Boltxe Kolek­ti­boa entre­vis­ta a Dia­rio Liberdade

Nos ente­ra­mos por par­te nues­tros com­pa­ñe­ros y cama­ra­das galle­gos de la apa­ri­ción de esta intere­san­te pagi­na de con­tra infor­ma­ción en gale­go y en segui­da la infor­ma­ción nos entu­sias­mo. Nun­ca sere­mos bas­tan­tes en la tarea de denun­ciar el capi­ta­lis­mo y sus bar­ba­ries y si es des­de la ópti­ca de los pue­blos opri­mi­dos por el capi­tal y los esta­dos impe­ria­lis­tas, mejor aun.

Dia­rio Liber­da­de es una exce­len­te apor­ta­ción al mun­do de la con­tra infor­ma­ción, con el cual Boltxe cola­bo­ra des­de el prin­ci­pio y por ello hemos que­ri­do entre­vis­tar­les para que nos hablen de sus obje­ti­vos de su tra­ba­jo y sus pers­pec­ti­vas. Un gus­ta­zo para Boltxe con­tar entre sus amis­ta­des con estos cama­ra­das del her­mano pue­blo galego

Boltxe-Nos hemos ente­ra­do de vues­tra apa­ri­ción en el espa­cio web y un poco os que­ría­mos pre­gun­tar, cuá­les son vues­tros obje­ti­vos, y con que inten­cio­nes pre­sen­táis vues­tro proyecto.

Nues­tro prin­ci­pal obje­ti­vo es ofre­cer una herra­mien­ta de comu­ni­ca­ción lo más hori­zon­tal posi­ble, abier­ta a todos los pun­tos de vis­ta de la izquier­da anti­ca­pi­ta­lis­ta de Gali­za y de su área lin­güís­ti­ca, la luso­fo­nia. Tam­bién infor­ma­mos de otras luchas, como la de vues­tro pueblo.

Pero, sobre todo, nues­tra inten­ción es ir tejien­do una red infor­ma­ti­va alter­na­ti­va en que los pro­ta­go­nis­tas sean las per­so­nas y enti­da­des que hacen tra­ba­jo social e infor­man sobre ese tra­ba­jo sin inter­me­dia­ción de la pren­sa burguesa.

B-¿Cuál es aho­ra mis­mo la reali­dad de la con­tra infor­ma­ción en Galiza?

Exis­ten varias pági­nas de dife­ren­te orien­ta­ción ideo­ló­gi­ca, des­de liber­ta­rias has­ta inde­pen­den­tis­tas, ade­más de las corres­pen­dien­tes a las fuer­zas polí­ti­cas y socia­les, que cons­ti­tu­yen una ofer­ta bas­tan­te varia­da. Eso en si mis­mo es posi­ti­vo, aun­que tal vez se echa­sen en fal­ta dos cosas: la pri­me­ra, un espa­cio total­men­te abier­to en el cam­po anti­ca­pi­ta­lis­ta y no res­trin­gi­do a una opción ideo­ló­gi­co-polí­ti­ca con­cre­ta; la segun­da, abrir ese espa­cio a nues­tro ámbi­to cul­tu­ral inter­na­cio­nal pro­pio, que es el de los pue­blos que en el mun­do hablan nues­tro mis­mo idio­ma, el galego-português.

Esa es la razón por la cual un núcleo de com­pa­ñe­ros que venía­mos desa­rro­llan­do tra­ba­jo con­tra­in­for­ma­ti­vo en otros medios hemos deci­di­do lan­zar Diá­rio Liber­da­de, que en nues­tra opi­nión no “pisa el terreno” de nadie, por­que tie­ne un plan­tea­mien­to dife­ren­te y com­ple­men­ta­rio de los ya exis­ten­tes en nues­tro país. En ese sen­ti­do, aspi­ra­mos a enri­que­cer el pano­ra­ma y no a pro­mo­ver com­pe­ten­cias inú­ti­les. Si, ade­más de eso, nues­tra ini­cia­ti­va sir­ve para “airear” el ambien­te de la izquier­da revo­lu­cio­na­ria, sobre todo en Gali­za, a par­tir de para­dig­mas como el apo­yo mutuo o el deba­te y la soli­da­rie­dad entre igua­les, enton­ces nues­tro éxi­to será total.

B‑Sabemos de la polé­mi­ca idio­má­ti­ca en vues­tro país, ¿Nos podríais comen­tar un poco algo del tema?

El tema es que, des­de hace ya déca­das, la izquier­da se mue­ve y tra­ba­ja muy mayo­ri­ta­ria­men­te en Gali­za total­men­te en gale­go, lo cual es una con­quis­ta de todos y todas. Eso no sig­ni­fi­ca que no haya pro­ble­mas, que los hay. La polí­ti­ca lin­güís­ti­ca fomen­ta­da por las ins­ti­tu­cio­nes espa­ño­las, incluí­das la auto­nó­mi­ca, ha favo­re­ci­do cla­ra­men­te la impo­si­ción del espa­ñol, al man­te­ner intac­tos los meca­nis­mos de domi­na­ción eco­nó­mi­ca y polí­ti­ca que en nues­tro país favo­re­cen a la len­gua del Esta­do. Aún enci­ma, hoy nos enfren­ta­mos a un Par­ti­do Popu­lar gober­nan­te en la Jun­ta de Gali­za que pre­ten­de supri­mir los peque­ños avan­ces con­se­gui­dos en todos estos años y mar­gi­nar aun más nues­tro idioma.

Ante eso, se está dan­do una res­pues­ta social masi­va, con dece­nas de miles de per­so­nas mani­fes­tán­do­se repe­ti­da­men­te en las calles en defen­sa del gale­go. Una res­pues­ta muy plu­ral que demues­tra que Gali­za no se rin­de ante la impo­si­ción de la lla­ma­da glo­ba­li­za­ción, que en nues­tro caso lle­va sello español.

En esa res­pues­ta popu­lar, exis­ten dife­ren­tes rit­mos de apro­xi­ma­ción al mun­do lusó­fono, como alter­na­ti­va a la pro­pues­ta de una len­gua regio­nal que hacen las ins­ti­tu­cio­nes auto­nó­mi­cas. Ese es el moti­vo de que podais ver nues­tro idio­ma escri­to con gra­fías dife­ren­tes: una común con las gra­fías espa­ño­las, iden­ti­fi­ca­da con la arqui­tec­tu­ra ins­ti­tu­cio­nal actual, y otra que recu­pe­ra nues­tras gra­fías patri­mo­nias, lla­ma­da rein­te­gra­cio­nis­ta, por­que rein­te­gra nues­tra len­gua en el tron­co que le es pro­pio, el galego-luso-brasileiro.

Nues­tro Diá­rio, com­pro­me­ti­do con refle­jar la plu­ra­li­da­de y las con­tra­dic­cio­nes del pro­ce­so socio­lin­güís­ti­co en cur­so en Gali­za, publi­ca tex­tos en las dos nor­mas escri­tas, si bien tie­ne cla­ro que, como pro­yec­to, apues­ta­mos por la via rein­te­gra­cio­nis­ta. La pro­pia orien­ta­ción de nues­tra acti­vi­dad al mun­do lus­fóno res­pon­de a ese prin­ci­pio, que por otra par­te res­pon­de a las ideas que siem­pre tuvo el sobe­ra­nis­mo gale­go des­de por lo menos el siglo XIX.

B‑Y ¿Qué nos podríais valo­rar del actual movi­mien­to polí­ti­co en Galiza?

Veni­mos de una lla­ma­da tran­si­ción en que el nacio­na­lis­mo de izquier­das, bajo las siglas del BNG, jugó un papel muy digno de defen­sa de nues­tra sobe­ra­nia nacio­nal y de los intere­ses popu­la­res. Des­gra­cia­da­men­te, ese papel fue detur­pán­do­se a par­tir de fina­les de la déca­da de los 80, lle­gan­do en la actua­li­da­de a una dege­ne­ra­ción irre­ver­si­ble, con un BNG que reco­no­ce como “her­ma­nos polí­ti­cos” en Eus­kal Herria y los Paï­sos Cata­láns al PNV y a CIU, para que os hagais una idea. El BNG, como esos par­ti­dos, se mue­ve en cla­ves neo­li­be­ra­les o social-libe­ra­les, aspi­ran­do a enca­jar Gali­za en Espa­ña. Eso es así, aun­que pre­ten­da man­te­ner un dis­cur­so más pro­gre­sis­ta cuan­do se encuen­tra en la opo­si­ción, como en la actualidad.

Ante eso, pro­gre­si­va­men­te han ido orga­ni­zán­do­se ini­cia­ti­vas polí­ti­cas de izquier­da anti­ca­pi­ta­lis­ta y sobe­ra­nis­ta, pero que has­ta aho­ra esas ini­cia­ti­vas no han sabi­do crear las con­di­cio­nes que per­mi­tie­sen cons­truir una fuer­za uni­ta­ria por la inde­pen­dên­cia y el socia­lis­mo. El cam­po anti­ca­pi­ta­lis­ta está muy frag­men­ta­do en el terreno polí­ti­co, si bien exis­ten ini­cia­ti­vas socia­les y cul­tu­ra­les muy intere­san­tes por toda Gali­za. El tiem­po y el empe­ño de todas y todos debe­rá per­mi­tir la cons­truc­ción de esa fuer­za uni­ta­ria que nos per­mi­ta defen­der­nos de la marea glo­ba­li­za­do­ra y de la viru­len­cia con que el capi­ta­lis­mo nos golpea.

B-¿Qué impor­tan­cia dais a la con­tra infor­ma­ción, fren­te al tsu­na­mi ter­gi­ver­sa­dor de los gran­des medios del capital?

Las per­so­nas que os leen a voso­tros y a noso­tros saben bien cuál es el valor de la cir­cu­la­ción de infor­ma­ción alter­na­ti­va y libre, ya sea en papel o en la red. Con unos medios bur­gue­ses cada vez más mono­lí­ti­cos y poten­tes en su labor de con­trol y mani­pu­la­ción infor­ma­ti­va, la exis­ten­cia de medios libres y ági­les que hagan cir­cu­lar la “ver­sión de los hechos” que dan los de aba­jo es impres­cin­di­ble para man­te­ner el pul­so de nues­tras luchas.

Ese es el moti­vo por el cual ini­cia­mos este nue­vo camino infor­ma­ti­vo en el Diá­rio Liber­da­de. Nues­tro pri­mer edi­to­rial, titu­la­do “Que­re­mos dar voz a las que luchan”, res­pon­de a ese principio.

B‑Comentáis que sois un medio plu­ral, un poco nos podíais hablar has­ta don­de lle­ga esa pluralidad…es decir, exis­ten gru­pos polí­ti­cos que por sus vin­cu­la­cio­nes con el esta­do o el capi­tal, habéis opta­do por no dar­les voz en vues­tro proyecto

Sí, cla­ro. En reali­dad, no que­re­mos enga­ñar a nadie y debe­mos reco­no­cer que en el Diá­rio Liber­da­de no cabe todo. Cabe sólo ‑y no es poco- la voz de quien no ha clau­di­ca­do y con­ti­núa luchan­do, de una for­ma u otra, por una trans­for­ma­ción radi­cal de la socie­dad. Ahí caben comu­nis­tas, inde­pen­den­tis­tas de izquier­da, autó­no­mos, liber­ta­rios, femi­nis­tas y sin­di­ca­lis­tas de cla­se… máxi­ma aper­tu­ra a todo el que lucha. Sin embar­go, fuer­zas que jue­gan el papel de “ala izquier­da” del sis­te­ma, sir­vién­do­le inclu­so de vál­vu­la de esca­pe para encau­zar el des­con­ten­to, esas no nos intere­san. Ade­más, ya sue­len con­tar con poten­tes alta­vo­ces pro­pa­gan­dís­ti­cos y no van a nece­si­tar nues­tra humil­de con­tri­bu­ción, que tam­po­co que­re­mos darles.

B-¿Qué nos podéis decir del inter­na­cio­na­lis­mo des­de Galiza?
Pode­mos deci­ros que para noso­tros no exis­te inter­na­cio­na­lis­mo des­vin­cu­la­do de una reali­dad nacio­nal con­cre­ta. La defen­sa de los intere­ses de la mayo­ría en el ámbi­to terri­to­rial de cada lucha con­cre­ta es el pri­mer paso en la cons­truc­ción de un autén­ti­co inter­na­cio­na­lis­mo. Fidel Cas­tro dijo, duran­te los peo­res años del lla­ma­do perío­do espe­cial, des­pués de la caí­da de la URSS, que la mejor con­tri­bu­ción de Cuba al inter­na­cio­na­lis­mo era su sobre­vi­ven­cia como pro­yec­to alter­na­ti­vo al capi­ta­lis­mo mun­dial. Fidel tenía razón y, en el ámbi­to del Esta­do espa­ñol, la mejor con­tri­bu­ción a la cau­sa inter­na­cio­na­lis­ta que pode­mos hacer des­de el ámbi­to de las nacio­nes opri­mi­das es luchar y con­quis­tar nues­tra pro­pia inde­pen­den­cia nacio­nal con un pro­gra­ma revolucionario.
No esta­mos nada de acuer­do con quien defien­de abs­trac­tas revo­lu­cio­nes mun­dia­les que aca­ban limi­tán­do­se a las fron­te­ras de los esta­dos-nación del cen­tro capi­ta­lis­ta. Una par­te de la izquier­da espa­ño­la ha caí­do siem­pre en esa visión, que no com­par­ti­mos en abso­lu­to. Sólo lle­ga­re­mos a la revo­lu­ción mun­dial a tra­vés de pro­ce­sos dia­léc­ti­cos de carác­ter endó­geno en cada pue­blo, apo­ya­dos en el estí­mu­lo y el apo­yo que repre­sen­tan las luchas de los res­tan­tes pue­blos, y no atra­vés de mecá­ni­cas impo­si­cio­nes de tipo ver­ti­cal y esta­ta­lis­ta, que la his­to­ria ha demos­tra­do incapaces.

B-¿Cómo veis des­de vues­tra patria el momen­to actual de Eus­kal Herria?

La vemos de mane­ra con­tra­dic­to­ria. Por un lado, con preo­cu­pa­ción por las sis­te­má­ti­cas vio­la­cio­nes de dere­chos que el Esta­do espa­ñol vie­ne come­tien­do de mane­ra cre­cien­te hace años con­tra un sec­tor muy impor­tan­te de la socie­dad vas­ca. Por outro lado, con espe­ran­za en la ini­cia­ti­va polí­ti­ca y social de la izquier­da aber­tza­le, que a pesar de la repre­sión no pier­de el nor­te y avan­za. Em todo o caso, vemos la lucha vas­ca con mucha sim­pa­tía, como la del res­to de pue­blos que en el mun­do resis­ten y luchan por derro­tar el impe­ria­lis­mo y el capitalismo.

Pues eske­rrik asko, por res­pon­der a estas pre­gun­tas, des­de Boltxe Kolek­ti­boa desea­ros éxi­tos en esta anda­du­ra, somos pro­yec­tos her­ma­nos, y reafir­mar nues­tras sim­pa­tías hacia Gali­za y vues­tro tra­ba­jo. Y ter­mi­nar dan­do cuen­ta de vues­tro enlace

www​.dia​rio​li​ber​da​de​.org

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.