PSE y PP ven el fallo de Estras­bur­go como la con­sa­gra­ción de su «cam­bio» por Iña­ki Irion­do

La inad­mi­sión de los recur­sos pre­sen­ta­dos ante el Tri­bu­nal Euro­peo de Dere­chos Huma­nos por par­ti­dos vas­cos con­tra la prohi­bi­ción espa­ño­la de la con­sul­ta apro­ba­da por el Par­la­men­to de Gas­teiz está sien­do apro­ve­cha­da por PSE y PP para ven­der la idea de que el dere­cho a deci­dir for­ma par­te de un ciclo polí­ti­co pasa­do, aso­cia­do con la con­fron­ta­ción y la ines­ta­bi­li­dad y supe­ra­do por el «cam­bio» de su lle­ga­da a Lakua.

Un juez úni­co del Tri­bu­nal Euro­peo de Dere­chos Huma­nos no ha admi­ti­do a trá­mi­te los recur­sos pre­sen­ta­dos por par­ti­dos vas­cos con­tra el Rei­no de Espa­ña por haber prohi­bi­do la con­sul­ta apro­ba­da por el Par­la­men­to de Gas­teiz para el 25 de octu­bre de 2008. Sin entrar a valo­rar el fon­do de la cues­tión, ha sen­ten­cia­do que la deman­da «resul­ta incom­pa­ti­ble con las dis­po­si­cio­nes del Con­ve­nio Euro­peo de Dere­chos Huma­nos».

Pese a las limi­ta­cio­nes de esta nega­ti­va, tan­to PSE como PP la han apro­ve­cha­do para pre­sen­tar la exi­gen­cia del dere­cho a deci­dir como «velei­da­des» del pasa­do, pues­to que se con­fir­ma que «aquí no hay dere­chos ni liber­ta­des vul­ne­ra­das».

El lehen­da­ka­ri, Patxi López, reci­bió ayer al pre­si­den­te del PP de la CAV, Anto­nio Basa­goi­ti, para hacer balan­ce del cum­pli­mien­to del pac­to sus­cri­to hace diez meses. Las rue­das de pren­sa pos­te­rio­res a la cita sir­vie­ron para que deja­ran cons­tan­cia de su inter­pre­ta­ción de la deci­sión del Tri­bu­nal de Estras­bur­go.

López comen­zó con un «no voy a decir aque­llo de que ya lo decía­mos noso­tros» para aña­dir que el fallo da la razón a quie­nes defen­dían que la anu­la­ción de la con­sul­ta «no vul­ne­ra­ba nin­gún dere­cho fun­da­men­tal, sino que lo que se impi­dió fue una ini­cia­ti­va tram­po­sa, de algu­na mane­ra, que el Gobierno de Iba­rretxe no tenía com­pe­ten­cias para con­vo­car y que ade­más divi­día de mane­ra gra­ve e inne­ce­sa­ria a la socie­dad vas­ca».

A esto aña­dió su espe­ran­za de que «algu­nos se den cuen­ta de que lo que hace fal­ta es dedi­car­se a aten­der a los ciu­da­da­nos y resol­ver pro­ble­mas ‑como hace su Gobierno con el apo­yo del PP- y no a otro tipo de velei­da­des».

El lehen­da­ka­ri mos­tró su deseo de que con la deci­sión del tri­bu­nal euro­peo «se ter­mi­ne un via­je hacia nin­gu­na par­te».

En la mis­ma línea, el pre­si­den­te del PP de la CAV, Anto­nio Basa­goi­ti, ase­gu­ró que el fallo «es el cer­ti­fi­ca­do euro­peo de que el PNV está en el pasa­do y en la con­fron­ta­ción». A su enten­der, la for­ma­ción de Iñi­go Urku­llu «sigue con lo mis­mo por­que al plan Iba­rretxe le lla­ma con­cier­to polí­ti­co o refor­ma esta­tu­ta­ria».

Basa­goi­ti dijo orgu­llo­so que «esto demues­tra que el eje de la polí­ti­ca vas­ca ha cam­bia­do por­que con el PNV esta­ba en la iden­ti­dad y en la inde­pen­den­cia, y con el PSE y el PP el deba­te está en la eco­no­mía y en los pro­ble­mas reales. Vamos en mejor direc­ción».

Egi­bar: «Motor de futu­ro»

Fren­te a estas afir­ma­cio­nes, el por­ta­voz del PNV en el Par­la­men­to de Gas­teiz, Jose­ba Egi­bar, decla­ró que «el dere­cho a deci­dir es el motor del futu­ro», y diri­gién­do­se al lehen­da­ka­ri le res­pon­dió que «la tram­pa y la ver­da­de­ra gra­ve­dad» de este asun­to es que, quie­nes «se dicen demó­cra­tas, prohí­ban escu­char la voz de la ciu­da­da­nía».

El PNV se que­ja de que el moti­vo por el que el juez no admi­te el recur­so ni siquie­ra figu­ra­ba en el escri­to de los jel­tza­les. En cual­quier caso, Egi­bar seña­ló que hay un pro­ble­ma polí­ti­co de fon­do, que es el no reco­no­ci­mien­to por par­te de Espa­ña de nin­gún otro suje­to polí­ti­co con capa­ci­dad de deci­sión.

Ara­lar, cuyo recur­so tam­po­co ha sido admi­ti­do, con­si­de­ra «repro­ba­ble» la acti­tud del Tri­bu­nal de Estras­bur­go y tras la que «pue­de exis­tir una moti­va­ción polí­ti­ca» que pre­ten­de que «no se hable en Euro­pa del con­flic­to de Eus­kal Herria».

López y Basa­goi­ti, satis­fe­chos de cómo se desa­rro­lla su pac­to

Tras un encuen­tro de algo más de una hora de dura­ción, el pre­si­den­te del PP de la CAV, Anto­nio Basa­goi­ti, y el lehen­da­ka­ri, Patxi López, com­pa­re­cie­ron por sepa­ra­do ante los medios para hacer una valo­ra­ción satis­fac­to­ria de cómo va cum­plién­do­se el pac­to fir­ma­do hace diez meses.

Basa­goi­ti está espe­cial­men­te satis­fe­cho de la mar­cha de la «polí­ti­ca anti­te­rro­ris­ta» y de «des­le­gi­ti­ma­ción de la vio­len­cia». Y su obse­sión aho­ra es que la izquier­da aber­tza­le «no ten­ga nin­gu­na puer­ta abier­ta, por peque­ña que sea, nin­gu­na espe­ran­za, de poder pre­sen­tar­se a las pró­xi­mas elec­cio­nes» muni­ci­pa­les y fora­les.

En otras mate­rias, como la eco­nó­mi­ca, la nota ya no es tan bue­na. Recla­ma sobre todo más rapi­dez en la con­ten­ción del gas­to públi­co y el adel­ga­za­mien­to de la admi­nis­tra­ción, sobre todo las socie­da­des públi­cas. Lo que cifró en una reduc­ción del 20%. Recla­ma tam­bién ayu­das para autó­no­mos y pymes, y liber­tad lin­güís­ti­ca en edu­ca­ción.

El lehen­da­ka­ri, por su par­te, coin­ci­de en la valo­ra­ción posi­ti­va del cum­pli­mien­to de lo acor­da­do, y mati­za que algu­nas de las cues­tio­nes que rei­vin­di­ca el PP están ya sien­do ana­li­za­das, aun­que, como en el caso de la reduc­ción de las socie­da­des públi­cas, requie­ren actuar con res­pon­sa­bi­li­dad, más allá de la bús­que­da de «cifras mági­cas».

López sigue defen­dien­do que su Gobierno ha pasa­do de las rei­vin­di­ca­cio­nes iden­ti­ta­rias a la bús­que­da de solu­cio­nes a la cri­sis, y des­ta­ca su capa­ci­dad de acuer­do tan­to con los socios del PP como con los sin­di­ca­tos, el pro­pio PNV, las dipu­tacio­nes y Eudel. I.I.

ELA ase­gu­ra que si se orga­ni­za bien, «no lo pue­de fre­nar nadie»

El secre­ta­rio gene­ral de ELA, Adol­fo Muñoz, ve «capa­ci­dad sufi­cien­te» para orga­ni­zar una con­sul­ta, y que de lo acon­te­ci­do habrá que sacar «con­clu­sio­nes» para que la pró­xi­ma vez que «se orga­ni­ce, se orga­ni­ce mejor», por­que lo hecho por el Gobierno auto­nó­mi­co ante­rior fue «muy poco creí­ble, más allá del resul­ta­do del Tri­bu­nal».

En una entre­vis­ta a Radio Eus­ka­di, Muñoz mani­fes­tó que hay capa­ci­dad sufi­cien­te para orga­ni­zar una con­sul­ta «en con­di­cio­nes» en la socie­dad vas­ca si «se hace el tra­ba­jo bien, si no se exclu­ye a nadie en el dise­ño y si se con­ven­ce a la base social sobe­ra­nis­ta».

El diri­gen­te sin­di­cal recor­dó que es un plan­tea­mien­to «abso­lu­ta­men­te demo­crá­ti­co». «Con inde­pen­den­cia de lo que haya dicho el tri­bu­nal, si somos capa­ces de hacer­lo demo­crá­ti­ca­men­te, eso no lo pue­de fre­nar nadie», con­clu­yó.

www​.gara​.net

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *