Tras la sen­ten­cia del TS, la izquier­da aber­tza­le lla­ma al diá­lo­go entre todos por Iña­ki Irion­do

La izquier­da aber­tza­le con­si­de­ra «impor­tan­te» la sen­ten­cia del Tri­bu­nal Supre­mo que «recha­za cri­mi­na­li­zar el diá­lo­go polí­ti­co». En ese con­tex­to, reite­ra su apues­ta por desa­rro­llar un pro­ce­so en «el terreno estric­ta­men­te polí­ti­co y demo­crá­ti­co», camino en el que «con­si­de­ra impres­cin­di­ble la arti­cu­la­ción de una mesa de par­ti­dos en la que estén repre­sen­ta­das todas las for­ma­cio­nes polí­ti­cas de Eus­kal Herria».

La izquier­da aber­tza­le hizo públi­ca ayer una nota en la que, tras cono­cer­se la sen­ten­cia del Tri­bu­nal Supre­mo, reite­ra su apues­ta por el diá­lo­go entre todos los par­ti­dos vas­cos, en igual­dad de con­di­cio­nes, para alcan­zar «un esce­na­rio demo­crá­ti­co». Seña­la, ade­más, que su volun­tad es que esa mesa «sea una reali­dad lo antes posi­ble».

En su escri­to, la izquier­da aber­tza­le seña­la que «con­si­de­ra impor­tan­te la sen­ten­cia del Tri­bu­nal Supre­mo espa­ñol que absuel­ve a los mili­tan­tes inde­pen- den­tis­tas Arnal­do Ote­gi, Rufi Etxe­be­rri, Olatz Daño­bei­tia y Juan Joxe Petri­ko­re­na y a Juan José Iba­rretxe, Patxi López y Rodol­fo Ares, ya que dicha sen­ten­cia recha­za cri­mi­na­li­zar el dia­lo­go polí­ti­co».

En sin­to­nía con lo «mani­fes­ta­do his­tó­ri­ca­men­te», reite­ra que «el dia­lo­go y la nego­cia­ción son herra­mien­tas fun­da­men­ta­les de cara a la reso­lu­ción del con­flic­to polí­ti­co que enfren­ta a Eus­kal Herria con los esta­dos espa­ñol y fran­cés, y de cara a crear un esce­na­rio de paz jus­ta y dura­de­ra».

Como ha que­da­do paten­te en el pro­ce­so de deba­te desa­rro­lla­do en su base, la nota reco­ge «la apues­ta por poner en mar­cha un pro­ce­so demo­crá­ti­co en el que la con­fron­ta­ción se desa­rro­lle en el terreno estric­ta­men­te polí­ti­co y demo­crá­ti­co».

El obje­ti­vo de dicho pro­ce­so es «la crea­ción de un esce­na­rio demo­crá­ti­co en el que todos los ciu­da­da­nos de toda Eus­kal Herria ten­gan todos los dere­chos garan­ti­za­dos y éstos sean res­pe­ta­dos, y en el que cual­quier pro­yec­to polí­ti­co pue­da mate­ria­li­zar­se si cuen­ta con el sufi­cien­te res­pal­do popu­lar». Y, para eso, recal­ca que será nece­sa­rio «el acuer­do entre todas las fuer­zas polí­ti­cas de Eus­kal Herria».

De cara a la con­se­cu­ción de ese acuer­do glo­bal, «la izquier­da aber­tza­le con­si­de­ra impres­cin­di­ble la arti­cu­la­ción de una mesa de par­ti­dos en la que estén repre­sen­ta­das todas las for­ma­cio­nes polí­ti­cas».

Según se afir­ma en la nota, «esa mesa ten­drá que arti­cu­lar­se tar­de o tem­prano. La volun­tad y el com­pro­mi­so de la izquier­da aber­tza­le es la de seguir tra­ba­jan­do para crear las con­di­cio­nes nece­sa­rias para que la mesa de par­ti­dos sea una reali­dad lo antes posi­ble».

El PNV exi­ge medi­das

PNV y PSE tam­bién hicie­ron públi­ca ayer su satis­fac­ción por el con­te­ni­do de la sen­ten­cia, aun­que con mati­ces muy dife­ren­tes. Los jel­tza­les reite­ran su posi­ción favo­ra­ble al diá­lo­go polí­ti­co, pero se fijan espe­cial­men­te en otra cosa: «¿Qué va a hacer la Jus­ti­cia para res­ti­tuir el honor de las per­so­nas, entre ellas el máxi­mo repre­sen­tan­te ins­ti­tu­cio­nal del con­jun­to de la socie­dad de la CAPV el enton­ces Lehen­da­ka­ri Juan José Iba­rretxe, que fue­ron juz­ga­das sin base jurí­di­ca algu­na?», pre­gun­ta.

Para el PNV, «el pro­pio fallo y reso­lu­ción del Tri­bu­nal Supre­mo des­au­to­ri­zan de tal mane­ra a los magis­tra­dos del TSJPV que no sería lógi­co que nin­gún esta­men­to judi­cial toma­ra medi­das para impe­dir que situa­cio­nes como éstas pue­dan vol­ver a pro­du­cir­se». A su entender,«la pro­pia sen­ten­cia debe ser­vir para que Ruiz Piñei­ro no pue­da vol­ver a ser ele­gi­do pre­si­den­te del TSJPV».

El PSE, por su par­te, ase­gu­ró que es «evi­den­te» que el Esta­do de Dere­cho «fun­cio­na». La por­ta­voz de Lakua se pro­nun­ció en simi­la­res tér­mi­nos.

El TSJPV acu­só a los impu­tados de «ins­tru­men­ta­li­zar» al Supre­mo

El Tri­bu­nal Supe­rior de Jus­ti­cia del País Vas­co no sólo no aten­dió a la juris­pru­den­cia del Tri­bu­nal Supre­mo ‑como con dure­za le repro­cha éste en la sen­ten­cia cono­ci­da ante­ayer- sino que lle­gó a acu­sar a los impu­tados de «ins­tru­men­ta­li­zar» al Alto Tri­bu­nal cuan­do pre­sen­ta­ron el archi­vo de la denun­cia de Manos Lim­pias con­tra Zapa­te­ro para exi­gir que se pusie­ra fin al pro­ce­so.

En noviem­bre de 2006, el Tri­bu­nal Supre­mo recha­zó la denun­cia de Manos Lim­pias y fijó de mane­ra con­tun­den­te que «sería un frau­de cons­ti­tu­cio­nal que alguien pre­ten­die­se, median­te el ejer­ci­cio de la acción penal y la pues­ta en mar­cha de un pro­ce­so de la mis­ma natu­ra­le­za, corre­gir la direc­ción de la polí­ti­ca inte­rior o exte­rior que el artícu­lo 97 de la Cons­ti­tu­ción espa­ño­la enco­mien­da al Gobierno demo­crá­ti­ca­men­te legi­ti­ma­do». Reco­gien­do este auto, la defen­sa del lehen­da­ka­ri Juan José Iba­rretxe exi­gió el sobre­sei­mien­to de la cau­sa, peti­ción a las que se sumó la defen­sa de los diri­gen­tes de la izquier­da aber­tza­le.

Los magis­tra­dos Fer­nan­do Ruiz Piñei­ro, Anto­nio Gar­cía y Neka­ne Bola­do dene­ga­ron la peti­ción, seña­lan­do que pre­ten­der evi­tar el pro­ce­sa­mien­to con­tra­po­nien­do el auto del Supre­mo, «cuan­do lo cier­to es que no exis­te opo­si­ción o con­tra­dic­ción entre una deci­sión y la otra, amén de resul­tar a todas luces impro­ce­den­te, supo­ne, en cier­ta mane­ra, ins­tru­men­ta­li­zar al más Alto Tri­bu­nal, para soca­var, sin moti­vos de sana razón que jus­ti­fi­quen la rec­ti­fi­ca­ción, la auto­ri­dad de lo deci­di­do por otro órgano juris­dic­cio­nal».

El tono alti­vo de aquel reso­lu­ción que­da aho­ra más fue­ra de lugar aún al cono­cer­se que el Tri­bu­nal Supre­mo da la razón a quie­nes según el TSJPV inten­ta­ban ins­tru­men­ta­li­zar­lo. Pese a ello, el por­ta­voz de la Aso­cia­ción Pro­fe­sio­nal de la Magis­tra­tu­ra (APM), Anto­nio Gar­cía, afir­mó ayer no sen­tir­se «des­au­to­ri­za­do» sino «corre­gi­do» por la reso­lu­ción del Tri­bu­nal Supre­mo y defen­dió que «no se pue­de cor­to­cir­cui­tar» a los jue­ces «por lo que hace­mos en el ejer­ci­cio de nues­tra fun­ción juris­dic­cio­nal», ya que supon­dría «car­gar­se el prin­ci­pio de inde­pen­den­cia»

Cabe recor­dar que las defen­sas de Juan José Iba­rretxe y los diri­gen­tes de la izquier­da aber­tza­le recu­sa­ron a Ruiz Piñei­ro y Gar­cía para for­mar par­te del tri­bu­nal que les iba a juz­gar por haber cono­ci­do del caso, pero tam­bién por su decla­ra­cio­nes polí­ti­cas públi­cas.

www​.gara​.net

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *