30º ani­ver­sa­rio del ase­si­na­to fas­cis­ta de Yolan­da Gon­zá­lez por Sare Anti­fa­xis­ta

Se cum­plen 30 años del secues­tro y ase­si­na­to de la joven deus­tua­rra de 19 años Yolan­da Gon­zá­lez Mar­tín a manos del Bata­llón Vas­co Espa­ñol, gru­po para­po­li­cial que ase­si­nó a 27 ciu­da­da­nos vas­cos.

Bata­llón Vas­co Espa­ñol «Coman­do 41» com­pues­to por: Emi­lio Hellín e Igna­cio Abad, en pri­mer lugar, acu­sa­dos de ser los auto­res mate­ria­les del ase­si­na­to; Félix Pérez Aje­ro, José Ricar­do Prie­to y Juan Car­los Rodas, este últi­mo poli­cía nacio­nal, que ejer­cie­ron fun­cio­nes de vigi­lan­cia duran­te el secues­tro de la víc­ti­ma en su domi­ci­lio, y David Mar­tí­nez Loza, que era jefe nacio­nal de segu­ri­dad de Fuer­za Nue­va cuan­do se come­tie­ron los hechos.

Deus­to auzoa, Bil­bo * E.H

El cadá­ver de Yolan­da Gon­zá­lez Mar­tín, joven de 19 años de la Ribe­ra de Deus­tu, apa­re­ció en la madru­ga­da del 2 de febre­ro de 1980. Apa­re­ció muer­ta con un dis­pa­ro en la sien en San Mar­tín de Val­dei­gle­sias, una peque­ña loca­li­dad madri­le­ña. La vís­pe­ra había sido secues­tra­da a las puer­tas de su casa en Madrid por una célu­la del BVE que, tras inte­rro­gar­la, la ase­si­nó de un tiro por “ser vas­ca”, tal y como indi­ca­ron en la rei­vin­di­ca­ción. “Por una Espa­ña gran­de, libre y úni­ca ¡Arri­ba Espa­ña!”, así aca­ba el comu­ni­ca­do de la ban­da para­po­li­cial.

Yolan­da Gon­zá­lez, mili­tan­te del PST (Par­ti­do Socia­lis­ta de los Tra­ba­ja­do­res), ves­tía en el momen­to de su ase­si­na­to una cami­se­ta con los escu­dos y el nom­bre de Eus­kal Herria. Así mis­mo, por­ta­ba un lau­bu­ru col­ga­do de la cade­na del cue­llo. Gon­zá­lez resi­día en la capi­tal espa­ño­la des­de un año atrás. Has­ta allí se había tras­la­da­do para cur­sar estu­dios de elec­tró­ni­ca.

Varios miem­bros de Fuer­za Nue­va (par­ti­do que hoy se cono­ce con el nom­bre de Fren­te Nacio­nal) fue­ron dete­ni­dos como res­pon­sa­bles del ase­si­na­to de Yolan­da. Entre los impli­ca­dos apa­re­cie­ron poli­cías nacio­na­les, guar­dias civi­les y has­ta algún que otro miem­bro del espio­na­je espa­ñol, tal y como denun­ció la pren­sa de la épo­ca. Los auto­res mate­ria­les, Emi­lio Hellín e Igna­cio Abad, a pesar de las altas con­de­nas que se les impu­sie­ron y de que Hellín esca­pó dos veces de pri­sión, ape­nas per­ma­ne­cie­ron en la cár­cel. Nun­ca se detu­vo, pro­ce­só ni encar­ce­ló a los auto­res inte­lec­tua­les del ase­si­na­to de Yolan­da.

Oroi­me­na, duin­ta­su­na eta borro­ka !!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *