Repre­sión con­tra Vía Demo­crá­ti­ca

El Secre­ta­ria­do Nacio­nal de Annahj Addi­mo­craty (Vía Demo­crá­ti­ca) cele­bró su reu­nión
ordi­na­ria el 16 de enero de 2010, y emi­tió la siguien­te decla­ra­ción sobre el
pro­gre­so de la situa­ción polí­ti­ca de Marrue­cos:
Recien­te­men­te, el Esta­do anun­ció que tie­ne inten­ción de apli­car una regio­na­li­za­ción
basa­da en una amplia des­cen­tra­li­za­ción y se esta­ble­ció un comi­té espe­cial para
ela­bo­rar un pro­yec­to en este sen­ti­do.
La apli­ca­ción de una regio­na­li­za­ción real ‑des­de que se habla de la regio­na­li­za­ción
es un dis­cur­so repe­ti­do y la expe­rien­cia de Marrue­cos en este ámbi­to no se ale­ja del
soborno y la domes­ti­ca­ción de las éli­tes regio­na­les por las auto­ri­da­des- sig­ni­fi­ca
la con­ce­sión a las regio­nes de amplios pode­res polí­ti­cos, eco­nó­mi­cos, socia­les y
cul­tu­ra­les, que son incom­pa­ti­bles con la auto­cra­cia abso­lu­ta del rey, mono­po­li­zar el
poder por el maj­ze­nis­mo civil, el mili­tar y los órga­nos de segu­ri­dad, el con­trol del
Minis­te­rio del Inte­rior sobre las comu­ni­da­des loca­les median­te el con­trol
admi­nis­tra­ti­vo ejer­ci­do por los gober­na­do­res y los Walis, todo ello en el con­tex­to
de una fal­sa “demo­cra­cia” y de ins­ti­tu­cio­nes “repre­sen­ta­ti­vas” sin legi­ti­mi­dad
popu­lar basa­das en elec­cio­nes corrup­tas con­tro­la­das por el régi­men.
La regio­na­li­za­ción real tam­bién está en con­tra­dic­ción con el mono­po­lio de la
eco­no­mía marro­quí por unas pocas fami­lias enca­be­za­das por la fami­lia real y por el
impe­ria­lis­mo, en par­ti­cu­lar el fran­cés, y el hecho es que las deci­sio­nes eco­nó­mi­cas
estra­té­gi­cas que deter­mi­nan el poten­cial de cre­ci­mien­to en las regio­nes son
deci­di­das por el régi­men y la coa­li­ción de la cla­se domi­nan­te en el con­tex­to del
vigen­te modo de pro­duc­ción capi­ta­lis­ta depen­dien­te. Ade­más de lo ante­rior, la
regio­na­li­za­ción es un tema polí­ti­co sobre el dere­cho del pue­blo a su
auto­de­ter­mi­na­ción, y, por tan­to, que una comi­sión téc­ni­ca desig­na­da se haga car­go de
defi­nir el con­te­ni­do de la regio­na­li­za­ción es incom­pa­ti­ble con la demo­cra­cia.
Por otra par­te, el régi­men ha rea­li­za­do recien­te­men­te algu­na reor­ga­ni­za­ción
guber­na­men­tal en las bases que refor­zó su con­trol sobre la vida polí­ti­ca a tra­vés de
la vuel­ta del Minis­te­rio de Jus­ti­cia a la esfe­ra de la sobe­ra­nía minis­te­rial, lo que
con­fir­ma la natu­ra­le­za del gobierno ni más ni menos que como un gru­po de emplea­dos
senior, aumen­tan­do así la deca­den­cia de la vida polí­ti­ca.
Final­men­te, las últi­mas decla­ra­cio­nes del Pre­si­den­te del Con­se­jo Con­sul­ti­vo de
Dere­chos Huma­nos no supo­nen nin­gu­na acción recien­te para acti­var las reco­men­da­cio­nes
más impor­tan­tes de la Auto­ri­dad para la Equi­dad y la Recon­ci­lia­ción de cual­quier
tipo, espe­cial­men­te las des­ti­na­das a pro­veer las garan­tías cons­ti­tu­cio­na­les y
polí­ti­cas que evi­ten una repe­ti­ción de las gra­ves vio­la­cio­nes de los dere­chos
huma­nos que han ocu­rri­do y que siguen ocu­rrien­do, y el tema de los des­apa­re­ci­dos, a
cau­sa de la per­vi­ven­cia de la mafia maj­ze­nia­na, res­pon­sa­ble de los crí­me­nes, en el
con­trol de la situa­ción. Peor aún, el caso del már­tir Abde­lla­tif Zeroual, que fue
ase­si­na­do por Yous­sou­fi Kadour y sus secua­ces el 14 de noviem­bre de 1974, en el
infa­me cen­tro secre­to de deten­ción “Derb Mou­lay Che­rif”, y cuyo des­tino aún no se
cono­ce, ha sido igno­ra­do.
El Secre­ta­ria­do Nacio­nal con­si­de­ra que la cla­ve de toda la regio­na­li­za­ción real es
el pro­gre­so en el camino hacia la demo­cra­cia, lo que sig­ni­fi­ca:
· La adop­ción de una cons­ti­tu­ción demo­crá­ti­ca en su ela­bo­ra­ción, y en su
rati­fi­ca­ción,
· Orga­ni­za­ciíón libre de elec­cio­nes libres y jus­tas des­de sus bases, que real­men­te
expre­san la volun­tad del pue­blo marro­quí.
·Ais­lar la mafia maj­ze­nia­na y una regio­na­li­za­ción que debe basar­se en las
espe­ci­fi­ci­da­des de las regio­nes, desa­rro­lla­das duran­te las suce­si­vas eta­pas
his­tó­ri­cas, y no sobre la base de las con­si­de­ra­cio­nes de segu­ri­dad.
Con­de­na­mos al Con­se­jo Con­sul­ti­vo por la pos­ter­ga­ción de los dere­chos huma­nos y la
mani­pu­la­ción de la cues­tión de los secues­tra­dos, por encu­brir el caso del már­tir
Abde­lla­tif Zeroual, y pedi­mos a todas las fuer­zas demo­crá­ti­cas que inten­si­fi­quen la
lucha para escla­re­cer el para­de­ro de los secues­tra­dos y el enjui­cia­mien­to de los
tor­tu­ra­do­res, y garan­ti­zar que no se repi­tan las gra­ves vio­la­cio­nes de los dere­chos
huma­nos que ocu­rrie­ron y siguen ocu­rrien­do.

(*) El Maj­zén es el gru­po oli­gár­qui­co de la Cor­te del rey marro­quí.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *