Ahaz­tuak reco­ge­rá fir­mas, para eli­mi­nar la sim­bo­lo­gía fas­cis­ta de Eus­kal Herria

Ahaz­tuak 1936 – 1977, ini­cia­rá una cam­pa­ña re cogi­da de fir­mas en Biz­kaia para «pre­sio­nar» a los res­pec­ti­vos gobier­nos muni­ci­pa­les y a las ins­ti­tu­cio­nes que corres­pon­dan para que reti­ren «la sim­bo­lo­gía fran­quis­ta que a día de hoy aún per­vi­ve», como los escu­dos de coro­nan los edi­fi­cios de Hacien­da y las ofi­ci­nas cen­tra­les de Correos en Bil­bao o los retra­tos de alcal­des fas­cis­tas en los ayun­ta­mien­tos de Bara­kal­do y Plentzia.

Miem­bros de la aso­cia­ción die­ron a cono­cer hoy esta ini­cia­ti­va, que ini­cial­men­te se pon­drá en mar­cha en Bil­bao, Bara­kal­do, San­tur­tzi y Plen­tzia con el obje­ti­vo, según expli­có su por­ta­voz, Mar­tze­lo Alva­rez, de que sea eli­mi­na­do de cual­quier espa­cio públi­co o ins­ti­tu­cio­nal de Biz­kaia todo aquel ele­men­to que haga refe­ren­cia a la dic­ta­du­ra fran­quis­ta en cual­quie­ra de sus mani­fes­ta­cio­nes o a cual­quie­ra de sus pro­mo­to­res, ins­pi­ra­do­res o per­so­nas que ejer­cie­ron algún tipo de poder duran­te la misma.

En con­cre­to, exi­gen la reti­ra­da «irre­nun­cia­ble e inme­dia­ta», por su «dolo­ro­sa pre­sen­cia y per­sis­ten­cia», de los escu­dos «fas­cis­tas» que coro­nan el edi­fi­cio de Hacien­da en la Pla­za Moyua de Bil­bao y el colo­ca­do en la entra­da del edi­fi­cio cen­tral de Correos de la capi­tal bizkaitarra.

Ahaz­tuak exi­ge tam­bién la rea­li­za­ción de un cen­so de los sím­bo­los fran­quis­tas exis­ten­tes en el terri­to­rio his­tó­ri­co de Biz­kaia, ade­más de ins­tar a que se reali­ce tam­bién un cen­so de las calles, edi­fi­cios o ele­men­tos varios que en los pue­blos viz­caí­nos home­na­jeen a per­so­nas que han sig­ni­fi­ca­do por su pro­ta­go­nis­mo en ese periodo.

Asi­mis­mo, en el caso del paseo dedi­ca­do en Bil­bao al «ideó­lo­go y diri­gen­te del par­ti­do fas­cis­ta Falan­ge Espa­ñol y minis­tro del Gobierno fas­cis­tas entre 1939 y 1941, Rafael Sán­chez Mazas», pro­po­nen su sus­ti­tu­ción por el de su hijo Rafael «Chi­cho» Sán­chez Fer­lo­sio, «inte­lec­tual, com­po­si­tor y can­tau­tor de cono­ci­da y renom­bra­da tra­yec­to­ria antifascista».

Por otro lado, piden que la calle Capi­tán Men­di­za­bal de San­tur­tzi, dedi­ca­da a un capi­tán de avia­ción «per­te­ne­cien­te al Ejér­ci­to gol­pis­ta y que par­ti­ci­pó en diver­sas ope­ra­cio­nes aéreas con­tra la pobla­ción civil», pase a deno­mi­nar­se Nor­ma Mentxa­ka, en recuer­do a una veci­na «ase­si­na­da en 1976 por dis­pa­ros parapoliciales».

Ade­más de per­mi­tir que calles y edi­fi­cios públi­cos «sigan osten­tan­do diver­sos ele­men­tos de enal­te­ci­mien­to del régi­men fran­quis­ta», Ahaz­tuak denun­ció que «inclu­so en espa­cios ins­ti­tu­cio­na­les siguen man­te­nién­do­se dichos ele­men­tos», como es el caso de Bara­kal­do y Plen­tzia, «don­de en sus res­pec­ti­vos salo­nes de ple­nos siguen estan­do pre­sen­tes al día de hoy los retra­tos per­te­ne­cien­tes a aque­llos alcal­de no ele­gi­dos por la ciu­da­da­nía, es decir, la de aque­llos que ejer­cie­ron su man­da­to bajo el régi­men fran­quis­ta entre los años 1936 y 1977».

En el caso de Bara­kal­do, Alva­rez cri­ti­có que el retra­to del pri­mer alcal­de «impues­to por los fran­quis­tas», José María Lla­ne­za Zaba­le­ta, «osten­ta el uni­for­me de gala del par­ti­do fas­cis­ta al que per­te­ne­cía, esto es, de FE y de la JONS».

Tam­bién denun­ció, en refe­ren­cia a Plen­tzia, que su Ayun­ta­mien­to «aún man­tie­ne vigen­te la con­ce­sión de la meda­lla de oro de la villa a José Daniel Laca­lle Larra­ga, mili­tar y avia­dor gol­pis­ta y minis­tro del Aire franquista».

Ahaz­tuak exi­ge la reti­ra­da de los retra­tos de los alcal­des fran­quis­tas de las depen­den­cias muni­ci­pa­les y, en el caso de Plen­tzia, la reti­ra­da a Laca­lle Larra­ga de la meda­lla de oro con­ce­di­da en su día.

Esta mis­ma diná­mi­ca la tras­la­da­rán al res­to de terri­to­rios his­tó­ri­cos, como en el caso de Ara­ba, don­de pedi­rán al Obis­pa­do que eli­mi­ne «ese gigan­tes­co escu­do fas­cis­ta que está toda­vía den­tro de la cate­dral de San­ta María en Gasteiz».

Alva­rez hizo un lla­ma­mien­to para la «acti­va­ción popu­lar de todo aquel que ten­ga una sen­si­bi­li­dad demo­crá­ti­ca y, por lo tan­to, anti­fas­cis­ta y anti­fran­quis­ta, para eli­mi­nar todos estos ves­ti­gios de este régi­men, vis­to que des­de los ámbi­tos ins­ti­tu­cio­na­les y polí­ti­cos, que serían los pri­me­ros que ten­drían que tomar esas medi­das, no se hace e, inclu­so, apun­ta­lan que eso siga existiendo».

«Esto es lo que 35 años des­pués del comien­zo, se supo­ne, de una demo­cra­cia, sigue vigen­te y es una par­te nece­sa­ria para que con­ti­núe el mode­lo de impu­ni­dad y la nega­ción de ver­dad, de jus­ti­cia y de repa­ra­ción para las víc­ti­mas del fran­quis­mo», denun­ció, para seña­lar la nece­si­dad de que «las víc­ti­mas del fran­quis­mo, la socie­dad en gene­ral y todos aque­llos agen­tes que se con­si­de­ren real­men­te demo­crá­ti­cos se plan­ten, por­que está vis­to que sola­men­te con mocio­nes y dis­cu­sio­nes no hace­mos nada».

Alva­rez expli­có que una de los «argu­men­tos bási­cos de quien no hace nada para qui­tar la sim­bo­lo­gía fran­quis­ta es que son ele­men­tos his­tó­ri­cos». «Sí, son ele­men­tos his­tó­ri­cos, pero de una his­to­ria muy con­cre­ta, negra, fas­cis­ta y de crí­me­nes de geno­ci­dio y de lesa huma­ni­dad», ase­ve­ró, para aña­dir que «las dece­nas de víc­ti­mas del régi­men fran­quis­ta tam­bién mere­ce­mos algu­na sensibilidad».

El por­ta­voz de Ahaz­tuak indi­có que esta diná­mi­ca se pro­lon­ga­rá en el tiem­po «has­ta que los polí­ti­cos se vean obli­ga­dos a tomar car­tas en el asun­to en la direc­ción correc­ta, es decir, has­ta hacer de la memo­ria his­tó­ri­ca, demo­crá­ti­ca y anti­fas­cis­ta, y de la rei­vin­di­ca­ción de las víc­ti­mas del fran­quis­mo, un pro­ble­ma polí­ti­co para ellos, por­que, al final, es la úni­ca mane­ra que esto ten­ga cau­ces de solución».

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.