Sobre anti-comu­nis­mo por J.Carrera

Tan­to a nivel nacio­nal como inter­na­cio­nal, por diver­sas vías pero evi­den­te­men­te bajo una mis­ma batu­ta, se hace cada día más pal­pa­ble el temor que sien­te la bur­gue­sía, en medio de la actual y cre­cien­te cri­sis del sis­te­ma capi­ta­lis­ta, ante el natu­ral resur­gi­mien­to del movi­mien­to obre­ro a esca­la mundial.Bien saben los ideó­lo­gos bur­gue­ses que esa cri­sis aho­ra en cur­so ‑y tal resur­gi­mien­to del cual ya se obser­van las pri­me­ras seña­les en muchos paí­ses- de un modo inevi­ta­ble ha de mani­fes­tar­se tam­bién en el plano polí­ti­co. En otras pala­bras, al avi­var­se la lucha de cla­ses se for­ta­le­ce de inme­dia­to todo par­ti­do polí­ti­co que sea intér­pre­te de los intere­ses y aspi­ra­cio­nes de la cla­se trabajadora.Como es lógi­co, igual­men­te saben la bur­gue­sía y sus ser­vi­do­res que son los par­ti­dos comu­nis­tas, en el mun­do ente­ro, los que con mayor fir­me­za y tena­ci­dad han defen­di­do y con­ti­núan defen­dien­do a car­ta cabal a los tra­ba­ja­do­res, siem­pre guia­dos por la con­sig­na lega­da por Marx y Engels como resu­men de su genial Mani­fies­to: “Tra­ba­ja­do­res de todos los paí­ses, uníos…!Nada de extra­ño pue­de ver­se en el hecho –fácil­men­te cons­ta­ta­ble al sólo leer la pren­sa, ver TV o escu­char radio en cual­quier par­te del mun­do- de haber­se des­ata­do de nue­vo en tiem­pos actua­les una tre­men­da ola de anti-comu­nis­mo, y no limi­ta­da úni­ca­men­te al terreno de la mera pro­pa­gan­da. En unos cuan­tos paí­ses ya se ha pasa­do abier­ta­men­te a la repre­sión poli­cial, a los aten­ta­dos de varia­da índo­le, anun­cia­do­res de méto­dos carac­te­rís­ti­cos del fas­cis­mo, como ha suce­di­do en épo­cas ante­rio­res de cri­sis capi­ta­lis­tas. No hay que olvi­dar que Hitler y su par­ti­do Nazi, por ejem­plo, fue­ron engen­dros de la gran cri­sis de los años ’30, la cual des­em­bo­có en la II Gue­rra Mun­dial y cos­tó la vida a muchos millo­nes de seres huma­nos. Con natu­ral inte­rés aca­ba­mos de leer, por lo tan­to, una infor­ma­ción pro­ve­nien­te de Mos­cú sobre una recien­te reu­nión de la direc­ción del Par­ti­do Comu­nis­ta de la Fede­ra­ción Rusa, en la cual se ana­li­zó el pro­ble­ma del anti-comu­nis­mo aho­ra ram­pan­te en los paí­ses de Euro­pa, esti­mu­la­do por varios gobier­nos de dere­cha que allí se han ins­ta­la­do en años recien­tes. Se citan varios casos con­cre­tos, pero todos ellos tie­nen en común sus calum­nias anti-sovié­ti­cas, dis­tor­sio­nan­do de un modo gro­se­ro la reali­dad histórica.Acá en Vene­zue­la es igual­men­te noto­rio el desa­rro­llo que ha toma­do últi­ma­men­te una cam­pa­ña simi­lar, cen­tra­da tam­bién en fal­si­fi­car el papel que desem­pe­ñó la URSS duran­te toda su exis­ten­cia como fac­tor de pro­gre­so para la huma­ni­dad, pro­pi­cian­do pro­ce­sos como el de una liqui­da­ción del colo­nia­lis­mo y el de la lucha de los pue­blos por una paz mun­dial esta­ble y duradera.Ha sur­gi­do acá, sin embar­go, lo que bien pode­mos deno­mi­nar como una izquier­da anti-comu­nis­ta, for­ma­da por ele­men­tos pro­ve­nien­tes de cam­pos diver­sos, teni­dos como revo­lu­cio­na­rios años atrás, y tam­bién por algu­nos ex comu­nis­tas que salie­ron del Par­ti­do Comu­nis­ta de Vene­zue­la expul­sa­dos por fal­tas come­ti­das, o por deser­ción o aban​dono​.Es bueno acla­rar, por cier­to, que el PCV no ha prac­ti­ca­do nun­ca la infil­tra­ción tác­ti­ca de otras fuer­zas polí­ti­cas. Tam­bién con­vie­ne que se sepa, dada la actual situa­ción que tene­mos aquí, que el PCV vie­ne apo­yan­do al gobierno boli­va­riano pero no for­ma ni ha for­ma­do par­te de dicho gobierno en nin­gún momen­to. Es decir, ni hay ni ha habi­do aquí nun­ca minis­tros comu­nis­tas. Lo que sí abun­dan aho­ra mis­mo son las acu­sa­cio­nes de comu­nis­mo que se lan­zan con­tra este gobierno boli­va­riano des­de la dere­cha, a fin de chan­ta­jear­lo y esti­mu­lar así el anti-comu­nis­mo toda­vía laten­te en su seno y en el par­ti­do gubernamental.
Jero­ni­mo Carre­ra es pre­si­den­te del par­ti­do comu­nis­ta de Venezuela

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.