Car­ta abier­ta de un comu­nis­ta al Direc­tor de la Real Aca­de­mia Espa­ño­la por Rebelión

Sr. Direc­tor de la Real Aca­de­mia Española:

Me diri­jo a usted como comu­nis­ta preo­cu­pa­do por las ini­cia­ti­vas de algu­nos aca­dé­mi­cos que piden incluir el tér­mino ‘tota­li­ta­rio’ en la entra­da rela­ti­va al tér­mino ‘comu­nis­mo’ de la pró­xi­ma edi­ción del DRAE.

Le ten­go que mani­fes­tar en pri­mer lugar mi sorpresa.

Siem­pre se ha con­si­de­ra­do que el Dic­cio­na­rio reco­ge el uso de la len­gua con cri­te­rios que ‑aun­que en algu­nos casos sean dis­cu­ti­bles como en toda acti­vi­dad huma­na- tien­den a refle­jar su uso real con un sen­ti­do de con­ser­va­ción de su “genio”, lo que lle­va, por ejem­plo, a seña­lar como vul­ga­ris­mos pala­bras de uso muy fre­cuen­te que en el futu­ro es posi­ble que des­apa­rez­can o, por el con­tra­rio, que acce­dan a la cate­go­ría de normales.

Lo que se supo­nía que esta­ba ausen­te del DRAE es la valo­ra­ción polí­ti­ca, his­tó­ri­ca, moral o esté­ti­ca, por supues­to en la medi­da de lo que es posi­ble sepa­rar los sig­ni­fi­ca­dos de las con­no­ta­cio­nes. Ese cri­te­rio se sigue en tér­mi­nos gene­ra­les, pero no se segui­ría en el supues­to que comen­to según voy a argu­men­tar, recu­rrien­do como apo­yo a algu­nos ejem­plos toma­dos de la vigé­si­ma segun­da edi­ción, sal­vo que se diga lo contrario

Ejem­plo 1º

capi­ta­lis­mo.

1. m. Régi­men eco­nó­mi­co fun­da­do en el pre­do­mi­nio del capi­tal como ele­men­to de pro­duc­ción y crea­dor de riqueza.

2. m. Con­jun­to de capi­ta­les o capi­ta­lis­tas, con­si­de­ra­do como enti­dad económica.

Como era de espe­rar, no se dice que el capi­ta­lis­mo es cau­san­te de injus­ti­cias, gue­rras y ham­bre, y que su evo­lu­ción está ponien­do en peli­gro la super­vi­ven­cia de la huma­ni­dad. Y ello, no por­que no sea cier­to, sino por­que no es misión de la RAE –ni yo se lo pido- entrar en esos impor­tan­tí­si­mos aspectos.

Ejem­plo 2º

Igle­sia católica.

1. f. Con­gre­ga­ción de los fie­les cris­tia­nos regi­da por el Papa como vica­rio de Cris­to en la Tierra.

No se dice que es una ins­ti­tu­ción tota­li­ta­ria –en sen­ti­do estric­to, como mos­tra­re­mos lue­go- ni que creó la Inqui­si­ción y fue la res­pon­sa­ble de muchas gue­rras y matan­zas. Entien­do de nue­vo que no es nece­sa­rio expli­car por qué no se dice.

Sin embar­go, es cier­to que en el DRAE se cali­fi­ca de tota­li­ta­rias a otras con­cep­cio­nes político-sociales.

Ejem­plo 3º

fas­cis­mo. (Avan­ce de la 23. ª edi­ción, los cam­bios no son rele­van­tes)

(Del it. fas­cis­mo).

1. m. Movi­mien­to polí­ti­co y social de carác­ter tota­li­ta­rio que se desa­rro­lló en Ita­lia, en la pri­me­ra mitad del siglo XX, lide­ra­do por Beni­to Mus­so­li­ni, y que adop­tó como sím­bo­lo las fas­ces romanas.

Ejem­plo 4º

fran­quis­mo.

  1. m. Movi­mien­to polí­ti­co y social de ten­den­cia tota­li­ta­ria, ini­cia­do en Espa­ña duran­te la Gue­rra Civil de 1936 – 1939, en torno al gene­ral Fran­co, y desa­rro­lla­do duran­te los años que ocu­pó la jefa­tu­ra del Estado.

  2. m. Perío­do his­tó­ri­co que com­pren­de el gobierno del gene­ral Franco.

El aná­li­sis de estas dife­ren­cias nos lle­va al meo­llo de la cues­tión lin­güís­ti­ca que esti­mo debe con­si­de­rar la RAE para evi­tar la impro­ce­den­te poli­ti­za­ción dere­chis­ta del Dic­cio­na­rio. Seña­lo las prin­ci­pa­les con­si­de­ra­cio­nes, sin citas, que esti­mo inne­ce­sa­rias por lo cono­ci­do del tema y el carác­ter de este escri­to, pero que pue­den apor­tar­se sin dificultad:

  1. Es el pro­pio fas­cis­mo el que se auto­ca­li­fi­ca de tota­li­ta­rio. Las leyes fran­quis­tas de la pos­gue­rra tam­bién defi­nen el nue­vo esta­do como tota­li­ta­rio de mane­ra explí­ci­ta. Sin mer­ma de rigor podrían, pues, sus­ti­tuir­se en las ante­rio­res entra­das las expre­sio­nes eufe­mís­ti­cas “carác­ter tota­li­ta­rio” y “ten­den­cia tota­li­ta­ria” por “tota­li­ta­rio” sim­ple­men­te. Podría tam­bién en pro­pie­dad mati­zar “gobierno tota­li­ta­rio” la segun­da acep­ción del ejem­plo 4º

  2. Es evi­den­te que dicha cali­fi­ca­ción no tie­ne para sus crea­do­res nin­gu­na con­no­ta­ción moral nega­ti­va, sino que es mera­men­te des­crip­ti­va. El sen­ti­do de la tota­li­dad vie­ne regi­do, en las dife­ren­tes ver­sio­nes del fas­cis­mo, por los con­cep­tos de impe­rio, raza o reli­gión, supues­ta­men­te supe­rio­res al hom­bre, a los que se subor­di­na en últi­ma ins­tan­cia toda acti­vi­dad indi­vi­dual o social. Éste es el sen­ti­do ori­gi­nal de ‘tota­li­ta­rio’.

  3. Nun­ca ha habi­do una defi­ni­ción de ese tipo en nin­gu­na de las varian­tes del comu­nis­mo que, en todo caso, han pre­co­ni­za­do siem­pre la libe­ra­ción del hom­bre de las diver­sas ata­du­ras socia­les y económicas.

  4. Los erro­res, e inclu­so crí­me­nes, come­ti­dos por los diver­sos regí­me­nes polí­ti­cos –por todos, has­ta la fecha- son cues­tio­nes de fac­to que le corres­pon­de valo­rar a his­to­ria­do­res, soció­lo­gos y polí­ti­cos, y esta valo­ra­ción se debe­rá hacer, en nues­tro caso, en la mejor len­gua espa­ño­la posi­ble, sin que las pala­bras deban estar car­ga­das y dis­tor­sio­na­das pre­via­men­te de mane­ra que hagan impo­si­ble el estu­dio y el diálogo.

  5. En ese sen­ti­do, mi con­vic­ción de que el carác­ter cri­mi­nal de todos los regí­me­nes fas­cis­tas que han exis­ti­do deri­va en gran medi­da de su carác­ter tota­li­ta­rio pue­de admi­tir­se o no por los cien­tí­fi­cos, pero en nin­gún caso tie­ne un carác­ter lin­güís­ti­co que pue­da afec­tar al Diccionario.

Las ante­rio­res con­si­de­ra­cio­nes nos con­du­cen a revi­sar las pro­pias defi­ni­cio­nes del DRAE rela­cio­na­das con totalitario-totalitarismo.

Ejem­plo 5º

tota­li­ta­rio, ria.

1. adj. Que inclu­ye la tota­li­dad de las par­tes o atri­bu­tos de algo, sin mer­ma ninguna.

2. adj. Per­te­ne­cien­te o rela­ti­vo al totalitarismo.

Ejem­plo 6º

tota­li­ta­ris­mo.

1. m. Régi­men polí­ti­co que ejer­ce fuer­te inter­ven­ción en todos los órde­nes de la vida nacio­nal, con­cen­tran­do la tota­li­dad de los pode­res esta­ta­les en manos de un gru­po o par­ti­do que no per­mi­te la actua­ción de otros partidos.

Curio­sa­men­te, la secuen­cia gené­ti­ca “total-tota­li­ta­rio-tota­li­ta­ris­mo” está dis­tor­sio­na­da de for­ma cir­cu­lar por la segun­da acep­ción de “tota­li­ta­rio”. De esta for­ma, como ‘tota­li­ta­ris­mo’ reco­ge exclu­si­va­men­te la con­cre­ción polí­ti­ca e igno­ra la defi­ni­ción ideo­ló­gi­ca, se tras­la­da ésta a ‘tota­li­ta­rio’ cuya pri­me­ra acep­ción tie­ne un carác­ter abs­trac­to. En resu­men, el DRAE no reco­ge la acep­ción ideo­ló­gi­ca ori­gi­nal –fas­cis­ta- de ‘tota­li­ta­rio’, ni de ‘tota­li­ta­ris­mo’.

En todo caso, esa defi­ni­ción de régi­men polí­ti­co tota­li­ta­rio afec­ta, como se ha dicho, por pro­pia deci­sión a los regí­me­nes fas­cis­tas y a la pro­pia defi­ni­ción del fas­cis­mo, pero sólo un lava­do de cere­bro pro­gra­ma­do pue­de exten­der­lo al comu­nis­mo que pre­go­na la des­apa­ri­ción del Esta­do tras la fase socia­lis­ta y que no ha teo­ri­za­do jamás la nece­si­dad o con­ve­nien­cia de impe­dir “la actua­ción de otros partidos”.

Como con­clu­sión de estos razo­na­mien­tos, le pido que tome en con­si­de­ra­ción las siguien­tes propuestas:

  1. Modi­fi­ca­ción de las entra­das de los tér­mi­nos ‘tota­li­ta­rio’ y ‘tota­li­ta­ris­mo’ de for­ma que den entra­da a su defi­ni­ción ideo­ló­gi­ca ori­gi­nal, libre de otras connotaciones.

  2. Recha­zo a incluir el adje­ti­vo ‘tota­li­ta­rio’ en la entra­da ‘comu­nis­mo’ por ser fal­sa en cual­quie­ra de sus acepciones.

Por últi­mo, Sr. Direc­tor, deje­mos la polí­ti­ca a los ciu­da­da­nos y preo­cu­pé­mo­nos todos por­que el Dic­cio­na­rio dé sopor­te a una len­gua común (comu­nis­ta) lo más rica, cla­ra y uni­ver­sal posible.

Aten­ta­men­te

Manuel Mar­tí­nez Llaneza

Video que mues­tra el tota­li­ta­ris­mo comu­nis­ta cubano en Hai­ti. ¡Hipó­cri­tas!

Boltxe Kolek­ti­boa

Rebe­lión ha publi­ca­do este artícu­lo a peti­ción expre­sa del autor, res­pe­tan­do su liber­tad para publi­car­lo en otras fuentes.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.