se dis­tan­cie de Irán, afir­man­do que, por el con­tra­rio, con­ti­nua­rían for­ta­le­cien­do sus rela­cio­nes.

«Estoy sor­pren­di­do por el lla­ma­do (de EE.UU.) para que se pon­ga dis­tan­cia entre los paí­ses, cuan­do ellos plan­tean el tema de la esta­bi­li­dad y la paz en el Medio Orien­te, y todos los otros bellos prin­ci­pios», decla­ró el jue­ves el pre­si­den­te sirio.

Tam­bién defen­dió el dere­cho de Irán a enri­que­cer ura­nio, asun­to que enfren­ta al régi­men ira­ní con Esta­dos Uni­dos y Euro­pa.

«Lazos de her­man­dad»

Duran­te su via­je, Ahma­di­ne­jad hizo un lla­ma­do para que EE.UU. e Israel sean ale­ja­dos del mun­do ára­be.

El pre­si­den­te ira­ní dijo que Tehe­rán y Damas­co tenían «lazos de her­man­dad, dura­de­ros y pro­fun­dos, y nadie podría dañar los lazos ni siquie­ra leve­men­te».

En la agen­da de su via­je, Ahma­di­ne­jad tam­bién se reúne con diri­gen­tes de alto ran­go de los gru­pos radi­ca­les Hamas y Hez­bo­lá resi­den­tes en Damas­co.

El nom­bra­mien­to de un nue­vo emba­ja­dor repre­sen­tó para EE.UU. una «lige­ra aper­tu­ra» en sus rela­cio­nes con Siria, según dijo el miér­co­les la secre­ta­ria de Esta­do, Hillary Clin­ton.

Pero EE.UU. aún guar­da reser­vas sobre el res­pal­do sirio a gru­pos isla­mis­tas radi­ca­les, apun­tó Clin­ton.

La sema­na pasa­da, el envia­do de EE.UU. William Burns dijo que las con­ver­sa­cio­nes con el pre­si­den­te Assad habían sido «fran­cas».

Para el espe­cia­lis­ta en Diplo­ma­cia de la BBC, Jonathan Mar­cus, el obje­ti­vo esta­dou­ni­den­se de sacar a Siria de su víncu­lo con Irán ha demos­tra­do ser ilu­so­rio.

«Washing­ton ha teni­do que reca­li­brar sus expec­ta­ti­vas. Ras­tau­rar por com­ple­to las rela­cio­nes diplo­má­ti­cas es una espe­cie de apues­ta. ¿Qué dará Siria a cam­bio?».

EE.UU. no tenía repre­sen­ta­ción diplo­má­ti­ca en Siria des­de 2005.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *