El Movi­mien­to pro – Amnis­tia de Eus­kal Herria con Des – kon­trol /​Comu­ni­ca­do de Des-kon­trol y foto por Boltxe​.info

Soli­da­ri­dad con Des-kontrol:
Ante la agre­sión sufri­da por el gru­po Des-kon­trol en Bara­kal­do el Movi­mien­to Pro-Amnis­tia de Eus­kal Herria quie­re mani­fes­tar lo siguiente:
Que­re­mos sub­ra­yar el com­pro­mi­so y la acti­tud del gru­po de músi­ca Des-kon­trol en la defen­sa de [email protected] [email protected] [email protected] [email protected] Que­re­mos denun­ciar la agre­sión que pade­cie­ron el sábado,enviando nues­tro apo­yo y solidaridad.

— — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — —
Des-kon­trol musi­ka tal­dea­ri babe­sa adie­ra­zi dio AAMk
Eus­kal pre­so poli­ti­koen defen­tsan tal­de honek era­kutsi duen jarre­ra eta kon­pro­mi­soa azpi­ma­rra­tu ditu ohar batean eta tal­de­ki­deei elkar­ta­su­na adie­ra­zi die.
Des-kon­trol tal­dea­ri elkartasuna:
Des-kon­trol tal­deak osti­ra­lean Bara­kal­don jasan­da­ko era­soa­ren aurrean Eus­kal Herri­ko Amnis­tia­ren Alde­ko Mugi­men­duak hona­ko adie­ra­zi nahi du:
Des-kon­trol musi­ka tal­deak bere ibil­bi­dean zehar eus­kal pre­so poli­ti­koen defen­tsan era­kutsi­ta­ko jarre­ra eta kon­pro­mi­soa azpi­ma­rra­tu nahi ditugu.
Osti­ra­lean jasan zuten era­soa sala­tu nahi dugu, tal­de­ki­de guz­tiei gure babe­sa eta elkar­ta­su­na bidal­tzen dizkiegularik.
— — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — -Comu­ni­ca­do de Boltxe Kolek­ti­boa del 23/​01/​2010 :

Boltxe ya hace unos años dis­cu­tí­mos con gen­tes skin acer­ca de los pro­ble­mas que se esta­ban ges­tan­do con la bron­ca que entorno a los ambi­guos en su movi­mien­to se esta­ba incu­ban­do, des­de hacia tiem­po. Así, Des-kon­trol vie­ne tocan­do en actos rele­van­tes de las fies­tas popu­la­res, o con orga­nis­mos popu­la­res bien cono­ci­dos. Por con­tra, se ha lle­va­do esta tra­ge­dia a pali­zas y a ata­ques ver­da­de­ra­men­te fas­cis­tas por los dos ban­dos afec­ta­dos. Cade­nas, puños ame­ri­ca­nos, bates de beis­bol usan los que ase­si­na­ron a Car­los Palo­mino en Madrid, jus­to ayer esta­ba su madre en Bil­bo de la mano de Sare Anti­fa­xis­ta para refrir­se a aque­lla tra­ge­dia cuan­do dece­nas de ener­gú­me­nos que se escon­den tras la esté­ti­ca skin apar­cie­ron en San Vicen­te para macha­car como hacen los nazis a un gru­po de música.
Somos de Izquier­da por­que sabe­mos pen­sar y resol­ver nues­tras con­tra­dic­cio­nes con el diá­lo­go. No son de izquier­da los que arre­me­ten de for­ma squa­dris­ta mus­so­li­nia­na con­tra la gen­te que asis­te a un con­cier­to. Los bes­tias que han pro­ta­go­ni­za­do estos hechos son una abso­lu­ta ver­güen­za para quie­nes esta­mos cons­tru­yen­do Eus­kal Herria todos los días, no tie­nen justificación.
Ni tie­nen jus­ti­fi­ca­ción cuan­do apa­lean a gen­tes que lle­van cami­se­tas de ese u otros gru­po, nadie les ha lla­ma­dao a repre­sen­tar a nadie. Han con­ver­ti­do sus obse­sio­nes en una cru­za­da y el resul­ta­do es el de esta tra­ge­dia per­so­nal para los agre­di­dos y esta ver­güen­za polí­ti­ca para la Izquier­da Aber­tza­le. Hace muchos años que se tenía que haber acla­ra­do con las ban­das urba­nas que están al mar­gen de la lucha de cla­ses, que no apor­tan nada de nada y que su mun­do de fan­ta­sía nun­ca se cru­za­rá con la reali­dad ni por casualidad.
Esto se lo tenían que haber dicho hace mucho y a la cara. Algu­nos inten­tos por­que esta diná­mi­ca se cor­tá­se, ha habi­do. Debe acla­rar­se la rela­ción de la izquier­da con estos ener­gú­me­nos, no se pue­de escon­der la cabe­za ni dar tre­gua a las psi­co­pá­tias maca­rri­les que se encu­bren detras de las hoces y mar­ti­llos de postal.
O a luchar con el pue­blo o a la calle, fue­ra de los cir­cui­tos mili­tan­tes. Hay mili­tan­tes de Izquier­da Aber­tza­le que son ski­nes y razo­nan en pará­me­tros de la mili­tan­cia. A ellas y a ellos corres­pon­de tam­bién el des­mar­que públi­co de las diná­mi­cas nazi – fas­cis­tas de los que han agre­di­do a Des- kon­trol y sus equi­pos de trans­por­te y des­mar­que tam­bién de la res­pues­ta que otros des­de su apo­yo legí­ti­mo a los agre­di­dos podrían pla­ni­fi­ca­ren for­ma de vendetta.
Soli­da­ri­dad, toda la soli­da­ri­dad con Des-kon­trol y la gen­te que sigue a este gru­po, con todo el dere­cho que los demás tene­mos a que en mate­ria de arte y músi­ca nos gus­te aque­llo de lo que dis­fru­tá­mos. Y fina­li­za­ción abso­lu­ta de esta maca­rra­da a la que cini­ca­men­te algu­nos de los que dis­fru­tan con la situa­ción tra­tan de pre­sen­tar como polí­ti­ca. Los maca­rras y bes­tias deben aban­do­nar las filas del Movi­mien­to Popu­lar de inme­dia­to, sin palia­ti­vos y sin cober­tu­ra nin­gu­na. Un nazi es a otro nazi como una gota de agua a otra. Ayer está­ba­mos en Pasaia cele­bran­do un peque­ño gran acto komu­nis­ta y aber­tza­le, hoy nos desa­yu­na­mos con esta actua­ción neo­fa­lan­gis­ta, pro­pia de los metó­dos de Ines­tri­llas. Y Boltxe, no nos callamos.
[email protected] komu­nis­tas decí­mos la ver­dad, por eso no nos calla­mos ante esta bes­tia­li­dad nazi, la haya pro­ta­go­ni­za­do quien la haya pro­ta­go­ni­za­do y la inten­ten jus­ti­fi­car como quie­ran hacerlo.
Ha lle­ga­do el momen­to de decir BASTA YA a los ele­men­tos lum­pen – polí­ti­cos que usur­pan las siglas y los sím­bo­los komu­nis­tas para aver­gon­zar­nos y lograr que la pren­sa car­gue las tin­tas en la res­pon­sa­bi­li­dad de la Izquier­da Aber­tza­le por actos inca­li­fi­ca­bles de tri­bus urba­nas. No se pue­de escon­der la cabe­za ante estos hechos, ni nada ni nadie pue­de ni debe hacerlo.
Ade­lan­te el Movi­mien­to popu­lar, [email protected] skins que mili­ten con [email protected] en las calles son [email protected] en tan­to que la leal­tad de nues­tra mili­tan­cia sea al Pue­blo Tra­ba­ja­dor, a sus tác­ti­cas y a sus estra­te­gias. Sobran los mato­nes en la izquierda.
¡Que se vayan!.
Des-kon­tro­le­kin elkartasuna!.

Boltxe Kolek­ti­boa
COMUNICADO DE DES-KONTROL:

Ante los hechos acon­te­ci­dos el vier­nes por la noche en Barakaldo,
Des-Kon­trol quie­re hacer saber lo siguiente:

Hace dos-tres sema­nas unos des­co­no­ci­dos se diri­gie­ron a la comi­sión de
fies­tas de San Vicen­te de Bara­kal­do dicién­do­les que sus­pen­die­ran el
con­cier­to de Des-Kon­trol. Los orga­ni­za­do­res estu­vie­ron dudan­do, pero
pos­te­rior­men­te deci­die­ron seguir para ade­lan­te. Noso­tros también
fui­mos con­sul­ta­dos, pero mos­tra­mos nues­tra dis­po­si­ción a tocar.

El día del con­cier­to, uno de los orga­ni­za­do­res nos avi­só que había
unas 50 per­so­nas con acti­tud ame­na­zan­te fue­ra. No pen­sa­mos que serían
tan­tos ni que tuvie­ran inten­ción de ata­car­nos. Pen­sa­mos que vinieron
sólo a pro­vo­car­nos. Los encon­tra­mos en una espa­cie de pasi­llo antes de
las txos­nas. Se diri­gie­ron a uno de noso­tros y antes de nada le dieron
con una barra de hie­rro en la cabe­za. A con­ti­nua­ción, nos hicie­ron lo
mis­mo al res­to. Eran unos 50, algu­nos enca­pu­cha­dos, con barras de
hie­rro, bote­llas, puños ame­ri­ca­nos, pata­das en el sue­lo… Fue todo muy
rápi­do y esta­ba todo muy bien pla­ni­fi­ca­do. Ade­más, lue­go supi­mos que
había más gen­te en la otra entra­da al recin­to para ata­car­nos o
ayudarles.

A algu­nos nos lle­va­ron en ambu­lan­cia y otros fui­mos por nues­tro propio
pie al hos­pi­tal. Allí había cua­tro o cin­co joven­ci­tos que tam­bién los
habían agre­di­do esos des­co­no­ci­dos. Que­re­mos man­dar nues­tro apo­yo a
esos jóve­nes y a sus fami­lias, y les invi­ta­mos a que se pon­gan en
con­tac­to con noso­tros. De la mis­ma mane­ra, que­re­mos agra­de­cer a
aque­lla gen­te que nos ayu­dó en esos jodi­dos momen­tos. Ellos ya saben
quie­nes son.

Los médi­cos que nos aten­die­ron nos advir­tie­ron de que los golpes
hechos en la cabe­za iban diri­gi­dos a hacer el mayor daño. Uno de
noso­tros tie­ne ocho pun­tos en la cabe­za; otro tie­ne cua­tro pun­tos en
la cabe­za y una heri­da en la cade­ra; un ter­ce­ro tie­ne dos pun­tos en la
cabe­za, un gol­pe en la nariz y mora­du­ras en ojos y dedos; un cuarto
tie­ne la mano rota, heri­das en el cue­llo y ore­ja y gol­pes en la
espal­da; y el quin­to tie­ne gol­pes en todo el cuerpo.

Que­re­mos que la gen­te sepa lo ocu­rri­do, esto no tie­ne nom­bre; y pronto
deci­di­re­mos cómo res­pon­der ante este ata­que. En estos momen­tos la
agre­sión está en los juzgados.

Des-Kon­trol no tie­ne nada en con­tra de Herri Nor­te, pero sabe­mos con
segu­ri­dad que los que nos ata­ca­ron son una fac­ción que está den­tro de
Herri Norte.

Noso­tros no tene­mos nada que jus­ti­fi­car. Nues­tra acti­tud y compromiso
lo mues­tra en el día a día. Lo que es injus­ti­fi­ca­ble y hay que juzgar
es la acti­tud de estos agresores.

DES-KONTROLEN KOMUNIKATUA:

Osti­ral gauean Bara­kal­don jazo­ta­ko ger­tae­ren aurrean Des-Kontrol
tal­deak hona­ko hau jaki­na­ra­zi nahi du:

Orain dela biz­pahi­ru aste eze­za­gun batzuek San Vicen­te auzo­ko jai
batzor­de­ra jo zuten Des-Kon­trol tal­dea­ren kon­tzer­tua ber­tan behera
uzte­ko esa­nez. Anto­latzai­leak zalan­tzan egon ziren zer egin, baina,
gero­ra, aurre­ra egi­tea era­ba­ki zuten. Guri ere gal­de­tu zigu­ten, eta
kon­tzer­tua egi­tea­ren alde ager­tu ginen.

Afal­tzen geun­de­la, anto­latzai­le batek jaki­na­ra­zi zigun txosnagune
ingu­ruan 50 bat per­tso­na zain geni­tue­la tal­de­koei kon­tra egiteko
asmoz. Ez genuen sinis­tu horren­bes­te izan­go zire­nik, eta are eta
gutxia­go gu era­sotze­ko asmo­tan eto­rri­ko zire­nik. Baka­rrik probokatzera
eto­rri zire­la pen­tsa­tu genuen. Txos­na­gu­ne­ra joa­te­ko korri­do­re antzeko
baten aur­ki­tu geni­tuen eta han guta­ko bati zuzen­du ziren. Berak ezer
esan aurre­tik, atze­tik bur­din barra bate­kin buruan jo zuten eta
lurre­ra jau­si zen. Jarraian, bes­teoi gau­za bera egin zigu­ten. 50 bat
izan­go ziren, batzuk aur­pe­gia esta­li­ta, bur­di­naz­ko barrekin,
boti­le­kin, uka­bil ame­ri­ka­rre­kin, osti­ka­dak lurrean geun­de­la… Oso
azka­rra izan zen guz­tia, eta oso ondo pla­ni­fi­ka­tu­ta zuten guztia.
Gai­ne­ra, gero kon­tu­ra­tu ginen kon­tzer­tu­ko bes­te sarre­ran ere beste
batzuk zain zeu­de­la era­sotze­ko eta haiei laguntzeko.

Batzuk anbu­lan­tzian era­man gin­tuz­ten eta bes­te batzuk bere kabuz jo
genuen ospi­ta­le­ra. Han eze­za­gun horiek era­so­tu zituz­ten laupabost
gaz­tetxo zeu­den. Gaz­te horiei eta haien seni­deei elkar­ta­su­na adierazi
nahi die­gu. Gure­kin harre­ma­ne­tan jar­tze­ra gon­bi­datzen ditu­gu. Eta,
bide batez, eske­rrak eman nahi diz­kie­gu une larri horie­tan lagundu
gin­tuz­te­nei ere; beraiek bada­ki­te zein­tzuk diren.

Aten­di­tu gin­tuz­ten osa­sun zer­bitzuek ohar­ta­ra­zi zigu­ten buruan
jaso­ta­ko kol­pee­ta­ko asko min oso larria egi­te­ko pun­tu zehatze­tan izan
zire­la. Tal­de­ki­dee­ta­ko batek zor­tzi pun­tu ditu buruan; bes­te batek lau
pun­tu buruan eta moko­rrean zau­ri han­di bat; hiru­ga­rren batek bi puntu
buruan, kol­pea sudu­rrean eta ubel­du­rak begian eta atzamarretan;
lau­ga­rre­nak eskua apur­tu­ta, zau­riak lepoan eta bela­rrian eta kolpe
uga­ri biz­ka­rrean; eta bos­ga­rre­nak kol­peak ditu gor­putz osoan.

Jen­deak ger­ta­tu­ta­koa jaki­tea nahi dugu, honek ez dau­ka ize­nik; eta
las­ter era­ba­ki­ko dugu era­so honen aurrean zer egin. Une hone­tan erasoa
epai­te­gie­tan dago.

Des-Kon­tro­lek ez du ezer Herri Nor­te­ren aur­ka, bai­na ziurtasunez
daki­gu era­so­tu gin­tuz­te­nok Herri Nor­te barruan daudela.

Guk ez dau­ka­gu ezer jus­ti­fi­katze­ko. Gure jarre­rak eta konpromisoak
egu­ne­ro­ko­ta­su­nean era­kus­ten dute hori. Jus­ti­fi­kae­zi­na eta epaitu
beha­rre­koa da era­sotzai­le horien jarrera.

Des-Kon­trol. 2010eko urta­rri­la­ren 25ean. Arrasaten.

Los miembros del grupo Des-kontrol, visiblemente lesionados, ayer en un bar de Arrasate.

Los miem­bros del gru­po Des-kon­trol, visi­ble­men­te lesio­na­dos, ayer en un bar de Arra­sa­te. (NG)

Gale­ría Noticia

Arra­sa­te. El gru­po Des-kon­trol segui­rá al pie del cañón cuan­do sus seis miem­bros se recu­pe­ren de los daños físi­cos sufri­dos cuan­do el vier­nes fue­ron apa­lea­dos con bates de béis­bol, palos y bote­llas de cris­tal por más de 60 indi­vi­duos en Bara­kal­do, antes de ini­ciar la actua­ción que tenían pre­vis­ta. De momen­to, se les hace difí­cil olvi­dar. «Cuan­do estoy dor­mi­do toda­vía veo algu­na ima­gen de lo que pasó», seña­la uno de los componentes.

Sus can­cio­nes han oca­sio­na­do un gran revue­lo entre algu­nos sim­pa­ti­zan­tes de Herri Nor­te ‑peña del Ath­le­tic de Bilbao‑, que les acu­san de tener ideas nazis. «Nos están acu­san­do de cosas que no somos», ase­gu­ran, para aña­dir que la úni­ca expli­ca­ción que pue­de dar algo de sen­ti­do a esto es que «hay intere­ses per­so­na­les de esta gen­te que anda comien­do el tarro a cha­va­les y enga­ñan­do, dicien­do un mon­tón de men­ti­ras, impar­tien­do mie­do, agre­sio­nes y pali­zas», resaltaron.

Las letras de sus can­cio­nes tra­tan de cosas que ven en la calle, hablan de sus vidas y hacen crí­ti­cas acer­ca de cosas que les pare­cen mal. «Ya hemos acla­ra­do que no tene­mos ideas fas­cis­tas», pro­cla­man, y ase­gu­ran que no se van a callar y segui­rán con su músi­ca. «Tene­mos la con­cien­cia muy tran­qui­la, por­que no hemos hecho daño a nadie».

Ade­más, ayer reci­bie­ron una lla­ma­da acu­sán­do­les de que des­pués del inci­den­te en Bara­kal­do, fue­ron al gaz­tetxe de Romo a pegar a la gen­te que esta­ba allí y a des­tro­zar­lo. «¡En qué cabe­za cabe eso si está­ba­mos en el hos­pi­tal!», ase­gu­ran. Igual­men­te, hace unos pocos meses en Matie­na tam­bién fue­ron acu­sa­dos de que­mar la txoz­na de Herri Nor­te. «Men­ti­ras como estas hacen que en Inter­net se siga hablan­do y la gen­te se vaya cre­yen­do esas men­ti­ras inven­ta­das», aclaran.

La ban­da ha seña­la­do que en los cator­ce años que lle­van actuan­do por Eus­kal Herria, sólo en algu­nas zonas de Bil­bao no son bien reci­bi­dos. «Lle­van unos ocho años insul­tán­do­nos, pero nun­ca habían lle­ga­do a agre­sio­nes físi­cas como esta vez en Barakaldo».

Y es que el año pasa­do la ban­da tuvo un per­can­ce con algu­nos indi­vi­duos en el barrio bil­baino de Otxar­koa­ga mien­tras actua­ban. «Al gui­ta­rris­ta le echa­ron katxis de mea­da, ties­tos y meche­ros, pero no pasó de ahí». En car­na­va­les, Des-kon­trol pre­vé actuar en Algor­ta, don­de siem­pre han sido bien aco­gi­dos, aun­que dicen no saber qué pue­de pasar «si vie­nen estos individuos».

En los últi­mos días, los foros en Inter­net han cobi­ja­do infi­ni­dad de comen­ta­rios de sim­pa­ti­zan­tes y con­trin­can­tes del gru­po de Arra­sa­te. En menos de 48 horas la cuen­ta de Face­book abier­ta para mos­trar su soli­da­ri­dad con Des-kon­trol ha regis­tra­do más de mil usua­rios. Este perió­di­co qui­so con­tac­tar con Herri-Nor­te pero nin­guno de sus miem­bros qui­sie­ron pro­nun­ciar­se. Des­de el gru­po seña­lan que algu­nos miem­bros de la peña del Ath­le­tic están en con­tra de la agresión.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Twitter
Facebook
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *