De la gue­rra en Colom­bia a la gue­rra en Irak, edi­ta­do por ANNCOL

Farc/​Rubén Zamora/​Colombia

Esta entre­vis­ta es a un ex sol­da­do pro­fe­sio­nal que per­te­ne­ció a la 17ª bri­ga­da del ejér­ci­to colom­biano y que por las cir­cuns­tan­cias eco­nó­mi­cas ter­mino invo­lu­cra­do en la gue­rra en Irak. Se omi­te el nom­bre y otros datos por su segu­ri­dad. Las casua­li­da­des per­mi­tie­ron encon­trar­nos y en un diá­lo­go muy fran­co y mesu­ra­do exten­der­nos en una con­ver­sa­ción que no ocul­ta el reco­no­ci­mien­to a la heroi­ca resis­ten­cia del pue­blo ira­quí y la con­di­ción en que son explo­ta­dos mili­ta­res y mer­ce­na­rios por el gobierno y las con­tra­tis­tas nor­te­ame­ri­ca­nas.

Quien hace la entre­vis­ta no es un perio­dis­ta, es un com­ba­tien­te fariano, ansio­so por cono­cer y com­pa­rar las ver­da­des de dos nacio­nes en que inter­vie­nen de mane­ra direc­ta las tro­pas nor­te­ame­ri­ca­nas. De un Irak indo­ma­ble y de Colom­bia don­de se ins­ta­la una gran base mili­tar de Esta­dos Uni­dos orien­tán­do­nos a un con­flic­to con muchas simi­li­tu­des.

Rubén Z. enero 8 de 2010

¿Cómo fue que te alis­tas­te para ir a Irak?

En diciem­bre de 2005, un día cual­quie­ra en un cla­si­fi­ca­do de pren­sa decía que se nece­si­ta­ban sub ofi­cia­les, ofi­cia­les o sol­da­dos pro­fe­sio­na­les y que ofre­cían bue­nos suel­dos, me pre­sen­té a la direc­ción y era una escue­la de segu­ri­dad pri­va­da lla­ma­da Id Sis­tem. Había mucha gen­te, nos expli­can que se tra­ta de un tra­ba­jo para cui­dar pozos petro­le­ros en Irak, la pro­me­sa era de suel­do de 6 mil dóla­res men­sual, nos pre­sen­tan los requi­si­tos y en una sema­na tenia lis­ta la docu­men­ta­ción. El suel­do valía la pena a pesar del ries­go, ya había vivi­do bas­tan­tes, cuan­do esta­ba en el ser­vi­cio mili­tar ads­cri­to a la 17ª bri­ga­da del ejér­ci­to como sol­da­do raso y como sol­da­do pro­fe­sio­nal.

En junio de 2006, me lla­mó un capi­tán Gue­va­ra, me orde­nó pre­sen­tar­me, me con­fir­ma­ron que esta lici­ta­ción era con el Depar­ta­men­to de Esta­do Ame­ri­cano y que el suel­do sería de 1.600 dóla­res. Me toma­ron nue­vos datos, me exi­gie­ron hacer un cur­so en Bogo­tá, una sema­na en la escue­la de caba­lle­ría: prue­ba físi­ca, polí­gono de arma lar­ga, los ins­truc­to­res eran ame­ri­ca­nos; una sema­na en la sede de emplea­dos civi­les del ejér­ci­to; el polí­gono con armas cor­tas y esco­pe­tas en Faca­ta­ti­vá, en la sede de una escue­la de segu­ri­dad colom­bo lati­na. Apro­ba­do el cur­so me con­fir­ma­ron que salía­mos rum­bo a Bag­dad a media­dos de diciem­bre. Nos die­ron infor­ma­ción de la situa­ción de Irak y de las nor­mas en ese país.

¿Cuál fue la ruta exac­ta?

Hici­mos esca­la en Vene­zue­la, Frank­fort, Jor­da­nia y de ahí vola­mos rum­bo a Bag­dad. Via­ja­mos en gru­pos de 15 hom­bres, lle­ga­mos al aero­puer­to de Bag­dad y de ahí fui­mos con­du­ci­dos a la empre­sa Black Water (aguas negras), una con­tra­tis­ta nor­te­ame­ri­ca­na a la que está ads­cri­ta per­so­nal de mili­ta­res reti­ra­dos de varios paí­ses del mun­do. Debi­mos andar 15 minu­tos en vehícu­los fuer­te­men­te escol­ta­dos por con­vo­yes has­ta el cam­pa­men­to de los PSD (per­so­nal de escol­tas del Depar­ta­men­to de Esta­do de los Esta­dos uni­dos) que está fren­te a la emba­ja­da ame­ri­ca­na.

¿Cual fue la pri­me­ra impre­sión que reci­bes en ese país?

La de un país en gue­rra. Mucha des­truc­ción, el aero­puer­to esta­ba con­tro­la­do por mucha tro­pa ame­ri­ca­na, muchos avio­nes, heli­cóp­te­ros mili­ta­res y otros equi­pos de com­ba­te. Nos reci­bie­ron y nos pro­te­gie­ron con cha­le­cos anti-bala y cas­co. En el reco­rri­do nos bau­ti­zó la resis­ten­cia con fue­go de fran­co­ti­ra­do­res que hos­ti­ga­ron la cara­va­na y se apre­cia­ron vehícu­los que­ma­dos en los cos­ta­dos de la vía.

¿Cuál fue la misión?

Ofre­cía­mos pro­tec­ción a las entra­das del cam­pa­men­to y de escol­ta de per­so­nal del Depar­ta­men­to de Esta­do y de per­so­nal visi­tan­te.

¿En que se dis­tin­guían de las tro­pas grin­gas?

De prin­ci­pio las armas de dota­ción eran esco­pe­tas, nues­tros uni­for­mes eran tipo mili­tar de color beis, del mis­mo color de las botas y del cas­co. Lue­go nos dota­ron fusi­les AR‑4. Ade­más no par­ti­ci­pá­ba­mos en ope­ra­cio­nes ofen­si­vas.

¿Per­ma­ne­cis­te siem­pre en Bag­dad?

No, ahí pasa­mos un tiem­po y lue­go nos tras­la­da­ron a Al Hillah, ahí pro­te­gía­mos una regio­nal de la emba­ja­da ame­ri­ca­na.

¿Como per­ci­bían el ambien­te de un país en gue­rra?

Por las infor­ma­cio­nes que reci­bía­mos de fuen­tes direc­tas, gene­ral­men­te epi­so­dios que con­ta­ban las tro­pas ame­ri­ca­nas y por los per­ma­nen­tes ata­ques que reci­bía­mos con mor­te­ros y cohe­tes. Algu­nas veces, por medio del saté­li­te, se iden­ti­fi­ca­ba el lan­za­mien­to de arti­lle­ría y la alar­ma adver­tía que había que ir a los bún­ke­res. En oca­sio­nes eran todos los días, varias veces al día, cada cua­tro días y los más que dura­mos sin ser ata­ca­dos fue duran­te el mes del rama­dán, ellos están dedi­ca­dos a las ora­cio­nes, visi­tan los sitios sagra­dos, eso trans­cu­rre del 15 de octu­bre al 15 de noviem­bre, mes en que murió Maho­ma.

¿Cuál es un obje­ti­vo impor­tan­te de la resis­ten­cia?

La zona ver­de don­de eran los edi­fi­cios admi­nis­tra­ti­vos de Sadan, esa zona la cer­ca­ron con muros de Hor­mi­gón de casi cua­tro metros de alto, lo ata­ques de arti­lle­ría vie­nen del otro lado del río Tigris, los pri­me­ros ata­ques los cohe­tes caían a fue­ra, lue­go fue­ron pre­ci­san­do el blan­co has­ta ser efec­ti­vos. . Se nos tenía res­trin­gi­do salir de la zona ver­de jus­ta­men­te por la can­ti­dad de aten­ta­dos que se daban a dia­rio en Bag­dad. Salía­mos des­ar­ma­dos y de civil. 

¿Cómo esta­ba orga­ni­za­do el per­so­nal colom­biano en ser­vi­cio?

Está­ba­mos divi­di­dos en cua­tro equi­pos de 15 hom­bres y cada equi­po tenía tres super­vi­so­res ame­ri­ca­nos. En toda la zona ver­de había gru­pos de diver­sas nacio­na­li­da­des. 

¿Cuál era el tema que más comen­ta­do con las tro­pas grin­gas?

Sobre el deseo de salir rápi­do, de ter­mi­nar su ser­vi­cio. Que los polí­ti­cos ame­ri­ca­nos le min­tie­ron al mun­do, que todo fue una far­sa para jus­ti­fi­car la inva­sión, nun­ca se encon­tra­ron armas de des­truc­ción masi­va ni ins­ta­la­cio­nes don­de las hubie­ran fabri­ca­do. La tro­pa se sien­te enga­ña­da, ade­más por­que son muchas las bajas y el des­pre­cio de los ira­quíes, eso afec­ta mucho la moral.

¿Qué es lo que más les afec­ta la moral?

Los ata­ques de los fran­co­ti­ra­do­res y los aten­ta­dos.

¿Qué papel jue­gan los medios de comu­ni­ca­ción?

Ellos maqui­llan todo. Estos son con­tro­la­dos por Esta­dos Uni­dos. Todo lo fabri­ca CNN. Las esta­dís­ti­cas de las bajas nor­te­ame­ri­ca­nas son mani­pu­la­das.

¿Don­de se pre­sen­tan la mayor can­ti­dad de ata­ques a las tro­pas de ocu­pa­ción?

En los barrios, en las zonas mar­gi­na­les, la gen­te ata­ca en la calle, inclu­so algu­nos de los ata­can­tes son muje­res y niños que mani­pu­lan muy bien gra­na­das de frag­men­ta­ción.

¿Son muchas las bajas?

Si, muchas, era fácil esti­mar cuan­do había nove­da­des pues los heli­cóp­te­ros lle­ga­ban muy segui­do al hos­pi­tal mili­tar que está ubi­ca­do dia­go­nal al cam­pa­men­to don­de nos encon­trá­ba­mos en Bag­dad.

¿Don­de es mayor la resis­ten­cia?

Bag­dad, Falhu­ya, Baso­ra y Kir­kuk, ahí se encuen­tran las mayo­res reser­vas e infra­es­truc­tu­ra petro­le­ra. Son pro­vin­cias his­tó­ri­cas en el cam­po reli­gio­so, en Baso­ra ase­si­na­ron a Alí, el yerno de Maho­ma, de ahí vie­ne la riva­li­dad entre Chii­tas y Suni­tas. Alí es para los chii­tas el desig­na­do de Maho­ma y los chii­tas repre­sen­tan la mayor fuer­za de resis­ten­cia con­tra la ocu­pa­ción nor­te­ame­ri­ca­na. Los suni­tas están divi­di­dos, unos apo­ya­ron la ocu­pa­ción, pero resul­ta­ron afec­ta­dos, un 90 por cien­to de los ira­quís han per­di­do seres que­ri­dos por la inva­sión y esto ha oca­sio­na­do un sen­ti­mien­to de ven­gan­za hacia los ame­ri­ca­nos. Los más bene­fi­cia­dos han sido los kur­dos pues estos cla­nes fue­ron per­se­gui­dos por Sadan Hus­sein.

¿Quien diri­ge la resis­ten­cia?

Los líde­res espi­ri­tua­les, en reali­dad son accio­nes del pue­blo ira­quí. La gen­te sien­te la nece­si­dad de ven­gar­se. Sien­ten que les vio­la­ron su sobe­ra­nía: el terri­to­rio, la cul­tu­ra, sus tem­plos y sitios sagra­dos, su petró­leo, los ame­ri­ca­nos les des­tru­ye­ron los hos­pi­ta­les, es un pue­blo que no tie­ne agua pota­ble, ni luz, ni alcan­ta­ri­lla­do, tie­ne ham­bre. Las rui­nas de Babi­lo­nia fue­ron vio­la­das, ahí cons­tru­ye­ron cam­pa­men­tos las tro­pas Geor­gia­nas que hacen par­te de los alia­dos de EEUU. La des­truc­ción fue terri­ble por los bom­bar­deos, al fren­te de noso­tros esta­ba el edi­fi­cio del minis­te­rio de defen­sa, está en rui­nas en un 70% por los ata­ques ame­ri­ca­nos.

El máxi­mo líder espi­ri­tual de ellos está en Baso­ra. Los gol­pes que dan son de gen­te muy bien orga­ni­za­da, son coman­dos peque­ños, espe­cia­li­za­dos, hay gru­pos islá­mi­cos de varios paí­ses. (Irán, siria, Pakis­tán, Líbano.) El arma­men­to que más usan es el AK 47, mor­te­ros de 81 y 105, el RPG y explo­si­vo. Las zonas más afec­ta­das por aten­ta­dos son de los cla­nes suni­tas y kur­dos.

¿Los Esta­dos Uni­dos tie­nen con­trol pleno del ejér­ci­to y de la poli­cía Ira­quí.

No. El ejér­ci­to está com­pues­tos por ira­quís y ellos sien­ten odio por las tro­pas de ocu­pa­ción. Los nor­te­ame­ri­ca­nos los ven con des­pre­ció, con supe­rio­ri­dad, los dis­cri­mi­nan, es más, ellos saben que las tro­pas extran­je­ras son los res­pon­sa­bles de la des­truc­ción de Irak. Se han dado casos de aten­ta­dos de mili­ta­res ira­quís con­tra tro­pas nor­te­ame­ri­ca­nas. Un caso, por ejem­plo, via­ja una patru­lla mix­ta de mili­ta­res ira­quís y nor­te­ame­ri­ca­nos, un sol­da­do ira­quí dis­pa­ra ráfa­gas con­tra los ame­ri­ca­nos, mata a un Mayor y a 7 sol­da­dos, tam­bién resul­tó muer­to. En la cafe­te­ría del par­la­men­to un poli­cía, escol­ta de un minis­tro, deto­na un cha­le­co con explo­si­vos que tenía ado­sa­do a su cuer­po y hubo varios muer­tos y heri­dos. En otra oca­sión se metió un coman­do a una base ame­ri­ca­na, se lle­va­ron una camio­ne­ta y 6 sol­da­dos ame­ri­ca­nos pri­sio­ne­ros, el coman­do esta­ba inte­gra­do por poli­cías ira­quís.

¿En qué esta­do se encuen­tra la pro­duc­ción petro­le­ra?

Se dice que Irak solo está pro­du­cien­do el 20% que en unos dos años pudie­ra recu­pe­rar­se en un 90%, las com­pa­ñías nor­te­ame­ri­ca­nas no han podi­do tener segu­ri­dad para las explo­ta­cio­nes petro­le­ras. El deba­te en el par­la­men­to es el tema de la nacio­na­li­za­ción petro­le­ra. La resis­ten­cia en el par­la­men­to es gran­de. 

¿Qué tan­to poder tie­nen los EEUU en Irak?

Al Maliky, el man­da­ta­rio, es Chii­ta, su ascen­so al poder fue nego­cia­do para supe­rar las accio­nes con­tra los ame­ri­ca­nos. Este acep­tó que el ejér­ci­to y la poli­cía fue­ran entre­na­dos por los ame­ri­ca­nos pero se nega­ron a que sean diri­gi­dos por gene­ra­les grin­gos. Aca­ban de eli­mi­nar la orde­nan­za No 3 que les con­ce­día inmu­ni­dad a las tro­pas y al per­so­nal de las con­tra­tis­tas que podían hacer lo que les vinie­ra en gana y reco­no­ci­dos como per­so­nal diplo­má­ti­co goza­ban de inmu­ni­dad. Para las con­tra­tis­tas es incon­ce­bi­ble que un ame­ri­cano sea juz­ga­do por tri­bu­na­les ira­quís. 

La com­pa­ñía Blak Waber, ata­có una fami­lia en un patru­lla­je, eso fue hace un año y a raíz de eso se exi­gió la sali­da de la com­pa­ñía. Las auto­ri­da­des ira­quíes cerra­ron el aero­puer­tos y exi­gie­ron la sali­da de la com­pa­ñía, le cam­bia­ron el nom­bre a la empre­sa pero el per­so­nal segui­mos sien­do el mis­mo.

Para dar una idea, el gobierno Ira­quí se negó a com­prar­le arma­men­to y otros equi­pos de com­ba­te a EEUU y pre­fi­rie­ron hacer esos nego­cios con Rusia.

¿Cuán­tas empre­sas de segu­ri­dad esta­ban en Irak?

Son como 1.100 empre­sas.

¿Quién recons­tru­ye a Irak?

Los Esta­dos Uni­dos, com­pa­ñías como la Halli­bur­ton son las que se han gana­do esas lici­ta­cio­nes.

¿Qué le moti­vó a decir el via­je a Irak?

La situa­ción eco­nó­mi­ca.

¿Estás Satis­fe­cho?

La ver­dad que no. Uno se dio cuen­ta que en reali­dad gana­ba era la empre­sa con­tra­tis­ta, el Depar­ta­men­to de Esta­do paga­ba por cada uno de noso­tros 12 mil dóla­res men­sua­les y nos paga­ban mil dóla­res a cada uno. Pro­pu­si­mos varias veces que nos aumen­ta­ran el suel­do y lo que decían es que mucha gen­te que­ría por lo mis­mo ese pues­to. Uno que­da muy incon­for­me.

¿Qué pasa si que­das lisia­do? 

Ellos les exi­gen a la empre­sa un segu­ro, si nos pasa­ba algo la empre­sa le res­pon­día a uno en el Hos­pi­tal Mili­tar, de ahí lo pasa­ban a Ale­ma­nia y de ahí lo pasan a Colom­bia y que­da bajo la pro­tec­ción de un Hos­pi­tal pri­va­do. Un com­pa­ñe­ro que­dó lisia­do por una heri­da en una pier­na y con lo que le paga­ron ape­nas pudo com­prar un camion­ci­to 350.

¿Qué pien­sas del pue­blo ira­quí?

En gene­ral son per­so­nas muy ami­ga­bles, estu­dian mucho a la gen­te, cuan­do ven que no es peli­gro­so para ellos son bue­nas per­so­nas con uno.

¿Crees que se jus­ti­fi­ca la inva­sión?

No, en nin­gún momen­to.

¿Que defien­de el pue­blo de Irak con esa resis­ten­cia?

Su sobe­ra­nía, defien­de su tie­rra, sus creen­cias, su cul­tu­ra, lo que les per­te­ne­ce.

¿Qué pien­sas de las armas de des­truc­ción masi­va de Sadan?

No se encon­tra­ron, todo era una gran men­ti­ra. No se halló nada pare­ci­do. Esas armas eran algo así como el terro­ris­mo en Colom­bia, pre­tex­to bajo el cual se ins­ta­lan los grin­gos en Colom­bia, aquí va a pasar lo mis­mo o pare­ci­do que en Irak. No son más que cor­ti­nas de humo para jus­ti­fi­car la inter­ven­ción.

¿Que se ha per­di­do en Irak?

Lo prin­ci­pal, las vidas huma­nas, la liber­tad, par­te de los valo­res cul­tu­ra­les, han lle­va­do los vicios grin­gos, se ha per­di­do la tran­qui­li­dad, las rique­zas, obras de infra­es­truc­tu­ra de ser­vi­cios.

¿Que carac­te­ri­za aho­ra Irak?

Fue­ra de que está en rui­nas, esta tra­tan­do de expul­sar a los ame­ri­ca­nos. Se apar­ta­ron de las dife­ren­cias reli­gio­sas para unir­se con­tra la inva­sión.

¿Qué pien­san las tro­pas de ocu­pa­ción?

Que ha sido un tiem­po per­di­do.

¿Era fácil el dia­lo­go con las tro­pas ame­ri­ca­nas?

Sí, encon­tra­mos muchos lati­nos, entre ellos colom­bia­nos, son sol­da­dos del ejér­ci­to de EEUU, man­te­nía incon­for­mes. Muchos sol­da­dos son indo­cu­men­ta­dos que lue­go de ser­vir dos años en el ejér­ci­to tie­nen dere­cho a la tar­je­ta ver­de que es la nacio­na­li­dad. Pue­den ser un 35 a 40 por cien­to. Lle­van tan­to latino por­que son más fáci­les de alis­tar­los, son de la gen­te que tie­ne pro­ble­mas de empleo y muchas nece­si­da­des.

¿La tro­pa grin­ga en Irak era volun­ta­ria? 

No, esta­ban cum­plien­do el ser­vi­cio mili­tar obli­ga­to­rio. Algu­nos son pro­fe­sio­na­les.

¿Hay sen­ti­do del honor de los sol­da­dos ame­ri­ca­nos?

Algu­nos sien­ten que está ase­gu­ra­da la suer­te de EEUU por el con­trol de la pro­duc­ción petro­le­ra, otros dicen que están come­tien­do un abu­so por­que no habían armas nuclea­res, los pre­sio­nan la incer­ti­dum­bre de sus fami­lias por los ries­gos, hay sol­da­dos que llo­ran, desean regre­sar y no pue­den.

¿Qué ser­vi­cios ofre­cen los con­tra­tis­tas?

Están los de guar­dia está­ti­ca, que era el caso de noso­tros, los Psd que escol­ta­ban cara­va­nas de vehícu­los con ali­men­tos, ser­vi­cios de escol­tas; ser­vi­cios de entre­na­mien­to, inte­li­gen­cia.

¿Qué crees que sien­te un ira­quí al ver el ros­tro a un ame­ri­cano?

Odio, mucho odio.

¿Por­que?

Por las humi­lla­cio­nes a que han sido some­ti­dos. Lo mis­mo que pue­de sen­tir uno como colom­biano si lo some­ten los grin­gos a sus humi­lla­cio­nes. Vea, en el cam­pa­men­to, los emplea­dos eran ira­quís, hacían los ser­vi­cios domés­ti­cos, eran unos 300, dos eran muje­res, nos veían como enemi­gos, eran some­ti­dos a res­tric­cio­nes, nos prohi­bían hablar con ellos, no se les deja­ba entrar nada, ni ali­men­tos, algu­nos de noso­tros éra­mos per­mi­si­vos, enten­día­mos su situa­ción pero era muy difí­cil por los con­tro­les de los super­vi­so­res nor­te­ame­ri­ca­nos.

¿Al momen­to del reti­ro que te exi­gen?

Com­pro­mi­so de con­fi­den­cia­li­dad.

¿Vol­ve­rías a Irak?

No lo creo.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *