Con­flic­to nuclear: Irán y Siria le dicen no a Esta­dos Unidos

Pese a los esfuer­zos de Esta­dos Uni­dos por ale­jar a Siria de la órbi­ta de Irán, ambos paí­ses pre­sen­ta­ron un fren­te uni­do este jue­ves, en un reso­nan­te «no» a Washington.

IAR Noti­cias /​
BBC

El pre­si­den­te de Irán, Mah­moud Ahma­di­ne­jad, enfa­ti­zó sus «pro­fun­dos» lazos con Siria duran­te una reu­nión con el pre­si­den­te Bashar al-Assad en Damasco.

Assad seña­ló que los dos paí­ses están tra­ba­jan­do jun­tos para con­fron­tar lo que lla­mó el «terro­ris­mo israelí».

El encuen­tro tuvo lugar a sólo unos días de que Esta­dos Uni­dos nom­bra­ra un nue­vo emba­ja­dor en Siria, deci­sión que fue vis­ta como indi­ca­dor del mejo­ra­mien­to de la rela­ción diplo­má­ti­ca entre Washing­ton y Damasco.

Los dos líde­res des­es­ti­ma­ron los lla­ma­dos esta­dou­ni­den­ses a Siria para que se dis­tan­cie de Irán, afir­man­do que, por el con­tra­rio, con­ti­nua­rían for­ta­le­cien­do sus relaciones.

«Estoy sor­pren­di­do por el lla­ma­do (de EE.UU.) para que se pon­ga dis­tan­cia entre los paí­ses, cuan­do ellos plan­tean el tema de la esta­bi­li­dad y la paz en el Medio Orien­te, y todos los otros bellos prin­ci­pios», decla­ró el jue­ves el pre­si­den­te sirio.

Tam­bién defen­dió el dere­cho de Irán a enri­que­cer ura­nio, asun­to que enfren­ta al régi­men ira­ní con Esta­dos Uni­dos y Europa.

«Lazos de hermandad»

Duran­te su via­je, Ahma­di­ne­jad hizo un lla­ma­do para que EE.UU. e Israel sean ale­ja­dos del mun­do árabe.

El pre­si­den­te ira­ní dijo que Tehe­rán y Damas­co tenían «lazos de her­man­dad, dura­de­ros y pro­fun­dos, y nadie podría dañar los lazos ni siquie­ra levemente».

En la agen­da de su via­je, Ahma­di­ne­jad tam­bién se reúne con diri­gen­tes de alto ran­go de los gru­pos radi­ca­les Hamas y Hez­bo­lá resi­den­tes en Damasco.

El nom­bra­mien­to de un nue­vo emba­ja­dor repre­sen­tó para EE.UU. una «lige­ra aper­tu­ra» en sus rela­cio­nes con Siria, según dijo el miér­co­les la secre­ta­ria de Esta­do, Hillary Clinton.

Pero EE.UU. aún guar­da reser­vas sobre el res­pal­do sirio a gru­pos isla­mis­tas radi­ca­les, apun­tó Clinton.

La sema­na pasa­da, el envia­do de EE.UU. William Burns dijo que las con­ver­sa­cio­nes con el pre­si­den­te Assad habían sido «fran­cas».

Para el espe­cia­lis­ta en Diplo­ma­cia de la BBC, Jonathan Mar­cus, el obje­ti­vo esta­dou­ni­den­se de sacar a Siria de su víncu­lo con Irán ha demos­tra­do ser ilusorio.

«Washing­ton ha teni­do que reca­li­brar sus expec­ta­ti­vas. Ras­tau­rar por com­ple­to las rela­cio­nes diplo­má­ti­cas es una espe­cie de apues­ta. ¿Qué dará Siria a cambio?».

EE.UU. no tenía repre­sen­ta­ción diplo­má­ti­ca en Siria des­de 2005.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.