Into­xi­ca­ción y pro­ce­so de libe­ra­ción por Nafar­gu­ne

Golem

La pro­pa­gan­da, la into­xi­ca­ción y la uti­li­za­ción de las gran­des empre­sas de comu­ni­ca­ción han sido par­te de la estra­te­gia de los esta­dos a lo lar­go de la his­to­ria en todo el mun­do. El dise­ño de la estra­te­gia de pro­pa­gan­da infor­ma­ti­va per­si­gue des­di­bu­jar la reali­dad y legi­ti­mar social­men­te la con­cul­ca­ción de dere­chos indi­vi­dua­les, colec­ti­vos y dere­chos nacio­na­les, así como inci­dir en la con­cien­cia de la cla­se tra­ba­ja­do­ra.

El mane­jo de los flu­jos de infor­ma­ción por par­te del Esta­do espa­ñol y la Repú­bli­ca fran­ce­sa en lo refe­ri­do al con­flic­to polí­ti­co en Eus­kal Herria ha mejo­ra­do sus­tan­cial­men­te. La influen­cia de las cade­nas de tele­vi­sión, cade­nas de radio y medios de comu­ni­ca­ción impre­sos es cada vez mayor, favo­re­ci­do por el cam­bio en el sis­te­ma de rela­cio­nes socia­les. Los cana­les de comu­ni­ca­ción social se han vis­to alte­ra­dos por la con­cen­tra­ción de pobla­ción en gran­des urbes, redu­cien­do el con­tac­to inter­per­so­nal e impul­san­do el indi­vi­dua­lis­mo y con­su­mo de basu­ra infor­ma­ti­va sin posi­bi­li­dad de con­tras­te.

El some­ti­mien­to de la liber­tad de pren­sa fren­te a los intere­ses de esta­do, la fal­ta de éti­ca perio­dís­ti­ca, la depen­den­cia eco­nó­mi­ca de los medios fren­te al capi­tal en unos casos y la rela­ción orgá­ni­ca en otros, vul­ne­ran per­ma­nen­te­men­te la infor­ma­ción veraz y obje­ti­va. Los medios de comu­ni­ca­ción han pasa­do de tener una línea edi­to­rial afín a una corrien­te ideo­ló­gi­ca, a tener una edi­ción en sin­to­nía abso­lu­ta con los intere­ses de los pode­res eco­nó­mi­cos y polí­ti­cos de los esta­dos. Son una herra­mien­ta efi­caz e impres­cin­di­ble en con­tra de todo movi­mien­to que cues­tio­ne el sta­tu quo. Y evi­den­te­men­te la izquier­da aber­tza­le lo es.

El pro­ce­so de libe­ra­ción nacio­nal y social afron­ta una fase deci­si­va y los esta­dos los saben. Mate­ria­li­zar el cam­bio polí­ti­co a tra­vés de la acu­mu­la­ción de fuer­zas y el lide­raz­go de la izquier­da aber­tza­le nece­si­ta de la apor­ta­ción de todo el mun­do y el mane­jo de la infor­ma­ción jue­ga un papel fun­da­men­tal en ello.

En Nafa­rroa el mono­po­lio del flu­jo de infor­ma­ción por par­te de la dere­cha espa­ño­lis­ta a tra­vés de Dia­rio de Nava­rra es un muro de con­ten­ción ante cual­quier alter­na­ti­va. La dere­cha regio­na­lis­ta (PNV) ha inver­ti­do gran­des sumas de dine­ro en pro­yec­tos de comu­ni­ca­ción para­le­los y el Dia­rio de Noti­cias es un buen ejem­plo. Unos y otros alte­ran la reali­dad de los acon­te­ci­mien­tos en bene­fi­cio pro­pio. Ambos coin­ci­den en tor­pe­dear, por acción o por omi­sión, las ini­cia­ti­vas de la Nava­rra alter­na­ti­va. La Nava­rra de izquier­das e inde­pen­den­tis­ta.

Por eso ha naci­do la nue­va web de izquier­das u aber­tza­le de Nafa­rroa. Nafar​gu​ne​.info pre­ten­de ser una ven­ta­na abier­ta a todas las per­so­nas que quie­ran saber de pri­me­ra mano lo qué pien­sa la izquier­da aber­tza­le. Los tiem­pos cam­bian y nues­tros medios de comu­ni­ca­ción tam­bién tie­nen que cam­biar. Esa refle­xión nos ha lle­va­do a crear Nafar​gu​ne​.info, así como a par­ti­ci­par en las redes socia­les como Face­book y Twit­ter. Que­re­mos abrir nue­vos cana­les de comu­ni­ca­ción con la ciu­da­da­nía para for­ta­le­cer el pro­yec­to inde­pen­den­tis­ta a tra­vés de la infor­ma­ción direc­ta y la par­ti­ci­pa­ción.

Tene­mos entre las manos una nue­va herra­mien­ta y fren­te a los ojos un nue­vo reto, conec­tar en la red de redes a la izquier­da aber­tza­le de Nafa­rroa. Ya hemos dado el pri­mer paso, crean una web para el herrial­de. Aho­ra, mien­tras ali­men­ta­mos la web debe­mos unir fuer­zas para dar el segun­do paso, que la izquier­da aber­tza­le de las comar­cas y los pue­blos creen sus pro­pias webs. Por que en estos nue­vos tiem­pos lo que no está en inter­net no exis­te. Y nosotros/​as exis­ti­mos, y exis­ti­re­mos tam­bién en inter­net.

Nafar​gu​ne​.info

En Nafa­rroa, 01-02-2010

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *