[Fotos]El pue­blo de Ara­maio, inco­mu­ni­ca­do por cul­pa de las obras del TAV

La carre­te­ra Ara­maio-Arra­sa­te/­Mon­dra­gón, A‑2620, está cor­ta­da des­de el vier­nes 29 de enero de 2010 por un des­pren­di­mien­to pro­vo­ca­do por las obras del Tren de Alta Velo­ci­dad. Los coches se des­vían por los barrios de Suña, Untzi­lla, Zabo­la y Azkoa­ga, alar­gan­do su via­je 6 kiló­me­tros por esa carre­te­ra mon­ta­ño­sa. Ade­más el case­río Cua­tro Vien­tos está inco­mu­ni­ca­do por carre­te­ra.

Ara­maio, un pue­blo de 1500 habi­tan­tes, tie­ne su rela­ción prin­ci­pal con Arra­sa­te, que está a 8 kiló­me­tros por su sali­da natu­ral por el valle de Leniz.
Todo ese nue­vo trá­fi­co por el mon­ta­ño­so camino veci­nal de Zabo­la, suma­do al de los gran­des camio­nes de la obra del TAV que no han deja­do de cir­cu­lar, impi­de el habi­tual uso pea­to­nal del mis­mo (lo cual para varias per­so­nas impli­ca que­dar­se ence­rra­das en casa). Los pro­pios vehícu­los ya han sufri­do 17 “acci­den­tes” en dos sema­nas. El auto­bús de línea, tras sufrir un acci­den­te da aho­ra el ser­vi­cio con un micro­bus. Los camio­nes se des­vían por el puer­to de Arla­ban, alar­gan­do su via­je 40 kiló­me­tros.

Desas­tre anun­cia­do

Des­de hace meses se está cons­tru­yen­do un lar­go via­duc­to para el Tren de Alta Velo­ci­dad, uno de cuyos pila­res pre­ten­día apo­yar­se en la empi­na­da lade­ra entre la carre­te­ra y el camino al case­río Cua­tro Vien­tos. La amplia­ción de este camino y el paso de gran­des camio­nes de obra ya lo había dete­rio­ra­do has­ta el pun­to de que los veci­nos del case­río aler­ta­ron de que no se atre­vían a pasar con el Land Rover.

La UTE for­ma­da por Sacyr, Cons­truc­cio­nes Ame­na­bar y Pro­yec­tos, con­tra­ta­da por ADIF por 57.857.121,26 millo­nes de euros para este tra­mo de 3′39 kilo­me­tros pro­si­guió irres­pon­sa­ble­men­te las obras del TAV y un mes más tar­de han bas­ta­do unos días de llu­via para que no solo se haya hun­di­do el camino a Cua­tro Vien­tos, sino que dece­nas de metros de tie­rra y roca se hayan des­ga­ja­do del mon­te blo­quean­do la carre­te­ra prin­ci­pal Ara­maio-Arra­sa­te con tone­la­das de mate​rial​.La fle­cha indi­ca el lugar del des­pren­di­mien­to, don­de el tra­za­do del TAV cru­za la carre­te­ra A‑2620 Era un hecho pre­vis­to has­ta el pun­to de que la Dipu­tación acce­dió a tener pre­pa­ra­do el car­tel indi­ca­dor para cuan­do lle­ga­se este momen­to. Este “acci­den­te” y la for­ma de pro­ce­der del Minis­te­rio de Fomen­to (que nos podría hacer pen­sar que ha con­tra­ta­do a empre­sas sin sufi­cien­te capa­ci­dad téc­ni­ca ó cri­mi­nal­men­te irres­pon­sa­bles) recuer­da dema­sia­do a lo ocu­rri­do en el Valle de Abda­la­jís, don­de el tunel del AVE a Mála­ga per­fo­ró y vació el acuí­fe­ro que ali­men­ta­ba la Villa de Manan­tia­les.

La Pla­ta­for­ma pro-manan­tia­les denun­cia que aquel no fue un típi­co impre­vis­to que pro­vo­có un gran desas­tre a la medi­da de lo mega­ló­ma­na que era la linea de AVE, sino que el Gobierno ya sabía que el tunel per­fo­ra­ría el acuí­fe­ro y lo vacia­ría, ante lo cual deci­dió con­ti­nuar con el pro­yec­to sacri­fi­can­do el acuí­fe­ro y los recur­sos hídri­cos del valle.

Se pre­vé que el cor­te pue­de durar todo un año

La lade­ra des­pren­di­da tie­ne gran pen­dien­te y los estra­tos de roca están incli­na­dos hacia la carre­te­ra. No se ha des­pren­di­do solo tie­rra super­fi­cial, sino estra­tos de roca. Su apo­yo no es fir­me por­que algu­nos están frag­men­ta­dos asi que la lade­ra pue­de seguir cayen­do. Ade­más la pro­pia carre­te­ra está apo­ya­da en la mis­ma for­ma­ción geo­ló­gi­ca por lo que empu­ja­da por el peso que le vie­ne enci­ma está en ries­go de caer hacia el río. Todo esto hace que ten­ga difi­cil arre­glo, y se esté plan­tean­do cons­truir un nue­vo tra­mo alter­na­ti­vo de carre­te­ra al otro lado del río.

Esto sig­ni­fi­ca que se tar­da­rían muchos meses en dis­po­ner de nue­vo de la carre­te­ra Ara­maio-Arra­sa­te en bue­nas con­di­cio­nes. Se hace paten­te el con­tras­te entre el dudo­sa­men­te útil TAV y la carre­te­ra que da ser­vi­cio dia­rio al pue­blo de Ara­maio. El pri­me­ro tie­ne todo los recur­sos del Esta­do a su ser­vi­cio, tan solo para la cons­truc­ción del lar­guí­si­mo via­duc­to que en su extre­mo Nor­te ha pro­vo­ca­do este des­pren­di­mien­to estan remo­vien­do miles de tone­la­das de tie­rra y hor­mi­gón.

En el segun­do caso, su cor­te se tra­ta como un pro­ble­mi­lla domés­ti­co que, lejos de for­zar la para­li­za­ción de las obras del TAV y la uti­li­za­ción de toda su maqui­na­ria de obra para repa­rar el des­agüi­sa­do que ha pro­vo­ca­do, ha de ser resuel­to por el pro­pio pue­blo de Ara­maio, con los des­ve­los de su Alcal­de y aca­so con los fon­dos públi­cos de la Dipu­tación de Alava.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *