Esta­dos Uni­dos: A cor­te mar­cial por escri­bir can­ción de pro­tes­ta por Cuba­de­ba­te

A corte marcial por escribir canción de protestaUn sol­da­do com­pu­so una can­ción de pro­tes­ta con­tra que el ejér­ci­to de Esta­dos Uni­dos no le per­mi­ta aban­do­nar el ser­vi­cio mili­tar, y aho­ra está pre­so y a la espe­ra de su tras­la­do a Iraq para ser juz­ga­do en una cor­te mar­cial, acu­sa­do por las Fuer­zas Arma­das de “comu­ni­car una ame­na­za”.

El vete­rano de la gue­rra de Iraq con gra­do de espe­cia­lis­ta Marc Hall se encuen­tra en una cár­cel del sudo­rien­tal esta­do de Geor­gia por pro­tes­tar con­tra la polí­ti­ca de ’stop-loss’ (reten­ción) que per­mi­te al ejér­ci­to rete­ner a los sol­da­dos en acti­vo más allá del pla­zo sus­cri­to en su con­tra­to.

La polí­ti­ca de ’stop-loss’ ha afec­ta­do a más de 120.000 sol­da­dos des­de 2001, según datos del Pen­tá­gono (sede del Depar­ta­men­to de Defen­sa), y en la actua­li­dad 13.000 efec­ti­vos cum­plen fun­cio­nes bajo órde­nes de reten­ción, pese a que el pre­si­den­te Barack Oba­ma pro­me­tió públi­ca­men­te la eli­mi­na­ción gra­dual de esta prác­ti­ca. El abo­ga­do David Ges­pass ha hecho con­sul­tas sobre el caso y pro­ba­ble­men­te repre­sen­ta­rá a Hall. El juris­ta es miem­bro de la Aso­cia­ción Nacio­nal de Abo­ga­dos y co-fun­da­dor del Equi­po para la Ley Mili­tar, dos orga­ni­za­cio­nes pro­gre­sis­tas, la pri­me­ra dedi­ca­da a la defen­sa de los dere­chos civi­les y la segun­da espe­cia­li­za­da en ase­so­rar sobre la legis­la­ción cas­tren­se.

No ten­go cla­ro si será juz­ga­do en Kuwait o Iraq“, dijo Gas­pass a IPS. “Qui­zá sea un asun­to que deba deci­dir el juez mili­tar, una vez que lo desig­nen“, aco­tó.

Para Ges­pass, hay dos razo­nes para que el ejér­ci­to quie­ra juz­gar a Hall en el exte­rior. “Una es que la defen­sa será mucho más difí­cil por­que es impo­si­ble tras­la­dar los tes­ti­gos a una zona en gue­rra, y el otra es que nie­ga a Hall el dere­cho a un jui­cio públi­co”, afir­mó.

Creo que la razón fun­da­men­tal es que sea mucho más difí­cil a sus segui­do­res y tes­ti­gos estar pre­sen­tes“, agre­gó el abo­ga­do.

El ejér­ci­to argu­men­ta que en Iraq “están las pre­sun­tas víc­ti­mas y que­ría rea­li­zar el jui­cio don­de van a estar sus tes­ti­gos“, expli­có Gas­pass. “Para mí sería más fácil que el ejér­ci­to tras­la­da­ra los tes­ti­gos a Esta­dos Uni­dos que para Marc (Hall) lle­var los suyos a una zona de gue­rra“.

Hall, que per­te­ne­ce a la Ter­ce­ra Divi­sión de Infan­te­ría del ejér­ci­to, se encuen­tra des­de el 12 de diciem­bre en la cár­cel del con­da­do de Liberty, en Geor­gia, tras su can­ción de pro­tes­ta con­tra la polí­ti­ca que le impi­de aban­do­nar el ser­vi­cio mili­tar.

Su man­do mili­tar orde­nó la deten­ción con el pre­tex­to de que la can­ción es una “comu­ni­ca­ción de ame­na­za” y vio­la por ello el artícu­lo 134 del Códi­go Uni­for­me de Jus­ti­cia Mili­tar.

Los car­gos están vin­cu­la­dos a la letra de una can­ción pre­sun­ta­men­te escri­ta por este mili­tar. Hall emi­ti­ría en ella ame­na­zas de muer­te con­tra su cade­na de man­do y sus com­pa­ñe­ros, espe­cí­fi­ca­men­te dis­pa­rar con­tra ellos“, según una decla­ra­ción de la Ofi­ci­na de Asun­tos Públi­cos de la base mili­tar Fort Ste­wart, pró­xi­ma a la cár­cel del con­da­do de Liberty.

Yo le expli­qué (a mi sar­gen­to) que la can­ción es rap duro, una libre expre­sión de lo que sien­te la gen­te acer­ca del ejér­ci­to y la polí­ti­ca de reten­ción“, seña­ló Hall, en res­pues­ta a los car­gos. “Le expli­qué que la can­ción no era una ame­na­za físi­ca ni de otro tipo. Le dije que sólo se tra­ta­ba de hip-hop“.

Los mili­ta­res no renun­cian com­ple­ta­men­te a su dere­cho a la libre expre­sión, espe­cial­men­te cuan­do lo hacen artís­ti­ca­men­te y fue­ra de ser­vi­cio, como es el caso de Hall, cuyo nom­bre artís­ti­co es Marc Water­cus.

Las Fuer­zas Arma­das sos­tie­nen que Hall “comu­ni­có una ame­na­za” con su can­ción. El sol­da­do envió por correo al Pen­tá­gono una copia de su obra des­pués de que el ejér­ci­to exten­die­ra uni­la­te­ral­men­te su con­tra­to para una segun­da misión en Iraq.

Recien­te­men­te, el ejér­ci­to deci­dió enviar a Hall a Kuwait para tras­la­dar­lo por vía terres­tre a su anti­gua uni­dad en Iraq, don­de será pues­to en con­fi­na­mien­to y some­ti­do a cor­te mar­cial. Ésta es un giro poco habi­tual en un caso que ya ha pro­vo­ca­do crí­ti­cas gene­ra­li­za­das en los abo­ga­dos espe­cia­li­za­dos en dere­cho mili­tar.

Kevin Lar­son, de la Ofi­ci­na de Asun­tos Públi­cos de la base mili­tar de Fort Ste­wart, decla­ró que el jui­cio se cele­bra­rá en Iraq por­que allí están los tes­ti­gos más impor­tan­tes.

La medi­da “tie­ne sen­ti­do des­de el pun­to de vis­ta de los tes­ti­gos. La mayo­ría está cum­plien­do fun­cio­nes (en Iraq)”, dijo Lar­son.

Las Fuer­zas Arma­das están reac­cio­nan­do de mane­ra exa­ge­ra­da en este caso, dijo a IPS Jim Kli­mans­ki, abo­ga­do civil espe­cia­li­za­do en asun­tos mili­ta­res e inte­gran­te tam­bién de la Aso­cia­ción Nacio­nal de Abo­ga­dos y del Equi­po para la Ley Mili­tar.

Se tra­ta de un tema de liber­tad de expre­sión y las accio­nes del ejér­ci­to vio­lan ese dere­cho de Hall, ampa­ra­do por la pri­me­ra enmien­da de la Cons­ti­tu­ción de Esta­dos Uni­dos, ase­gu­ró.

Es un caso polí­ti­co y los mili­ta­res debe­rían saber­lo“, dijo Kli­mans­ki. “Creo que están reac­cio­nan­do en for­ma des­me­di­da debi­do al mayor Has­san“, comen­tó en refe­ren­cia al psi­quia­tra mili­tar Nidal Has­san, que el 5 de noviem­bre ase­si­nó a 13 per­so­nas en la base Fort Hood.

Has­ta cier­to pun­to, pue­do enten­der­lo, pero debe impe­rar la sen­sa­tez y deben corre­gir la polí­ti­ca de reten­ción, y qui­zás poda­mos anu­lar el caso“, dijo Kli­mans­ki.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *