«Noso­tros, el pue­blo, la resis­ten­cia y el ejér­ci­to, somos capa­ces de pro­te­ger el Líbano sin ayu­da de nadie»

El Sayed Hasan Nas­ra­la, secre­ta­rio gene­ral de Hiz­bu­la, ase­gu­ró con oca­sión del ani­ver­sa­rio anual de los líde­res mártires 

El jeque Raghib Harb, al-sayed Abbás al-Musa­wi e Imad Mugh­ni­ya- en el esta­dio Sayed al-Shuha­da de la Dahi­ya de Bei­rut, a tra­vés de una pan­ta­lla gigan­te: «que­re­mos una ven­gan­za a la altu­ra de Imad Mugh­ni­ya y sere­mos noso­tros los que eli­ja­mos el lugar y el momen­to». Tam­bién diri­gió estas pala­bras a los israe­líes: «si bom­bar­deáis el aero­puer­to Rafiq al-Hari­ri, bom­bar­dea­re­mos Ben Gurión, si bom­bar­deáis nues­tros puer­tos, bom­bar­dea­re­mos los vues­tros y si bom­bar­deáis nues­tras cen­tra­les eléc­tri­cas, bom­bar­dea­re­mos las vues­tras», y ter­mi­nó así: «noso­tros los liba­ne­ses, tan­to el pue­blo como el ejér­ci­to y la resis­ten­cia, somos capa­ces de defen­der nues­tro país sin la ayu­da de nadie».
El sayed Hasan Nas­ra­la ini­ció el dis­cur­so con pala­bras de con­do­len­cia para las víc­ti­mas del avión sinies­tra­do que, tras varias sema­nas de la des­gra­cia, siguen espe­ran­do los cuer­pos de sus fami­lia­res que muchas veces retor­nan des­pe­da­za­dos por los «efec­tos natu­ra­les». Tam­bién expre­só su «pésa­me con oca­sión del quin­to ani­ver­sa­rio del ase­si­na­to de Rafiq al-Hari­ri a la fami­lia del difun­to y muy espe­cial­men­te a su espo­sa y al pre­si­den­te del gobierno liba­nés Saad al-Hari­ri, así como a todos los her­ma­nos y her­ma­nas de la «Corrien­te del Futu­ro» (tiyar al-mustaqbal).
Tam­bién alu­dió Nas­ra­la a las repe­ti­das ame­na­zas israe­líes de los últi­mos meses:
«Por des­gra­cia en el Líbano siem­pre vol­ve­mos a la casi­lla de sali­da, no saca­mos pro­ve­cho de nues­tras expe­rien­cias como liba­ne­ses ni de las del res­to del mun­do ni de las de la his­to­ria y siem­pre vol­ve­mos a la casi­lla de sali­da y a plan­tear­nos las mis­mas pre­gun­tas. Siem­pre las mis­mas pre­gun­tas des­de 1982 y des­de antes, se plan­tean las mis­mas opcio­nes y vías y yo no estoy dis­pues­to a dis­cu­tir­las, sin embar­go comen­to la cues­tión con una pre­gun­ta acla­ra­to­ria cuya res­pues­ta ya cono­ce­mos: ¿Pue­den las pro­me­sas de los esta­dou­ni­den­ses pro­te­ger el Líbano? Quie­ro decir, si salen Barack y Biden (por fin aca­ba­mos con Bush y Che­ney) y se gol­pean el pecho y nos pro­me­ten que no tema­mos ni nos preo­cu­pe­mos por el Líbano por­que ellos lo pro­te­gen, ¿podrán man­te­ner la promesa?
«Un pun­to rela­cio­na­do con la cre­di­bi­li­dad de Oba­ma y que tie­ne rela­ción con el Pro­ce­so de Paz es que no ha sido capaz de con­ge­lar la cons­truc­ción de asen­ta­mien­tos. ¿Es ver­dad que las reso­lu­cio­nes inter­na­cio­na­les pro­te­gen el Líbano? ¿Lo han pro­te­gi­do en los últi­mos 60 años? ¿Es ver­dad que la comu­ni­dad inter­na­cio­nal pro­te­ge el Líbano? ¿Aca­so lo ha pro­te­gi­do en los últi­mos 60 años?
Prosiguió:
«La Comu­ni­dad Inter­na­cio­nal, que no se preo­cu­pa más que por sus intere­ses y sólo res­pe­ta al más fuer­te, ¿será capaz de ser neu­tral con el Líbano?, es decir: si tomá­se­mos el Líbano como un país neu­tral, ¿aca­so sería­mos capa­ces de con­ven­cer a Israel de que no ten­ga ambi­cio­nes en nues­tra tie­rra y nues­tras aguas, sería­mos capa­ces de con­ven­cer­lo de nos devuel­va las Gran­jas de Sha­baa y las coli­nas de Kfer Shou­ba y de que regre­sen los refu­gia­dos pales­ti­nos? ¿Ser neu­tra­les nos per­mi­ti­ría con­ven­cer a Israel de esto? Hoy hemos leí­do en los perió­di­cos que Liber­man dice que si alguien sue­ña con tener la paz sobre el prin­ci­pio de que le devol­va­mos un solo pal­mo de tie­rra que sepa que eso es una ilu­sión. Estas pala­bras no van diri­gi­das sólo a los pales­ti­nos y a los sirios, tam­bién a noso­tros los liba­ne­ses, y des­pués nos sale su ase­sor dicien­do que el regre­so de los pales­ti­nos a la Pales­ti­na ocu­pa­da es una línea roja que no se pue­de tras­pa­sar. Por supues­to él se refie­re al Esta­do de Israel, y habla des­de un pun­to de vis­ta lógi­co, legal y moral para prohi­bir el regre­so de los refu­gia­dos pales­ti­nos. Si el Líbano fue­se neu­tral ¿sería capaz de recu­pe­rar y pro­te­ger su tie­rra y sus aguas en el futu­ro, podría ayu­dar a los pales­ti­nos a vol­ver a sus casas y sus tie­rras?, por supues­to la expe­rien­cia nos dice que no. Es extra­ño que en el Líbano este­mos dis­cu­tien­do estas evi­den­cias. En el Uni­ver­so hay leyes natu­ra­les, en la his­to­ria y las socie­da­des hay códi­gos, toda la expe­rien­cia huma­na dice que el fuer­te sobre­vi­ve en la lucha con­tra el tirano, el opre­sor, el ocu­pan­te y el inva­sor; la his­to­ria dice que sólo tu fuer­za pro­te­ge­rá tu tie­rra, los débi­les no pin­tan nada en estas cuen­tas y equi­li­brios, como los que rue­gan por­que los pro­te­jan tam­po­co pin­tan nada, sólo los fuer­tes pue­den impo­ner res­pe­to ante el mun­do y rea­li­zar sus obje­ti­vos y, si mue­ren, se con­vier­ten en már­ti­res con todos los hono­res. ¿El Líbano pue­de ser fuerte?
Ame­na­zas israelíes
«Hoy nos vemos ante esta corrien­te de ame­na­zas israe­líes y cómo nos vamos a com­por­tar. Quie­ro decir dos cosas, una rela­cio­na­da con la situa­ción inter­na liba­ne­sa y la otra con la israe­lí. Res­pec­to a la situa­ción inter­na liba­ne­sa no cabe duda de que ten­go que apro­bar la posi­ción ofi­cial del Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca, el Pri­mer Minis­tro, el Pre­si­den­te del Par­la­men­to y los man­dos del ejér­ci­to, así como la posi­ción de la gran mayo­ría de las fuer­zas polí­ti­cas del Líbano, por­que todos expre­san recha­zo a las ame­na­zas israe­líes, insu­mi­sión a su volun­tad y soli­da­ri­dad nacio­nal para enfren­tar­se a cual­quier agre­sión israe­lí.» Con­ti­nuó: «Tam­bién en lo tocan­te a la situa­ción inter­na ten­go que hablar del tema de los pre­tex­tos, es decir, que recha­za­mos las ame­na­zas israe­líes a la vez que exi­gi­mos que no se le den pre­tex­tos, y este argu­men­to quie­ro abor­dar­lo por­que no es correc­to y com­pren­de algu­nas per­ver­si­da­des que no nos ayu­da­rán a com­ba­tir las ame­na­zas por muchas razo­nes, en pri­mer lugar por­que Israel cuan­do quie­re agre­dir a cual­quier país no nece­si­ta pretextos.
«Des­de 1948 has­ta 1967, y en todas las gue­rras pos­te­rio­res con­tra el Líbano, inclu­so en la gue­rra de julio de 2006 en la que los dos sol­da­dos cap­tu­ra­dos no fue­ron excu­sa ni pre­tex­to, todas las gue­rras esta­ban pre­pa­ra­das con ante­rio­ri­dad y los mis­mos israe­líes lo han reco­no­ci­do pos­te­rior­men­te. Israel no nece­si­ta pre­tex­tos que pre­sen­tar ante nadie, y si los nece­si­ta­se es muy inge­nio­so para fabri­car­los; pla­nea una ope­ra­ción fra­ca­sa­da en cual­quier par­te del mun­do, res­pon­sa­bi­li­za a Hiz­bu­la y ata­ca el Líbano, o res­pon­sa­bi­li­za a los her­ma­nos pales­ti­nos y ata­ca Gaza, tam­bién pue­de res­pon­sa­bi­li­zar a Siria y ata­car­la. Por eso en este tema sea­mos sin­ce­ros y cla­ros con la gen­te, y quie­ro hacer un lla­ma­mien­to a las pala­bras de algu­nos res­pon­sa­bles en entre­vis­tas por tele­vi­sión, y lo peor y más peli­gro­so de esas decla­ra­cio­nes es que res­pon­sa­bi­li­zan implí­ci­ta­men­te a la Resis­ten­cia, es decir, vie­nen a decir que hacen res­pon­sa­ble con ante­la­ción a la Resis­ten­cia de cual­quier posi­ble agre­sión israe­lí, y eso es una for­ma de jus­ti­fi­car los ata­ques de Israel y dar­les pre­tex­tos, por eso esta­mos dis­pues­tos a dis­cu­tir esta idea de for­ma bila­te­ral con quién sea para con­ven­cer­lo de que esa lógi­ca y estra­te­gia son erró­neas, y que ese camino no sir­ve para com­ba­tir al enemigo.
«Lo más peli­gro­so en este con­tex­to es lo que veni­mos oyen­do des­de hace un mes, pues hay un nue­vo len­gua­je en un lugar con­cre­to y redu­ci­do del Líbano, ese len­gua­je vie­ne a decir lo que resu­mo como sigue: la mis­ma exis­ten­cia de la Resis­ten­cia en el Líbano, inclu­so si no hace nada ni en la fron­te­ra ni en el extran­je­ro, su mis­ma exis­ten­cia es un pre­tex­to sufi­cien­te para que el enemi­go israe­lí ata­que el Líbano, por eso debe­mos anu­lar la Resis­ten­cia con sus armas, y esas pala­bras son muy muy muy peli­gro­sas a nivel nacio­nal por­que como míni­mo jus­ti­fi­can cual­quier agre­sión israe­lí aun­que la resis­ten­cia no les hubie­ra dado pre­tex­to, como ellos mis­mos dicen, la mis­ma exis­ten­cia de la resis­ten­cia es una excu­sa suficiente.
«Si segui­mos tiran­do del hilo de esta cues­tión lle­ga­mos a lo más peli­gro­so e impor­tan­te, no quie­ro acu­sar a nadie, sola­men­te hacer una pre­gun­ta, ¿Están lla­man­do a la gue­rra? Has­ta aho­ra decía­mos que esta­ban jus­ti­fi­can­do la gue­rra y que esta­ban equi­vo­ca­dos, pero pode­mos pre­gun­tar­nos a un segun­do nivel: ¿Están ape­lan­do a una gue­rra israe­lí con­tra el Líbano? ¿Esta­mos de nue­vo en la situa­ción de 1982? ¿Tan deses­pe­ra­dos están algu­nos que ven la gue­rra israe­lí con­tra el Líbano como úni­co camino para esca­par de los pro­yec­tos, sue­ños y aspi­ra­cio­nes que se les han esfu­ma­do en los últi­mos momentos?
«Ante tal len­gua­je y tal lógi­ca ¿cuál es la res­pon­sa­bi­li­dad del Gobierno liba­nés y de las auto­ri­da­des?, ¿así se cons­tru­ye el país?, ¿pue­de callar­se el país ante los que pro­veen jus­ti­fi­ca­cio­nes ple­nas para un ata­que con­tra el Líbano, su pue­blo, su tie­rra, sus infra­es­truc­tu­ras, del mis­mo modo que nos ame­na­zan los israelíes?
Israel, en un aprieto
EL sayed Hasan Nas­ra­la pasó a «des­cri­bir la situa­ción estra­té­gi­ca que vive Israel des­de que fra­ca­só en la gue­rra de julio con­tra el Líbano y en la de Gaza» y en este con­tex­to dijo:
«Israel vive en el aprie­to de no poder impo­ner la paz ni poder hacer la gue­rra. Ni es capaz de impo­ner sus con­di­cio­nes para la paz, y entre sus con­di­cio­nes está no devol­ver el Golán a Siria ‑por lo que se com­pli­ca­ron las nego­cia­cio­nes, pues­to que abor­dar el Golán con­lle­va­ba ser some­ti­do a vota­ción en la Knes­set y pos­te­rior­men­te en refe­rén­dum popu­lar, etc,- y pasa lo mis­mo con la Gran­jas de la Sha­baa, las coli­nas de kfer Shou­ba, y eso sin con­tar los terri­to­rios pales­ti­nos ocu­pa­dos. Muy bien, tras la evo­lu­ción de los vein­te últi­mos años ¿serán capa­ces los israe­líes hoy de impo­ner a los gobier­nos ára­bes y al pue­blo ára­be la paz sin devol­ver la tie­rra? ¿Podrían impo­ner la paz sin devol­ver Jeru­sa­lén y dejar regre­sar a los refu­gia­dos? Eso se aca­bó, con todo mi res­pe­to a la Ini­cia­ti­va Ára­be por la Paz (al-muba­da­ra).
«Los israe­líes ya no pue­den impo­ner sus con­di­cio­nes para la paz, hoy vivi­mos una situa­ción crí­ti­ca pues no hay socio para la paz en nin­gún lado, aquí dicen que no hay socio y allí dicen que no hay socio, y tam­po­co tie­nen capa­ci­dad de empren­der una gue­rra. Todas las manio­bras y alar­des que vemos hoy tras la gue­rra de julio y la de Gaza son una res­pues­ta natu­ral al fra­ca­so estre­pi­to­so que sufrió el ejér­ci­to israe­lí. Los mis­mos israe­líes reco­no­cie­ron con cla­ri­dad que habían fra­ca­sa­do en la gue­rra con­tra el Líbano, se pro­pu­sie­ron aca­bar con la Resis­ten­cia y fra­ca­sa­ron, pues la Resis­ten­cia era más fuer­te de lo que se pen­sa­ban, según lo que ha escri­to Ehud Olmert y que se va a publi­car en sus memo­rias, de las que se ha ade­lan­ta­do un resu­men; él mis­mo con­fie­sa haber fra­ca­sa­do has­ta en la gue­rra de Gaza pues­to que el obje­ti­vo de la gue­rra era aca­bar con el Gobierno de Hamás, aca­bó la gue­rra y siguió el Gobierno de Hamás.
«Hoy, cuan­do el israe­lí quie­re ir a la gue­rra- y esta apre­cia­ción tie­ne mucho inte­rés debi­do a su impli­ca­ción en la res­pues­ta- hay una con­di­ción pre­via esen­cial, des­de hoy, que se lla­ma la vic­to­ria segu­ra, tajan­te y garan­ti­za­da, ya no se pue­den per­mi­tir una vic­to­ria posi­ble, es decir, no harán la gue­rra con­tra Gaza a menos que ganen segu­ro, tam­po­co lan­za­rán una gue­rra con­tra el Líbano a no ser que ten­gan la abso­lu­ta con­vic­ción de que ven­ce­rán, y lo mis­mo pasa con Siria e Irán tras la gue­rra de julio, la agre­sión con­tra Gaza, la derro­ta y el fra­ca­so, y su impo­ten­cia. De todos modos, yo des­de aquí no le qui­to fuer­za y poder a Israel, pero digo que noso­tros en el Líbano, Pales­ti­na, Siria e Irán y en toda la región, tam­bién somos fuer­tes has­ta el pun­to de impe­dir que Israel lan­ce una gue­rra en el momen­to que quiera.»
Dijo que los israe­líes se dotan de tres estra­te­gias para impe­dir la pre­pa­ra­ción y la inten­den­cia de sus enemigos:

«la pri­me­ra con­sis­te en ame­na­zar con lan­zar un ata­que y meter mie­do, si uti­li­zan ese tipo de armas, noso­tros nos pon­dre­mos manos a la obra y lo hare­mos mejor, muy bien, lo hare­mos y que se mar­chen al infierno por­que no podrán impe­dír­nos­lo. Amen­zan a Siria por­que le acu­san de dar armas y cohe­tes a Hiz­bu­la, ame­na­zan a Irán, ame­na­zan al Gobierno liba­nés. La ame­na­za cons­tan­te de gue­rra es un ins­tru­men­to para impe­dir que este­mos pre­pa­ra­dos. En segun­do lugar, a nivel de segu­ri­dad, se dedi­can a matar diri­gen­tes que tra­ba­jan hacen los con­tac­tos para tener los pre­pa­ra­ti­vos de la gue­rra a pun­to; el Hajj Imad Mugh­ni­ya, el már­tir al-Mabhuh, ¿por qué éste már­tir en par­ti­cu­lar?, pues por­que juga­ba un papel logís­ti­co en Gaza, como se dice en tér­mi­nos de estra­te­gia. No que­re­mos entrar en deta­lles, lo impor­tan­te es que la segun­da vía es la de gol­pear en las redes de inten­den­cia. La ter­ce­ra estra­te­gia es la de sem­brar la fit­na (la divi­sión inter­na, gue­rra civil); Israel es el prin­ci­pal esco­llo para la recon­ci­lia­ción inter­na pales­ti­na, cual­quier ára­be que obs­ta­cu­li­ce la recon­ci­lia­ción inter­na pales­ti­na hace un ser­vi­cio cons­cien­te y en con­ni­ven­cia con Israel. Tam­bién usan la opción de la fit­na en el Líbano, y así vemos salir a Lie­ber­man para con­fir­mar que se tra­ta de una tác­ti­ca israe­lí que se lle­va apli­can­do des­de que acu­sa­ron a Hiz­bu­la de aten­tar con­tra al-Hari­ri, esa es la for­ma de ope­rar de los israe­líes que empe­zó con el Der Spie­gel y aho­ra con­ti­núa con Le Mon­de, y Liber­man lo expre­só con sin­ce­ri­dad, y la úni­ca bue­na vir­tud de Liber­man es que dice pun­to por pun­to lo que lle­va den­tro, y escu­chán­do­le enten­de­mos qué dicen los israe­líes, qué quie­ren y cómo piensan.
«Nos vinie­ron con una nue­va teo­ría que lla­ma­ron “teo­ría de al-Dahi­ya”: debéis saber, espe­cial­men­te los veci­nos de al-Dahi­ya del sur, que el tér­mino Dahi­ya ha entra­do en todos los dic­cio­na­rios mili­ta­res y estra­té­gi­cos. ¿Qué dice esta teo­ría israe­lí? Supo­ne que des­tro­za­rán cual­quier lugar de al-Dahi­ya. Hoy quie­ro decir algo, lo que hicie­ron las fuer­zas aéreas israe­líes duran­te los 33 días de la gue­rra de julio es lo máxi­mo que pue­den hacer, así que no nos pre­ten­dan asus­tar con más teo­rías. En la cele­bra­ción de la vic­to­ria del 14 de agos­to del año pasa­do repe­ti­mos lo que ya les había­mos dicho; en la gue­rra ante­rior os diji­mos que si bom­bar­dea­bais Bei­rut bom­bar­dea­ría­mos Tel Aviv, pues bien, si lan­za­seis una gue­rra aho­ra, y noso­tros no que­re­mos ir a la gue­rra, lo deci­mos cla­ro para que no sal­ga maña­na nadie en el Líbano y haga teo­rías sobre la deci­sión de lan­zar la gue­rra o hacer la paz. Noso­tros no que­re­mos ir a la gue­rra, no por mie­do ni por­que sea­mos cobar­des ni débi­les, la echa­mos de menos pero no la que­re­mos. Aho­ra os deci­mos que si bom­bar­deáis al-Dahi­ya bom­bar­dea­re­mos Tel Aviv, a sabien­das de que el hecho de bom­bar­dear Tel Aviv os obli­ga a reha­cer las cuen­tas, antes des­alo­jas­teis algu­nas colo­nias del nor­te pero aho­ra vais a tener que des­alo­jar Tel Aviv. Tal vez esti­men los israe­líes que cuan­do deci­mos que si bom­bar­dean al-Dahi­ya bom­bar­dea­re­mos Tel Aviv, equi­va­le a que ellos arra­sa­rán edi­fi­cos en al-Dahi­ya y noso­tros “ara­ña­re­mos” los muros de Tel Aviv, pue­de ser que así lo crean, por eso les digo hoy: Ni hablar, voso­tros arra­sáis edi­fi­cios en al-Dahi­ya y noso­tros arra­sa­re­mos edi­fi­cios en Tel Aviv. Esta es nues­tra res­pues­ta a la “teo­ría de al-Dahiya”.
«Hoy digo a los israe­líes, no sólo si ata­cáis al-Dahi­ya ata­ca­re­mos Tel Aviv, si ata­cáis el aero­puer­to inter­na­cio­nal Rafiq al-Hari­ri de Bei­rut, ata­ca­re­mos el aero­puer­to Ben Gurión de Tel Aviv, si bom­bar­deáis nues­tros puer­tos, bom­bar­dea­re­mos los vues­tros, si des­truís nues­tras refi­ne­rías des­trui­re­mos vues­tras refi­ne­rías, si des­tro­záis nues­tras cen­tra­les eléc­tri­cas, des­tro­za­re­mos vues­tras cen­tra­les eléc­tri­cas. Y ter­mi­nó: «En el ani­ver­sa­rio del mar­ti­rio del sayed Abbas al-Musa­wi, el jeque Raghib y el hajj Imad lan­zo este desa­fío y lo man­ten­go. Noso­tros somos un pue­blo, una resis­ten­cia y un ejér­ci­to nacio­nal capa­ces de pro­te­ger nues­tro país por la fuer­za y no nece­si­ta­mos a nadie en este mun­do para protegernos.»

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.