López y Urku­llu mar­can dis­tan­cias pero explo­ra­rán cami­nos comu­nes por Iña­ki Irion­do

El lehen­da­ka­ri y el pre­si­den­te del EBB estu­vie­ron ayer reu­ni­dos hora y media y, des­pués, cada uno se fue por su lado. Patxi López, a un acto ins­ti­tu­cio­nal en Eibar e Iñi­go Urku­llu, a Sabin Etxea. Des­de allí habla­ron mar­can­do dis­tan­cias y terri­to­rio, inter­cam­bián­do­se inclu­so algu­nos gol­pes dia­léc­ti­cos, pero anun­cian­do al mis­mo tiem­po la pró­xi­ma explo­ra­ción de cami­nos comu­nes para bus­car acuer­dos sec­to­ria­les, sobre todo en el ámbi­to eco­nó­mi­co y empre­sa­rial.

La reu­nión entre el lehen­da­ka­ri y el pre­si­den­te del EBB no pare­ce que sir­vió para aumen­tar la quí­mi­ca entre ellos, que ambos reco­no­cen que no exis­te. A su con­clu­sión no hubo ni una com­pa­re­cen­cia con­jun­ta ni dos suce­si­vas en Lehen­da­ka­ritza. Cada uno se fue por su lado. Patxi López, corrien­do hacia Eibar por­que lle­ga­ba tar­de a un acto ins­ti­tu­cio­nal en el que no había pre­vis­to más que una toma de imá­ge­nes y a don­de se con­vo­có de urgen­cia a los perio­dis­tas para hacer decla­ra­cio­nes. Iñi­go Urku­llu par­tió tam­bién con pri­sa hacia Sabin Etxea, en Bil­bo, don­de tenía la rue­da de pren­sa de valo­ra­ción.

Por lo que con­ta­ron, la pri­me­ra par­te del encuen­tro estu­vo des­ti­na­da a supe­rar el rifi­rra­fe de prin­ci­pios de sema­na sobre la impli­ca­ción de cada cual en la lucha con­tra ETA, lo que se cerró con la reite­ra­ción de los bue­nos pro­pó­si­tos habi­tua­les de no uti­li­zar este tema en la con­fron­ta­ción «entre demó­cra­tas».

Des­pués, el lehen­da­ka­ri le ofre­ció al PNV un decá­lo­go con diez pro­pues­tas para bus­car acuer­dos del esti­lo «pac­to por el empleo y con­tra el paro». Los jel­tza­les tam­bién tenían su catá­lo­go de prio­ri­da­des, en algu­nos casos bas­tan­te con­cre­tas. Las par­tes que­da­ron en explo­rar vías para encon­trar con­sen­sos.

El PNV lle­vó una pro­pues­ta para el desa­rro­llo ínte­gro del Esta­tu­to y la aper­tu­ra de un pro­ce­so para esta­ble­cer un nue­vo mar­co polí­ti­co. Lehen­da­ka­ritza dice que está com­pro­me­ti­do con lo pri­me­ro pero que no quie­re ni hablar de lo segun­do, por­que requie­re gran­des con­sen­sos hoy inexis­ten­tes y es pre­fe­ri­ble con­cen­trar ener­gías en otras cau­sas.

Urku­llu vol­vió a acu­sar a López de no haber pre­pa­ra­do la reu­nión debi­da­men­te y de que­rer sólo la foto, cuan­do es momen­to de tra­ba­jar. El pre­si­den­te del EBB se jac­tó de que, des­pués de des­pla­zar­le del poder, el PSE nece­si­te al PNV. A lo que des­de Eibar le res­pon­dió Patxi López que con el PP tie­ne «mayo­ría sufi­cien­te» para gober­nar, por lo que «no ven­ga a apa­re­cer como sal­va­vi­das de un Gobierno que no le nece­si­ta».

Como se ve, las rela­cio­nes no mejo­ra­ron con el roce.

www​.gara​.net

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *