Sobre anti-comu­nis­mo por J.Carrera

Tan­to a nivel nacio­nal como inter­na­cio­nal, por diver­sas vías pero evi­den­te­men­te bajo una mis­ma batu­ta, se hace cada día más pal­pa­ble el temor que sien­te la bur­gue­sía, en medio de la actual y cre­cien­te cri­sis del sis­te­ma capi­ta­lis­ta, ante el natu­ral resur­gi­mien­to del movi­mien­to obre­ro a esca­la mundial.Bien saben los ideó­lo­gos bur­gue­ses que esa cri­sis aho­ra en cur­so ‑y tal resur­gi­mien­to del cual ya se obser­van las pri­me­ras seña­les en muchos paí­ses- de un modo inevi­ta­ble ha de mani­fes­tar­se tam­bién en el plano polí­ti­co. En otras pala­bras, al avi­var­se la lucha de cla­ses se for­ta­le­ce de inme­dia­to todo par­ti­do polí­ti­co que sea intér­pre­te de los intere­ses y aspi­ra­cio­nes de la cla­se trabajadora.Como es lógi­co, igual­men­te saben la bur­gue­sía y sus ser­vi­do­res que son los par­ti­dos comu­nis­tas, en el mun­do ente­ro, los que con mayor fir­me­za y tena­ci­dad han defen­di­do y con­ti­núan defen­dien­do a car­ta cabal a los tra­ba­ja­do­res, siem­pre guia­dos por la con­sig­na lega­da por Marx y Engels como resu­men de su genial Mani­fies­to: “Tra­ba­ja­do­res de todos los paí­ses, uníos…!Nada de extra­ño pue­de ver­se en el hecho –fácil­men­te cons­ta­ta­ble al sólo leer la pren­sa, ver TV o escu­char radio en cual­quier par­te del mun­do- de haber­se des­ata­do de nue­vo en tiem­pos actua­les una tre­men­da ola de anti-comu­nis­mo, y no limi­ta­da úni­ca­men­te al terreno de la mera pro­pa­gan­da. En unos cuan­tos paí­ses ya se ha pasa­do abier­ta­men­te a la repre­sión poli­cial, a los aten­ta­dos de varia­da índo­le, anun­cia­do­res de méto­dos carac­te­rís­ti­cos del fas­cis­mo, como ha suce­di­do en épo­cas ante­rio­res de cri­sis capi­ta­lis­tas. No hay que olvi­dar que Hitler y su par­ti­do Nazi, por ejem­plo, fue­ron engen­dros de la gran cri­sis de los años ’30, la cual des­em­bo­có en la II Gue­rra Mun­dial y cos­tó la vida a muchos millo­nes de seres huma­nos. Con natu­ral inte­rés aca­ba­mos de leer, por lo tan­to, una infor­ma­ción pro­ve­nien­te de Mos­cú sobre una recien­te reu­nión de la direc­ción del Par­ti­do Comu­nis­ta de la Fede­ra­ción Rusa, en la cual se ana­li­zó el pro­ble­ma del anti-comu­nis­mo aho­ra ram­pan­te en los paí­ses de Euro­pa, esti­mu­la­do por varios gobier­nos de dere­cha que allí se han ins­ta­la­do en años recien­tes. Se citan varios casos con­cre­tos, pero todos ellos tie­nen en común sus calum­nias anti-sovié­ti­cas, dis­tor­sio­nan­do de un modo gro­se­ro la reali­dad histórica.Acá en Vene­zue­la es igual­men­te noto­rio el desa­rro­llo que ha toma­do últi­ma­men­te una cam­pa­ña simi­lar, cen­tra­da tam­bién en fal­si­fi­car el papel que desem­pe­ñó la URSS duran­te toda su exis­ten­cia como fac­tor de pro­gre­so para la huma­ni­dad, pro­pi­cian­do pro­ce­sos como el de una liqui­da­ción del colo­nia­lis­mo y el de la lucha de los pue­blos por una paz mun­dial esta­ble y duradera.Ha sur­gi­do acá, sin embar­go, lo que bien pode­mos deno­mi­nar como una izquier­da anti-comu­nis­ta, for­ma­da por ele­men­tos pro­ve­nien­tes de cam­pos diver­sos, teni­dos como revo­lu­cio­na­rios años atrás, y tam­bién por algu­nos ex comu­nis­tas que salie­ron del Par­ti­do Comu­nis­ta de Vene­zue­la expul­sa­dos por fal­tas come­ti­das, o por deser­ción o aban​dono​.Es bueno acla­rar, por cier­to, que el PCV no ha prac­ti­ca­do nun­ca la infil­tra­ción tác­ti­ca de otras fuer­zas polí­ti­cas. Tam­bién con­vie­ne que se sepa, dada la actual situa­ción que tene­mos aquí, que el PCV vie­ne apo­yan­do al gobierno boli­va­riano pero no for­ma ni ha for­ma­do par­te de dicho gobierno en nin­gún momen­to. Es decir, ni hay ni ha habi­do aquí nun­ca minis­tros comu­nis­tas. Lo que sí abun­dan aho­ra mis­mo son las acu­sa­cio­nes de comu­nis­mo que se lan­zan con­tra este gobierno boli­va­riano des­de la dere­cha, a fin de chan­ta­jear­lo y esti­mu­lar así el anti-comu­nis­mo toda­vía laten­te en su seno y en el par­ti­do gubernamental.
Jero­ni­mo Carre­ra es pre­si­den­te del par­ti­do comu­nis­ta de Venezuela

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *