Los Após­to­les de la His­to­ria – Para­dig­mas de la his­to­ria ama­ña­da por Jor­ge Mier Hofman

Se lla­man após­to­les a los voce­ros de Jesús, como após­to­les tam­bién se deno­mi­nan a esos inusi­ta­dos per­so­na­jes que han mani­pu­la­do los Cua­tro Pode­res del Esta­do: Polí­ti­co, Eco­nó­mi­co, Ecle­siás­ti­co y Mili­tar, como en Vene­zue­la denun­ció el escri­tor Pedro Duno en su libro “Los Doce Apóstoles”

Sin embar­go exis­ten após­to­les mucho más peli­gro­so y dañino para la raza huma­na, ya que mani­pu­lan el Quin­to Poder del Cono­ci­mien­to, aten­tan­do con­tra la ver­dad y la obje­ti­vi­dad, con la inten­ción de for­ta­le­cer los cimien­tos de las men­ti­ras que han sido escri­tas, por­que de saber­se la ver­dad, demo­le­rían los para­dig­mas de la his­to­ria ama­ña­da y con ellos cae­rían tam­bién los excel­sos his­to­ria­do­res que se con­si­de­ran due­ños de la verdad.

Un ejem­plo de la psi­quis enfer­mi­za de estos ile­tra­dos per­so­na­jes, o más bien trai­do­res de la inte­lec­tua­li­dad, lo sig­ni­fi­có el caso de Gali­leo Gali­lei cuan­do publi­có su libro “Diá­lo­go”, como pro­duc­to de sus inves­ti­ga­cio­nes astro­nó­mi­cas que demos­tra­ban que «La Tie­rra se mue­ve alre­de­dor del sol»

Su libro no pasó el fil­tro de los eru­di­tos inte­lec­tua­les orto­do­xos que tenían la misión de defen­der los para­dig­mas de la his­to­ria amañada

De inme­dia­to Gali­leo es con­de­na­do por la inqui­na inqui­si­do­ra de los San­tos Ofi­cios… El jesui­ta Hora­zio Gras­si fue el más furi­bun­do de todos los detrac­to­res de Gali­leo. Hora­zio Gras­si, a quien yo lla­mo des­pec­ti­va­men­te como seu­dó­ni­mo de su nom­bre el “gra­sien­to” por la mane­ra sagaz y escu­rri­di­za como pudo ganar­se los favo­res del Papa, era un eru­di­to cate­drá­ti­co del Cole­gio Romano, quien defen­día la tesis ofi­cial de que «La Tie­rra está inmó­vil por­que es el cen­tro del universo»

Apro­ve­chan­do su influen­cia reli­gio­sa, el “gra­sien­to” pidió la cabe­za de Gali­leo Gali­lei, y el 22 de junio de 1633 la sen­ten­cia de la Inqui­si­ción es rati­fi­ca­da por el Papa Urbano VIII:

Gali­leo fue enclaus­tra­do de por vida por haber ase­gu­ra­do que la tie­rra se mue­ve alre­de­dor del sol; sus libros fue­ron que­ma­dos en gran­des hogue­ras; su nom­bre fue borra­do de las aca­de­mias; y, bajo ame­na­za de tor­tu­ra, públi­ca­men­te debió negar sus afir­ma­cio­nes, aun cuan­do mur­mu­ró la fra­se lapi­da­ria «Eppur si muo­ve» que quie­re decir: «pero toda­vía se mueve»

El para­dig­ma de Gali­leo Gali­lei es lo que acon­te­ce hoy en la Aca­de­mia Nacio­nal de la His­to­ria, por­que está infil­tra­da de “gra­sien­tos” que tie­nen la misión de ¡¡¡Ocul­tar la ver­dad!!! Para defen­der la his­to­ria ama­ña­da de sus libros.

Son los zom­bis de la his­to­ria que repi­ten una y otra vez la men­ti­ra de que Simón Bolí­var murió por tubercu­losis, y con­de­nan a todo aquel que con­tra­di­ga la «His­to­ria Oficial»

Por esta razón, un para­dig­ma ha sig­ni­fi­ca­do la publi­ca­ción del libro La Car­ta “que cam­bia­rá la his­to­ria”, que con prue­bas y docu­men­tos iné­di­tos, denun­cia el ase­si­na­to del Liber­ta­dor como resul­ta­do de una Cons­pi­ra­ción impe­ria­lis­ta orde­na­da y diri­gi­da por el Pre­si­den­te Andrew Jackson.

¡No impor­ta los docu­men­tos ni los even­tos de la investigación!

Decir que Bolí­var fue ase­si­na­do, ame­na­za con echar al ester­co­le­ro la men­ti­ra que han escri­to esos eru­di­tos per­so­na­jes que se con­si­de­ran los após­to­les de la historia. 

Recien­te­men­te las Fuer­zas Arma­das Revo­lu­cio­na­rias de Colom­bia, FARC, anun­ció la recu­pe­ra­ción de la “Espa­da de Com­ba­te del Liber­ta­dor” en un lugar no iden­ti­fi­ca­do cer­cano a San­ta Mar­ta, lo cual con­fir­ma lo denun­cia­do en el libro La Car­ta “que cam­bia­rá la his­to­ria”, en cuan­do al ase­si­na­to de Bolí­var. Como era de espe­rar­se, lo dicho por el gru­po gue­rri­lle­ro ha gene­ra­do una nue­va con­fron­ta­ción con la Aca­de­mia Colom­bia­na de la His­to­ria, quien recha­za el Comu­ni­ca­do Ofi­cial de las FARC del 7 de febre­ro del 2010 que dice:

Pre­sen­ta­mos a los pue­blos de Nues­tra Amé­ri­ca y del mun­do en lucha anti­im­pe­ria­lis­ta por la inde­pen­den­cia, tres foto­gra­fías de la espa­da de com­ba­te del Liber­ta­dor Simón Bolí­var, recu­pe­ra­da por el coman­do Manuel Maru­lan­da Vélez de las FARC-EP en las adya­cen­cias de la ciu­dad de San­ta Mar­ta. Esta espa­da es el sím­bo­lo del triun­fo de la liber­tad de los pue­blos en esta nue­va era de Bolívar.

¡Bolí­var Vive y la Lucha Sigue!
Blo­que Mar­tín Caba­lle­ro de las FARC-EP
Mon­ta­ñas de Colombia
7 de febre­ro del 2010
Año bicen­te­na­rio del gri­to de independencia

La apa­ri­ción de la “Espa­da de Com­ba­te del Liber­ta­dor” con­fir­ma las prue­bas que se expo­nen en todos sus deta­lles en el libro La Car­ta “que cam­bia­rá la his­to­ria”, lo cual tam­bién en Vene­zue­la ha teni­do sus furi­bun­dos detrac­to­res don­de hay “gra­sien­tos” infil­tra­dos en el alto gobierno: son per­so­na­jes que blo­quean e impi­den que la ver­dad de la muer­te de Bolí­var lle­gue has­ta el mito del Pan­teón Nacio­nal, como blo­quea­ron las inves­ti­ga­cio­nes de la Comi­sión que el Pre­si­den­te Chá­vez había desig­na­do, a la cual yo entre­gué mues­tras de cabe­llos del Liber­ta­dor para los estu­dios de ADN.

Son los após­to­les que dicen ser los due­ños de la inte­lec­tua­li­dad y la ver­dad sobre la muer­te del Liber­ta­dor, que no obs­tan­te su ter­que­dad obce­ca­da en insis­tir que Bolí­var murió de tubercu­losis, yo digo como Gali­leo Gali­lei «Pero fue asesinado»


Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *