Brian Currin ins­ta al Gobierno espa­ñol a res­pon­der de for­ma posi­ti­va a la izquier­da abertzale

El abo­ga­do suda­fri­cano y media­dor en con­flic­tos polí­ti­cos, y que en el caso de Eus­kal Herria des­cri­be su tarea como «faci­li­ta­dor» y a sí mis­mo como «un agen­te de paz», expu­so ayer en el Círcu­lo de Bellas Artes de Madrid su aná­li­sis sobre la situa­ción polí­ti­ca abier­ta tras la publi­ca­ción de la reso­lu­ción «Zutik Eus­kal Herria», ofre­cien­do tra­zos de los pasos que entien­de se deben dar para situar la paz en pers­pec­ti­va. Una decla­ra­ción de volun­ta­des que el pro­pio Currin no esca­ti­mó en cali­fi­ca­ti­vos como «impor­tan­te», «sin­ce­ra», «res­pon­sa­ble», don­de se ha ejer­ci­do «un lide­raz­go ver­da­de­ro», y defen­dien­do que «hay que reco­no­cer­lo nacio­nal e inter­na­cio­nal­men­te, y de for­ma positiva».

Brian Currin, invi­ta­do nue­va­men­te por Loka­rri pero esta vez en la capi­tal espa­ño­la, expu­so su lec­tu­ra al res­pec­to del pro­ce­so demo­crá­ti­co que defien­de para Eus­kal Herria ante cer­ca de 140 per­so­nas, entre las que se encon­tra­ban ana­lis­tas polí­ti­cos de los prin­ci­pa­les rota­ti­vos espa­ño­les o polí­ti­cos como Teo Uriar­te y el dipu­tado jel­tza­le Jose­ba Agi­rretxea, entre otros.

«Nun­ca antes han ido tan lejos»

Antes inclu­so de que se lo pre­gun­ta­ran, el letra­do suda­fri­cano acla­ró que los cali­fi­ca­ti­vos posi­ti­vos que enun­cia sobre la decla­ra­ción de la izquier­da aber­tza­le no res­pon­den a que sea una per­so­na opti­mis­ta, que tam­bién, sino a que es «rea­lis­ta». «Nun­ca antes la izquier­da aber­tza­le había ido tan lejos. Es la pri­me­ra vez que se habla así de irre­ver­si­bi­li­dad», apostilló.

Dicho esto, Brian Currin pre­gun­tó y, acto segui­do, res­pon­dió al por­qué de la impor­tan­cia que otor­ga a la decla­ra­ción de la pasa­da sema­na. Pri­me­ro, la situó como un pro­ce­so de dos años de duro tra­ba­jo en el seno de la izquier­da aber­tza­le, recor­dan­do que todos los líde­res inde­pen­den­tis­tas con los que ha enta­bla­do con­tac­to han esta­do o se encuen­tran en pri­sión por su acti­vi­dad polí­ti­ca. Dos años en los que sub­ra­ya que han ejer­ci­do «un ver­da­de­ro lide­raz­go res­pon­sa­ble», no exen­tos de difi­cul­ta­des, inclu­so en su seno.

«Pero lo más impor­tan­te es que no se han pre­ci­pi­ta­do, no han cogi­do un ata­jo», acla­ró, al seña­lar que los dos años de pro­ce­so interno han sido nece­sa­rios y que en la reso­lu­ción se ven sus fru­tos. Así, le otor­gó una impor­tan­tí­si­ma valía a la asun­ción de que el pro­ce­so demo­crá­ti­co se debe rea­li­zar sin nin­gún tipo de vio­len­cia ni inje­ren­cia, asu­mien­do de for­ma «uni­la­te­ral» tam­bién los Prin­ci­pios Mit­chell. Una acep­ta­ción que, a su jui­cio, debe pasar aho­ra a ser bila­te­ral, seña­lan­do al Gobierno espa­ñol, y mul­ti­la­te­ral, en refe­ren­cia tam­bién a todos los agen­tes impli­ca­dos en el conflicto.

«Trans­for­ma­ción de conflictos»

Currin expu­so que el hilo con­duc­tor de cual­quier pro­ce­so exi­to­so es «que se con­vir­tie­ron en irre­ver­si­bles en un momen­to con­cre­to». Pero no por su reso­lu­ción, «sino por una trans­for­ma­ción de con­flic­tos». Algo que se tra­du­ce en que el recur­so a la vio­len­cia ya no es una opción.

Y el faci­li­ta­dor suda­fri­cano situó en ese con­tex­to la reso­lu­ción de la izquier­da aber­tza­le, apun­tan­do a que se han anun­cia­do nue­vos pasos en los meses veni­de­ros que pue­den supo­ner para algu­nos «las garan­tías» para res­ta­ble­cer la con­fian­za de nue­vo, otro ele­men­to básico.

Vio­len­cia

Pero insis­tió en que la «trans­for­ma­ción de con­flic­tos» debe ser plu­ral, por todas las par­tes impli­ca­das, para que ese pro­ce­so de paz lle­gue y sea exi­to­so. Y es por lo que dijo que es «impres­cin­di­ble» que el Eje­cu­ti­vo espa­ñol res­pon­da de for­ma posi­ti­va a la decla­ra­ción. Por­que si lo pri­me­ro es recu­pe­rar la con­fian­za, tam­bién con­si­de­ró nece­sa­rio que el ambien­te no esté vicia­do por la vio­len­cia recí­pro­ca. Y vio­len­cia lla­mó tam­bién a los abu­sos de las FSE, a las leyes excep­cio­na­les cons­trui­das bajo una pre­mi­sa secu­ró­cra­ta y con la idea bal­día de «una vic­to­ria» median­te la acción policial.

Para el encau­za­mien­to irre­ver­si­ble del pro­ce­so dijo que se debe dar un cese de hos­ti­li­da­des por todas las par­tes, pero aña­dió que, para que se pue­da ir cons­tru­yen­do esa sen­da, aho­ra debe ser el Gobierno espa­ñol quien res­pon­da de for­ma posi­ti­va y adop­te tam­bién una acti­tud de «trans­for­ma­ción de conflictos».

Muchos fue­ron los que expu­sie­ron sus dudas razo­na­das al res­pec­to, citan­do la repre­sión, la tor­tu­ra, la Ley de Par­ti­dos…, pero Currin, inclu­so dán­do­les la razón, se mos­tró optimista.

«hay que cambiar»
Brian Currin: «Les digo que hay que escu­char a la izquier­da aber­tza­le. Están hablan­do para todo el mun­do. Entien­do la fal­ta de con­fian­za del Gobierno espa­ñol, pero hay que cam­biar esto si va a haber un pro­ce­so irreversible».

BLOGS
En el blog de Iñi­go Urku­llu (urku​llu​.word​press​.com) se pue­de ver su opi­nión sobre la reso­lu­ción y el pro­ce­so irlan­dés, y en el del par­la­men­ta­rio de EA, Jesús Mari Larra­za­bal (www​.larra​za​bal​.eu), una res­pues­ta al jelkide.

El Friendship del Par­la­men­to Euro­peo reto­ma la iniciativa
El Bas­que Friendship Group reto­ma sus labo­res en esta nue­va legis­la­tu­ra del Par­la­men­to Euro­peo. Crea­do en 2004 por euro­par­la­men­ta­rios que «desean apo­yar el pro­ce­so de paz en Eus­kal Herria», aho­ra, tras la reno­va­ción de la Cáma­ra, vuel­ve a constituirse.

Los dipu­tados Tat­ja­na Îda­no­ka (PCTVL, de Leto­nia), Oriol Jun­que­ras (ERC) y Bair­bre de Brún (Sinn Féin) pre­sen­ta­rán hoy en la sede del Par­la­men­to en Bru­se­las a los nue­vos inte­gran­tes del gru­po y sus ini­cia­ti­vas «en apo­yo a una reso­lu­ción pací­fi­ca del con­flic­to de Eus­kal Herria en la Unión Europea».

Entre tan­to, la eje­cu­ti­va del par­ti­do fla­men­co Nieuw-Vlaam­se Allian­tie (N‑VA), inte­gra­do en la Alian­za Libre Euro­pea, hizo públi­co ayer un comu­ni­ca­do en el que «se con­gra­tu­la de la recien­te evo­lu­ción polí­ti­ca» en Eus­kal Herria y, en con­cre­to, por el mani­fies­to «Zutik Eus­kal Herria». Su pre­si­den­te, Bart De Wever, la secre­ta­ria gene­ral y euro­par­la­men­ta­ria, Frie­da Bre­poels, y Matthias Die­pen­dae­le, miem­bro del Par­la­men­to de Flan­des, des­ta­can la uni­la­te­ra­li­dad de la deci­sión de la izquier­da aber­tza­le y ase­gu­ran que «el Gobierno espa­ñol tie­ne aho­ra la opor­tu­ni­dad de tomar las medi­das nece­sa­rias para recons­truir la con­fian­za y pre­pa­rar el camino hacia un futu­ro sin vio­len­cia». Recuer­dan que su par­ti­do ha con­de­na­do la acti­vi­dad arma­da de ETA y ha denun­cia­do los abu­sos del Esta­do español.

GARA

Una pro­pues­ta para impul­sar un cam­bio real
«La apues­ta polí­ti­ca que ha hecho públi­ca la izquier­da aber­tza­le ha obli­ga­do a retra­tar­se a todas las sen­si­bi­li­da­des polí­ti­cas de Nafa­rroa, dejan­do cla­ro el ner­vio­sis­mo que ha pro­vo­ca­do la reso­lu­ción “Zutik Eus­kal Herria” en algu­nos y la espe­ran­za en otros». Así lo cons­ta­ta­ron ayer ante los medios de comu­ni­ca­ción Xan­ti Kiro­ga y Txe­lui Moreno, quie­nes ofre­cie­ron una rue­da de pren­sa en Iru­ñea para ana­li­zar las reac­cio­nes que han sus­ci­ta­do las con­clu­sio­nes del deba­te de la izquier­da abertzale.

En el ámbi­to de Nafa­rroa, Kiro­ga y Moreno valo­ra­ron las reac­cio­nes de tres blo­ques: por un lado, UPN, PP y PSN; por otro, Batza­rre e IUN; y, final­men­te, el espa­cio pro­gre­sis­ta y aber­tza­le. Res­pec­to al pri­me­ro, «que defien­de la uni­dad de Espa­ña sin per­mi­tir que Nafa­rroa deci­da libre­men­te», apre­cia­ron «la mis­ma reac­ción defen­si­va que tuvie­ron en tiem­pos de Liza­rra-Gara­zi o en el últi­mo pro­ce­so negociador».

«El pac­to UPN-PSN y PSE-PP, que nie­ga el dere­cho a deci­dir y posi­bi­li­ta la ocu­pa­ción frau­du­len­ta tan­to del Gobierno de Lakua como del de Nafa­rroa, con­fie­re a nues­tra comu­ni­dad el ran­go de cues­tión de Esta­do y, a pesar del blin­da­je, o pre­ci­sa­men­te por ello ‑matizaron‑, las posi­bi­li­da­des de lograr un cam­bio polí­ti­co se per­ci­ben más reales que nunca».

Tam­bién cons­ta­ta­ron que estos par­ti­dos «siguen la línea mar­ca­da por el minis­tro del Inte­rior» y mues­tran «poca capa­ci­dad» para valo­rar el paso dado por la izquier­da aber­tza­le y «poca altu­ra de miras para enca­rar el futu­ro», así como una «depen­den­cia abso­lu­ta» de Madrid. «UPN y PSN van a nece­si­tar tiem­po para acep­tar que la impo­si­ción, la nega­ción de dere­chos, la uti­li­za­ción del poder judi­cial y la vio­len­cia poli­cial no son las carac­te­rís­ti­cas que tie­ne que tener un pro­ce­so demo­crá­ti­co. Tie­nen que acep­tar ‑aña­die­ron- que este pro­ce­so tie­ne que dar­se en ausen­cia de vio­len­cia y de inje­ren­cia exter­na, res­pe­tan­do todos los pro­yec­tos polí­ti­cos, inclui­do el inde­pen­den­tis­ta y su posi­ble materialización».

En cuan­to a Batza­rre e IUN, a quie­nes se refi­rie­ron como «par­ti­dos pro­gre­sis­tas de cor­te espa­ño­lis­ta», Kiro­ga y Moreno des­ta­ca­ron que en ambos «se per­ci­be temor a per­der el espa­cio de repre­sen­ta­ti­vi­dad actual», ya que «la arti­cu­la­ción del espa­cio aber­tza­le y pro­gre­sis­ta de Nafa­rroa a favor del cam­bio polí­ti­co y social los deja fue­ra de juego».

Por últi­mo, valo­ra­ron que «el espa­cio pro­gre­sis­ta y aber­tza­le de Nafa­rroa «ha reco­no­ci­do la mag­ni­tud y el cala­do» de la pro­pues­ta, des­ta­can­do que, en esta situa­ción, «se abren momen­tos de espe­cial rele­van­cia para la con­se­cu­ción del cam­bio polí­ti­co y social en el país».

«Es pal­pa­ble ‑pre­ci­sa­ron- el ner­vio­sis­mo que cier­tos agen­tes tie­nen por cerrar fór­mu­las elec­to­ra­les para el 2011 pero, aun sien­do impor­tan­te, no es el momen­to de ulti­má­tum o de hacer una defen­sa numan­ti­na de los intere­ses par­ti­dis­tas fren­te a la acu­mu­la­ción de fuer­zas sobe­ra­nis­tas de izquierda».

Por ello, empla­za­ron a estos sec­to­res a «un deba­te en pro­fun­di­dad sobre el futu­ro de Nafa­rroa y sobre el mode­lo de arti­cu­la­ción de ese espa­cio». Iña­ki VIGOR

dar la oportunidad
El secre­ta­rio gene­ral de EA, Pello Uri­zar, afir­mó en refe­ren­cia a la izquier­da aber­tza­le que «hay que dar la opor­tu­ni­dad para demos­trar a cada uno cuál es su apues­ta polí­ti­ca». «Lo que no se pue­de es, de ante­mano, ata­jar o cor­tar un pro­ce­so», apuntó.

EB y el diálogo
El coor­di­na­dor gene­ral de EB, Mikel Ara­na, decla­ró en Info7 Irra­tia que, pese a las des­con­fian­zas, «según se vayan dan­do pasos por todos, y tam­bién del Esta­do, siem­pre tie­ne que haber una volun­tad fir­me de ini­ciar nue­vos pro­ce­sos de diálogo».

«Extra­te­rres­tres»
El por­ta­voz par­la­men­ta­rio y de la Eje­cu­ti­va del PSE, José Anto­nio Pas­tor, mani­fes­tó que es «de extra­te­rres­tres» que la izquier­da aber­tza­le no nom­bre en su docu­men­to a ETA cuan­do la orga­ni­za­ción arma­da «quie­re seguir matando».

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.